Comparativa BMW R 1100 S, Ducati ST3, Honda XL 1000 V Varadero

Publicado el 08/03/2010


Vota

0 0

La peregrinación hasta el G.P: de España, que se disputa en Jerez, es el más esperado por miles de motoristas. Nosotros lo hicimos con tres bicilíndricas de distinta categoría pero de talante GT.

El viaje más esperado

La alemana es la auténtica GT del comparativo y apareció en primavera de 2001 en sustitución de la R 1100 RT. La ST3 de Ducati, en cambio, es la moto más ligera y potente de este comparativo. Una deportiva con una posición de conducción racional y buena protección aerodinámica.

La Varadero, tras su estética de trail, esconde una auténtica GT todo uso. Una moto muy equilibrada, con un amplio carenado y un solvente motor inyectado, que como novedad para el 2004, incorpora un sistema de frenado con ABS.

En ruta hacia Jerez

El viaje más esperado


Nuestro viaje empezó el jueves anterior al G.P. de España. A las 8 de la mañana, bajo la lluvia, iniciamos nuestra emigración anual hacia el sur... En estas condiciones, las tres motos ofrecen una buena protección, pero lógicamente la BMW está un poco por encima de la Ducati y de la Varadero.

Sobre la moto alemana, la sensación de protección es total, tanto en lo que se refiere a los hombros como a las piernas y las manos. El hecho de que lleve una pantalla regulable eléctricamente es uno de los detalles que marcan la diferencia con respecto a sus rivales. Ésta conviene colocarla, a través del pulsador situado en la piña izquierda, de forma que el viento frontal se desvíe por encima del casco.

Si dicha pantalla se pone en posición completamente vertical, lógicamente protege más, pero se produce una turbulencia que hace que el tronco tienda a desplazarse hacia delante, empujado por el vacío que se crea tras ella.

Los puños calefactables son otro detallito extra que se agradece. No es el único, y lógicamente todo ello repercute en el precio final, que está muy por encima de sus más modestas rivales. En la Varadero, la protección también es buena, y está casi al nivel de la BMW. Su pantalla también es regulable, pero en este caso hay que hacerlo con un destornillador. Está bien estudiada para proteger brazos y piernas.

Además, el asiento es cómodo y confortable, con una posición de conducción con los brazos en alto bastante natural. La Ducati es la más sacrificada, a pesar de su generosa cúpula y de que el manillar se ha elevado con unas torretas. Bajando de la BMW o de la Varadero, la diferencia es sustancial. Protege poco los hombros, no lleva protección en las manos y la cúpula es alta pero de mediocre calidad; la imagen se distorsiona bastante. Además no tiene un buen acabado.

El conducir a través de una pantalla no suele ser un buen asunto porque el asfalto que vamos devorando a lo largo de nuestro viaje se suele distorsionar. Pero si la pantalla en cuestión hace aguas, la sensación es desagradable. En dirección al sur, el cielo se fue abriendo a nuestro paso y, a la altura de Tarragona, dejó de llover.

Tragamillas viajeras

El viaje más esperado


Quien más se mojó hasta entonces fue Agustí Nubiola, que a pesar de todo parecía encontrarse a gusto sobre la ligera Ducati, a la que adosó una enorme bolsa. Javier del Amor estaba muy satisfecho de rodar con la Varadero, y a mí, la BMW, también me gustó. Todos contentos...

Por autopista y sobre seco pudimos aumentar nuestro ritmo de viaje, y la verdad es que el límite de velocidad lo marcó el estilo de crucero-ligero de la moto alemana, y las paradas para repostar. La BMW es la, menos rápida, digamos, y más pesada que sus rivales. A un ritmo de 180 km/ hora, el motor boxer de la BMW giraba a 6.000 rpm; la Ducati, a casi 7.000 rpm, y la Varadero, a 6.200 vueltas.

Si retorcía el puño de gas de la BMW (tiene un recorrido excesivo), su consumo no llegaba a los 8,5 litros a los 100 km, en la Varadero se iba a los 10,5 litros y en la Ducati se mantenía en unos más que moderados 7,5 l. Eso nos daba una autonomía de 280 km en la moto alemana y unos 240 km con la Varadero, que casi se igualaba a la Ducati.

