Comparativa Derbi GP1 Racing 125, Gilera Nexus 125

Publicado el 03/02/2010


Vota

0 0

A la nueva versión del Gilera Nexus 125 enfrentamos el renovado Derbi GP1 Racing 125. El scooter de Martorelles ha revisado sus puntos flacos para luchar con los deportivos convalidados.

Deportiva rivalidad

No hace falta decir que vamos a comparar dos de los modelos más deportivos de la categoría acogida a la convalidación del permiso de conducir B=A1. Curiosamente, los dos pertenecen al mismo grupo empresarial, a Piaggio, y curiosamente también los dos han salido de unas fábricas que tradicionalmente se han asociado al carácter deportivo y juvenil: Derbi y Gilera.

El Nexus 125 es el más pequeño de la remozada familia de scooters deportivos de la marca Gilera. Como en el Derbi, su motor es el conocido Leader refrigerado por líquido, pero en la versión más evolucionada.

Los dos son scooters de carácter deportivo, aunque cada uno a su manera. Mientras el GP1 Racing es más extremo, el Nexus 125 ofrece un considerable confort de marcha. La diferencia de precio entre ellos es un punto a tener en consideración: 2.899 euros, el Derbi GP1 Racing 125 por los 3.799 euros del Gilera Nexus 125.

Diferentes

Deportiva rivalidad

Nada más sentarnos encima de ellos encontramos la primera diferencia: la posición de conducción. Subidos al Derbi GP1 Racing 125 –hay que hacerlo como en una motocicleta porque su chasis perimetral de aluminio es exactamente igual que el de las deportivas GPR de la marca–, notamos que no se trata de un scooter convencional. La posición de conducción es elevada, a pesar de que se hace pie con mayor facilidad que antes, y echada sobre el tren anterior. Los pies descansan en una plataforma de pequeñas dimensiones y no pueden ser adelantados. El manillar es corto, y el GP1 se convierte así en un scooter muy manejable, con un radio de giro muy reducido, por lo que las maniobras en parado o baja velocidad son rápidas y muy sencillas.

Sobre el Gilera Nexus 125 también circulamos desde una altura considerable, aunque como en el caso del Derbi GP1 se hace pie con bastante facilidad. En su favor hemos de decir que es más sencillo acceder a él, no hay que levantar la pierna como en el Derbi, y la plataforma deja mayores posibilidades: las piernas pueden reposar en ángulo recto o bien adelantadas en la parte vertical de dicha plataforma. El asiento del Nexus presenta mayores dimensiones y considerable mullido. Por todo esto podemos afirmar que la calidad de marcha es mucho mayor en el italiano que en el scooter español. El manillar del Gilera es más ancho y queda muy cerca del tronco del conductor, por lo que circularemos con los brazos sensiblemente más encogidos.

La movilidad en ciudad, eso sí, se lleva a cabo con mayor soltura en el Derbi, que, como hemos señalado antes, dispone de un corto radio de giro, además de un peso contenido y un escaso volumen frontal comparado con el Gilera. El Nexus ofrece en cambio una importante protección aerodinámica gracias al frontal y la pantalla, y el pasajero dispone de un espacio considerable, que en el Derbi es casi casi testimonial.

Deportivos a su manera

Deportiva rivalidad

Las mejoras a las que ha sido sometido el Derbi GP1 Racing 125 se basan en elementos prácticos, estéticos y de parte ciclo. En este último apartado cabe destacar la adopción de un par de amortiguadores de 80 milímetros de recorrido para el tren trasero; en la versión anterior, tanto en éste como en el modelo de 250 centímetros cúbicos, se servía de un único amortiguador regulable en precarga que hacía tope con mucha facilidad. Dicho problema se ha solventado ahora con la adopción de un par de ellos situados a ambos lados en lugar del único central. En el tren delantero se mantiene la horquilla invertida firmada por Marzocchi de 40 milímetros de diámetro y 100 mm de recorrido. Estas suspensiones tan consistentes, tanto delante como detrás, ofrecen un excelente compromiso en conducción deportiva porque hacen del Derbi GP1 Racing un scooter tremendamente estable en curva, y muy ágil gracias a su corta distancia entre ejes (tan sólo 1.374 mm). Por el contrario, esa misma distancia entre ejes, junto a unas suspensiones tan duras, hace que a alta velocidad note más que el Nexus las irregularidades del terreno y se menee con mayor facilidad que el italiano, que goza de un aplomo asombroso y es mucho más estable en este sentido.

