Comparativa Honda Transalp 650, Suzuki V-Strom 650

Publicado el 01/03/2010


Vota

0 0

La nueva Transalp es la competidora directa de la Suzuki V-Strom 650. Ambas siguen la misma filosofia y buscan el mismo tipo de usuario. Las enfrentamos cara a cara.

Trail y turismo

Al fin reunidas. Dispusimos de la novedad de Suzuki, la V-Strom 650, y de una nuevecita unidad de Honda Transalp de un usuario particular, Jordi
Casademont. El motivo de invitar a Jordi a este comparativo es que en Honda no disponían de unidad de pruebas del modelo 2004.

La V-Strom será a partir de ahora la referencia en el mercado y competirá con una motocicleta de origen trail, la Transalp. La moto de Suzuki añade una buena dosis de carácter deportivo y tiene argumentos suficientes
para desbancar a la actual reina de este sector, pero... ¿lo conseguirá?

Aptitudes turísticas

Trail y turismo


Tanto en solitario como a dúo, Honda y Suzuki disponen de dos grandes motos de turismo en la Transalp y la V-Strom. Ambas permiten disfrutar de largas jornadas de ruta sin apenas cansancio gracias a una posición de conducción muy relajada, con estriberas bajas, manillar elevado y asiento confortable.

Además ambas marcas han pensado en el rutero que ve en estas motocicletas
la mejor montura para recorrer largas distancias cómodamente, de ahí la posibilidad de equiparlas con completos juegos de maletas y baúl. Con
pequeños cambios, las trail de media cilindrada se transforman en verdaderas tragamillas, ligeras para surcar cualquier trazado por tortuoso que parezca y rápidas para unir velozmente dos puntos de un mapa.

Lógicamente, la V-Strom acepta mejor el uso a dúo por su motor más potente y por la protección de su pantalla en la posición más elevada. El motor
de la Suzuki es más directo, con mayor carácter, más deportivo. El de la Transalp más suave, más dosificable, más amable y le gusta más tirar de
marchas largas que al de la Suzuki, que le gusta ir más revolucionado.

La autonomía superior de la Suzuki, gracias a sus 22 litros de capacidad y a un menor consumo, deja en un segundo plano a la Transalp, a pesar de
que ésta dispone de 19 litros. Las suspensiones son más recias, aunque
confortables en la Suzuki, mientras que en la Honda son más dulces y amables para con el pasaje.

En ambas están bien compensadas, aunque en la Honda y conduciendo un poco alegres, pueden resultar algo blandas. Lo mismo
se podría decir de la frenada, más contundente en la Suzuki y menos en la Honda, pero ambas frenan adecuadamente.

Con los extras de maletas y baúl de que disponen, tanto Honda como Suzuki se transforman en dos perfectas compañeras de viaje, donde cabe el equipaje para dos personas, viajando cómodos, protegidos de los elementos y a velocidades medias elevadas si es nuestro deseo.

Si nos desplazamos por nacional o carreteras secundarias, disfrutaremos de un ritmo de viaje humano con el que nos hermanaremos con los lugares de paso hasta el punto de llegar a formar parte de él.

Si en cambio disponemos de poco tiempo para disfrutar sobre la moto, elegiremos las vías rápidas, manteniendo una media de viaje elevada que permite disponer, tras la jornada de ruta, de horas que dedicaremos a visitas turísticas.

Cualquiera que sea nuestra elección de ritmo de viaje, tanto la Honda Transalp como la Suzuki V-Strom nos sorprenden con su diligencia y facilidad de conducción, incluso a plena carga y con dos personas. No le faltan, en definitiva, buenas aptitudes turísticas: comodidad para dos, rapidez, capacidad de carga (con las maletas como extra)...

¿Cuál es mejor para ciudad?

Trail y turismo


La altura del asiento y la accesibilidad al suelo es de 84,3 cm en el caso de la Transalp y de 82 cm en el caso de la V-Strom. En ambos casos, la ergonomía de la unión de depósito y asiento, así como el diseño de las tapas laterales, favorecen alcanzar el suelo con ambos pies.

Lógicamente, la Transalp es ligeramente más alta, poco más de dos centímetros, pero no debe ser un inconveniente insalvable para los menos altos y menos en el modelo 2004, que se podrá pedir con un asiento a la altura de la Suzuki.

