Comparativa Yamaha Vmax, Harley Davidson VRSC V-Rod Muscle

Publicado el 03/02/2010


Vota

1 0

Motos para aquellos que van por la vida pisando fuerte.

V-Rod Muscle vs. V-Max: Potencia sin fin

La esperada y espectacular V-Max de Yamaha ha causado un buen revuelo. La sucesora de aquella bestial 1200 de hace más de 20 años no podía defraudar a los seguidores de esta moto-dragster, y desde luego, no lo hace. Sus cifras quitan el hipo: 1.670 cc para un motor V4 LC de casi 200 CV y 18 kgm de par, para un peso que supera los 300 kg. Como se puede ver, hablamos de algo muy bestia. Es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en poco más de 3 segundos.

Frente a este impresionante despliegue de fuerza bruta, la también nueva Harley V-Rod Muscle es menos hiperbólica que la Yamaha, pero no por ello deja de ser imponente, con su motor bicilíndrico en V a 60° de refrigeración líquida, que anuncia 125 CV (109 CV reales), 10,4 kgm de par y un peso de 295 kg.

Ambas motos están pensadas básicamente para el mercado norteamericano, donde no se puede correr mucho pero nadie impide acelerar muy fuerte (en recta...), al más puro estilo dragster. Con cualquiera de estas dos motos serás el rey de los semáforos, dejando clavados al 95 % de las motos y la 100 % de los coches... aunque tengas que frenar enseguida.

Si te va lo salvaje, aquí tienes dos de las más brutales motos que puedes encontrar en el mercado. Potencia sin fin, aceleraciones de misil, más músculos que Schwarzenegger y Stallone juntos... Hay otro punto donde también triunfarán los propietarios de estas bestias, y es el de la expectación. Son motos que despiertan la admiración allá adonde van y que harán girar muchas cabezas, y no sólo de los moteros.

Pero hablando de la ciudad –porque, no nos engañemos, muchos las usarán para lucirse- habrá que estar cachas para circular por la urbe con un bicho de semejante volumen, en especial con la V-Max, porque a un volumen y peso muy elevados se une una tendencia a cerrar la dirección a muy baja velocidad (maniobras), que puede significar una tonta caída.

Recomendamos girar poco la dirección en las maniobras, puesto que con el manillar a tope es muy fácil que la V-Max acabe en el suelo, y para levantarla...

La Muscle lo pone algo más fácil, de entrada porque no tiene la misma tendencia a cerrarse que la Yamaha y también porque su altura de asiento es mucho más reducida, lo que permite a cualquiera llegar con ambos pies al suelo, aunque su enorme neumático trasero tampoco da excesivas facilidades. En todo caso, con cualquiera de las dos, pocas filigranas entre el tráfico. Eso sí, serán las reinas del bulevar.

Muy, pero que muy bestias

V-Max y V-Rod Muscle

Si con la Muscle llevas en la cabeza el mismo chip que con una Fat Boy o Softail, vas muy equivocado; no tiene nada que ver. De entrada, ni vibra, ni se mueve, como los clásicos motores de varillas americanos, pero sobre todo ¡cómo acelera! Los que en el semáforo la veían como a una clásica Harley a la que dejar atrás cuando se enciende la luz verde, pronto saldrán de su error al ver que se quedan clavados en la salida.

Pero si lo que os interesa es la aceleración máxima, esa que te sacar girar los ojos de las órbitas y que te hunde el estómago, hay que roscar el gas de la V-Max a fondo. La diferencia entre esta muscle bike y cualquier otra moto potente es que la Yamaha acelera como una salvaje en cualquier régimen o con cualquier velocidad engranada, y no sólo a altas vueltas o en marchas cortas. La reacción tan inmediata al puño de gas llega a sorprender al más pintado y asustará a los novatos, aunque ya ahora la recomendamos solamente a gente habituada a llevar motos potentes. Novatos, abstenerse.

La anterior V-Max 1200 fue concebida casi exclusivamente para el mercado americano, en el más puro estilo dragster. Una moto con una agilidad nula que realmente costaba mucho esfuerzo inscribir en curva. Con la nueva, y viendo que el concepto sigue siendo similar a la anterior, pero con un volumen aún mayor, esperábamos una moto prácticamente inconducible. De hecho, y como hemos comentado, a baja velocidad no lo pone fácil, pero, amigos, la cosa cambia a la que nos movemos un poco. Nunca pensaríamos que una mole como la V-Max se moviera tan bien en curvas. Vamos a ver: no estamos hablando de que tenga la agilidad de una Streetfighter, ni mucho menos, porque se trata de una moto enorme y con casi 300 kg de peso, pero está claro que se ha trabajado en las geometrías para conseguir una agilidad por lo menos decente.