El Gilera Nexus 125 utiliza unos componentes más convencionales que el Derbi GP1 Racing. En el tren trasero sí que monta un par de amortiguadores como aquél, de 76 milímetros de recorrido y regulables en precarga, pero en el tren anterior cambia de confi guración respecto al Derbi: una horquilla convencional de 35 milímetros de diámetro y 94 mm de recorrido. El comportamiento del Nexus con tal equipo es más confortable que el del GP1, las suspensiones son más mórbidas y se adaptan mejor a los pisos en mal estado.

La rigidez de la parte ciclo del Derbi GP1 Racing hace que sea más inestable sobre según qué terrenos, es cierto, pero cuando el asfalto está en buenas condiciones se comporta de maravilla. En una carretera de curvas podemos pasarlo estupendamente –ateniéndonos siempre a las prestaciones de un motor de 125 centímetros cúbicos, claro– porque es muy estable en las frenadas y en el paso por curva. Sólo sería mejorable la calidad de sus neumáticos.

En la frenada vuelve a desmarcarse de su rival. El GP1 Racing lleva un disco de freno delantero de 245 milímetros con pinza de anclaje radial de dos pistones paralelos, mientras que el Nexus monta un disco de 260 mm con pinza convencional de dos pistones. La frenada del GP1 es muy buena, con un equipo así no podía ser de otra manera, pero lo que se echa en falta es algo más de tacto. Hay que aplicar una fuerza que ha de ser gradualmente mayor a medida que queremos frenar más impetuosamente. Al Nexus, aunque con un mecanismo a priori más discreto, no le falta tacto, si bien no dispone de tanto mordiente (el impulso repentino de la frenada) como el scooter de Derbi. Aquí tiene mucho que ver, al margen de la diferencia entre los componentes de uno y otro, la diferencia de peso existente entre ellos: el GP1 Racing 125 pesa 139 kilogramos reales frente a los 172 kilogramos del Nexus 125. El freno trasero, compuesto en los dos por un disco de 240 milímetros, trabaja muy bien en ambos, con demasiado mordiente, si cabe, en el Derbi GP1 Racing 125.

Finos motores Leader

Deportiva rivalidad

Las diferencias en las prestaciones obtenidas en nuestro banco de potencia son dignas de mención, porque aunque los dos equipan el mismo motor Leader de Piaggio, el del Gilera Nexus es la versión más evolucionada.

Tiene mucho que ver en tales circunstancias el peso de uno y otro (señalado con anterioridad). Los dos aceleran muy bien, aunque al Nexus le cueste un poco más que al GP1 Racing arrancar su peso desde parado, es como si los más de treinta kilos de más que pesa el Gilera se convirtiesen en un terrible y determinante lastre. Luego, una vez en marcha, los dos aceleran con mucho ímpetu, se recuperan con solvencia y giran muy finos. Sobre todo el motor del Nexus. Ninguno de los dos transmiten apenas vibraciones al conductor, pero es que en este caso los nulos rumores emitidos por el motor y su finura de funcionamiento son realmente sorprendentes.

Con los datos en la mano, vemos que el Derbi GP1 Racing 125 pasa de cero a cincuenta kilómetros por hora en 3,8 segundos, mientras que el Gilera Nexus 125 necesita 4,3 segundos en la misma aceleración. Luego, no obstante, podemos apreciar que el italiano tarda menos en llegar a los noventa kilómetros por hora, 16,4 segundos frente a 18,3 segundos el Derbi.

Otro dato significativo es el del consumo: el Gilera Nexus 125 necesita 4,5 litros de combustible de media para cubrir cien kilómetros, mientras que el Derbi GP1 Racing 125 requiere 5,2 litros de gasolina en el mismo trayecto. Este consumo, junto a un tanque de combustible de quince litros, hace que la autonomía del Gilera Nexus suba hasta la nada despreciable cifra de 333 kilómetros. En el caso del Derbi, con depósito de once litros, la autonomía es de tan sólo 212 kilómetros.

