Comparativa Yamaha FZ6 Fazer, Honda CB 600 F HORNET

Publicado el 27/04/2010


Vota

0 0

En un lado, el modelo Honda más vendido de Europa en su segmento. Un verdadero referente. En el otro, una de las Yamaha más bonitas, cuidadas y eficaces. Y en el duelo no habrá piedad.

Sin piedad

Comenzó su andadura por nuestro mercado con paso vacilante. La sombra de su hermana CBR era muy alargada y pesó demasiado sobre ella el falso estereotipo de ser simplemente una CBR sin carenado. Pero en cuanto los aficionados descubrieron el carácter propio y marcadísimo de la CB 600 F y sus bondades como naked sport, su cotización comenzó a subir como la espuma.

De hecho se ha convertido en el modelo de Honda más vendido en todos los mercados europeos en su segmento. La marca number one cuida con mimo su popular Hornet, sabedora de que se ha convertido en un modelo indiscutido e indiscutible de su catálogo y una garantía de éxito inmediato versión tras versión. También es, por ello mismo, el enemigo a batir por la competencia.

Rivales

Sin piedad


Una rivalidad que, a día de hoy, sólo puede venirle de las también tetracilíndricas Yamaha Fazer o Suzuki Bandit. A las primeras Fazer, por cierto, les ocurrió un proceso similar al de su oponente CB 600 F. El modelo originario fue presentado en 1997 en el Salón de París. En aquel momento le daba vida el motor de la Thundercat y ya estaba –como ahora- enfocada al sport-turismo. Su estética tardó algo en cuajar y su camino comercial comenzó a trancas y barrancas... hasta que el de boca en boca hizo su trabajo.

Además, Yamaha estuvo rápida de reflejos y la apoyó con precios ajustados, de modo que las Fazer se convirtieron en un superéxito, llegando a venderse 83.000 unidades hasta el año pasado en toda Europa. Consolidarse en el mercado es lo más difícil. Una vez logrado esto, un modelo sólo puede ir hacia arriba. Por eso, en Iwata han puesto muchísimas esperanzas en su FZ6. Si la versión anterior, sin vocación de superestrella, fue capaz de aguantar el tirón de una Hornet imparable convertida en reina absoluta de Europa, la presente –incomparablemente superior en todos los aspectos, del estético al tecnológico- puede incluso plantearse plantarle cara abiertamente.

Yamaha ha destapado el tarro de las esencias con su FZ6. Es muy, muy bonita. Está bien pensada. Y lo tiene absolutamente todo para gustar incluso a los no yamahistas. Nunca la Hornet ha tenido una rival que se lo haya puesto tan difícil. Pero la CB 600 F es un hueso extremadamente duro de roer. El más duro de roer del mercado, probablemente. Será un duelo sin misericordia.

Dosis diaria de carácter

Sin piedad


Tanto Yamaha como Honda insisten hasta la saciedad en que sus motos siguen siendo vehículos adecuados para el uso diario pese a sus cualidades sport. Y tienen toda la razón. Es difícil encontrarles defectillos en este sentido; ambas son amables, cómodas, ágiles y hay un torrente de potencia a nuestra disposición. Las diferencias habrá que buscarlas, esencialmente, en el tamaño. La CB 600 F es más compacta, más pequeña que la FZ6.

Se antoja, por tanto, más urbanita y ratonera. La Yamaha es más alta y más larga, transmitiendo una mayor sensación de máquina turística. En principio parece lógico que sea la Honda la mejor para enfrentarse a una hora punta, puesto que en ciudad suelen ser decisivos los volúmenes que permitan rebañar cada metro de pavimento, tanto en marcha como a la hora de aparcar. Pero eso no implica en absoluto que la FZ6 no se defienda estupendamente bien en la ciudad. Es más, hay muchos usuarios que prefieren que su moto tire más bien a voluminosa e inspire respeto... también en la ciudad. L

a CB 600 F es, por cierto, ligeramente más bajita que la Fazer. La primera tiene el asiento a 790 mm, mientras que la segunda a 795 mm. Una diferencia apenas reseñable pero que parece adquirir importancia dada la mayor voluminosidad de un conjunto respecto a otro. De hecho, la moto de Iwata ha crecido exactamente esos 5 milímetros respecto a su homónima anterior. Se nota más alta y ancha... para bien o para mal. Porque los conductores de pequeña estatura se muestran muy agradecidos ante un solo milímetro de menos que les ayude a sentirse más seguros. Y seguramente eso acabará decantando a favor de la Hornet la balanza entre quienes vayan a usar asiduamente su moto en un entorno urbano.

