Comparativa Honda Vision 110, Aprilia Sportcity One 125 4T, Peugeot Tweet 125, SYM Symphony 125 S

Publicado el 22/12/2011


Vota

0 0

<p>Por precio, mantenimiento y consumos, nuestros invitados son la mejor solución para nuestra movilidad en tiempos de crisis. Y es que por menos de 2.000 euros podremos disfrutar de un práctico y funcional scooter, con la fiabilidad que sólo pueden garantizarnos las primeras marcas..</p>

Con la actual crisis, scooters como nuestros invitados son prácticamente los únicos que logran unas cifras de ventas relevantes. Sus precios, que en ningún caso superan los 2.000 euros, son la clave para que su situación en el mercado actual sea tan buena. Pero, efectivamente, ser scooters económicos no es su único argumento de venta: su procedencia y la seguridad que ofrece tener tras de sí un fabricante de primera línea, con la garantía de buen funcionamiento y, lo que es más importante, de fiabilidad que ello conlleva, es un punto muy importante a tener en cuenta.

 

Scooters para todo

Nuestros invitados son lo que muchos llamarían “caballos de batalla”, scooters duraderos, fiables y, quizás, un poco simples en lo que se refiere a equipamiento, pero lo que es innegable es que, de cara a un uso diario, pocos rivales van a resultar tan prácticos y ventajosos.

Todos pertenecen a la categoría de ruedas altas, incluso en el caso del Aprilia Sportcity One 125 o el novedoso Honda Vision 110, que, a pesar de no llegar al estándar de las 16 pulgadas, con sus llantas de 14 pulgadas disponen, como veremos, de los mismos argumentos que el resto de los participantes. Aunque en la actualidad su superioridad, en cuanto a estabilidad frente a los scooters con llantas más pequeñas, no es tan importante como hace unos cuantos años, todavía se mantienen como las principales opciones a tener en cuenta si es en esta cualidad en lo que nos fijamos.

Por si fuera poco, aunque su tamaño es bastante reducido, la buena labor de los diseñadores ha logrado conferirles una habitabilidad aceptable, incluso cuando sea necesario desplazarse con pasajero. Para ello es esencial la existencia de la plataforma, un elemento que aporta al conductor una grata sensación de espacio, en especial para las piernas, ya que deja moverlas con tranquilidad y sin que un túnel central interfiera.En todos dispondremos de espacio de sobras si nuestra estatura se sitúa entre 1,70 ó 1,75 m, más allá comenzarán a parecer algunas estrecheces y problemas con la proximidad del contraescudo.

Una de las cosas que mejor define su diseño es lo compactos que son; incluso modelos como el Tweet o el Symphony S, con sus llantas de 16 pulgadas, han visto reducidas sus proporciones al máximo. De todo ello se beneficia muchísimo el público femenino, ya que con alturas de asiento que se encuentran entre 755 mm en el caso del Aprilia y el Honda y, como máximo, los 800 mm del Peugeot y el Sym será fácil apoyar los pies en parado y sostener sin problemas el scooter en los semáforos.

Máximas facilidades

Los cuatro han sido creados para hacernos la vida más fácil, de ahí que simplificar al máximo su conducción sea un factor importantísimo. Para comenzar, dominarlos es muy simple; ya sea en parado, deslizándose entre coches e incluso a la hora de subirlos o bajarlos del caballete central. La clave de todo se encuentra en su moderado peso, que entre los scooters que forman este comparativo es, de como máximo, 110 kg en el caso del Sportcity.

Por todo ello, conducir cualquiera de los cuatro es una auténtica delicia, lo que los hace muy aptos para conductores noveles que se encuentran en plena etapa de aprendizaje, por sus predecibles reacciones o, por qué no, por sus motores, cuyas suaves entregas de potencia y dosificable respuesta nos ayudarán a obtener la experiencia y conocimientos necesarios para afrontar de forma más segura el paso a cilindradas mayores y vehículos más potentes.

