Comparativa Honda CRF 250 X, Yamaha WR 250 F

Publicado el 19/08/2011


Vota

2 0

<p>Posiblemente Honda y Yamaha son dos de las motos más veteranas de su cilindrada; llevan varias temporadas con muy pocos cambios, pero a nosotros nos siguen pareciendo muy válidas para los amantes del enduro de largo recorrido.</p>

Tras unas temporadas de ausencia en nuestro mercado, Honda vuelve a importar sus CRF-X de enduro. Al plantearnos un comparativo con ellas, rápidamente nos viene a la cabeza la Yamaha WR, por ser la moto con la que comparte un mayor número de cualidades y características. Son dos auténticas motos de enduro, en las que la fiabilidad prima sobre las prestaciones puras y la comodidad lo hace sobre la competitividad. Dos motos 250 4T para perderse por el monte aprovechando su suave funcionamiento y su larga autonomía.

Dos visiones de un mismo concepto
Mientras Honda apuesta por un monocilíndrico 4T con un árbol de levas, Yamaha lo hace por el doble árbol de levas, Honda por el doble viga en aluminio, Yamaha por un simple cuna del mismo material; dos maneras diferentes de concebir una moto de enduro, cada una con sus ventajas y sus inconvenientes.

La Honda incorpora algunas novedades fundamentalmente derivadas del nuevo kit de homologación desarrollado por Honda España. Destaca el nuevo silenciador más ligero y con una salida más abierta que el original de acero inoxidable, la placa de faro delantera homologada, la instrumentación digital y los gráficos Honda Racing. En la Yamaha, sólo pequeños detalles estéticos nos permiten diferenciar la WR 2011 de sus predecesoras.

Si tenemos en cuenta que las cotas internas de ambos propulsores son prácticamente idénticas (con variaciones de 1 mm), y que las dos se alimentan por medio del mismo carburador Keihin FCR de 37 mm de diámetro de difusor, podemos pensar que las diferencias en el comportamiento de los propulsores deriva en gran medida de las diferentes configuraciones en las culatas.

La respuesta es algo más rápida en el motor Honda, con unos bajos brillantes para un motor de su cilindrada. En los medios, la tendencia se mantiene, con un empuje notable, para quedarse estancado en altos, donde le falta potencia y también capacidad de estirada. El motor Yamaha tiene un comportamiento opuesto, en bajos se muestra algo lento y más bien poco potente, luego mejora algo en medios, pero a un nivel inferior que el de Honda, para finalmente marcar claramente la diferencia en altos, donde su mayor potencia y la estirada la sitúan por delante de su competidora.

Con el motor Honda normalmente sale más a cuenta cambiar rápido de marcha sin esperar a que la curva de potencia se venga abajo; así resulta más efectivo, al mostrar una excelente capacidad de tracción. Al de Yamaha le gusta ser exprimido, abundando en la zona alta de revoluciones, zona que con un 250 4T resulta determinante para ser competitivo en las especiales. No queremos decir que el motor Yamaha se encuentre al nivel de las mejores motos de su cilindrada, pero sí que resulta una base excelente sobre la que desarrollar una moto de carreras, como así lo demuestran la gran cantidad de títulos con que cuenta en su haber.

Las cajas de cambio son parecidas, con una primera corta en ambos casos que resulta especialmente útil en las trialeras, y con la segunda muy aprovechable en los virajes. Coinciden en disponer de 5 velocidades, con una quinta suficientemente larga para mantener un buen ritmo en las pistas más rápidas.

Los embragues son por cable, con buen tacto, pero también con la exigencia de tener que estar siempre pendientes de la correcta tensión del cable.

Doble viga o simple cuna

Nuestras dos invitadas equipan bastidores de aluminio, sólo que en configuraciones muy distintas. En la Honda encontramos el tradicional doble viga en aluminio, que visto su rendimiento, nos parece la opción acertada en este apartado. Es estable, preciso y, además, dibuja las curvas con una facilidad increíble. La posición de conducción resulta casi perfecta, la forma del manillar Renthal nos parece especialmente cómoda. Mejoraría con un depósito menos voluminoso en su zona superior, y es que nos hace llevar una posición muy retrasada en la entrada de los virajes. Otro aspecto que favorece a la Honda es el peso, sus 110,9 kg le dan una ventaja de 2,3 kg frente a la Yamaha, que ha marcado 113,2 kg en nuestra báscula.

El simple cuna en aluminio de la WR también ofrece un buen comportamiento, sólo que la moto no se nota tan ligera, y tampoco ofrece la precisión de su competidora. Su mejor cualidad está en la entrada en curva, donde se comporta de manera efectiva. La posición de conducción ofrece una mayor libertad de movimientos que la de su competidora, aunque el manillar Pro Taper no nos parece tan cómodo como el de la Honda.