La Honda se siente como una naked ligera de ciudad. La Yamaha como una sport-turismo ligera que se defiende muy bien por ciudad. Casi parece lo mismo... pero no lo es. La versión naked de la Yamaha, probablemente, será otro tema en cuanto a rollito urbanita.

¡Quiero más!

Sin piedad


Se daba por supuesto, antes de empezar, que el hábitat natural de ambas eran las carreteras reviradas. Y que ése era el terreno donde una y otra iban a tener ocasión de lucirse en lo que mejor saben hacer: la distancia media a ritmo alegre. Aunque los caprichos comerciales del destino van a obligarlas a competir sin cesar durante el resto de sus días, lo cierto es que la Honda y la Yamaha no responden al mismo parámetro. La mayor de las diferencias entre ambas es indisimulablemente obvia: la presencia de un semicarenado.

Y este elemento mediatiza por completo la percepción que se recibe de una y otra máquina. Gracias a ella, la Fazer queda elevada a la categoría de sport-turismo, mientras que la Hornet sigue siendo una naked pura y dura. En consecuencia, la Honda invita más a la agresividad, a enlazar virajes inclinado sobre el depósito. Lo primero que llama la atención en cuanto se ocupa el sillín es su endiablada agilidad. La Fazer, en cambio, pide un estilo más natural, más relajado, pero igual de alegre. La Honda pone por delante de cualquier otra virtud su maniobrabilidad juguetona; incluso por encima de las prestaciones.

La Yamaha, en cambio, da preferencia a la homogeneidad del conjunto. El conductor de la Hornet buscará de un modo instintivo los regímenes altos y el juego continuo de del cambio y embrague. El de la FZ6-S, los regímenes medios –es un motor mucho más lleno- y el excelente comportamiento de la parte ciclo. Incluso su manera de enfrentarse a un viraje es distinta. Con la Honda se entra muy rápido en la curva; se hace de un modo casi natural, pues no se perciben ningún tipo de inercias ni extraños en el conjunto. Una vez dentro, sólo hay que colocar el cuerpo en posición –cada uno a su nivel- apuntar a la salida y dar gas sin preocuparse de nada más. A la FZ6-S este estilo no le va.

Con la Yamaha hay que llegar a la curva a la velocidad justa –eso sí, unos frenos increíbles nos ayudarán a ello- y dejar que la suspensión haga su trabajo y nos permita disfrutar del placer de una curva trazada con tiralíneas. No es una moto que pida agresividad, como su rival. Exige esencialmente finura. Pero, gracias a la óptima amortiguación trasera y a su motor, esa finura se convierte rápidamente en alegría.

Hablemos de caballos...

Sin piedad


A estas alturas resulta evidente que los conceptos de la Fazer y la Hornet no son tan similares como su exacerbada competencia comercial podría hacer creer. En buena lógica, por tanto, la pelea debe desarrollarse en el resbaladizo terreno de las prestaciones. Resbaladizo porque, a la postre, es cada conductor quién mediatiza las cifras de potencia a su manera. Según nuestro banco de potencia Tecner la ganadora clara de este duelo de caballería es la Yamaha, con la muy respetable cifra de 99'2 CV reales a la rueda frente a los 89'4 de la Hornet. Pero la diferente concepción de cada moto obliga a ir un poco más allá de estos simples números.

Para empezar la Hornet es casi 7 kilos más ligera que su rival –202'5 kg contra 209 kg- y ese es un factor que siempre acaba haciéndose notar, más si se auna al carácter de sus propulsores, deportivo pero más solvente en bajos el de la Honda y más deportivo, al estar derivado de la R6, el de la Fazer. Lo vemos en las aceleraciones, donde en las distancias cortas –y pese a la diferencia de caballos- la CB 600 F le aguanta perfectamente el tipo a la FZ6-S. Apenas una décima las separan en su "mano a mano" de 0 a 100 (4'7 segundos la Honda y 4'8 segundos la Yamaha) y de 0 a 200 (7'1 Honda y 7'2 Yamaha).

