Comparativa Daelim S1 125 Fi, Kymco Agility City 125

Publicado el 03/02/2010


Vota

0 0

Por su funcionialidad, por las muchas ventajas que nos ofrecen en el día a día y por su excelente relación calidad-precio, los scooters que hoy comparamos se han ganado el apelativo de anticrisis.

image:1|center

Para esta temporada, Daelim ha introducido algunos cambios en su S1 125i. Las más destacables son el apoyo lumbar para el pasajero, un tapizado antideslizante para el asiento y las tulipas de los intermitentes transparentes para aumentar su visibilidad, y por si esto fuera poco, su precio ha disminuido en algo más de 200 euros. Para tratarse de un scooter económico, el S1 posee un equipamiento muy completo, con componentes tan destacables como la inyección electrónica o el sistema de frenada combinada.

image:2|left

El Agility City es uno de los ruedas altas más económicos del momento, lo que no ha sido impedimento para que pudiese disfrutar de un buen equipamiento de serie, con elementos tan interesantes como el baúl posterior (podremos guardar un casco integral) o un disco de freno en cada eje (de 260 y 240 mm).
Como siempre, el nuevo ruedas altas de Kymco hace gala de una excelente relación calidad-precio. Su diseño, equipamiento y comportamiento lo convierten en el scooter urbano por excelencia.Parece que estamos en crisis. El sector de las dos ruedas lo está notando, sobre todo tras unos años tan buenos en los que prácticamente se vendía todo. Pero ahora parece que tenemos que comenzar, al menos durante un tiempo, a priorizar nuestros gastos y pensar con detenimiento en qué vamos a invertir nuestro dinero. Es precisamente en estos momentos cuando scooters como los que hoy comparamos adquieren el protagonismo. Modelos como el nuevo Kymco Agility City 125 o el ya conocido Daelim S1 125i sacan a relucir su excelente relación calidad-precio, combinada con una economía de mantenimiento, facilidad de manejo y funcionalidad, excepcionales.

image:3|right

El comparativo de hoy toma como protagonistas a dos de los scooters de 125 c.c. más asequibles del momento, aunque, eso sí, siempre dentro de unos márgenes de calidad y con total garantía de buenos resultados. Vaya, que cualquiera de ellos lo podrías recomendar perfectamente a vuestro hermano o mejor amigo..

La posibilidad de elección es doble. Por un lado tenemos un rueda alta en toda regla como el Agility City, caracterizado por sus llantas de 16 pulgadas, una carrocería más estrecha y una altura de asiento mayor.

En el otro extremo, el Daelim S1 125i, un scooter urbano convencional, apoyado en unas llantas de altura intermedias de 13", una carrocería más voluminosa y una capacidad de carga, a priori, superior.

Aunque la altura de las llantas condiciona, como es sabido, su comportamiento, en cuestión de diseño coinciden en muchos aspectos.

Para comenzar, los dos se decantan por una plataforma plana que facilite la acción de subirse al scooter (sobre todo en el caso de las féminas cuando decidan ponerse una falda), nos ofrezca más espacio para las piernas y, en ocasiones, tenga sitio de sobras para transportar algún que otro objeto.

En líneas generales, el Daelim es el que nos proporciona una mayor habitabilidad. Su posición de conducción es la más espaciosa, y al mismo tiempo, su asiento, a pesar de tener un mullido un tanto duro, resulta ser el más cómodo.

image:4|left

El scooter de Kymco, como suele suceder en la enorme mayoría de los ruedas altas, ve limitado su espacio. Su posición no es muy incómoda, pero el erróneo diseño del asiento hace que el espacio aprovechable de su banqueta sea insufi - ciente. Sus formas nos obligan a ir sentados muy hacia delante, no hasta el punto de tocar con las rodillas en el escudo o manillar (está colocado a bastante altura), pero sí lo sufi ciente como para que no podamos aprovechar todo el asiento.

Circulando con pasajero, el problema aumenta. Es cierto que al llegar con un baúl se ve en cierto modo benefi ciado, al poder ser utilizado como respaldo, pero, por el contrario, éste reduce aún más el espacio y obliga al acompañante a ir encajonado entre el top case y el conductor.

Esto en el S1 no pasa; más bien se podría decir todo lo contrario, ya que al llegar la versión 2009 con un respaldo (debidamente acolchado) para el pasajero se ha mejorado notablemente la conducción a dúo. Además, gracias a las estriberas escamoteables de aluminio, también por lo que respecta a las piernas resulta bastante más confortable que el taiwanés, que penaliza con sus pequeñas estriberas integradas en la carrocería.

A la hora de protegernos del viento, el coreano es más efectivo en la parte baja -tapa un poco mejor las piernas-, mientras que el Agility City, gracias a la posición elevada de su manillar y a la minúscula pantalla que hay en él, desvía ligeramente mejor el aire del pecho. De cualquier forma, la protección aerodinámica no es una de sus virtudes más destacables, aunque como es lógico, cualquiera de nuestros invitados siempre será mejor y más limpio que, por ejemplo, una moto.

image:5|left

En cuanto al equipamiento que viene de serie, hemos de comprender que estamos ante scooters sobre todo económicos, por lo que era de esperar que, aunque bien dotados, en general, están más limitados que modelos de gama superior.
Para comenzar, ambos disponen de un panel de mandos muy básico, sin lujos, lo que permite una gran claridad de comprobación y, en el caso del Daelim, la posibilidad de disfrutar de un diseño muy limpio y actual gracias a la pantalla de cristal líquido incorporada.

