Comparativa BMW F 650 GS, Yamaha FZ6 Fazer S2

Publicado el 17/03/2010


Vota

0 0

¿Pueden servir para lo mismo motos tan distintas? La realidad es que sí, que el potencial usuario de estas BMW y Yamaha busca lo mismo: una moto para todo.

Un destino, dos caminos

Lo que pasa es que el prisma de los alemanes de BMW es virtualmente distinto al que usan los japoneses de Yamaha para crear sus populares multiusos. Si los germanos parten de una trail asfáltica con un tranquilo pero compacto motor bicilíndrico, los nipones usan como base una sport de alma racing y un tetracilíndrico rabioso como propulsor. Nada que ver...

La Yamaha Fazer es el ejemplo de cómo convertir una moto deportiva en una moto para todo, mientras que la alemana F 650 GS es el paradigma de la moto fácil y fina. Es toda una delicia llevarla. Los motores son el día y la noche: mientras que el de la GS destaca en bajos y medios, el de la Fazer es rabioso arriba. En cuanto a la estética, la Fazer está inspirada en la hypersport R1, y gusta a todos. El diseño de la GS es muy a lo BMW, diferente y funcional.Cuando apareció la BMW F 800 S hace algo más de dos años, la marca de Múnich ya anunció que era la primera de una nueva saga de motos, y en poco tiempo apareció una turística ST seguida de las trail 650 y 800 GS, que han sido un éxito de ventas. Pronto veremos en nuestras calles la naked F 800 R, que seguro que seguirá los pasos de sus hermanas. La saga F busca ser la más popular dentro de las familias BMW y llegar a un público joven gracias a unos precios más asequibles y un menor coste de mantenimiento, amén de una mayor facilidad de conducción.

La historia de la Fazer viene de más lejos, con aquella primera FZS de faros rectangulares y largo asiento que equipaba una versión descafeinada del motor de la Thundercat. Cómoda y tranquila, en 2004 sufrió un cambio radical al incorporar un potente motor derivado de la R6, un chasis de fundición de aluminio y una estética inspirada en la espectacular R1. Fue un éxito inmediato y que aún perdura, cuatro años después. La gama FZ6 es también la más popular de la marca de los diapasones.

Pero ¿cómo se puede llegar al mismo objetivo con tan distintos caminos? La verdad es que tan distintas, tan distintas, tampoco son...

Confort cotidiano

Un destino, dos caminos

La BMW impresiona, por silenciosa, al ponerla en marcha. ¡Qué discreción! Al acelerar ruge algo más –recuerda a las boxer-, pero siempre de un modo absolutamente respetuoso. La Yamaha, al ralentí, también es discreta, aunque su doble escape y su mecánica son algo más rumorosos y si se te ocurre acelerar fuerte, aúlla y saca a relucir sus raíces de R6... aunque siempre a mucha distancia de su escandalosa hermana.

La posición sobre la F 650 GS es natural y relajada. El asiento no queda bajo, desde luego, pero permitirá llegar al suelo a la mayoría de los usuarios sin demasiados problemas. El entallado del asiento ayuda. Las estriberas quedan bajas y poco retrasadas, nos sentiremos como en casa de inmediato.

Si te acabas de bajar de la GS y te subes a la Fazer, la sensación que se tiene es de que los pies están muy arriba y hacia atrás. La realidad es que no es tan así como parece, y también terminas por sentirte bien sobre la Yamaha, sobre la que también llegaremos al suelo sin demasiadas complicaciones. El asiento es cómodo para ambos ocupantes y sus asas son mucho más ergonómicas que las de la alemana... pero las estriberas del pasajero también están situadas más bajas en esta última que en la japonesa.

Como hacemos con todas las motos, nos desplazamos algunos días por ciudad para valorar sus posibilidades urbanas. La BMW es voluminosa, pero más de aspecto que luego en la práctica. Sin horquilla invertida, su manillar puede girar mucho y permite sortear bien el tráfico, limitada tan sólo por su ancho manillar
de trail. La suavidad y entrega de su motor es tal, que casi puedes ir circulando al ralentí sin que se cale. Su mayor punto en contra al circular mucho rato entre el tráfico es la maneta de embrague hidráulico, que es dura y llega a cansar la mano.

La Yamaha tiene un motor con muchos menos bajos que su rival. Para compensarlo y aprovechando su capacidad de subir de vueltas, el desarrollo es corto y le facilita el trabajo, pero siempre habrá que tirar un poco de embrague para salir decentemente de los semáforos. Como ocurre con la BMW, al usar una horquilla convencional en lugar de una invertida puede hacer giros cerrados en maniobras entre el tráfico. La otra ventaja es su volumen inferior y su estrechez general. Además, los retrovisores pueden cerrarse con cierta facilidad si la cosa se complica.