Por carretera nacional y a cruceros más moderados, los 21 litros del depósito de la Ducati daban para 300 y pocos km a buen ritmo, mientras que la Honda con 25 litros hacía casi el mismo kilometraje y la BMW con 25,2 la superaba en una decena más. Sí, la Honda era de nuevo la que gastaba más, 7,5 litros a los 100 km, seguida por la BMW, con 7,3, y la Ducati fue la que menos consumió con 6,5 para su más potente motor.

Para colocar el equipaje, la Ducati es la que más problemas presenta. No dispone de una parrilla amplia como la de la Varadero, y su asiento de dos niveles dificulta el colocar una bolsa. Entre el asiento y la parrilla, en la Honda hubo espacio suficiente para colocar incluso la bolsa de Agustí.

La BMW es otra historia porque equipa de serie dos maletas con capacidad de 33 litros, en las que cabe hasta un casco integral. Para la Ducati y la Honda hay juegos de motomaletas opcionales. En largas distancias, viajar por autopista con la BMW es como hacerlo en primera clase en cuanto a confort, pero en curva, sus reacciones no son tan neutras como las de la Honda o incluso la Ducati.

Veamos. En la moto alemana, para rodar a una velocidad de crucero elevada como la que imprimimos bajando a Jerez (bastante fuera de la ley), monta unas suspensiones demasiado blandas y, además, la sexta velocidad queda un poco descolgada con respecto a la quinta. El motor baja demasiado de vueltas cuando pasas de quinta a sexta, pero como contraprestación, el consumo con esta overdrive es bastante reducido y el motor gira muy descansado.

Entre 150 y 160 km/hora se nota un hormigueo (vibraciones) en los pies. La Varadero es la que más sensación de seguridad transmite, con una parte ciclo rígida en combinación con unas suspensiones confortables. Es una moto muy neutra, tanto con un ritmo de viaje elevado como rodando a una velocidad más baja sobre cualquier tipo de carretera. Un detalle que no nos gustó fue la falta de un indicador de nivel de combustible, hay que conformarse con un chivato luminoso.

Sobre la Ducati, como hemos comentado anteriormente, la protección aerodinámica no es la mejor, pero por otra parte su parte ciclo es excelente tanto en carretera abierta como en autopista. En largas curvas es la más noble, la más estable. Además es la más rápida...

Curvas dirección a Jerez

El viaje más esperado



Para bajar hasta Jerez escogimos una ruta que va hasta Granada y, de allí, a Jerez a través de la Ruta de los Pueblos Blancos. Ésta es una ruta llena de encanto, que recorrí durante muchos años. Pero los tiempos cambian y de las carreteras que yo recordaba, que incluían el paso por el interior de algunos pueblos (Calasparra, Caravaca, etc.), no queda nada, y ahora sólo hay larguísimas e impersonales rectas que dejan estos pueblecitos al margen de la carretera, las paradas, la cervecita sin y la tapa.

Desde Granada y tras desviarnos en dirección a Campillos, hicimos un bonito recorrido hasta Jerez, sobre un asfalto ocasionalmente húmedo o mojado. El final del tramo de este viaje discurre por una carretera rápida y revirada, sobre buen asfalto.

La BMW y su particular posición de conducción lideró el grupo sobre una superficie húmeda, porque los eventuales pilotos de la Varadero y la Ducati lo permitieron. En cualquier caso, no íbamos de carreras... La moto alemana era claramente la más lenta en los cambios de dirección y la menos eficaz en aquellas circunstancias. Pero la respuesta en bajos de su eterno motor boxer se mostró limpia y eficaz y, a pesar de que las suspensiones nos parecieron demasiado blandas y el neumático trasero es poco sensible al montar una carcasa muy dura, la RT aguantó bien el tipo.

El sistema de frenado con ABS está mejor resuelto en la Honda Varadero. Conviene recordar que en la Ducati el ABS no es opcional en esta ST3 y sí lo es en la ST-4. Volviendo a la BMW, hay que acostumbrarse a la reacción de la suspensión delantera tipo Telelever. Personalmente me gusta, pero a Javier del Amor sólo le gusta en las bajadas.

