Comparativa

Comparativa Honda CBR 250 R, Kawasaki Ninja 250 RDos deportivas japonesas de 250 cc

Publicado el 20/09/2011


Vota

1 0

<div> <p>A la Ninja 250 R le ha salido una dura rival, la CBR 250 R, que llega pegando fuerte y con los deberes muy bien hechos. Dos excelentes maneras de entrar en el mundo de las deportivas, de una forma lógica, económica y con todas las garantías de dos grandes marcas como Kawasaki y Honda.</p> </div> <br />

Desde ya hace algún tiempo, la persecución que está sufriendo el mundo de la moto por parte de la Administración, y más concretamente, por Pere Navarro, está dificultando mucho el acceso a las motos de alta cilindrada. Los cada vez más escasos noveles de las dos ruedas tienen que conformarse durante largos períodos de tiempo con potencias y cilindradas muy inferiores a las conocidas hasta el momento.

Es aquí donde entran en escena las motos de iniciación o media cilindrada como las que hoy nos ocupan. La Kawasaki Ninja 250 y la recién llegada Honda CBR 250 R se han creado para un público que, por propia voluntad o obligado por las circunstancias, necesita una moto de menos de 48 CV. Una nueva generación de motos para una nueva generación de moteros.

La vida sobre una 250

La experiencia de conducción sobre una de estas cuarto de litro es confortable, ya que tras sendos carenados deportivos se han diseñado espacios que resultan ser generosamente ergonómicas. En los dos casos, por ejemplo, los manillares son altos y solamente con extender los brazos encuentras enseguida los mandos. Como es habitual en Honda, los mandos son especialmente suaves, el embrague es fácil de accionar y el cambio silencioso. La Ninja también es agradecida, pero no llega a ser todo tan suave como en su rival y se nota un tacto más deportivo, más de moto grande. El asiento de la Honda es sensiblemente más cómodo que el de la Kawasaki, pero no serán problemáticos ninguno de los dos, a no ser que pretendas hacer 500 km del tirón. La autonomía y el bajo consumo de gasolina también desempeñan un papel importante en estas motos.

La CBR, al montar un motor con un solo cilindro, gasta un poco menos que la Ninja; los consumos son de 4 y 5 litros, respectivamente, cada 100 kilómetros en un uso mixto de ciudad y carretera, a ritmo alegre.

Las autonomías también son generosas: la CBR monta un depósito de 13 litros, lo que le permite realizar unos 295 km, mientras que la Kawasaki, con sus 17 litros de capacidad, será capaz de recorrer unos buenos 340 km sin repostar.

Los tamaños de ambos modelos serán una ventaja para los más inexpertos, ya que son motos ligeras y, aunque aparentan más cilindrada, son de tamaño justo, sobre todo muy a tener en cuenta para ellas o para los menos altos. Con las dos haréis pie sin problemas. La CBR tiene una distancia del asiento hasta el suelo de solamente 780 mm, mientras que la Ninja casi la iguala con sus 790 mm; con estas motos ya no hay excusa, todo el mundo puede subir y dominarlas sin problemas. Por peso tampoco será, ya que ninguna de las dos supera los 170 kg en orden de marcha: la Kawasaki para la báscula en 169 kg y la Honda en 161 kg.

Si estás pensando en disfrutar con acompañante de una estas dos motos, también tendrás que tener en cuenta que hay diferencias entre ellas. Los asientos reservados para el acompañante son bastante benévolos en las dos. A pesar de estar situados prácticamente en el colín, sus tamaños son aceptables, sobre todo en la CBR. La Honda es la única que cuenta con unas prácticas asas, mientras que la Kawasaki obliga a agarrarte donde buenamente puedas.