La compresión del amortiguador trasero y de la horquilla delantera al tomar asiento, reducen sensiblemente los centímetros de altura al suelo y favorecen el hecho de tocar con los pies. En ninguno de los dos casos se trata de monturas con asiento alto, al estilo de las trail de antaño.

El manillar de la Transalp es más estrecho que el de la V-Strom, de ahí que la motocicleta de Honda sea más apropiada para moverse entre coches, aunque el ancho total es superior debido a los cubremanos de serie. La distancia entre ejes juega a favor de la Transalp, ligeramente más corta y también con menos neumático que mover a baja velocidad.

Al final empatan en este apartado debido a la posición de conducción de la Suzuki que a baja velocidad es preferible a la más retrasada de la Honda. De nuevo se produce un empate entre ambas al situar las estriberas en posición análoga. Tanto en carretera como en ciudad el más que posible pasajero se encontrará mejor en la Suzuki que en la Honda, por la menor altura de sus estriberas. En ambas, las manos del pasajero se asirán en un lugar destinado a tal efecto situado en el transportín.

Por vías rápidas

Trail y turismo


En este apartado, la V-Strom dispone de más caballería (deja entrever su origen deportivo (la SV 650) y la Transalp evidencia su origen de motocicleta tranquila (VT custom). Tanto en aceleración como en recuperación, la Suzuki vence a la Honda.

La velocidad punta es sólo un dato más al que no hay que prestar demasiada atención ni darle más importancia de la que tiene (son suficientes), pero conviene reseñar que el cuentakilómetros miente muy poco en el caso de la Honda y cuando marca 185 km/h (su punta teórica), rodamos a la nada despreciable velocidad de 181,1 km/h (según nuestros datos de nuestra telemetría). La Suzuki alcanza los 190 km/h.

La velocidad de crucero podríamos estimarla, si tenemos en cuenta el punto en el que entrega la máxima cifra de par de potencia, en unos 140 km/h para la Transalp y unos 150 km/h para la VStrom (¡¡¡ojo a los radares!!!).

No son diferencias abismales, y a la hora de viajar podrán hacerlo juntas sin necesidad de que la más rápida espere a la otra. Pero no olvidemos que a igualdad de velocidad, la Transalp rueda a más bajas vueltas unas 1.000 más abajo en el tacómetro que la V-Strom. Esto ocurre en toda la escala de prestaciones, y es palpable tanto en las cifras de par como en la de potencia.

Las puntas de velocidad difieren en 10 km/h, a favor de los 190 km/h reales de la V-Strom. Cuando rueda a unas 8.000 rpm, unos 180 km/h de marcador, aún le queda un resto al puño del gas que nos lleva hasta los 200 km/h, 190 en la realidad.

La protección aerodinámica es también un factor a tener en cuenta a la hora de valorarlas en vías rápidas. La pantalla de la V-Strom permite regulación en altura y por sus formas integra más a su conductor en la ergonomía del asiento y el depósito. Protege bien las piernas de su conductor, no así los pies, que en caso de lluvia reciben el agua directamente.

Por el contrario, la Transalp sorprende en este aspecto al cubrir las manos y disponer de unas formas del carenado más envolventes que llega incluso a las piernas. Incluso el protector del cárter se encarga de desviar la lluvia y el aire de los pies del conductor.

Para que la protección aerodinámica sea absolutamente satisfactoria, en Honda diseñan una pantalla más elevada para sustituir la escueta que lleva de serie.

En definitiva, el motor de la Suzuki es más alegre y gusta de rodar alto de vueltas, mientras que el de la Honda gira algo más lento, entrega menor caballería, pero casi iguala las cifras de aceleración y recuperaciones. Parece un contrasentido, pero ambas se defienden muy bien en vías rápidas, pues su velocidad punta real supera los 180 km/h... más que suficiente si no pretendemos fundir el radar de la policía, que para eso hay otras motocicletas. Además, si no buscamos prestaciones extremas, lo hacen sin meneos extraños y con una gran estabilidad, ya sea en recta o en curvas rápidas.

Los extras para todo

Trail y turismo


Gracias a los años que lleva vendiéndose y al número de usuarios, la Honda Transalp dispone de un equipamiento opcional en el que no faltan elementos de seguridad, de confort y estéticos.