La Muscle juega con la ventaja de un bajo centro de gravedad, aunque se ve penalizada por el enorme neumático trasero de 240 mm, que se empeña en querer mandar sobre el resto de la moto. Esto, junto a una considerable distancia entre ejes y un abierto ángulo de dirección, hace que esta V-Rod salga abierta de los virajes, por lo que hay que anticipar la entrada en curva, si queremos salir por nuestro carril. Aunque añoramos la agilidad del anterior neumático de 180 mm, una vez dentro manifiesta una buena estabilidad, aunque más de delante que de atrás, donde los dos cortos amortiguadores tienen excesivo trabajo.

La V-Max tiene un comportamiento algo más nervioso, aunque sus suspensiones están bastante más elaboradas que las de su rival, en especial la trasera, donde su Monocross progresivo se adapta mucho mejor al asfalto que los dos amortiguadores de la Muscle. Si algo hay que achacarle, es un ajuste inicial blando, que si bien absorbe bien los baches, le otorga una ligera imprecisión, pero sólo cuando vamos claramente por encima de lo que toca.

En todo caso, con ambas, pero muy especialmente con la Yamaha, hay que ser cauteloso al abrir el gas de golpe, porque siempre hay mucho par y muchos caballos conectados a la rueda trasera. En la V-Max, acelerando fuerte hasta en 3ª, la rueda trasera patinará irremisiblemente, dejando una estela negra en el asfalto.

De frenos van bien equipadas, mejor en la Yamaha que cuenta con unas tremendas pinzas radiales de 6 pistones, con bomba también radial, con el plus de llevar ABS de serie. En la Harley, un disco trasero de igual diámetro que el delantero funciona muy bien en una moto de estas inercias.

Pasión vs. razón

V-Rod Muscle vs. V-Max: Aceleraciones de misil

Estas motos son el más claro ejemplo del triunfo del corazón frente a la razón. Son la moto en su esencia más pasional, porque te ofrecen, ante todo, sensaciones: prestaciones de vértigo, conducción ruda, y montar una moto exclusiva y con mucha personalidad. Prácticamente no podrás usarlas para cada día -sufrirás entre el tráfico- ni para viajar: la posición de la Muscle es muy cansada -a pesar de su cómodo asiento- y la autonomía de la V-Max es poco menos que ridícula. Esto, sin contar con que en ninguna de ellas hay nada que nos pare el aire de la marcha.

No, estas motos las comprarán verdaderos apasionados de las máximas prestaciones, hedonistas y algo narcisistas a los que les guste ser admirados y envidiados... y que dispongan de una cuenta corriente en buena forma, desde luego.


Jordi Aymamí
Fotos: Juan Pablo Acevedo
Con la colaboración de Lluís Morales

Concepto Yamaha VmaxHarley Davidson VRSC V-Rod Muscle
Marca YamahaHarley Davidson
Modelo VmaxVRSC V-Rod Muscle
Año 20092009
Motor DOHC 4 cilindros en V a 65°, 4 tiempos, 16 válvulas , refrigeración líquidaDOHC 2 cilindros en V 60º, 4 tiempos, 8 válvulas, refrigeración líquida
Cilindrada 1.679 cc1.246 cc
Diámetro de carrera 90 x 66 mm 105 x 72 mm
Compresión 11.3:111.5:1
Potencia 200 CV122 CV
Par 17 kgm11,7 kgm
Alimentación Inyección electrónica, 48 mmInyección elctrónica ESPFI
Encendido Electrónico digital CDIElectrónico digital CDI
Arranque Motor eléctricoMotor eléctrico
Embrague Multidisco en aceiteMultidisco en aceite
Cambio De 5 relacionesDe 5 relaciones
Transmisión secundaria Por árbol cardánicoPor correa dentada
Tipo chasis En aluminio tipo diamanteDoble cuna cerrada en acero
Basculante Doble brazo con cardánDoble brazo en aluminio
Geometría 31° y 148 mm34° y 142,2 mm de avance
Suspensión delantera Horquilla telescópica de 53/120 mmHorquilla invertida de 43/102 mm
Suspensión trasera Monoamortiguador progresivo de 110mm, ajustable2 amortiguadores de 74 mm, ajustables en precarga
Freno delantero Dos discos lobulados de 320 mm, pinzas radiales de 6 pistones y ABS2 discos Brembo de 300 mm, pinzas de 4 pistones
Neumáticos 120/70 ZR 17” y 180/55 ZR 17”120/70 ZR 17” y 180/55 ZR 17”
Peso en vacío 299 kg292 kg
Largo total 2.395 mm2.410 mm
Distancia entre ejes 1.700 mm1.700 mm
Altura asiento 775 mm650 mm
Depósito gasolina 15 l18.9 l
Precio 20.799 €20.450 €
Garantía 2 años piezas y mano de obra2 años enpiezas y mano de obra
Importador Yamaha Motor España, S.A.Harley-Davidson España
 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"