Yamaha MT-09 SP 2018 (Prueba): ¡No pidas más!


Vota

0 0

Las suspensiones de alta calidad de la nueva versión SP de la Yamaha MT-09, que también viste decoración específica, encumbran, por fin, su motor de época.

En otoño de 2013 acudí a la presentación dinámica que Yamaha Motor Europe organizó en Split, Croacia, de la primera generación de la MT-09. Los periodistas presentes no necesitamos muchos kilómetros para darnos cuenta que estábamos siendo impulsados por una de esas mecánicas a recordar por mucho tiempo. Aquel endiablado tricilíndrico albergaba en sus entrañas 115 potros salvajes y un par motor omnipresente, envuelto en un ligero y compacto chasis de aluminio, que la convertían no sólo en una montura de media-alta cilindrada sobradamente ágil y manejable, si no también en un embalse de prestaciones en la que el conductor tenía una forma tan directa como cabal de abrir sus compuertas. La marca de los diapasones había concebido una naked deportiva pero versátil, poderosa pero templada, enérgica, moderna, pura... Con el paso de los años, que es como mejor se ponderan las cosas, esta montura fue ganándose el derecho a ser considerada una de las motocicletas de carretera más euforizantes del siglo actual a la que, sin embargo, se le atragantó una asignatura, la de las suspensiones, sobre todo la trasera blanda en exceso, y que para muchos no cumplían las expectativas de la naturaleza hyper sport que rezumaba su brillante propulsor y bastidor...

Como sabemos, el año pasado Yamaha lanzó una segunda generación de la MT-09, que, además de mejoras ergonómicas, remozaba su estética (unas nuevas luces delanteras cambiaban su 'rostro'), añadía embrague asistido antirrebote y sistema de cambio rápido QSS en subida de marchas, y revisaba las suspensiones, ahora con ajuste delantero de comprensión y nuevos reglajes traseros para una amortiguación más progresiva -con tal de que la moto flexionara menos en aceleraciones fuertes-, importantes novedades en clave dinámica que tenían el propósito de reforzar ese punto débil evolucionando y madurando esa conexión con el asfalto, capaz de convencer a los motoristas más exigentes.

En los planes de Yamaha, sin embargo, estaba proponer una versión todavía más cualitativa, más competente en términos de apoyo, y en el pasado salón de Milán desvelaba una MT-09 'pata negra', la variante SP, que intenta borrar de un plumazo cualquier clase de duda que la estándar pueda generar en los conductores más severos...

A LA TERCERA... MT-09 SP 2018

La casa nipona recurre a la misma práctica que había utilizado en sus otras dos grandes deportivas, la MT-10 y la YZF-R1, sobre las que también creó una versión premium -la MT-10 SP y la YZF-R1M, respectivamente- que añadían, entre muchas otras lindezas tecnológicas, suspensiones electrónicas ajustables. Que nadie se haga ilusiones -como me las hice yo al verla por primera vez en EICMA-, la MT-09 SP no cuenta con semejante equipamiento y lo único que hereda de sus lujosas 'hermanas' es el mismo esquema de colores Silver Blu Carbon, un patrón que combina un depósito bitono (plata y azul) con detalles exclusivos que recorren la moto (un gráfico hidroimpresionado en los laterales, logo de Yamaha en 3D, carenado del faro y asiento plateado, aleta delantera en negro y azul, costuras azules del asiento...) y unas llantas en acabado y azul. Además, el manillar y su corona, y las manetas lucen en negro, a diferencia de la original. Un look realmente impactante a imagen y semejanza de las dos motos más caras y exclusivas del catálogo de Yamaha.

Aunque la horquilla reluce dorada como aquellas, la MT-09 SP se conforma con unas suspensiones analógicas, pero a las que no le falta pedigrí y eficacia para servir a las demandas de una moto de 847 cc. La horquilla delantera de 41 mm sigue firmada por Kayaba, y presenta como novedad la posibilidad de ajustar el rebote -tubo derecho-, además de la regulación de la compresión -tubo izquierdo- que ya se podía modular en el modelo estándar. El usuario tendrá en su mano la opción de adaptar la velocidad con la que se comprime en muelle y su dureza, de una moto de largos recorridos de suspensiones (137 mm delante y 130 mm detrás), para intentar reglarla a su gusto y estrujar todo el potencial que lleva dentro.