Las maletas son de gran capacidad y pueden personalizarse con los colores de cada modelo, el baúl ejerce además de respaldo para el pasajero, el caballete central es de gran ayuda para cargar la motocicleta o para solucionar averías u operaciones de mantenimiento como sustituir la
cadena o solucionar un pinchazo.

El extra de confort vendrá de la mano –en invierno– de los puños calefactables y la pantalla más alta. El sistema audio de alta calidad hará
los viajes más amenos. La seguridad la aportará –en parado– la alarma antirrobo, mientras que en marcha incrementará la rigidez del manillar
un puente/refuerzo al más puro estilo de enduro y cross.

Una película adhesiva y resistente de 3mm y fácil aplicación se encargará de preservar la pintura de chasis y fibras de la rozadura de las botas, cremalleras, etc.

La V-Strom con clara vocación de moto turística y menos años en el mercado (la mil) ofrecerá opcionalmente a sus propietarios la posibilidad de elegir un completo juego de maletas laterales de gran capacidad. El pasajero agradecerá también la presencia de un amplio baúl –regalo en
las primeras unidades vendidas mientras dure la promoción–.

Para facilitar la operación de carga y descarga de la motocicleta, las de mantenimiento como engrasar la cadena y estabilizarla durante los estacionamientos, Suzuki ofrece como extra un caballete central. En cuanto a la protección contra los elementos, además de su pantalla de serie que admite tres diferentes alturas, no podemos olvidar la posibilidad de instalar puños calefactables y paramanos (estos últimos de serie en la Transalp).

... ¿y por campo?

Trail y turismo


Y como son trails, no podríamos acabar sin decir como van. Aquí las suspensiones más blanditas de la Transalp, junto a su más suave motor y la rueda delantera de 21 pulgadas, la hacen más apta que la Suzuki para pasear por pistas y hasta buscar algunas pequeñas complicaciones y aventuras con ella.

La V-Strom la podrá seguir en la mayoría de pistas fáciles, pero su rueda de 19 pulgadas se meterá en más agujeros, su frenada más brusca causará aprietos al conductor y el radiador de aceite queda muy expuesto a las piedras y al barro. En fin, que es más aventurera la Transalp. Dicho está.


Paulino Arroyo
Fotos: Félix Romero & Santi Díaz (estudio)

Concepto Honda Transalp 650Suzuki V-Strom 650
Marca HondaSuzuki
Modelo Transalp 650V-Strom 650
Año 20042011
Motor SOHC 2 cilindros en V, 4 tiempos, 6 valvulas, refrigerado por liquidoRefrigerado por Liquido, 90° Bicilindrico en V, 4 Tiempos
Cilindrada 647 cc645 cc
Diámetro de carrera 79 x 66 x 281 mm x 62.6 mm
Compresión 9,2:111,5:1
Potencia 55 CV66 CV
Par 5,4 kgm6,1 kgm
Alimentación 2 carburadores Keihin CV de 34mmInyección electronica
Encendido Electrónico digital CDIElectrónico digital CDI
Arranque Motor eléctricoMotor eléctrico
Embrague Multidisco en aceiteMultidisco en baño de aceite
Cambio De 5 relacionesDe 6 relaciones
Transmisión secundaria CadenaPor cadena sellada
Tipo chasis Simple cuna en aceroDoble viga en aluminio
Basculante En acero - RectangularDoble brazo en aluminio
Geometría N.D.N.D.
Suspensión delantera Horquilla telescópica hidráulica 41/170mmHorquilla telescopica ajustable en precarga
Suspensión trasera Pro-Link progresivo con amortiguador de 172mmPro-Link, ajuste en precarga y extensión
Freno delantero Disco de 256mm y dos pistones2 discos de 310mm con pinza de 2 pistones
Neumáticos 90/90 x 21' y 120/90 X 17'110/80-19' - 150/70-17'
Peso en vacío 191 kg217 kg
Largo total 2.257 mm2.290 mm
Distancia entre ejes 1.501 mm1.555 mm
Altura asiento 843 mm810 mm
Depósito gasolina 19 l22 l
Precio 8.564 €8.500 €
Garantía 2 años piezas y Mano de Obra2 años piezas y mano de obra
Importador Montesa-Honda S.A.Suzuki Motor España, S.A.
 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"