Tras el escudo, los dos han montado un gancho portabolsas (muy pequeño y de limitada sujeción en los dos) y una guantera con cerradura, bastante más espaciosa y accesible en el Kymco.

Una de las razones por las que el Daelim no ha podido montar una guantera de mayor tamaño es porque el lado izquierdo de la misma está destinado a la entrada del depósito de gasolina. Esto lo hace mucho más accesible que la solución adoptada por el taiwanés, que, de forma tradicional, lo mantiene bajo el asiento.

Precisamente es por eso por lo que, bajo el asiento del Agility City, solamente podremos guardar un casco jet de los más pequeños; eso sí, siempre y cuando estemos dispuestos a pelearnos con él y dar con la complicada posición que nos permita cerrar el asiento.

Pero no está todo perdido, Kymco, en una acertada maniobra comercial, ha decidido regalar un baúl posterior con espacio para un integral. Ciertamente se agradece la iniciativa, ya que, si bien es cierto que estéticamente no es muy atractivo, desde el punto de vista de la funcionalidad resulta casi imprescindible.

El S1 no lo necesita, más que nada porque en su cofre cabe un integral holgadamente. Por cierto, Daelim ha tenido la gran idea de incorporar una luz de cortesía, lo que aún nos facilita más las cosas.

A la hora de aparcar, los dos nos ofrecen la posibilidad de escoger entre un caballete central o lateral. Respecto al primero, el más fácil de colocar es el del Daelim; el diseño de su palanca precisa menos fuerza para levantar el scooter, aunque una vez colocado, la estabilidad es la misma que en el Agility City.

Respecto al caballete lateral, el Kymco opta por el sencillo mecanismo de retorno por muelle, para ahorrar costes de fabricación, que, sumado al pequeño tamaño de la pata, lo hace más inseguro que el del S1, que emplea el práctico y cómodo desconectador de encendido.

image:6|right

Hasta el momento, el Daelim se lo ha puesto muy difícil a su oponente. Los diseñadores coreanos han hecho bien su trabajo, lo que, sumado a que, por lo general, en equipamiento, los scooters convencionales disponen de más espacio para integrar mayor número de elementos, se lo pone en bandeja al S1.
Pero el enfrentamiento no se queda aquí, si es en el comportamiento en lo que nos fi jamos, el Kymco puede dar la vuelta a la situación con facilidad, pues los técnicos taiwaneses están a la altura de las circunstancias y, técnicamente, han dotado muy bien el Agility City.

En igualdad de condiciones, el bastidor del Kymco se presenta mucho más rígido que el de su rival, y esto le confi ere cierta ventaja, por ejemplo, en curva e incluso en recta. Si a ello le sumamos la mayor altura de sus llantas (con los neumáticos, 100/80 x 16 y 120/80 x 16) y un apartado de suspensiones (horquilla convencional de 31/95 mm y dos amortiguadores de 80 mm) de buen tacto y recorrido, el resultado es un scooter de comportamiento noble y muy, muy fácil.

Dinámicamente, la enorme plataforma del S1 es un punto débil del bastidor. Por si fuera poco, Daelim ha optado por unas suspensiones (horquilla telescópica de 57 90 mm y amortiguador posterior de 80 mm) de comportamiento más bien duro, lo que, lejos de benefi ciarle, hace padecer un poco más al chasis. En comparación con el Kymco, el coreano es algo más nervioso, sobre todo si lo forzamos con frenadas fuertes o en terrenos muy bacheados, y aunque no se puede poner nunca en duda su estabilidad, la valoración general del Agility City es algo mejor.

Desenvolviéndose entre el tráfi co, los dos son unos auténticos virtuosos. No podemos tener queja alguna en aspectos como la manejabilidad o la maniobrabilidad, ya que no resultan para nada ni pesados, ni lentos de movimientos en estas circunstancias.

Su peso no excede de los 120 kilos en ninguno de los dos casos, pero es que, además, su estabilidad es total incluso a poca velocidad, y unida a un acertado radio de giro nos deja colarnos por cualquier parte y ratonear sin ni siquiera apoyar un pie en el suelo.

image:7|left

Es por ello por lo que en cualquiera de ellos nos sentiremos el rey de la ciudad y siempre muy seguros, pues si en algo van realmente sobrados nuestros invitados, es en frenada.

El Agility City es una verdadera bestia en este apartado. Sus dos discos de freno, con unas impresionantes medidas de 260 y 240 mm, y el buen trabajo desempeñado por las pinzas de doble pistón que los acompañan no sólo nos garantizan un tacto de frenada exquisito, sino que además disfrutan de un mordiente realmente fuerte.