Los motores

Los de Kawasaki han optado por diseñar un motor bicilíndrico para conseguir un equilibrio entre prestaciones y bajo mantenimiento. Siguiendo con la filosofía de motores bicilíndricos en paralelo de otros modelos superiores de la marca verde, en esta ocasión se ha optado por uno de 249 cc, de refrigeración líquida, DOHC y 8 válvulas. La inyección electrónica es Keihin, con un doble cuerpo de 28 mm para la gestión de la alimentación. Gracias a ello se consigue una muy buena respuesta en toda la curva de potencia, sin baches y con un incremento paulatino del nervio, para dar lo mejor de sí, en la zona alta del cuenta vueltas. Su tacto es muy acertado, sobre todo para los que buscan un cierto carácter deportivo, pero suficientemente dócil en la primeras vueltas para no asustar a los que se estrenan.

Otro elemento acertado ha sido montar una caja de cambios de seis velocidades, con un escalonamiento muy acorde con la potencia que rinde el motor, consiguiendo así unas velocidades de crucero generosas.

El motor de la Honda, en cambio, ha optado por un solo cilindro de 249 cc, de refrigeración líquida, DOHC y 4 válvulas, con el que alcanza unos generosos 26 CV. Al ser de un solo cilindro, y para evitar las vibraciones, se ha montado un eje de equilibrado que además ayuda a que el motor sea más elástico. Como es costumbre en la marca, de la inyección se encarga el sistema PGM-FI, lo que asegura un consumo muy bajo y una respuesta inmediata al acelerar. La reacción al puño de gas es directa, subiendo rápidamente de vueltas de una manera agradable y sin vibraciones.

Directamente influidas por sus mecánicas, las reacciones de estos motores son completamente distintas. Los dos son de 250 cc y de potencias similares, pero al ser uno monocilíndrico y el otro bicilíndrico tienen caracteres distintos. Mientras que el de la Ninja es más deportivo y se guarda lo mejor para la parte alta del cuentavueltas, el de la Honda enseña su mejor cara en bajo y medio régimen.

Las dos maneras de entregar la potencia tienen sus ventajas y desventajas, y según lo que tú le exijas a una moto, te gustará más uno o el otro. El de la CBR será más fácil de gestionar en ciudad, mientras que la Ninja se defiende mejor en carretera abierta. Eso no quiere decir que cualquiera de las dos no se desenvuelva bien en ciudad o carretera, pero sí que cada modelo tiene su punto fuerte en escenarios concretos.

Otro de los puntos destacables son las seis relaciones que tiene cada una; por suerte, lejos han quedado las motos que se conformaban con cinco marchas. A día de hoy, ni vibraciones ni incomodidades, estas 250 están más que preparadas para hacer millas sin tener que sufrir ni por la mecánica ni por el físico del piloto.

Diversión asegurada

Aparte de ser cómodas, polivalentes, fáciles, económicas y un largo etcétera, la CBR 250 R y la Ninja 250 R tienen un punto de lo más guerrero, por eso la coletilla de la R de sus nombres.

Los chasis de acero en los dos modelos, y las llantas de 17 pulgadas, son los responsables de que se noten muy ligeras y se muevan con sorprendente soltura por los tramos de curvas. En este punto, sí que hay una clara destacada por delante de la otra. La Kawasaki tiene un tacto bastante más deportivo en la mayoría de los aspectos. Las suspensiones más rígidas hacen que la estabilidad en los pasos por curva sea mejor en la Ninja que en la CBR, que tiende a flanear.

En las frenadas también ocurre algo parecido; una horquilla demasiado blanda en la CBR no deja apurar la frenada hasta el último momento. En conducción deportiva tampoco ayuda mucho el sistema de frenada combinada C-ABS que montaba la unidad de Honda probada. En conducción urbana sí es de gran ayuda este sistema, sobre todo para la gente que empieza, pero para los más experimentados, el no tener el pleno control de la frenada no es una sensación que guste a todos. La CBR utiliza un disco delantero de 296 mm, mientras que su rival lo monta de 290 mm. Ambas coinciden en las pinzas de freno de dos pistones, pero ninguna lleva latiguillos metálicos. Tanto la Honda como la Kawasaki son buenas motos urbanas; sus tamaños y pesos moderados, junto con un asiento bajo, hacen que se controlen muy bien entre el tráfico.

