Comparativa Honda CB 600 F HORNET, Honda CB 1000 R

Publicado el 03/02/2010


Vota

0 0

Dos opciones para diferentes niveles de conducción.

CB 1000 y Hornet 600 en carretera

Para quien está buscando una moto con la que divertirse en carretera pero que al mismo tiempo le permita moverse con soltura a diario, Honda propone dos opciones parecidas pero que aportan distintas sensaciones.

Cuando en nuestras preferencias de uso a la hora de subirnos a una moto se impone la carretera al circuito pero no queremos renunciar a un buen motor lleno de sensaciones, existen en el mercado modelos pensados específicamente para un uso sport sin tener que renunciar a un confort de marcha digno casi de motos touring. Es el caso de nuestras dos invitadas de hoy, las CB más deportivas disponibles en el catálogo de la marca del ala dorada.

Pequeña R naked

CB 1000 R y Hornet 600 en ciudad

Aunque Honda le quiere dar un trato de moto lógica, la Hornet 600 es la más deportiva de sus nakeds de media cilindrada. De hecho, su motor está derivado directamente del utilizado por su modelo de supesport, la CBR 600 RR de 2007, y la parte ciclo presenta unos componentes de alto nivel tecnológico.

La posición sobre ella no es forzada como la de una moto deportiva. De hecho, resulta incluso bastante cómoda, ya que el asiento se muestra amplio y la altura y anchura del manillar ayudan a adoptar una postura de los brazos relajada, sin cargar demasiado peso en ellos. Cabe destacar también que la situación del puesto de conducción está muy centrada respecto a ambos ejes, y eso hace que se gane en confianza y se sienta una gran sensación de control sobre la moto.

La Hornet de 2009 apenas cambia estéticamente respecto al modelo precedente. Las únicas modificaciones que recibe son cromáticas: la horquilla (invertida) es ahora plateada, perdiendo el color dorado de la versión 2008, mientras que el chasis adquiere un color negro mate que acentúa la sensación visual de solidez del conjunto central. También los relojes, por su parte frontal y en el diseño de los dígitos de la escala del cuentavueltas, y los plásticos laterales de debajo del asiento del pasajero cambian de color para este año.

Mecánica casi eléctrica

CB 1000R vs. CB 600 F Hornet

Cuando se circula con la CB 600 F Hornet por autopista te das cuenta que estás sobre una planta motriz de exquisita fabricación. Como ya queda dicho, es el mismo propulsor que impulsa a la CBR 600 RR, pero revisado para conseguir unos bajos y medios más solventes, aunque eso haya significado tener que sacrificar parte del buen rendimiento de este motor a altas vueltas.

Se trata de una mecánica casi eléctrica por el tacto y el carácter que demuestra. Es un motor muy silencioso; tanto, que a los 100-110 km/h (unas 6.000 rpm) sólo se oye el viento en nuestro casco y no el motor ni la transmisión. Además, a partir de ese régimen es total el control sobre la moto desde el puño del gas, pues el sistema de inyección es uno de los más efectivos y suaves de cuantos hemos probado en la categoría, una cualidad que se convierte en necesaria cuando se aumenta el ritmo por carreteras de montaña. La salida de la curva es más efectiva gracias a que se puede empezar a abrir gas cuando todavía se está en plena inclinada, pues no hay desfase (por la gestión electrónica) ni brusquedad a la hora de entregar la potencia inicial por parte del sistema de inyección.

En cuanto a suspensiones y frenos, los elementos disponibles en la Hornet son de alta calidad. La frenada cuenta con la asistencia de CBS-ABS (existe la posibilidad de prescindir de ella con el modelo base), lo que la convierte en muy segura en situaciones de lluvia o piso en mal estado. En cuanto a la horquilla y el monoamortiguador posterior, una de las novedades que aporta para este 2009 es que se pueden regular en 2 vías (muelle y extensión). Con eso se consigue afinar sus prestaciones y mejorar el comportamiento de ambos ejes, algo que en el modelo 2008 ya era bueno.

Más de todo

Si decimos que la Hornet es una moto con talante deportivo, su hermana mayor –aunque Honda insiste en que no existe tal parentesco entre ellas-, la CB 1000 R, no deja lugar a dudas. En este caso, la marca anuncia abiertamente que sí se trata de una naked muy deportiva, de ahí la R de su nombre.

