Comparativa BMW F 800 S, Gilera GP 800

Publicado el 03/02/2010


Vota

0 0

Hace unos años este comparativo era casi inimaginable, pero con la actual tecnología motos y scooters comienzan a cruzar sus caminos y a competir por el mismo tipo de usuarios.

Cruce de caminos: batalla de motos y scooters

Por un lado, tenemos el megascooter más grande, potente y veloz del mercado, y por el otro, una de las BMW más asequibles, polivalentes y funcionales.

La BMW es una moto apta para todos los públicos, capaz de afrontar cualquier tipo de desplazamiento, y la Gilera GP 800 desarrolla unas cifras asombrosas para tratarse de un megascooter, 74 CV de potencia y 195 Km/h de velocidad punta.

El precio no es un factor determinante en su compra, ya que los separan unos escasos 100 euros en favor de la BMW F 800 S.Estamos ante uno de esos comparativos inclasificables... Por un lado, tenemos el megascooter más grande, potente y veloz del mercado, y por el otro, una de las BMW más asequibles, polivalentes y funcionales. Es cierto, parece que nos hemos vuelto locos, pero como veréis a lo largo de este comparativo son muchos los puntos en común entre estos vehículos, a priori, tan distintos.

Para comenzar, nos fijaremos en lo que primero vemos, su diseño. Los dos cuentan con una estética lo suficientemente llamativa y atractiva, especialmente en el caso del Gilera GP 800, aunque con una calidad de acabados y equipamiento sin excesivos lujos.

La F 800 S apuesta por una imagen ochentera sin quilla caracterizada por su semicarenado, que integra una doble óptica idéntica a la de las series GS y ST en las cilindradas de 650 y 800 cc, y con una parte trasera minimalista que incluye la boca del depósito de gasolina en su parte derecha.

El Gilera posee una carrocería de grandes dimensiones con un frontal muy ancho, ocupado por un grupo óptico vertical que estiliza bastante el conjunto y unos cuartos traseros muy afilados, rematados por un doble piloto trasero de diodos led de gran intensidad.

Un punto en común entre ambos es que a la hora de diseñarlos se ha intentado compaginar de la mejor forma posible el estilo deportivo frecuente en vehículos de esta clase, sin penalizar en aspectos como la funcionalidad o el confort de marcha.

Centrándonos en este último punto, observaremos que el GP 800 falla sensiblemente en el confort, debido a las consabidas molestias lumbares que provocan una postura tan vertical de nuestra espalda. Para contrarrestar esta situación, sobre todo en recorridos largos, el italiano integra en su asiento un apoyo lumbar que, para adaptarse a usuarios de diferentes estaturas, es regulable en tres posiciones.

Respecto a la parte superior del cuerpo, el GP brinda un manillar bien colocado y bastante ancho que deja controlarlo sin problemas; al mismo tiempo posee un parabrisas regulable en altura eléctricamente a través de la piña de conmutadores derecha, que, en el caso de la posición más elevada, dejará sentir algunas turbulencias al circular por autopista.

En el caso de la BMW, estamos ante una moto sencilla para minimizar costes y conseguir un precio competitivo, especialmente para lo que suele ser habitual en la marca bávara.

A pesar de ello, su cúpula ofrece una aceptable protección en la parte alta del cuerpo, y el asiento, que tiene espacio de sobras para dos ocupantes, resulta muy cómodo. En el mismo sentido, al ser una moto estrecha y tener las estriberas colocadas a una altura media, permite ajustar las piernas al chasis para protegernos mejor del viento a alta velocidad. Los semimanillares están bastante abiertos y un poco distanciados del asiento, lo que, dependiendo de nuestra estatura, obliga a ir demasiado estirado sobre el depósito y cargar bastante peso del cuerpo sobre las muñecas, quizás demasiado para una moto todo-uso como es la F 800 S.

Bicilíndricos

Cruce de caminos: batalla de motos y scooters

En lo mecánico resulta curioso que lo que en un scooter puede llegar a ser un detalle de exclusividad en el mundo de la moto prácticamente no se le presta importancia.

