Prueba

Yamaha XSR700 2015 – Primer contactoRETRO A FLOR DE PIEL

Aceites castrol

Vota

0 0

El bicilíndrico de 689 cc de Yamaha se cubre de 'cueros' neo-clásicos dando lugar a la nueva XSR700, una versátil y eficaz naked lista para ser personalizada

Yamaha, como marca, ha demostrado en los últimos años poseer el 'par motor' más contundente del mercado. Abrió gas en 2013 con la presentación de la vigorosa MT-09 y no ha dejado de aumentar su velocidad gracias a la lógica ampliación de su gama de motos y scooters en todas las categorías posibles (desde las nuevas Xmax hasta la YZF-R1, pasando por las Tricity, Tracer, MT125...), para dar la 'patada' definitiva con la exitosa MT-07, la naked media lanzada hace aproximadamente un año que se ha convertido, por méritos propios, en uno de los modelos más equilibrados y relevantes del mundo de las dos ruedas. Su éxito comercial es incuestionable y sólo la Z800 de Kawasaki, un modelo de mucho más recorrido, la supera en ventas en nuestro país. Y es que en los últimos meses, la casa de los diapasones le ha 'quitado las pegatinas' a algunos de sus rivales históricos, hasta el punto de convertirse en la segunda marca más vendida en España (más de 18.000 unidades en lo que va de año), sólo superada por el fabricante de scooters KYMCO. 

Además, sus estrategias de marketing se han orientado acertadamente a un solapamiento con las tendencias estéticas, sociales y culturales que dominan en la actualidad los gustos de los ciudadanos europeos, siendo el amplio proyecto Yard Built y sus customizaciones la punta de lanza conceptual e inspiración de una gama Sport Heritage que seduce a su paso a amantes del custom, de lo vintage, 'hipsters' o simplemente motoristas urbanos que buscan una diferenciación bajo un sello de reconocida fiabilidad: la XJR1300, protagonista principal hasta ahora de estas personalizaciones, dejaba boquiabiertos con su 'caferaciana' renovación a todos los presentes en el pasado salón de Milán EICMA y marcaba el camino a seguir...

Yamaha vuelve a la carga y mete una marcha más en este escenario presentando la nueva XSR700, el primer modelo de la línea 'Faster Sons' o, lo que es lo mismo, una nueva familia de motos neo-clásicas que recurrirán, eso sí, a la tecnología más actual de la casa de Iwata para convertirse en vehículos atractivos pero también funcionales, eficaces y con carácter. En otras palabras: clásicos por fuera, modernos por dentro. Para ello, la nueva XSR nace a partir de la MT-07 de la que hereda su piropeado motor de 75 CV, además del chasis, suspensiones, frenos... Hereda todo, excepto la apariencia y pequeños detalles que modifican ligeramente la ergonomía y, sobre todo, la propuesta de nuevas soluciones que dejan la puerta abierta de par en par a las posibles personalizaciones que le vengan en gana a su dueño, bien a través del amplio catálogo de accesorios oficiales, bien a través de las preparaciones especiales de colaboradores de Yamaha que podrán comprarse a partir de 2016 según vayan apareciendo los nuevos proyectos Yard Built (como la reciente 'Super 7' desvelada por JvB, cuyo kit puede adquirirse a partir de 1.000 euros -no incluye el escape y amortiguador-) o bien, simplemente, a través de su taller de confianza o propio. 

La cita de Yamaha Motor Europe para dar a conocer a la prensa especializada internacional su nueva XSR700 se produjo el pasado 28 de octubre en Cerdeña, la isla mediterránea de espectaculares paisajes y reviradas carreteras que sirvieron de escenario de pruebas para conocer la nueva Sport Heritage de Iwata y confirmar lo sospechado: hereda el excelente comportamiento dinámico de su 'donante' MT-07, toda su ligereza, maniobrabilidad, excitante rendimiento mecánico y equilibrio coral de todos sus componentes. El precio de adquisición, eso sí, respecto a su hermana naked aumenta en 1.000 € -6.499 € de la MT-07 ABS por los 7.499 € de la XSR, que llega sólo en versión con ABS- justificados en teoría por esa evolución estética que marca su estilo neo-retro, estética por cierto que la encuadra directamente en un segmento donde se verá las caras con rivales como la Ducati Scrambler, Moto Guzzi V7, BMW R NineT o Triumph Scrambler.  

