Ficha técnica de la Suzuki GS 1000 S 1979

La Suzuki GS 1000 S del 1979 equipa dOHC 4 cilindros, 4 tiempos, 8 válvulas, refrigeración por aire que se conforma con 997cc de cilindrada. La potencia, de 90 CV, le otorga unas buenas prestaciones. El encargado de poner el motor en marcha es motor eléctrico. La operación de cambio resulta sencilla gracias al embrague multidisco en baño de aceite y el cambio de 5 relaciones es suave y fiable. El chasis doble cuna completa en tubo de acero redondo hace gala de una resistencia y puesta a punto excelentes y se ancla en su parte posterior a un basculante tubo de acero redondo. La suspensión delantera consta de horquilla telescópica, regulación por aire a presión , y en el tren trasero encontramos 2 amortiguadores, ajustables precarga y extensión hidráulico. El tren delantero equipa un sistema de frenada formado por 2 discos 280 mm, pinzas de 2 pistones, en cambio, 1 disco de 280 mm, pinza de 2 pistones es el encargado de detener la rueda posterior. Los 825 mm mm de altura del asiento la hacen manejable y cómoda.

Ficha técnica

Concepto
Suzuki GS 1000 S
Marca
Suzuki
Modelo
GS 1000 S
Año
1979
Motor
DOHC 4 cilindros, 4 tiempos, 8 válvulas, refrigeración por aire
Cilindrada
997 cc
Diámetro de carrera
70 x 64,8 mm x 4
Compresión
9,2:1
Potencia
90 CV
Alimentación
4 carburadores Mikuni de 28 mm
Arranque
Motor eléctrico
Embrague
Multidisco en baño de aceite
Cambio
De 5 relaciones
Transmisión secundaria
Cadena retenes sellada
Tipo chasis
Doble cuna completa en tubo de acero redondo
Basculante
Tubo de acero redondo
Suspensión delantera
Horquilla telescópica, regulación por aire a presión
Suspensión trasera
2 amortiguadores, ajustables precarga y extensión hidráulico
Freno delantero
2 discos 280 mm, pinzas de 2 pistones
Freno trasero
1 disco de 280 mm, pinza de 2 pistones
Neumáticos
3,25 x y 4,00 x 8
Peso en vacío
238 kg
Distancia entre ejes
1.524 mm
Altura asiento
825 mm
Depósito gasolina
18 l

Prueba de Suzuki GS 1000 S

Suzuki GS 1000 S (1979): Versión deportiva

Conducir por la autopista a 140 km/h, con el viento silbando por encima de la pequeña cúpula, una aceleración instantánea al menor movimiento de mi muñeca derecha y el manillar que empieza a sentirse un poco más ligero al iniciar un recorrido zigzagueante a gran velocidad. La GS 1000 S sigue pareciéndome exactamente la misma máquina deportiva de hace casi 30 años.

Leer nuestra prueba completa

×

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras condiciones legales, sección "5.8 Cookies e IPs"