La novedad estrella de esta naked radica, a nuestro juicio, en el tren trasero. Allí, los ingenieros han equipado un nuevo amortiguador hlins STX36 Supersport, totalmente ajustable: tanto la compresión, el rebote como la precarga, ésta última fácil y cómodamente ajustable mediante un regulador remoto ubicado hidráulico que emerge bajo el colín por la zona izquierda de la moto (cerca de la estribera del pasajero, para su incomodidad), para encontrar el ajuste idóneo a los anhelos y necesidades del conductor, circunstancias del viaje (con o sin acompañante, equipamiento,etc.) y, en definitiva, mejorar significativamente el comportamiento de un mono-amortiguador que tiene la exigente tarea de aguantar las embestidas del impetuoso motor crossplane.

¡UF, VAYA VIAJECITO!

Para desvelar los nuevos andares de la nueva MT-09 SP, aceptamos de buen grado la convocatoria propuesta nuevamente por Yamaha Motor Europe y viajamos el pasado 14 de enero hasta la localidad portuguesa de Faro, donde estaba prevista la conferencia de prensa y posterior -el día 15- prueba dinámica de producto, con una golosa ruta de 220 km, fantástica para arrancar 2018 y saciar nuestra hambre de curvas... ¡Y la de esta voraz moto!

James McCombe, Product Planner, Yamaha Motor Europe, fue el encargado de exponer las cuestiones técnicas de la nueva japonesa, insistiendo en 'el plus, a nivel de suspensiones, que la nueva MT-09 SP es capaz de ofrecer gracias a su nuevo equipo de alta calidad'. 'Un reto a la oscuridad (Challenge the Darkness, es el claim), el de una moto que ahora ofrece la oportunidad de sacar su máximo partido en cada situación', añadía James.

A las 9 horas del día siguiente, acogidos por un día frío pero soleado, ya estábamos arrancando motores para poner luz y taquígrafo sobre todas esas promesas anunciadas por Yamaha. Como ya habíamos constatado en nuestras anteriores pruebas con este modelo (presentación 2013, prueba a fondo 2014, presentación 2017), la MT-09 es una streetfighter con un propulsor de tres cilindros con configuración crossplane -al estilo de la R1- que nos ha dejado nuevamente, por cuarta vez, unas sensaciones excitantes gracias a su pegada firme, a su ímpetu constante para empujarnos con fuerza en cada salida de viraje. Es una mecánica sin apenas vibraciones que otorga mucha personalidad a la moto, suave a bajas vueltas pero contundente a la mínima insinuación del gas, con un tacto casi eléctrico, con una castaña de campeonato a medios regímenes, que nos catapulta entre las 4.000 y las 6.000 vueltas y con una increíble estirada final que se prolonga hasta las 11.000 rpm. Una montura altamente divertida, de carácter particular y muy elástico, que sigue contando con los tres mismos modos de potencia que se pueden cambiar en marcha ('A', el más directo y deportivo; 'Standar', bastante sport pero más equilibrado y polivalente; y el 'B', para ciudad o lluvia), un control de tracción regulable en parado en tres posiciones (1, 2 y off), un cambio semiautomático para subir marchas sin embragar ni cortar gas que funciona correctamente sobre todo a altos regímenes y que eleva nuestro feeling deportivo, y un ABS que funciona sin pegas. La frenada, comandada por un doble disco delantero de 298 mm con pinzas radiales de 4 pistones monoblock, es contundente. El panel de instrumentación, totalmente digital, es completo en cuanto a información y su visibilidad, incluso e plena luz del día, es impecable.

A bordo, te sientes en todo momento integrado, con una ergonomía bastante relajada de cintura para arriba, con la espalda erguida y los brazos cercanos al ancho y alto manillar, y las piernas, algo flexionadas de más, pero solapadas a la moto, para una postura que no fatiga en el paso de los kilómetros pero al mismo tiempo directa e idónea para un gobierno autoritario. Además, a pesar de ser una moto algo alta (820 de altura de asiento) es suficientemente estrecha como para no tener problemas mayores en apoyar los pies en el suelo, facilitando las maniobras en parado. El gran dinamismo de la MT-09 queda optimizado por esta posición y por unas geometrías de la parte ciclo nada agresivas que consienten viajar en plan tranquilo, pero con una manejabilidad excelente para atacar en las fases más sport.