Como en la 600, el motor de la 1000 está derivado de la CBR de la misma cilindrada en su versión 2007. Eso sí, se trata de un propulsor más civilizado, con 116 CV reales, en el que también se ha trabajado para mejorar la parte baja y media del cuentarrevoluciones de cara a conseguir un comportamiento más neutro. Aun así, la diversión en carreteras de curvas está garantizada a base de unas excitantes prestaciones, las cuales llegan de una manera muy suave si así lo deseamos; realmente se muestra como una moto muy dócil si no enroscamos descerebradamente el mando del acelerador.

Desde nuestro punto de vista, la CB 1000 R es una moto conceptualmente algo más deportiva que la Hornet, y ya no sólo por el motor, sino porque la postura a adoptar sobre ella es un poco más forzada, aunque no mucho. La posición de las estriberas –más altas y retrasadas obliga a apoyar algo más de peso en los brazos. Aun así, se mantiene dentro de un margen de comodidad más que aceptable. La protección aerodinámica, aunque muy escasa al tratarse de una naked, es algo superior a la mostrada por la Hornet, gracias a una pequeña cúpula situada frente a los relojes. Se trata de la mínima expresión de lo que debe ser un parabrisas, pero si se echa el cuerpo hacia delante, algo que nos facilita la mencionada posición de conducción, se encontrará cierta protección frente al viento de la marcha.

Diseño europeo

La CB 1000 R es una moto pensada por y para los europeos, pues el diseño está realizado por un equipo italiano y la factoría de la que sale es la que la marca tiene en el país trasalpino (Atessa). El aspecto estético es impecable y describe a la perfección el carácter que demuestra esta moto cuando la conducimos. La óptica delantera (con un cañón de diodos leds blancos como luz de posición) marca una línea deportiva que tiene su continuidad en el resto de los pocos plásticos que cubren este modelo.

Un detalle que habla por sí solo de la vertiente deportiva de la CB 1000 es el espacio destinado al pasajero, casi como el de una RR, y también el hecho de que en las estriberas no haya una goma para el filtrado de las vibraciones del motor, por otro lado casi inexistentes, y que las asas del pasajero queden ocultas bajo los plásticos laterales.

Algunos elementos de la mecánica y la parte ciclo colaboran en la estética de manera determinante. Es el caso del basculante monobrazo un fundición de aluminio (Pro-arm), que deja al descubierto la llanta posterior por su lado derecho, y del gran tubo de escape, un 4-2-1 muy corto que termina bajo la estribera de la derecha, cediendo todo el protagonismo de la zaga a un colín muy estilizado, al cual le perjudica estéticamente el enorme portamatrículas que monta a modo de apéndice.

Fiable y segura

El motor de la 1000 es tan suave como el de la Hornet; muy fácil de conducir incluso para manos inexpertas o recién llegadas al mundo de las grandes cilindradas. Es cierto que la parte ciclo colabora de forma decisiva en aportar un gran nivel de confianza a la conducción. De hecho, las suspensiones, como el motor, son herencia de la CBR 1000 de hace un par de años, con reglaje de tres vías en la horquilla delantera -de dos en la Hornet- y un comportamiento general exquisito. Gracias a ella, los cuartos delanteros hacen gala de una gran solidez, y en el momento en el que se pasa por un bache en plena inclinada, servirá para darse cuenta de la diferencia entre una moto bien hecha, como esta CB, y otras que... sí, van bien, pero en conducción sport precisan de unas buenas manos que corrijan ciertas carencias en la parte ciclo. Asimismo, el rendimiento de la suspensión del eje posterior, un monoamortiguador regulable en dos vías (extensión y precarga), se ve favorecido por el poco peso suspendido que le supone el basculante de aluminio, por lo que el trabajo con el muelle es muy rápido a la hora de devolver el contacto del neumático con el asfalto en caso de encontrarse con un bache. Además, saliendo de la curva le pasa como a la Hornet, que la inyección que monta permite abrir gas desde un grado de inclinación muy pronunciado, notando en todo momento el comportamiento de la rueda posterior y, por ende, dando un buen tiempo de reacción en caso de que se complique el asunto con una derrapada involuntaria.
Además, un detalle importante que ayudará a desenvolverse por carretera con agilidad es la medida de los neumáticos que monta, que es la misma que los utilizados por la Hornet (120/70 ZR 17" y 180/55 ZR 17"). En cuanto a los frenos, lleva un doble disco delantero con pinzas de tres pistones y anclaje radial. Lo de los tres pistones se debe a que disfruta del sistema CBSABS de Honda; la CB 1000 R sin este equipamiento dispone de pinzas de cuatro pistones. La unidad probada es la ABS, y no se necesita demasiada fuerza para conseguir una frenada contundente y muy segura; con tan sólo un par de dedos se puede circular a buen ritmo y sin sobresaltos. La versión sin ABS monta el mismo sistema que la CBR de 2007.