Había en Cerdeña un invitado de lujo, el preparador de fama mundial Shinya Kimura, a quien Yamaha Motor Europe encargó la realización del primer prototipo 'Faster Sons' sobre la base de la MT-07. De esta concept-bike, desvelada en el pasado Wheels&Waves celebrado en Biarritz (Francia), debía brotar la inspiración para crear la primera 'Faster Sons' de producción en serie y, aunque su trabajo cuesta buscar las similitudes, lo cierto es que la obra y el artista customizador estaban presentes en la isla italiana para auspiciar la presentación de la XSR700, un modelo que además rinde tributo a la mítica Yamaha XS650 de 1985, con la que sí encontramos parecidos razonables, sobre todo si comparamos sus planas siluetas laterales y la calcada forma en que se unen asiento y depósito al estilo Café Racer. El resultado es el de una moto enlazada con su pasado a través de una imagen retrospectiva, donde los elementos clásicos más característicos son el faro redondo y alargado muy parecido al usado por las antiguas bicicletas BSA -así nos los constataba Tatsuo YamamotoProject Leader, Yamaha Motor R&D Europe-, y su asiento retro de dos texturas y rico acabado de perfil plano, que además lleva el logotipo bordado. Ambos se fusionan con elementos de rabiosa actualidad y diseño minimal, como su redondo cuadro de instrumentos completamente digital -fácil de leer y completo, pues indica desde la marcha engranada hasta el nivel de combustible-, las tapas laterales con rejilla metálica o el simpático piloto trasero circular con tecnología LED. Los diseñadores redondearon el producto con la profusión de piezas de aluminio como la tapa del radiador o los soportes del guardabarros delantero y la salida del escape, similar a la de la MT-07, casi no sobresale de los bajos de la moto pues su diseño es corto y, en este caso, más redondeado. El sonido que emite es grave y de baja intensidad. Las opciones cromáticas no es que sean muchas, pues Yamaha comienza la comercialización de este modelo con tan sólo dos colores disponibles: verde (Forrest Green) y plateado (Garage Metal). 

La ergonomía ha sido sutilmente mejorada respecto a la MT. La nueva posición de conducción se siente más relajada gracias a que el manillar está ligeramente más elevado y cercano al piloto, así que su espalda estará más erguida, y también es unos 80 mm más ancho por lo que los brazos aumentan su confort. Las estriberas no modifican su ubicación pero el asiento sí, ya que se distancia del suelo en 10 mm (ahora 815 mm) y esto ayuda a generar una postura menos flexionada de las piernas. Independientemente de estos cambios, que surten un pequeño efecto en la comodidad, en marcha la XSR mantiene intactas las credenciales de vehículo accesible, ligero (tan sólo marca 186 kg en la báscula) y tremendamente maniobrable, tanto en parado como en marcha, haciendo un guiño a los conductores más jóvenes (se puede limitar para el carné A2) que busquen una moto que no genere compromisos en el día a día, sino todo lo contrario, facilidades y una actitud muy urbana. Ahora bajo un prisma más hipster, si lo quieres llamar así...

YAMAHA XSR700: FÁCILMENTE CUSTOMIZABLE

Las posibilidades de personalización están a la orden del día y cada vez son más las marcas de motos que se apuntan, ofreciendo a sus clientes un camino alternativo por el que convertir su vehículo en algo original y único. A los de Yamaha, una de la firmas más aventurada en este terreno desde hace años, ahora se les ha ocurrido ponerlo más fácil y para ello plantean en la XSR700 una serie de elementos que permitirán fácilmente la personalización de la moto, como el depósito (de 14 litros de capacidad) formado por dos tapas laterales de aluminio que se pueden desmontar para su manipulación, el soporte del guardabarros delantero cómodamente extraíble o un subchasis trasero montado sobre el chasis pensado para aquellos customizadores que deseen recortar la moto y darle un aire más compacto. 

YAMAHA XSR700: ALMA DE MT-07

En realidad, sobre el comportamiento en marcha de la XSR700 poco hay que añadir que no hayamos explicado ya en las anteriores pruebas de la MT-07, una moto de chasis compacto y ligero de aluminio unido a un basculante recortado de 530 mm y eficaces sistemas de suspensión de suave tarado, -horquilla convencional de 41 mm y un monoamortiguador en posición horizontal trasero con bieleta anclado al cárter del motor- que la convierten en una moto fácil de llevar y controlable en todo momento por parte del piloto. Sus geometrías la vuelven estupenda, con una entrada en curva precisa e intuitiva, y asombrosamente ágil en los cambios de dirección. A pesar de su apariencia neo-retro y credenciales urbanas y apacibles, la XSR es una absoluta delicia en una exigente carretera de curvas, como así pudimos comprobar sobre el asfalto de Cerdeña, donde fuimos subiendo el ritmo poco a poco a lo largo de los 180 km de ruta programada sin que la XSR700 mostrara ni la más mínima incomodidad o fatiga. Nos llamó la atención tanto la fortaleza y mordida de su sistema de frenos -con doble disco delantero de 282 mm y pinza de cuatro pistones, y disco trasero de 245 mm- realmente eficaz para una moto de estas características y que además se apoya en un sistema ABS de serie poco intrusivo; así como la maniobrabilidad con la que se enfrenta a cualquier situación gracias a su compacta distancia entre ejes de 1.405 mm. 