El S1 también podría ser catalogado como un muy buen frenador. Quizás sus dos discos de 240 y 200 mm, con pinzas de dos y un pistón respectivamente, no ofrecen la exagerada potencia del Kymco, y posiblemente sus levas tengan un tacto un poco más duro. Pero en cualquier caso el coreano está, sin lugar a dudas, un poco por encima de la media en la categoría. Como colofón, el Daelim integra un sistema de reparto de frenada (algo digno de halago en un scooter de su segmento y precio) que, por un lado, aumenta considerablemente el margen de seguridad y, por otro, simplifi ca al máximo la acción de frenar.

Por todo ello, nuestros invitados pueden ser clasifi cados como unos ciudadanos de pro: ágiles, capaces, manejables y efectivos. Sortean los atascos sin problemas e incluso en maniobras como bajar o subir los bordillos (si son muy altos, el S1 puede llegar a tocar con la panza) nos lo pone muy, muy fácil.

image:8|left


Si hay algo en lo que tanto Daelim como el Kymco destaquen, mecánicamente hablando, es en fi abilidad. No desean ofrecer a su propietario unas prestaciones de vértigo, ni ser el más veloz, ni el que mejor acelere, simplemente son propulsores de contrastada solvencia, con unas prestaciones más que aceptables, aunque, eso sí, fi ables ante todo.

Sus motores no son para nada complejos; de hecho, sus monocilíndricos son unos 4T SOHC, 2V en el caso del Kymco y 4V en el del Daelim, refrigerados por aire; más sencillez, imposible. Sólo el S1 se escapa un poco de esta idea incorporando un sistema de alimentación por inyección, aunque para nada complica su situación, sino más bien todo lo contrario, ya que gracias a él funciona de una forma más óptima y efi caz que su rival. Y es que a pesar de superar los dos la Euro 3, el coreano puede garantizarnos una mezcla más precisa y unos consumos más reducidos (tan sólo 3,8 litros a los 100 km) y, casi con toda seguridad, unas emisiones inferiores.

La verdad es que pese a las diferencias, los dos trabajan de forma muy parecida y obtienen unos resultados muy similares. Ambos transmiten a la rueda una potencia de unos 9 CV y, en prestaciones, aceleran y corren prácticamente lo mismo. Las cifras que desarrollan se encuentran básicamente en la media de la categoría, no apreciaremos ninguna carencia respecto a sus rivales más directos, ya que son, sin duda, las sufi cientes para poder transitar fácil y desahogadamente por ciudad. Si por alguna razón debemos salir de su cobijo, ningún problema, también son capaces de circular por vías rápidas dentro de unos amplios márgenes de seguridad (sus velocidades punta superan los 100 km/h) y sin que tengamos la sensación de ser un estorbo para el resto del tráfico.
Además, sobre todo en el caso del Daelim, podremos recorrer un montón de kilómetros, ya que gracias a la inyección electrónica y a la generosa capacidad de su depósito de gasolina (8,5 litros), puede funcionar durante más de 200 kilómetros sin pasar por la gasolinera..

image:9|right
Concepto Daelim S1 125 FiKymco Agility City 125
Marca DaelimKymco
Modelo S1 125 FiAgility City 125
Año 20072009
Motor SOHC monocilíndrico de 4 tiempos, 4 válvulas, refrigeración por aireSOHC monocilíndrico de 4 tiempos, 2 válvulas, refrigeración por aire
Cilindrada 124 cc124 cc
Diámetro de carrera 56 x 50.7 mm52.4 x 57.8 mm
Compresión 10.8:19,6:1
Potencia 14 CV9.3 CV
Par 1,08 kgm0,94 kgm
Alimentación Inyección electrónicaCarburador 22 mm
Encendido Electrónico digital CDIElectrónico digital CDI
Arranque Motor eléctricoMotor eléctrico y pedal
Embrague Automático centrífugo en secoAutomático centrífugo en seco
Cambio Variador automáticoVariador automático
Transmisión secundaria Por correa trapezoidalPor correa trapezoidal
Tipo chasis Simple cuna desdoblada en tubo de acero redondoSimple cuna desdoblada en tubo de acero redondo
Basculante Grupo motopropulsor oscilanteGrupo motopropulsor oscilante
Geometría
Suspensión delantera Horquilla telescópica con barras de 90 mmHorquilla telescópica con barras de 31/95 mm
Suspensión trasera Amortiguador de 80 mm de recorrido, ajustable en precarga2 amortiguadores hidráulicos de 75 mm de recorrido
Freno delantero Disco de 240 mm, pinza de 2 pistonesDisco de 260 mm, pinza 1 pistón
Neumáticos 130/60 x 13\" y 130/60 x 13\"100/80 x 16" y 120/80 x 16"
Peso en vacío 123 kg121.5 kg
Largo total 1.956 mm2.045 mm
Distancia entre ejes 1.480 mm1.338 mm
Altura asiento 765 mm790 mm
Depósito gasolina 8.5 l5.8 l
Precio 1.749 €1.849 €
Garantía 2 años en piezas y mano de obra2 años
Importador Daelim IbéricaKymco Moto España S.A.
 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"