Dos motos y un destino

Aunque son motos de cilindradas muy dispares, ambas tienen su destino marcado antes incluso de salir del concesionario. Son dos modelos pensados para hacérnoslo pasar muy bien en carretera, que aportan un buen nivel de deportividad en sus entrañas en forma de una planta motriz derivada de sus respectivas versiones RR, y aun así, se muestran dóciles si lo que se quiere es utilizarlas a diario para nuestros quehaceres cotidianos. El único pero que se le puede poner a Honda de cara a convertir estos dos modelos en los más populares de sus respectivas categorías sería el precio.

Para la pequeña de ellas, la 600, son 9.699 euros, mientras que la 1000 se dispara hasta los 12.999 euros. Eso sí, en contraposición, cabe destacar tanto la calidad de los componentes mecánicos y de parte ciclo que montan como el buen comportamiento que demuestran ambas a la hora de conducirlas.


Jordi Mondelo
Fotos: Santi Díaz
Con la colaboración de Jordi Hernández y Eduard Fernández

Concepto Honda CB 600 F HORNETHonda CB 1000 R
Marca HondaHonda
Modelo CB 600 F HORNETCB 1000 R
Año 20092008
Motor Motor de 4 cilindros, 4 tiempos, 16 válvulas, refrigeración líquidaDOHC 4 cilindros, 4 tiempos, 16 válvulas, refrigeración líquida
Cilindrada 599 cc998 cc
Diámetro de carrera 67 x 42,5 mm75 x 56,5 mm x 4
Compresión 12:111,2:1
Potencia 102 CV125 CV
Par 6,47 kgm10,1 kgm
Alimentación Inyección electrónica PGM FI de 36 mmInyección electrónica PGM-FiFI, cuerpos de 36 mm
Encendido Electrónico digital CDIElectrónico digital CDI
Arranque Motor eléctricoMotor eléctrico
Embrague Multidisco en aceiteMultidisco en aceite
Cambio De 6 relacionesDe 6 relaciones
Transmisión secundaria Por cadena selladaPor cadena sellada
Tipo chasis Monoviga central en aluminioSimple viga en fundición de aluminio Mono-Backbone
Basculante Doble brazo en aluminioMonobrazo en fundición de aluminio
Geometría 25° y 99 mm de avance25º y 99 mm de avance
Suspensión delantera Horquilla invertida HMAS, tipo cartucho de 41/120 mm, ajustableHorquilla invertida HMAS de 43/120 mm, multiajustable
Suspensión trasera Unit Pro-Link con monoamortiguador de 128 mm, ajustableAmortiguador HMAS 128 mm, ajustable en precarga y extensión
Freno delantero 2 discos de 296 mm con pinza de 3 pistones y ABS opcional2 discos 310 mm con pinzas radiales de 4 pistones Tokico, ABS opcional
Neumáticos 120/70 ZR 17 y 180/55 ZR 17120/70 17\" y 180/55 x 17\"
Peso en vacío 177 kg217 kg
Largo total 2.085 mm2.105 mm
Distancia entre ejes 1.435 mm1.445 mm
Altura asiento 800 mm825 mm
Depósito gasolina 19 l17 l
Precio 9.099 €12.299 €
Garantía 2 años en piezas y mano de obra2 años en piezas y mano de obra
Importador Montesa Honda S.AMontesa-Honda S.A.
 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"