Muchos habréis adivinado que nos estamos refiriendo al bicilíndrico en V a 90° LC SOHC 8 válvulas inyectado desarrollado por Piaggio, frente al twin paralelo vertical LC DOHC 8V alemán, también alimentado por inyección, pero ambos disfrutan de un reconocimiento por parte del público muy distinto.

Y es que mientras para los "scootereros" el propulsor italiano se cataloga como exclusivo (es el único automático con la configuración en V), en el mercado de la moto el bicilíndrico de BMW no destaca especialmente...

Independientemente de ello, desde el punto de vista del funcionamiento ambos cumplen sobradamente con las expectativas. Por un lado, el GP goza de un motor potente con una entrega suave y precisa en conducción normal, pero muy contundente y excitante si se lo exigimos.

La F 800 S posee un propulsor con unos bajos y medios muy aprovechables que le confieren una conducción muy agradable y sin apenas vibraciones, gracias, en gran parte, a la tercera biela ciega que funciona a modo de eje de equilibrado.

Por prestaciones, en ciudad o carretera, ninguno sobresale especialmente sobre el otro. El scooter, como es lógico, resulta mucho más fácil de conducir y la ausencia de cambio/embrague facilita mucho las cosas en medio del denso tráfico habitual en las grandes urbes.

En carretera, si es diversión lo que deseamos, la moto permite disfrutar en mayor medida de su conducción manual (el cambio es un pelo duro) y se muestra mucho más rápida que el scooter, sobre todo al poder exprimir las marchas y jugar con el cambio para adaptarnos a las diferentes situaciones que se nos presenten.

Agilidad y estabilidad

Cruce de caminos: batalla de motos y scooters

En los dos casos se apuesta por ofrecer un vehículo polivalente que pueda ser usado los siete días de la semana, sin excepciones. No se renuncia a cierta deportividad que ayude a divertirse en la típica estripada dominguera o incluso realizar algún viaje, pero en general ambos están destinados a ser, ante todo, muy versátiles.

La lógica se impone. Por ello, en apartados como el de suspensiones se opta por la opción más cómoda. De este modo, ambos fabricantes se han decantado por un tarado blando con reacciones bastante suaves independientemente del tipo de asfalto y el estado del mismo.

En cuanto a cifras, la moto bávara dispone de una horquilla convencional, sin reglaje, de 43/140 mm, mientras el scooter italiano se conforma con una horquilla también convencional con unas medidas de 41/120 milímetros.

Al poseer un setting de serie poco exigente aumenta la maniobrabilidad a baja velocidad, un detalle muy importante, sobre todo en el GP 800, al circular por ciudad, ya que sus más de 250 kilos en orden de marcha no resultan tan complicados de controlar en este escenario.

A pesar de todo, en carretera, al aumentar el ritmo, el Gilera es algo más impreciso cuando entra en curva que la moto, y es que la F 800 S se comporta muy bien en puntos como las frenadas y es más estable, pero su horquilla retorna demasiado rápido, lo que no la ayuda a girar con la máxima facilidad en curva.

En lo que respecta a los cuartos traseros, la moto confía en un amortiguador con sistema progresivo de 140 mm ajustable, y el megascooter en un amortiguador de 133 mm con precarga de muelle variable. En la BMW, el amortiguador se apoya en un basculante monobrazo de aluminio y en el Gilera en un doble brazo de acero que los ayudan a solventar la papeleta con sobrada eficacia en los dos casos.

Respecto a su transmisión, la cadena del GP 800 y la correa de la F 800 S ofrecen un muy buen tacto de gas. Esto es muy importante en el italiano, pues el variador te mantiene siempre en la zona de potencia, por lo que incluso se llega a notar cómo la rueda trasera desliza sobre zonas húmedas o pintadas con relativa facilidad.

Un dato determinante entre ambos es el porcentaje en el reparto de peso, aunque los dos lo reparten casi al 50 %. La BMW es un poco mejor en este sentido, aunque tenga el depósito situado en la parte trasera, por lo que su agilidad y comportamiento, especialmente en tramos de curvas muy revirados, es un poco más efectivo.