¡HIPERACTIVA!

Pero todo esto, más o menos, ya lo sabíamos, ¿verdad? Después de refrescar estas cualidades, pasamos a interpretar aquellas novedades de esta versión SP que fueron saliendo a la luz a lo largo de nuestra ruta portuguesa, ya inmersos en curvas de toda índole.

Su nueva amortiguación trasera es la verdadera culpable de que esta MT-09 sea armoniosamente mucho más sport que la versión estándar. El nuevo hlins trasero, que mantuvimos en su posición de serie, se muestra mucho más progresivo y eficaz, y no presenta los hundimientos excesivos de anteriores equipos cuando, sobre todo, abrimos fuerte el puño a la salida de una curva. Adiós por tanto a aquel efecto bañera que perseguía a la MT-09 de primera generación, minimizado en la segunda, que empañaba el virtuosismo del resto de la moto en conducción principalmente alegre. Ahora, la sensación es la de que ambos trenes trabajan con más homogeneidad -hay más balance en las durezas de ambas suspensiones-, con el consiguiente beneficio que supone hacia su deportividad.

La japonesa es ágil en el cambio de dirección y su inclinada en liviana, teniendo en cuenta que su peso no excede los 193 kg. Esto permite realizar un pilotaje intuitivo y, como tuvimos la suerte de vivir en la primera fase de la prueba, circular en tramos lentos y más técnicos con soltura y precisión. La horquilla se muestra en todo momento sólida -insistimos en sus nuevas posibilidades de personalización-, y quizás porque la mañana estaba fría y el asfalto algo húmedo, en curvas lentas y algo bacheadas dejaba cierta sensación de rebotona. Por la tarde, la carretera se volvió más rápida, momento que nos sirvió para apuntar su aplomo y estabilidad a altas velocidades (y también la ausencia de protección aerodinámica que incomoda en autopistas).

CHALLENGE... ¡THE NAKEDS SPORT!

Dicho sin corrección política (que me perdonen los responsables de Yamaha), la buena de la MT-09 ya cuenta con unas suspensiones a la altura en su versión SP. Muchos de quienes considerábamos que tan brillante motor y bastidor se merecían algo mejor, vemos en el nuevo equipamiento de esta variante un argumento definitivo con el que nadie, como reza el titular, podrá pedir más... El precio, de 10.999 euros, es 1.200 euros superior que el modelo estándar, y será un coste justo para aquellos motoristas que le vayan a dar un uso más exhaustivo en carreteras reviradas, quizás no tan justificado para quienes utilizan su moto con más aspiraciones urbanas y menos deportivas. Respeto a su principal rival, la Triumph Street Triple R (10.900 euros), el importe de adquisición no será un argumento para ninguna de las partes. Otra tricilíndrica como la MV Agusta Dragster 800 RR, vive en otro nivel con sus 19.090 euros. Y ya dentro de la propia casa de Iwata, su hermana mayor más cercana es la MT-10, que está en los 15.799 euros. Por tanto, la Sp emerge con una moto que vuelve a dar en la diana por su relación calidad/prestaciones/precio, y podrá conseguir que la saga Master of Torque a la que pertenece, pueda seguir ampliando su buena trayectoria comercial (más de 140.000 unidades matriculadas desde 2013 en todas sus cilindradas y versiones) y perpetuándose como una de las familias más atractivas y pasionales del panorama actual del sector de las dos ruedas en el mundo.

YAMAHA MT-09 SP: Características exclusivas

- Nuevo amortiguador trasero ajustable de forma remota hlins

- Horquilla delantera completamente ajustable con amortiguación de la compresión y el rebote

- Exclusiva paleta de colores Silver Blu Carbon inspirada en la MT-10 SP

- Costuras azules en el asiento

- Llantas azules con gráficos SP

- Controles e instrumentos del manillar en negro

EQUIPAMIENTO DEL PROBADOR

Fotos de la Yamaha MT-09 SP

Fotografías por: Yamaha Press
 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"