Prueba

Triumph Street Triple 675 R 2013: ¡Aún más carácter!Más carácter y mejor comportamiento para una naked que ya era la referencia

Publicado el 02/11/2012


Vota

0 0

El pasado 29 de octubre asistimos a la presentación internacional de la renovadísima Triumph Street Triple 675, un exitoso modelo de la marca británica que, aunque pueda parecer lo contrario, ha sufrido una profunda e interesantísima evolución que la sitúa, una vez más, como referente en su categoría.

Triumph Street Triple 675 R 2013

Si le echas un vistazo a los sencillos montajes que hemos preparado para este artículo, podrás ver la evolución en el diseño de las últimas versiones de la Street Triple, pero aunque pueda parecer que la casa británica se limitado a incorporar algunas variaciones estéticas, la última Street Triple ha sufrido una renovación tan profunda que podríamos estar hablando de un nuevo modelo.

Simon Warburton, Director de proyectos de Triumph, nos explicaba que en el proceso de desarrollo de este modelo, se plantearon como objetivos prioritarios mejorar el comportamiento dinámico, reducir el peso, optimizar la seguridad activa y estilizar su diseño.

Objetivo, mejorar la Street Triple conservando sus argumentos

Triumph Street Triple 675 R 2013

Las mejoras dinámicas a aplicar debían conservar las virtudes que ya poseía el modelo y que hacen de ella una moto perfecta para el día a día. Para ello el departamento de desarrollo de la marca británica comenzó a trabajar por el sistema de escape moviéndolo de su característica posición bajo el colín para reubicarlo bajo el motor. Este a priori sencillo cambio ha traído asociado un cúmulo de modificaciones que son las que hace que la nueva Street Triple sea prácticamente una moto nueva.

Como es lógico, el reparto de pesos ha variado mucho estando ahora más centralizado y adelantado. El conjunto ha “adelgazado” seis kilos siendo 4,4 correspondientes al extremo del colín, es decir, no sólo se reduce el peso sino que se elimina de una zona que afecta mucho al comportamiento dinámico de la moto. Eliminar el doble silencioso también ha permitido fabricar el subchasis mediante moldeado a presión siendo ahora más ligero y estilizado que el anterior.

Nuevo reparto de pesos, nueva moto

Triumph Street Triple 675 R 2013

Los cambios en el reparto de pesos han permitido cambiar geometrías en busca de una mayor agilidad y facilidad de uso que con el antiguo sistema de escape se habría traducido en movimientos e imprecisiones en el tren delantero. Y ya puestos a cambiar geometrías, se ha rediseñado por completo el chasis que ha pasado a estar fabricado en 8 piezas en lugar de 11, ofreciendo una mayor rigidez al conjunto. Distancia entre ejes, ángulo de dirección, avance, altura del eje del basculate... casi todo ha sido modificado e incluso se ha aprovechado para hacer un chasis más estrecho en la zona de la pipa de la dirección permitiendo un mayor ángulo de giro que hace que la nueva Street Triple gane en maniobrabilidad un aspecto que, si bien no era crítico en las versiones anteriores,  sí era un punto a mejorar.

El basculante también ha sido modificado por la nueva disposición del escape, por lo que no se ha librado de ser revisado y mejorado respecto al anterior. Ahora es 0,6 KG más ligero que el anterior lo que, sumado al medio kilo que se ha sacado de la rueda trasera, permite una excelente rebaja de peso en la masa no suspendida, algo que afecta más de lo que se puede pensar al comportamiento dinámico.

En el apartado de los frenos, aunque no lo incorporaba el modelo que probamos, se incorpora el ABS,  un salto adelante en materia de seguridad que ya es algo imprescindible en cualquier modelo que se precie al menos como accesorio extra.

Estéticamente siempre ha tenido carisma y tras recibir en 2012 un rediseño de su doble óptica frontal, ahora en 2013 se ha estilizado el resto de su figura añadiendo a sus nuevos argumentos una línea más agresiva y atractiva.

De la báscula a la carretera

Triumph Street Triple 675 R 2013

Me temo que hay tantas mejoras en esta moto que me he extendido demasiado en presentarla, así que voy a ir al grano con la prueba. Vaya por delante que días antes de subirme a esta moto estuve realizando una comparativa de dos modelos de 125 y 200 cc (que pronto verás publicada) con las que disfruté como un enano. Lo que quiero decir es que me resulta tremendamente fácil disfrutar con cualquier “bicho” de dos ruedas porque en todos hay un sinfín de sensaciones que disfrutar y yo, positivo por naturaleza que soy, peco en mis pruebas de pasar por encima de los aspectos más críticos para abundar en lo que te enamorará de cada moto.

Si normalmente las cosas me salen así, con la Street Triple me va a resultar doblemente difícil arañar aspectos menos buenos. Desde que nació, éste ha sido un modelo con carácter, dinámico y enérgico; una moto que tiene argumentos sobrados para atrapar miradas y robar corazones ya sea por su sonido, por su diseño o por su comportamiento. Es una perfecta moto para el día a día pero no es una utilitaria y aunque no es una deportiva, tiene un comportamiento que permite forzar el ritmo hasta límites insospechados en una moto de estas características.