De hecho hasta los primeros 1000 m siguen estando muy cerca (21'3 la Honda y 21'6 la Yamaha) aunque, a partir de ese momento, la cosa cambia a efectos del conductor. En una resguardado del viento y en la otra pegado en el depósito como una lagartija. A partir de ahí la Fazer se irá escapando poco a poco, gracias a su mejor velocidad máxima, pero la Honda le podrá seguir el rebufo... mientras aguanten las cervicales de su conductor a merced del viento.

Autovías y ruta a manta

Sin piedad


Pero lo que más les va a las usuarios tipo de estas dos máquinas serán los desplazamientos por autovías y rutas por carreteras en mediano o buen estado, donde el kilometraje cunda al cabo del día y a la vez se disfrute de la moto. A la hora de darle alegría a los tetracilíndricos la ausencia de parabrisas resulta decisiva. El motor de la Honda va mejor abajo, a medio régimen y casi arriba del todo, pero el de la Fazer, haciendo honor a su procedencia más deportiva, lo supera en estirada final.

En carretera, el motor de la CB 600 responde mejor a igualdad de marcha engranada que el de la FZ6, siempre está más lleno. El conductor de la Yamaha necesitará reducir una relación para poder seguir al de la Honda en adelantamientos o rodando tranquilamente por carretera de curvas amplias donde se necesite hacer la goma con el motor, dejándolo caer de vueltas y volver a dar gas sin cambiar. Si la cosa se anima más, los dos motores responden de maravilla y sólo los conductores más expertos y deportivos notarán que la nueva Fazer se estira más al final de su zona de potencia máxima y su potencia no decrece tan rápidamente, aquí supera claramente a la CB 600, pudiendo ahorrarse con ello algún que otro cambio de marchas en carreteras muy reviradas y conducción muy deportiva.

Pero, francamente, para la mayoría de mortales que las empleará polivalentemente en el día a día, sus momentos de ocio transcurrirán a velocidades máximas de 140/150 km/h y aquí ya no importa cuanta caballería le quede a la Hornet o a la Fazer ni si las dos superan los 200 km/h, puesto que el ataque inmisericorde del viento huracanado o nos obligará a cortar en la Hondao, en su defecto, a viajar "cómodamente" tumbados sobre el depósito haciendo de nuestros riñones un festival de luz y color...

Con la Fazer eso no ocurre y podemos sacarle más partido a un motor, un poco menos lleno globalmente y de tacto más eléctrico y lineal en regímenes bajos y medios, pero más explosivo arriba.

Puño de hierro en guante de acero

Sin piedad


En honor a la verdad, si se trata de valorar sus cualidades ruteras, no se puede considerar equitativo el duelo entre una máquina con semicarenado y otra naked a pelo... pero es lo que hay. En ese sentido, la Fazer S es notablemente superior a la Honda, ya que ofrece una protección aerodinámica de la que su rival carece. Y es ésta una cuestión que, a la postre, puede solventarse en el caso de la CB 600 F acudiendo únicamente a la industria auxiliar, ya que no está prevista -por el momento- una versión S de la actual Hornet, pero aún está a la venta la Sport modelo 2002 (a precio de oferta en color azul).

Seguramente, Honda se reserva esta baza para una próxima e inevitable versión inyectada... Hecha esta importante salvedad, vamos a intentar dejar este aspecto en un segundo plano y centrarnos en la ergonomía y el tacto general en ruta. La posición de conducción de una y otra se puede definir como natural. Ninguna obliga a adoptar posturas forzadas y son razonablemente confortables. La Honda es excepcional en este apartado; todo queda a mano y resulta accesible. Ventajas de los volúmenes moderados... y hasta se puede acercar el manillar unos milímetros girando las torretas que lo soportan a la tija superior. Todo un detalle.

Puestos a afinar, al manillar de la Yamaha no le iría mal un poquito más de ángulo de apertura. No se notaría en la circulación urbana y permitiría una posición de manos más relajada. La flexión de las piernas es natural en una y otra, aunque algo más estirada en la CB 600 F, en cualquier caso, en parámetros sport-turismo. Ambas frenan muy bien; con óptimo mordiente en el tramo final, aunque más progresivamente la Honda y con más rabia la Yamaha, a pesar de no llevar ahora las pinzas Monoblock de 4 pistones del modelo anterior.

La suspensión de la FZ6 –ya lo hemos mencionado- es excelente y no desfallece ni sobre pavimentos malos y con dos ocupantes. Pero hay que remarcar que el amortiguador ha endurecido notablemente su tarado respecto al modelo anterior y no ha caído en el compromiso fácil de lo turístico a cualquier precio. Gracias a ello encontraremos una suspensión trasera que transmite muchísima confianza incluso a costa de ser algo seca. La Honda también es de suspensión muy dura, pero al ser más bajita, parece como si se le exigiera menos al conjunto. Su comportamiento, en todo caso, es impecable.