El motor CP2 de carrera media, que ya supera la Euro4, podría tener su propio club de fans: con su configuración “crossplane” (con cigüeñal a 270 grados e intervalo de encendido desigual) sube de vueltas con regocijo y suavidad cada vez que se lo solicitamos, incluso si lo hacemos algo largos de marcha, sus dos cilindros en línea de 700 cc entregan aceleraciones desde muy abajo y las mantiene en todo el rango de rpm pues una de sus principales credenciales es el maravilloso par motor lineal y contundente que ofrece: con 68 Nm a 6.500 rpm nunca cesa de empujar. Con esa capacidad de tracción y la elasticidad de su esquema podemos disfrutar mucho, sin necesidad de jugar excesivamente con las marchas, y con unos 74,8 CV a 9.000 rpm que, aunque brillan más en bajos y medios, tampoco desfallecen en la zona alta cuando pretendemos estirar la mecánica hasta las velocidades máximas. Es un motor, en definitiva, lleno de carácter y muy aprovechable, que no genera ningún compromiso 'fuera de tiesto' y además es tremendamente versátil. Su consumo está declarado en 4,1 litros cada 100 km, así que su autonomía puede superar los 300 km.

El calzado está firmado por Pirelli: la XSR viene equipada de fábrica con unos Phantom de diseño particularmente retro, medidas 120/70 y 180/55 de 17 pulgadas en ambos casos, y un rendimiento eficiente en todo momento.

El confort a bordo es notable. En mi caso, que llego a los 1,86 m de altura, puede que el habitáculo merme mi comodidad, ya que notaba las piernas algo flexionadas de más, y sobre el asiento me gustaría algo más de antideslizamiento que en las frenadas ayudara a sostener mejor la posición, pero por todo lo demás la XSR es amigable: no genera casi vibraciones a excepción de en la zona más alta del cuentarrevoluciones -muy ligeras- y de ello tiene gran parte de la culpa su manillar de sección cónica que las absorbe con eficacia. La postura de conducción no hace mella al paso de los km y siempre mantiene una posición recta que sólo se ve perjudicada por el impacto del viento a altas velocidades pues no hay protección aerodinámica alguna (en el catálogo de accesorios se ofrece una pequeña cúpula). La zona de asiento para el pasajero no es muy amplia, así que no pienses en la XSR si pretendes viajar mucho con 'paquete'. La manejabilidad es parado es enorme, se llega sin problemas con los pies al suelo y su radio de giro es amplio, así que nadie sufrirá a la hora de internarse en el tráfico urbano o de realizar maniobras de aparcamiento. 

CONCLUSIÓN

La XSR700 es una moto práctica y emocionante. Sus cromosomas heredados de la brillante MT-07 la convierten en un modelo retro sólo de apariencia, pues tanto el rendimiento de su motor como el equilibrio que ofrecen en marcha -y a cualquier ritmo- sus componentes, harán que estés entusiasmado todo el rato que la conduzcas. Su versatilidad está fuera de toda duda, gracias a la ligereza, maniobrabilidad y agilidad. Es una moto accesible y fácil para todo tipo de conductores: quienes la arranquen con el carné A2, será una opción encantadora y de perfecta escolarización; aquellos más experimentados, tendrán un vehículo sin complejos para cada día y cada fin de semana. Además, Yamaha ha tirado de una mente privilegiada como la del maestro Kimura para encontrar el diseño neo-retro inspirado en aquella XS650 de los años '80 que fuese capaz de enlazar con las tendencias urbanas más candentes. El resultado es el de un vehículo de excelente relación calidad/precio que busca a motoristas que valoren la estética vintage pero no por ello renuncien a la tecnología más moderna.  

CARACTERÍSTICAS PRINCIPALES YAMAHA XSR700

- Motor de 2 cilindros en línea, 689 cc

- 74,8 CV a 9.000 rpm

- 68 Nm a 6.500 rpm

- Estilo neoclásico inspirado en Faster Sons de Kimura

- Elementos fáciles de customizar

- Chasis compacto, ligero y parte ciclo eficaz

- Potentes frenos con discos de 282 mm delante con pinzas de 4 pistones

- Manillar ancho de sección cónica

- Limitable al carné A2

- Sistema ABS de serie

- Amplia gama de accesorios y complementos

- Colores: verde y plateado

EQUIPACIÓN DEL PROBADOR

Nada mejor para combinar con la estética neo-retro de esta Yamaha XSR700 que una cazadora de piel como la que viste nuestro probador en las fotos, acompañada por un casco abierto de la marca MOMO Design, guantes y botas de la firma AXO y unos pantalones anti-abrasión de estilo vaquero de la marca Alpinestars.

Fotos de la Yamaha XSR700

Fotografías por: Yamaha Press
 

Comentarios

Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • *No se mostrará
    • Introduce las palabras
    Generar otra imagen

×

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras condiciones legales, sección "5.8 Cookies e IPs"

×

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras condiciones legales, sección "5.8 Cookies e IPs"