Difícil elección

Cruce de caminos: batalla de motos y scooters

En definitiva, hay que tener una cosa bien clara: sea cual sea vuestra elección, podéis estar seguros de que acertaréis. Como ya hemos dicho, a pesar de las diferencias, el GP 800 y la F 800 S se mantienen fieles a una misma filosofía y son capaces de satisfacer, cada uno a su manera, las mismas necesidades. Y es que ni siquiera su precio es un dato que las diferencie, ya que, con un importe de 8.500 euros la BMW y 8.600 la Gilera, 100 euros no son motivo suficiente para hacernos decidir por una u otra.

Por lo tanto, lo único que debemos tener en cuenta es lo que esperamos de nuestra futura moto. De este modo, si lo que deseamos es disfrutar de la comodidad de uso y la exclusividad que puede ofrecernos un megascooter único en el mercado, el GP 800 será nuestra opción. Si de lo contrario somos más tradicionales, no queremos renunciar a la caja de cambios de toda la vida y gozar de una moto polivalente, pero con un ligero toque deportivo, la F 800 S es nuestra moto. ¡Tú eliges!


Jordi Hernández
Colaboran: Edu Fernández y Jordi Aymamí
Fotos: Santi Díaz

Concepto BMW F 800 SGilera GP 800
Marca BMWGilera
Modelo F 800 SGP 800
Año 20092008
Motor SOHC 2 cilindros en V a 90º, 4 tiempos, 8 válvulas, refrigeración líquida
Cilindrada 798 cc839 cc
Diámetro de carrera 82 mm x 75,6 mm x 288 x 69 mm
Compresión 12,0:110.5:1
Potencia 85 CV75 CV
Par 86 kgm7,8 kgm
Alimentación Inyección electrónicaInyección electrónica
Encendido ElectricoElectrónico digital CDI
Arranque ElectricoMotor eléctrico
Embrague Multidisco en baño de aceiteAutomático centrífugo en seco
Cambio de 6 relacionesVariador automático
Transmisión secundaria CorreaPor correa trapezoidal
Tipo chasis Doble viga de aluminioDoble cuna en acero redondo
Basculante Monobrazo de AluminioEstructura de aluminio fundido
Geometría 63,8 ºN.d.
Suspensión delantera Horquilla telescópica de 43 mmHorquilla telehidráulica 41/120 mm
Suspensión trasera Monoamortiguador de 140 mmAmortiguador hidráulico 133 mm, ajustable en precarga
Freno delantero Brembo flotante de 2 pistones de 320 mm2 discos de 300 mm, con pinzas de 2 pistones
Neumáticos 120/70-ZR17 17" y 180/55-ZR17 17"120/70 16\" y 160/80 15\"
Peso en vacío 182 kg245 kg
Largo total 2.082 mm2.237 mm
Distancia entre ejes 1.466 mm1.593 mm
Altura asiento 820 mm780 mm
Depósito gasolina 16 l18 l
Precio - 8.600 €
Garantía 2 años piezas y mano de obra
Importador BMW IbéricaPiaggio España S.A.
 
Da tu opinión

Comentarios (1)

  • jcsholatu
    jcsholatu 28-10-2012

    Bien y mal. Bien por comparar estas "motos" y mal al compararlas. Tengo la gp, y he llevado la f osea se de que hablo. La f es una moto tranquila, con la pegatina BMW. La gilera, custom por posicion y moto por diseño, es una desconocida con motor tipo V de doble bujia, 8 valvulas inyeccion y refrigerado por agua. La gp es grande y pontente y pesada en parado y segura, superdivertida y muy equilibrada salvo por la cadena. Con la f siempre estaras pensado en cambiarala por algo mas.. de moto. Con la gp sabras que tienes un scooter, es alta y vuela entre los coches, y solo tu sabras que es un motorron capaz de echarle una carrera a la moto que sea. Es una especie de ferrari en moto, Su diseño y construccion es admirable pero hay que saber manejarla y mantenerla como prototipo desmesurado que es. Mi otra moto es una k1200s.

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"