Ficha técnica de la Yamaha T-Max 530 2012

La Yamaha T-Max 530 del 2012 monta refrigeración líquida, 4 tiempos, DOCH, 2 cilindros, 4 válvulas inclinadas hacia adelante que resulta elástico y con una potencia muy aprovechable y cubica una cilindrada de 530cc, entregando 52.3 Kgm de par máximo. Los 46.5 CV mueven todo el conjunto con soltura y los 52.3 Kgm de par favorecen la curva de potencia. Está dotado de electrónico T.C.I.. La fiabilidad del embrague está fuera de duda con el automático centrífugo seco y el cambio está muy estudiado. En el tren anterior se confía en horquilla telescópica de 43 mm para amortiguar las irregularidades, no hay ninguna que monoamortiguador de 116 mm trasero no pueda filtrar. Los neumáticos 120/70-15 15" y 160/60-15 15" van acorde con la parte ciclo. El asiento se sitúa a 800 mm mm del suelo, lo que le confiere manejabilidad y una buena ergonomía en cualquier tipo de situación.

Ficha técnica

Concepto
Yamaha T-Max 530
Marca
Yamaha
Modelo
T-Max 530
Año
2012
Motor
refrigeración líquida, 4 tiempos, DOCH, 2 cilindros, 4 válvulas inclinadas hacia adelante
Cilindrada
530 cc
Diámetro de carrera
68 mm x 73 mm x 2
Compresión
10,9:1
Potencia
46.5 CV
Par
52.3 kgm
Alimentación
Inyección electrónica
Encendido
Electrónico T.C.I.
Arranque
Electrónico T.C.I.
Embrague
Automático centrífugo seco
Transmisión secundaria
Correa
Tipo chasis
Diamante de aluminio fundido
Basculante
Doble brazo de Aluminio
Suspensión delantera
Horquilla telescópica de 43 mm
Suspensión trasera
Monoamortiguador de 116 mm
Freno delantero
Monobloque de 4 pistones de 267 mm
Neumáticos
120/70-15 15" y 160/60-15 15"
Peso en vacío
217 kg
Largo total
2.200 mm
Distancia entre ejes
1.580 mm
Altura asiento
800 mm
Depósito gasolina
15 l
Precio
10.699 €
Importador
Yamaha Motor España

Prueba de Yamaha T-Max 530

Yamaha T-Max 530, ¡madre mía, qué pasada!

Cada vez que me subo a un T-Max creo que es un scooter muy bueno, sí, pero tal vez no tanto como para que se venda como se vende teniendo en cuenta su precio. A los pocos kilómetros cambio de opinión. Y en cuanto entro en la carretera y dejo atrás unas curvas, pienso: “¡Qué pasada! ¿Cómo puede ir tan bien un scooter?”. Y empiezo a hacer números en mi cabeza

Leer nuestra prueba completa

×

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras condiciones legales, sección "5.8 Cookies e IPs"