En marcha, aprovechar el más mínimo hueco será algo habitual, todos tienen un radio de giro muy recudido, y con sus estrechos manillares y carrocerías -la más ancha es la del Aprilia con 740 mm), es posible colarse entre los coches parados de forma ideal.Como ya hemos dicho, sus propulsores están plenamente adaptados al medio urbano, en todos se da mayor importancia a las aceleraciones y recuperaciones que a la velocidad punta. Es precisamente por eso por lo que incluso un scooter con motor de 110 como el Vision puede competir frente a los propulsores de 125 c.c. del resto. Pero para nada hay que quitarle mérito al monocilíndrico 4T aire SOHC 2V de Honda. Tecnológicamente -por ejemplo, es el único con inyección electrónica- está un paso por delante de sus competidores, que, sobre todo en el caso de propulsor de la familia Leader de Aprilia, llevan muchísimos años en liza.

Lo que necesitas

El Symphony S y el Tweet, que como muchos sabréis comparten la misma base técnica, son los que marcan la pauta en el apartado mecánico. Sus monocilíndricos 4T aire SOHC 2V carburados son los que desarrollan una mayor potencia (11,15 CV según fábrica), lo que les ayuda a alcanzar 51 50 unas prestaciones algo superiores. Les sigue el Sportcity, con un motor de tacto un poco más rudo, aunque con el mismo nivel de sonoridad. Este propulsor, perteneciente a la familia Leader de Piaggio, es especialmente efectivo a la hora de acelerar, aunque su velocidad punta es muy digna, ya que se encuentra muy cerca de los 110/115 km/h del Tweet y el Symphony S, los más veloces.

Comparativamente, en lo que se refiere a prestaciones, el Honda no está muy lejos del resto, desde parado sale prácticamente igual de rápido que los demás, aunque por lo que respecta a velocidad máxima se estira un poco menos que el resto, pues con todo a favor y forzando la maquinaria alcanza los 100 km/h de marcador. Por el contrario, el Vision tiene el motor que funciona más redondo de los cuatro: es extremadamente suave y su sonido prácticamente imperceptible. Está claro que en su desarrollo las prestaciones no han sido un factor prioritario; sus creadores han preferido potenciar detalles como el consumo, que en el caso del scooter japonés es excepcionalmente bajo.

Gracias a la precisa gestión electrónica y a la existencia del sistema PGM-Fi de inyección, el scooter de la firma japonesa tiene un consumo medio de tan sólo 2,2 litros a los 100 km. Un gasto increíblemente bajo que nos ayudará a sacarle un rendimiento extraordinario a su depósito de 5,5 litros. Y es que con el depósito lleno podremos realizar un total de 250 km, lo que es realmente interesante teniendo en cuenta el precio al que está la gasolina en nuestro país.

Sus rivales en este comparativo lo tienen muy difícil para poder hacerle sombra en este aspecto; la sencillez de sus motores, todavía alimentados por carburador, les impide alcanzar sus cifras. De hecho, los tres casi duplican su consumo (se sitúan sobre los 4 litros a los 100 km), lo que obviamente les resta autonomía a sus depósitos, que, salvo en el caso del Aprilia (con 7,5 litros), tienen una capacidad menor.

Todo en su sitio

En cuanto al equipamiento de la parte ciclo, se mantiene la misma línea
que en el apartado mecánico; se confía en dispositivos tecnológicamente sencillos pero de funcionamiento impecable.

Centrándonos en los frenos, encontraremos detalles muy destacables. En el caso del Honda, como viene siendo ya una tradición en los scooters de la firma japonesa, se opta por un sistema de frenada combinada que aumenta tanto la seguridad como la facilidad de manejo. En su caso particular está formado por un disco delantero de 220 mm acompañado por la habitual pinza de tres pistones, y detrás, un tambor simple leva de 130 mm. Si apretamos las levas que los accionan al mismo tiempo, el Vision no tiene rival, su poder de retención es espectacular, y lo más destacable de todo es que no será imprescindible la experiencia para obtener los mejores resultados.

