Vende tu moto GRATIS
Auto10

Suzuki SFV 650 Gladius: Urbana a la moda 2009

Aceites castrol

La nueva naked de Hamamatsu rompe moldes y se presenta con una estética atrevida y juvenil. Una moto agradable, pensada para atraer a un público joven que la use a diario

Suzuki SFV 650 Gladius: Para jóvenes

La Suzuki SFV 650 Gladius es una moto ideada básicamente para un uso urbano, sin que ello signifique, evidentemente, que no se pueda salir a carretera con ella. La base de partida es el motor de la veterana SV 650, un bicilíndrico en V90° y refrigeración líquida, pero al que se le ha realizado una profunda revisión en electrónica, válvulas, muelles, árbol de levas y volante de inercia, tanto para suavizar su funcionamiento como para llenar la curva de potencia. Potencia, por cierto, que se mantiene igual que en la SV.

El chasis es una estructura multitubular en acero, de buena rigidez. La instrumentación se muestra moderna y legible, con una esfera analógica para el tacómetro y una pantalla digital multifunción que incluye indicador de marcha introducida. Lástima que carezca de nivel de gasolina. El faro Multiconvex, alargado y de una sola óptica, sigue las directrices del de la GSR, y el escape se convierte en destacado protagonista, siguiendo la línea de redondeles y elipses del resto de la moto, y no sale bajo el motor como lo hacen los de las motos rivales.

'City fashion'

Suzuki SFV 650 Gladius: Entre las mejores

La gente de Suzuki puso especial hincapié en dejar claro que esta moto no es la sustituta de la SV (que sigue en el mercado) ni una Bandit o una GSR. La zona de acción de la Suzuki SFV 650 Gladius es básicamente la ciudad, para aquellos chicos y chicas a los que les gusta estar a la moda y desplazarse en un producto diferente y atractivo. Para ello, esta SFV 650 ha sido diseñada para facilitar al máximo su uso en este medio.

La primera impresión visual es que se trata de una moto atractiva. Nada más subirse a ella se aprecia una buena ergonomía, y con la reducida altura del asiento, llegar bien al suelo con ambos pies no ofrece ningún problema. No hay duda de que se ha tenido muy en cuenta a las chicas como posibles propietarias de la Gladius, y no sólo por la versión rubí/blanco nácar, sino por su accesibilidad y suavidad. También existe otra vistosa opción en blanco/azul, los colores de guerra de Suzuki, o, para los más discretos, una en negro integral.

Una vez a bordo, todo cae en su sitio y la instrumentación es de fácil lectura. La primera velocidad, como el resto de las marchas, entra con mucha suavidad y la sonoridad mecánica se ha reducido mucho. El vistoso escape de doble salida emite un suave petardeo. La Gladius puede llamar la atención por su diseño o colores, pero no lo hará por su ruido. Un punto a favor.

El motor es realmente suave y agradable, sin tirones a baja velocidad y con una entrega progresiva desde abajo. La dirección es y se siente ligera, y aunque en maniobras el manillar no gira realmente mucho, la verdad es que resulta muy fácil meter la Suzuki en ángulos cerrados con la mínima insinuación; podemos ayudarnos incluso de ligeros toques en el freno trasero. En todo caso, fácil.

La respuesta de los frenos es suave, son más que suficientes pensando en ciudad y nada críticos en caso de lluvia u obras en la calzada. Pronto habrá una versión con ABS disponible.

Las suspensiones tienen un recorrido algo superior a lo habitual (125/130 mm delante y detrás) y con un tarado de serie blando. Se pretende con ello conseguir un buen confort incluso en pavimentos adoquinados o en mal estado, pero también simplificar las maniobras a baja velocidad. Si la Gladius pretendía ser una moto ante todo cómoda y fácil de usar en ciudad, lo ha conseguido.

Pero no sólo en ciudad

Suzuki SFV 650 Gladius: Urbana a la moda

En el recorrido de la presentación que planteó Suzuki había una gran parte que se realizó por dentro de la ciudad de Gijón (sede de Suzuki España), por todo tipo de calles y asfaltos, pero también efectuamos un largo trayecto por preciosas carreteras de montaña asturianas, primero por zonas tortuosas y más tarde por otras mucho más rápidas, con largas y bien asfaltadas curvas, aunque a veces húmedas por la lluvia del día anterior.

En las partes más reviradas, la naked de Suzuki puso de manifiesto otra vez su buena agilidad y facilidad para entrar en curvas cerradas... y también para salir de ellas, utilizando la excelente capacidad de recuperación y tracción del bicilíndrico en V, una de sus mejores armas. La curva de potencia y el correcto escalonamiento del cambio de marchas permiten que no fallemos ninguna ni al entrar ni especialmente al salir de curvas cerradas; desde 2.500 vueltas el motor es capaz de salir sin traqueteos ni toses, incluso en sexta.

Pero no se puede ser diestro en todo y cuando la carretera se vuelve más veloz e imprimimos un ritmo más fuerte, aparecen las limitaciones de esta naked de filosofía urbana. Los recorridos largos y las suaves suspensiones provocan algunos movimientos a alta velocidad, sobre todo de la horquilla, que nunca llega a pisar con excesiva firmeza, pero también el tren trasero manifiesta unos ajustes pensados para la comodidad, en lugar de para la máxima estabilidad, aunque contemplan ciertas posibilidades de ajuste. Nosotros no las tocamos, y en curvas rápidas, principalmente la horquilla manifestaba demasiada morbidez, lo que provocaba flotabilidad y algunos meneos.

Los neumáticos que monta de serie, Dunlop Qualifier, nos parecieron perfectos para esta moto, pues ofrecen una buena agilidad junto con un excelente agarre. Ni con la humedad de ciertas curvas llegamos a tener susto alguno.

En el apartado frenos, la suavidad que antes alabamos para ciudad muestra en carretera sus limitaciones en cuanto apretamos el ritmo. No es que la Suzuki no frene, pero hay que hacer fuerza para conseguir detenciones significativas. No lo hace como una Monster 696, una de sus rivales; más bien como otra de ellas, la ER-6N, incluso quizás algo menos, pero recordemos en qué ámbito se moverá normalmente la Gladius, y éste no será los circuitillos de la sierra, aunque pueda ir por ellos.

Mal momento, buena moto

Suzuki SFV 650 Gladius: Urbana a la moda

No es que la Suzuki Gladius sea una moto poco adecuada para los tiempos que corren, todo lo contrario. En teoría, con un precio todavía sin confirmar pero que deberá rondar los 6.500 € puede ser todo un bomboncito, pero la realidad es que el mercado motociclista es uno de los más tocados por la crisis económica, y cualquier moto que aparezca este año no tendrá la repercusión que habría tenido hace tan sólo uno.


Jordi Aymamí
Fotos: Suzuki

 

Comentarios

Se el primero en comentar
  • *No se mostrará
    • Introduce las palabras
    Generar otra imagen
Cerrar Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras condiciones legales, sección "5.8 Cookies e IPs"