Los manillares son más estrechos que en una naked y el ángulo de dirección permite callejear cómodamente o aparcar en cualquier lugar. La visión por los retrovisores es muy correcta también, y ayuda a una conducción relajada y segura. La instrumentación es otro de los puntos donde estas dos japonesas se diferencian: la Ninja muestra velocidad y tacómetro en formato analógico, además de un indicador de temperatura del motor y un cuentakilómetros parcial. La CBR está mucho más elaborada en este sentido gracias a un tablero mixto, con tacómetro analógico y pantalla digital para la velocidad, el nivel de gasolina y el de temperatura.

Difícil elección

Entre estas dos cuarto de litro hay algunas diferencias, pero muchas más similitudes, lo que hará que cueste decidirse por una de ellas. En definitiva, serán las exigencias de cada uno las que hagan decantar la balanza a uno u otro lado. Con 5.000 euros en el bolsillo, las opciones son muchas, siempre y cuando no se tenga el problema del nuevo carné limitado. Pero si lo que buscas es una dos y medio, también hay otras con las que comparar, como, por ejemplo, la Hyosung GT 250Ri o la Daelim Roadwin 250Ri, que son dos opciones más sencillas y económicas, pero que no están al mismo nivel de las japonesas.

La Honda, con una estética más agresiva, apuesta por la polivalencia y la suavidad general. En cambio, la Kawasaki lo hace por las prestaciones y la deportividad, aunque sin olvidar la polivalencia. El precio va a ser un factor decisivo en el momento de la compra de una de estas dos pequeñas deportivas. El de la versión probada de la Honda CBR 250 R C-ABS es de 4.499 euros, y 3.999 euros sin el sistema antibloqueo. La Kawasaki es un poco más cara: fija su precio en 4.999 euros; por tanto, la diferencia es notable y determinante.

Dos excelentes opciones para iniciarse en el mundo de las deportivas de una manera lógica y económica.


 

Concepto Honda CBR 250 RKawasaki Ninja 250 R
Marca HondaKawasaki
Modelo CBR 250 RNinja 250 R
Año 20112011
Motor 2 cil. 4T paralelos LC DOHC 8V
Cilindrada 249 cc249 cc
Diámetro de carrera 76 mm x 55 mm x 162 x 41,2 mm x 2
Compresión 10,7 : 111,6:1
Potencia 26.4 CV33 CV
Par 22,9 kgm2,26 kgm
Alimentación Inyección electrónica de gasolina PGM-FIInyec. electrónica
Encendido Digital transistorizado con control computerizado y avance electronicoElectrónico digital CDI
Arranque Digital transistorizado con control computerizado y avance electronicoMotor eléctrico
Embrague Multidisco en baño de aceiteMultidisco en aceite
Cambio de 6 relacionesDe 6 relaciones
Transmisión secundaria CadenaPor cadena sellada
Tipo chasis Doble viga de aceroEstructura de tipo diamante en acero
Basculante Doble brazoDoble brazo en acero de sección rectangular
Geometría 26º y 86 mm
Suspensión delantera Horquilla telescópica de 37 mmHorquilla telescópica convencional de 37/120 mm, sin reglajes
Suspensión trasera 1 amortiguador Pro-Link de 104 mmAmortiguador 130 mm con sistema Uni-Trak, ajustable en precarga
Freno delantero Nissin de 2 pistones de 296 mmDisco lobulado 290 mm con pinzas Tokico de 2 pistones
Neumáticos 100/70-17 M/C 17" y 140/70-17 M/C 17"110/70 - 130/70 x 17
Peso en vacío 162 kg154 kg
Largo total 2.030 mm2.085 mm
Distancia entre ejes 1.369 mm1.400 mm
Altura asiento 784 mm790 mm
Depósito gasolina 13 l17 l
Precio 4.099 €4.999 €
Garantía 2 años
Importador Montesa Honda, S.A.Kawasaki Motor España 93 223 14 60
 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"