A alta velocidad –y esta moto es capaz de ir muy rápido– echarás en falta un carenado pero esto es algo evidente y, el que busca una moto de este tipo, lo asume desde antes de pasar la pierna por encima del colín. Y tan característico de una naked es circular a “pecho descubierto” como que el tren delantero peque de falta de aplomo e imprecisiones en la dirección, pero el cambio en el reparto de pesos ha permitido que esta moto no sólo transmita mucha seguridad en este aspecto, sino que lo han logrado modificando las geometrías en busca de mayor agilidad, que es lo que provoca a fin de cuentas las tradicionales sensaciones de falta de aplomo.

Tricilíndrico de 675, la joya de la corona

Triumph Street Triple 675 R 2013

El alma de esta moto es un perfecto punto medio entre las virtudes de un motor bicilíndrico y uno tetracilíndrico. Funciona tan redonde que parece mentira que sea algo tan característico de la marca inglesa y no haya sido una solución elegida por muchas más marcas, aunque ya suena alguna “flauta” al respecto.
Para este modelo se descartó un incremento de la cilindrada, una solución que están adoptando muchos modelos rivales, pues la potencia y el comportamiento que ofrece esta moto es considerado muy bueno por los responsables de la marca, y no les falta razón. Pero tampoco han dejado el motor intacto y éste recibe mejoras en la caja de cambios (se alarga la primera marcha) y en la gestión electrónica de la inyección. 
Triumph ha tocado la tecla adecuada en este último apartado, pues han logrado mejoras en el consumo de hasta un 30% consiguiendo que esta moto, no sólo se comporte mucho mejor, sino que sea más económica, sobre todo en trayectos urbanos.
Pero lo mejor no es que consuma menos, que en los tiempos que corren es algo muy positivo, sino que este motor sigue comportándose como siempre. Empuja desde muy abajo, tiene un medio régimen intachable y estira más de lo que te puedas imaginar. Funciona muy bien sí, pero además tiene carácter y personalidad propia; el conjunto propulsor-parte ciclo forma un divertido tándem.

La presentación a la que asistimos tuvo como protagonista la versión R, que fue la todos los asistentes probamos, aunque había variación en el número de accesorios instalados en las diferentes unidades disponibles. Tuve suerte, pues la unidad que me asignaron venía cargada de “regalos”: cupolino, quilla, tapa de asiento trasero, intermitentes de led, escape Arrow, manetas regulables y, lo que para mí es el accesorio más interesante, sistema de cambio semiautomático.
Este “gadget” que ha sido desarrollado y mejorado por Triumph, permite olvidarte del embrague y de cortar el acelerador cuando vas engranando marchas. Es un sistema común en las motos deportivas pero que cada vez se ve más en modelos más urbanos pues, si funciona correctamente, aporta comodidad en conducción tranquila y efectividad cuando agarras el cuchillo con los dientes.
Si hay algún aspecto que yo mejoraría de esta moto sería el funcionamiento de este accesorio. No va mal pero después de todo un día rodando con esta moto sí hubo alguna ocasión en la que la caja de cambios recibió algún golpe que, si la moto fuese mía, me hubiese hecho revolver las tripas.

Lo cierto es que el propulsor tricilíndrico de 675 desarrollado por Triumph es una delicia y los modelos que lo equipan tienen un poderoso argumento a su favor. El producto logrado hace que se eche en falta otros modelos de la marca con el caracter, el sonido y el comportamiento global de motos como la nueva Street Triple 675 R. Si estás pensando en hacerte con una naked y tienes la oportunidad de probar un Street Triple, ten cuidado y prepara la cartera, no la dejarás escapar.

Precios y colores

Triumph Street Triple 675 R 2013


Street Triple 675 R: 8.695 €
Street Triple 675 R ABS: 9.095 €

Street Triple 675: 7.595 €
Street Triple 675 ABS: 7.995 €

Street Triple 675 R: Negro, blanco, grafito
Street Triple 675: Negro, azul, blanco

La alternativa

Lógica pasional por la Kawasaki ER-6n

¿Puede una moto aglutinar términos tan antagonistas como lógica y pasión? La Kawasaki ER-6n, sí. La lógica la firma su vocación eminentemente práctica y la pasión está refrendada por los 60.000 usuarios que han quedado prendados de esta naked desde su aparición en 2006.

Descargar PDF relacionado  
Da tu opinión

Comentarios (1)

  • magnum
    magnum 07-11-2012

    Los cambios que mencionas son interesantes, no obstante creo que la mejora más importante la has pasado por alto, y es que por fin ya es posible comprar una Street Triple con ABS. Si hubiese estado disponible en 2010, probablemente ahora tendría una de ellas, en vez de mi BMW F800R ABS...

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"