Coincidimos en que las reacciones del cardán son prácticamente inapreciables, en que el tacto del cambio es propio de una moto anticuada y, en este sentido, yo añadiría que cuando se monten los motores de última generación (el de la GS de 2004), la gama boxer dará un importante salto cualitativo.

¿Se puede comparar el comportamiento de una moto que pesa más de 280 kg en orden de marcha con el de la ligera Ducati?, nosotros lo hicimos. La moto italiana es más deportiva, ligera, excitante y divertida. El tacto del motor a bajas vueltas no es tan limpio como el de la BMW o el de la Varadero, y el del embrague no nos gustó. No obstante, en una carretera de curvas como la que lleva a Arcos de la Frontera sacó a relucir su esencia, su espíritu deportivo.

Su comportamiento en curvas rápidas o lentas es muy neutro y, cuando está inclinada, va sobre raíles. Una Ducati no se conduce, se pilota, y te pide que con el cuerpo la acompañes en los cambios de dirección que se hacen con gran rapidez y facilidad.

El comportamiento de su motor es lineal y constante. No se dispara en ningún momento, pero siempre tracciona, y lo cierto es que no deja de sorprender, a pesar del paso de los años, la efectividad de los incombustibles motores bicilíndricos italianos. Un detalle que no nos gustó es que los retrovisores son pequeños y vibran mucho. Tampoco el freno trasero, al que le falta potencia. Algo que me parece recordar es bastante normal en las Ducati.

La Varadero es una moto que conocíamos a fondo y que se ha defendido muy bien entre este selecto grupo de motos de turismo. A pesar de su estética trail, se ha comportado a un altísimo nivel como GT. Es una moto muy sana y algo pesada, que se conduce muy bien tanto por autopista como por carreteras reviradas, con unas reacciones muy neutras.

Esta nueva versión incorpora un sistema ABS, además del de frenada combinada. El ABS transmite confianza y, aunque en frenadas violentas la Varadero parece detenerse un poquito más allá de lo que desearíamos, es un buen argumento para conductores con poca experiencia. La elasticidad del motor en V le permite ir de curva a curva con rapidez. El tacto del cambio es exquisito, es muy cómoda incluso en las largas distancias y, en definitiva, sin destacar en nada en concreto, se adapta muy bien a cualquier situación.

Grazalema

El viaje más esperado


Llegados a Jerez quisimos buscar una carretera más revirada que la que nos trajo hasta aquí. Para completar nuestra prueba, necesitábamos llevar nuestras bicilíndricas a alguna carretera tipo puerto de montaña, donde presumiblemente la Ducati sacaría a relucir su casta, comprobar hasta qué punto una moto de más de 280 kg se movía en el que teóricamente no era su ambiente y, en mi caso, recordar lo divertida que es la Varadero entre curvas.

No nos costó mucho encontrar un escenario ideal donde además remataríamos la sesión de fotos: el Parque Natural de Grazalema, al que accedimos desde Arcos de la Frontera. Se trata de la zona con el más alto índice de lluvias de la Península. Y eso evidentemente se plasma en un paisaje multicolor y exuberante, lleno de colorido.

En los pueblos, inmaculadamente blancos, no faltan rejas y claveles como adorno. También hay una reserva de pinsapos (árbol parecido al abeto, con unas piñas muy grandes), única en Europa. ¿Cómo se desenvolvieron las bicilíndricas en este decorado?, pues yo diría que reflejaron su propio carácter.

Evidentemente, la BMW no demostró la agilidad ni la rigidez de la Ducati o la Honda. Pero éstas tampoco pudieron ofrecer el confort de la moto alemana. Con su comodísima posición de conducción, la RT demostró ser más ágil de lo que aparenta... y eso en buenas manos quiere decir que puede poner en aprietos a más de un conductor de moto deportiva.

También tiene a su favor el hecho de que el pasajero viaja en primera, algo que desde luego en la Ducati no sucede. La moto italiana se mostró muy ágil entre aquellas curvas con los márgenes inundados de verde, y la sensación racing de la ST3 salió a relucir. La Varadero no nos sorprendió, porque también en este ambiente se mostró efectiva; de hecho confirmó lo que nos demostró en otros ambientes: que no destaca en nada en concreto pero que se defiende muy bien en cualquier terreno.