Y las posibilidades de reglaje permiten igualar la dureza de las horquillas, que, de entrada, es mayor en la FZ6. En parte es lógico; hasta la saciedad hemos repetido que la Honda confía más en su agilidad mientras que la Yamaha lo hace en su aplomo. Un punto a mejorar en la Fazer cuando se está en plena marcha es el largo e impreciso recorrido de la palanca del cambio, que se hace sentir cuando hay que trabajar mucho con el pie. Por lo demás, poco se puede objetar de dos motos diseñadas para ser funcionales y divertidas en cualquier circunstancia.

¡Vaya par de juguetes!

Sin piedad


Lo que está claro a estas alturas del comparativo es que a la Honda nadie va a discutirle todavía su cetro de naked sport por antonomasia entre las tetracilíndricas. Y no porque la Yamaha no sea una máquina con méritos suficientes, que, por supuesto, los tiene sobrados, sino, simplemente, porque la FZ6 ha optado por una vía mucho más sportturismo que la CB 600 F. Como tal, y aunque parezca lo contrario en un primer vistazo, acabarán eligiendo a clientes diferentes. La Hornet es un juguete casi de ensueño para salidas domingueras en solitario con los amigos, de esas de carreteras con muchas curvas y desayuno fuerte –por supuesto, sin alcohol, ¿vale?

La Fazer sirve exactamente para lo mismo... pero con la novia en la plaza trasera... aunque sobre un asiento durillo... La Yamaha FZ6-S está ya en las tiendas a un precio atractivísimo de 7.499 euros. En febrero llegará la versión N, sin carenado, ya naked sin concesiones. En Yamaha Motor España han querido comenzar con la S porque, en realidad, ella es la verdadera sucesora del anterior modelo y la que –en principio- tirará de las ventas. En cuanto a la CB 600 F sigue posicionada algo por encima, a 8.235 euros.


Gonzalo de Martorell
Fotos: Francesc Montero

Concepto Yamaha FZ6 FazerHonda CB 600 F HORNET
Marca YamahaHonda
Modelo FZ6 FazerCB 600 F HORNET
Año 20072004
Motor Motor de 4 tiempos, 4 cilindros, 16 válvulas, refrigeración líquida4 cilindros 4 Tiempos Liquid Cooled DOHC 16 Válvulas
Cilindrada 600 cc600 cc
Diámetro de carrera 65,0 x 44,5 mm x 465,0 x 45,2 mm x 4
Compresión 12,2:1 -
Potencia 78 CV95 CV
Par 5,27 kgm6,4 kgm
Alimentación Inyección electrónica4 carburadores CV planos de 34 mm
Encendido Electrónico digital TCIElectrónico digital
Arranque Motor eléctricoMotor eléctrico
Embrague Multidisco en aceiteMultidisco en baño de aceite
Cambio De 6 relacionesDe 6 relaciones
Transmisión secundaria Por cadena selladaCadena retenes sellada
Tipo chasis Doble viga, tipo diamante en aluminioMonoviga en tubo de acero rectangular con motor suspendido
Basculante Doble brazo en aluminioTubo de acero rectangular
Geometría 25° y 97,5 mm de avance25,45 grados y 98 mm
Suspensión delantera Horquilla telehidráulica de 130 mm, ajustableHorquilla telehidráulica sin ajustes, 41/120 mm
Suspensión trasera Sistema progresivo Monocross de 130 mm, multiajustableAmortiguador sin bieletas ajustable en precarga, 128 mm
Freno delantero 2 discos de 298 mm con pinzas de 4 pistones2 discos 296 mm. pinzas 2 pistones paralelos
Neumáticos 120/70 ZR 17\" y 180/55 ZR 17\"120/70 ZR17" y 180/55 ZR17"
Peso en vacío 180 kg176 kg
Largo total 2.095 mm2.055 mm
Distancia entre ejes 1.440 mm1.420 mm
Altura asiento 795 mm790 mm
Depósito gasolina 19.4 l17 l
Precio 6.999 €8.250 €
Garantía 2 años en piezas y mano de obra2 años piezas y Mano de Obra
Importador Yamaha Motor España S.AMontesa-Honda S.A.
 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"