Resumidas cuentas

Deportiva rivalidad

Como hemos podido comprobar, las diferencias entre el Derbi GP1 y el Gilera Nexus muestran un scooter, el primero, muy orientado a un uso deportivo y que busca el grueso de su clientela entre los más jóvenes, aquellos que anteponen el carácter y el comportamiento deportivo a la calidad de marcha, y por otro lado, el Nexus, deportivo también pero que sabe combinar a la perfección esa vertiente sport con una más que aceptable calidad de marcha.

Visto lo visto, lo único que nos queda por destacar en estos scooters deportivos es el precio, bastante dispar entre ellos. El Nexus se desmarca negativamente de su competidor con un coste de 3.799 euros, excesivo si tenemos en cuenta que se trata de un ciento veinticinco y que Derbi pide por su renovado GP1 Racing casi un millar de euros menos, 2.899 euros. Ya hemos dicho que el target principal del scooter de Martorelles se halla entre los más jóvenes, de ahí muy posiblemente su precio tan ajustado.

Sin embargo, no nos parecerá tanto lo que se pide por el Nexus si consideramos que su motor Leader es el más evolucionado de la familia, muy respetuoso con el medio ambiente (supera la normativa Euro 3), y que este scooter viene equipado con elementos propios de un scooter gran turismo, al estar derivado de su hermano de 250 c.c.

El motor del GP1 es un Leader también, pero una versión anterior. De manera que, además de presentar unos consumos medios superiores a los del motor Leader del Nexus, no supera la normativa medioambiental que está por llegar. Por lo que cuando se implante dicha normativa deberá adoptar el Leader más evolucionado, con la teórica subida de precio que seguramente esto implicará.


Juanan Martín
Fotos: Xavier Pladellorens/Santi Díaz (estudio)
Con la colaboración de Tono García

Concepto Derbi GP1 Racing 125Gilera Nexus 125
Marca DerbiGilera
Modelo GP1 Racing 125Nexus 125
Año 20082008
Motor SOHC monocilíndrico, 4 tiempos, 4 válvulas, refrigeración líquidaSOHC 1 cilindro, 4 tiempos, 4 válvulas (Leader), refrigeración líquida
Cilindrada 124 cc124 cc
Diámetro de carrera 57 x 46,6 mm57 x 46 mm
Compresión 12,5:112:1
Potencia 10.7 CV10.6 CV
Par 1,1 kgm1,05 kgm
Alimentación Carburador Keihin CVK 306 BCarburador
Encendido Electrónico digital CDIElectrónico digital CDI
Arranque Motor eléctricoMotor eléctrico
Embrague Automático centrífugo en secoAutomático centrífugo en seco
Cambio Variador automáticoVariador autmoático
Transmisión secundaria Por correa trapezoidalPor correa trapezoidal
Tipo chasis Perimetral en aluminioDoble cuna en acero
Basculante Grupo motopropulsor oscilanteGrupo motopropulsor oscilante
Geometría
Suspensión delantera Horquilla hidráulica invertida de 35/90 mmHorquilla telehidráulica de 35/94 mm
Suspensión trasera Dos amortiguadores de 75 mm, ajustables en precarga de muelleDos amortiguadores de 76 mm, ajustables en precarga de muelle
Freno delantero Disco de 245 mm, pinza radial de 2 pistonesDisco de 260 mm, pinza de 2 pistones
Neumáticos 120/70 x 14” y 140/60 x 13”120/70 x 14” y 140/60 x 14”
Peso en vacío 138 kg172 kg
Largo total 1.914 mm2.100 mm
Distancia entre ejes 1.374 mm1.530 mm
Altura asiento 820 mm810 mm
Depósito gasolina 11 l15 l
Precio 2.899 €3.799 €
Garantía 2 años en piezas y mano de obra2 años en piezas y mano de obra
Importador Derbi Nacional Motor S.A.Piaggio España S.A.
 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"