Deportes y viajes

Un destino, dos caminos

Siempre que nos toca salir de la ciudad aprovechamos para comprobar cómo se desenvuelven en las vías rápidas... o que eran rápidas, puesto que entre los límites metropolitanos de 80 km/h y los normales de 120 km/h, habría que llamarlas ligeras, en vez de rápidas. En ambos casos la suavidad de marcha a este ritmo es ejemplar, con casi total ausencia de vibraciones. En cuanto a protección aerodinámica, el pequeño derivabrisas de la GS consigue desviar algo el aire del casco, suficiente para el ritmo de crucero, pero demasiado justo en caso de lluvia o en estos fríos días. El semicarenado de la Fazer no es que sea la panacea, pues su cúpula es baja, pero protege más el cuerpo en general y se agradece que esté allí, en comparación con su hermana naked FZ6-N.

En carretera y a ritmo rápido destaca la naturalidad y facilidad de conducción de la BMW, que merced a un chasis rígido y a unas suspensiones que no son excesivamente blandas se comporta muy bien en todo tipo de asfaltos. Respecto a su hermana 800 tiene una entrada en curva más rápida que ella y menor tendencia a salir abierta (recordemos que la 800 usa una rueda delantera de 21", por 19" en la 650). Con el ancho manillar es muy fácil inclinarla y moverla de lado a lado porque, además, su peso es reducido –para su envergadura-. Lo que sí se echa en falta cuando nos animamos demasiado –y es fácil que suceda- es mayor potencia de frenada. El único disco funcionaba bien con la anterior F 650 GS de 50 CV, pero ésta, con 20 CV más, se queda justa con un único disco delantero -la 800 tiene dos- y hay que usar ambos trenes si queremos detenciones correctas.

La antítesis aquí es la Fazer, que con dos discos y pinzas Monobloc tiene toda la potencia necesaria y un buen tacto, acorde con sus 93 CV y su espíritu más deportivo. Aunque para sacarle partido a este espíritu deberemos usar con mucha más frecuencia el cambio de velocidades que en la BMW, y no dejar caer el motor de las 6.000-7.000 vueltas; en caso contrario veremos que la alemana se nos escapa a la salida de las curvas, especialmente de las más lentas. Por el contrario, la Yamaha permitirá apurar mucho más la frenada y su entrada en curva será más inmediata, fruto de sus geometrías más cerradas y de su menor distancia entre ejes. La japonesa también transmite una mayor sensación de aplomo en la rueda delantera, con un reparto de pesos más equilibrado, aunque sus suspensiones, en especial la horquilla, pecan de blandas.

A la hora de hacer largos kilometrajes, la BMW, especialmente si es a dúo, terminará por ser más descansada por su mayor tamaño, motor más utilizable y asiento más largo, aunque con la Yamaha tampoco pasemos apuros.

Pues ya veis. Japoneses y alemanes comparten la idea de ofrecer una motocicleta de cilindrada media popular y polivalente, aunque por caminos distintos. En todo caso, qué camino elegir es cosa vuestra...


Jordi Aymamí
Fotos: Eloy García y Santi Díaz
Con la colaboración de Eusebio González

Concepto BMW F 650 GSYamaha FZ6 Fazer S2
Marca BMWYamaha
Modelo F 650 GSFZ6 Fazer S2
Año 20092008
Motor DOHC 2 cilindros twin vertical, 4 tiempos, 8 válvulas, refrigeración líquidaDOHC monocilíndrico de 4 tiempos, 16 válvulas, refrigeración líquida
Cilindrada 798 cc600 cc
Diámetro de carrera 82,0 x 75,6 mm x 265,5 x 44,5 mm x 4
Compresión 12,0:112,2:1
Potencia 71 CV98 CV
Par 7,7 kgm6,5 kgm
Alimentación Inyección electrónica BMS-KP de 46 mmInyección electrónica
Encendido Electrónico digital CDIElectrónico digital TCI
Arranque Motor eléctricoMotor eléctrico
Embrague Multidisco en baño de aceiteMultidisco en aceite
Cambio De seis relacionesDe 6 relaciones
Transmisión secundaria Por cadena selladaPor cadena sellada
Tipo chasis Multitubular en aceroDoble viga en aluminio
Basculante Doble brazo en aluminio fundidoDoble brazo en aluminio
Geometría 26º y 94 mm de avance25° y 97,5 mm de avance
Suspensión delantera Horquilla convencional de 41/180 mm, sin regulaciónHorquilla telehidráulica de 43/130 mm
Suspensión trasera Amortiguador WAD 170 mm regulable precarga con pomo remoto y extensiónSistema progresivo Monocross, monoamortiguador de 130 mm, ajustable
Freno delantero 1 disco de 300 mm, pinza 2 pistonesDos discos de 298 mm con pinzas de cuatro pistones
Neumáticos 110/80 x 19" y 140/80 x 17"120/70 ZR 17 y 180/55 ZR 17
Peso en vacío 179 kg186 kg
Largo total 2.280 mm2.095 mm
Distancia entre ejes 1.575 mm1.440 mm
Altura asiento 820 mm795 mm
Depósito gasolina 16 l19.4 l
Precio 7.950 €7.499 €
Garantía 2 años piezas2 años en piezas y mano de obra
Importador BMW Ibérica, S.A. Yamaha Motor España S.A.
 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"