El apartado de suspensiones es también para la Honda y el comportamiento de las Showa es de alto nivel. La capacidad de absorción de la horquilla es claramente superior, especialmente en los impactos fuertes, en los que se produce un rebote totalmente controlado. El tacto es sensible, y por ello resulta muy cómoda al pilotar por el monte. El amortiguador trasero sigue la misma línea, buen tacto, progresivo, y es capaz de transmitir la potencia del motor al suelo con una gran efectividad.

La principal ventaja frente a la Yamaha la encontramos en el compromiso de dureza; aun siendo blandas, las suspensiones de la Honda nos permiten ciertas alegrías en las especiales, donde superan claramente a las de la moto azul, que son blandas en exceso. Con ello tenemos la sensación de que la diferencia de peso de la Yamaha es superior a los dos kilos que hemos verificado. La moto se hunde demasiado en las zonas bacheadas, en las que es claramente superada por la CRF-X.

El tacto de la horquilla es muy correcto, pero su hidráulico convencional no ofrece tanta capacidad de absorción en los impactos, y por ello el rebote es más fuerte y los topes aparecen con facilidad. El tren trasero de la Yamaha se encuentra a un nivel más parejo con el de su rival, es progresivo y ofrece un buen rendimiento en los rebotes. Sus reglajes son blandos en la línea de los de la horquilla, y por ello la capacidad de tracción es muy elevada.

Ambos equipos de suspensión resultan muy cómodos para pilotar por el monte, sólo que las Showa de la Honda son algo más polivalentes, lo que nos permite ciertas alegrías en las especiales. Las Kayaba de la Yamaha se han desarrollado pensando en un uso civilizado, por lo que podremos pasar muchas horas sin que el cansancio nos pase factura. Los equipos de frenado son Nissin en ambas monturas. Preferimos los de la Honda, por su tacto y por la potencia de frenado. En la WR la potencia es muy similar, pero el tacto de la bomba delantera no nos parece tan controlable.

Cada una de nuestras dos invitadas tiene su punto fuerte. En la Honda la parte ciclo es muy completa en todos los aspectos; en cambio, en la Yamaha, es el motor el que marca la diferencia por su mayor potencia en altos. Lo que está claro es que son dos motos sin problemas, ideales para los que quieren disfrutar de la montaña sin excesivas ambiciones competitivas, pero que nos pueden dar satisfacciones inalcanzables con otras motos de carácter más agresivo.

Concepto Honda CRF 250 XYamaha WR 250 F
Marca HondaYamaha
Modelo CRF 250 XWR 250 F
Año 20112011
Motor DOHC monocilíndrico, 4 tiempos, 4 válvulas, refrigeración líquida
Cilindrada 249 cc250 cc
Diámetro de carrera 78 mm x 52,2 mm x 177 x 53.6 mm
Compresión 12,9 : 112,5:1
Potencia 29.78 CV35.47 CV
Par 24,2 kgm -
Alimentación Carburador Keihin FCR de 37 mm con compuerta plana y sensor de posiciónCarburador Keihin FCR 37 mm
Encendido Digital por descarga de condensador, con control computerizado, avance electrónico y bobina de lucesDigital
Arranque Digital por descarga de condensador, con control computerizado, avance electrónico y bobina de lucesMotor eléctrico y a pedal
Embrague Multidisco en baño de aceiteMultidisco por cable
Cambio de 5 relacionesDe 5 relaciones
Transmisión secundaria Cadena
Tipo chasis Doble viga de aluminioSimple cuna desdoblado en aluminio
Basculante Doble brazo de Aluminio
Geometría
Suspensión delantera Horquilla invertida Showa de 47 mmHorquilla invertida Kayaba de 48/300 multiajustable
Suspensión trasera 1 amortiguador Pro-Link Showa de 313 mmSistema progresivo con monoamortiguador Kayaba de 305 mm de recorrido, multiajustable
Freno delantero Nissin de 2 pistones de 240 mmDisco de 250 mm
Neumáticos 90/90-21 21" y 120/90-18 18"90/90 x 21” y 130/90 x 18”
Peso en vacío 115 kg113.2 kg
Largo total 2.174 mm -
Distancia entre ejes 1.481 mm1.480 mm
Altura asiento 958 mm930 mm
Depósito gasolina 7.3 l8 l
Precio 7.839 €7.199 €
Garantía
Importador Montesa Honda, S.A.Yamaha Motor España S.A.
 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"