Conclusiones

El viaje más esperado



En definitiva, descubrimos tres formas de viajar con tres bicilíndricas muy diferentes que reafirmaron su concepto.

La BMW es una auténtica y confortable GT que está muy por encima del precio de la Ducati y la Honda. Una moto que además se puede disfrutar a dúo hasta el fin del mundo, pues el pasajero viaja muy cómodamente. Yo diría que el antiguo motor boxer se queda un poco justo de prestaciones, y a buen seguro que se verá sustituido para 2005 por la última versión, que es la que incorpora la nueva R 1200 GS.

La Ducati es una buena alternativa por precio y prestaciones, pero para disponer de ABS tenemos que adquirir el modelo superior, es decir, la ST4.
No es tan cómoda como la Varadero o la BMW y, en un viaje como el nuestro, es más cansada. Sin embargo tiene un plus de sensaciones, es divertida y, por ser una Ducati, es relativamente cómoda.

Por lo que respecta a la Honda Varadero, podemos afirmar que es una moto muy agradecida. Confortable, con un tacto exquisito y muy equilibrada, tras su estética trail se esconde una gran moto de turismo, pero no para superar a la R 1150 RT en aspectos GT.

¿Qué prefieres para viajar: la clase Gran Turismo, la Sport Turismo o la Gran Trail...?


Álex Medina
Con la colaboración: Javier Del Amor y A. Nubiola
Fotos: Agustí Nubiola


Concepto BMW R 1100 SDucati ST3Honda XL 1000 V Varadero
Marca BMWDucatiHonda
Modelo R 1100 SST3XL 1000 V Varadero
Año 200420042004
Motor SOHC 6 valvulas, 2 cilindros boxer, aire/aceite2 cilindros en V a 90º, 4 tiempos, Desmo, 6 valvulas, refrigeración por aire2 cilindros en V a 90º, 4 tiempos, refrigerado por liquido, DOHC 8 válvulas
Cilindrada 1.085 cc992 cc996 cc
Diámetro de carrera 99 x 70,5mm x 294 x 71,5 mm x 298x66mm
Compresión 11,3:111,3:19.8:1
Potencia 98 CV102 CV94 CV
Par 9,8 kgm9,5 kgm10 kgm
Alimentación Inyección electrónicaInyección electrónicaInyección electrónica PGM-Fi
Encendido Electrónico Digital CDIElectrónico DigitalElectrónico Digital CDI
Arranque Motor eléctricoMotor eléctricoMotor eléctrico
Embrague Moodisco en secoMultidisco en secoMultidisco en baño de aceite
Cambio De 6 relacionesDe 6 relacionesDe 6 relaciones
Transmisión secundaria Por cardan ParaleverPor cadena selladaPor cadena sellada
Tipo chasis Multitubular en aluminio/aceroMultitubular en acero redondoDoble viga en acero
Basculante Monobrazo Paralever BMWDoble brazo en aluminioEn aluminio rectangular
Geometría 25º y 110mm de avance24º27,3º y 110mm de avance
Suspensión delantera Telelever BMW, amortiguador central de 110mmHorquilla invertida Showa de 43/130mm. multiajustableHorquilla telescopica con barras de 43/155mm
Suspensión trasera Sistema paralever con monoamortiguador de 130mm.Sistema progresivo, monoamortiguador de 148mm. multiajustablePro-Link con amortiguador de 145mm. ajustable en precarga
Freno delantero 2 discos de 305mm. con pinza de 4 pistones2 discos de 320mm con pinza de 4 pistones2 Discos de 296mm pinza de 3 pistones
Neumáticos 130/70 zR17" y 170/80 ZR17"120/70 ZR17" y 180/55 ZR17"110/90x19" y 150/70x17"
Peso en vacío 215 kg214 kg235 kg
Largo total 2.180 mm2.070 mm2.295 mm
Distancia entre ejes 1.478 mm1.430 mm1.500 mm
Altura asiento 800 mm820 mm838 mm
Depósito gasolina 18 l21 l25 l
Precio 13.050 €11.695 €12.599 €
Garantía 2 años piezas y mano de obra2 años piezas y Mano de obra2 años piezas y Mano de Obra
Importador BMW Ibérica S.A.Desmotron S.L.Montesa Honda S.A.
 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"