Por su parte, los scooters de Peugeot y Sym se marcan un tanto muy importante al montar un disco de freno en cada eje, de 226 mm los anteriores y de 200 los posteriores, con pinzas de dos pistones delante y simple pistón detrás. Obviamente, los dos van muy sobrados en este aspecto. La potencia disponible ya sea en el tren delantero como en el trasero es excelente, a lo que también deberemos sumar un preciso tacto que hace posible dosificar a placer el potencial de sus pinzas de freno.

El más tradicional en este apartado es el Aprilia, que mantiene su confianza en la combinación disco delante (220 mm con pinza de doble pistón) y tambor detrás (140 mm). Puede que tecnológicamente no sea precisamente muy innovador, pero en la práctica es capaz de garantizarnos unos resultados prácticamente iguales que los de sus rivales. Está claro que el tambor limita un poco sus posibilidades, en especial en lo que se refiere a lo esponjoso de su tacto -además, para tensarlo se precisan herramientas-, pero teniendo en cuenta las prestaciones mecánicas del Sportcity One queda algo compensado.

Suspensiones

El Sportcity One apuesta por unas llantas de 14"

Posiblemente, desde el punto de vista tecnológico, los elementos más sencillos de la parte ciclo sean las suspensiones. Como es de esperar cumplen su función lo mejor que pueden, y aunque no se aprecian problemas importantes en ninguna de ellas, su simplicidad salta a la vista.

Para comenzar, detrás, solamente el Sportcity One nos ofrece la posibilidad de regular la precarga de muelle de su único amortiguador de 84 mm, todo un lujo en este comparativo, pues como ya os hemos dicho, ni en el caso del Tweet ni el Symphony S, que son los únicos que cuentan con dos amortiguadores detrás, se puede.

El Vision nos presenta la opción más básica en lo que se refiere a los cuartos traseros; para comenzar, sólo equipa un amortiguador, como el Aprilia, pero en su caso, además, llega sin mecanismo de reglaje.

En lo que se refiere al eje anterior, existe una mayor igualdad entre todos, aunque la horquilla del scooter de Noale goza de un tacto un poco más consistente que le confiere un comportamiento más compensado globalmente.

Los scooters de Peugeot y Sym emplean una fórmula muy similar al
Aprilia: disfrutan de un tarado de suspensiones equilibrado y con un tacto bastante blando para favorecer el confort de marcha. Por su parte, el Vision se presenta como el invitado con las suspensiones más confortables, aunque dependiendo excesivamente de funcionamiento del muelle, que, en ocasiones, tiene unas reacciones un poco bruscas.

Ante todo, prácticos

Peugeot ha sabido darle un toque de distinción a su Tweet

El cuarteto de hoy son las “herramientas urbanas” perfectas para nuestros desplazamientos, no sólo por su magnífico comportamiento, sino también por disponer de un equipamiento de serie que, sin ser de los más nutridos del mundo del scooter, nos propone soluciones muy prácticas.

Para comenzar, todos tienen bajo el asiento un cofre en el que cabe un casco integral, un detalle que hasta no hace mucho era muy poco habitual entre los ruedas altas. Pues bien, todos son capaces de ello, pero lo mejor de todo es que no se queda ahí, pues disponen de diversos elementos de carga que nos facilitarán aún más el transporte de objetos como mochilas, bolsas, portafolios, etc. A nuestra disposición tendremos todo un abanico de posibilidades a través de elementos como los ganchos que todos tienen tras sus escudos -sólo el del Aprilia es retráctil-, las guanteras -de gran capacidad en el caso concreto del Peugeot y el Sym- o las parrillas portaobjetos que todos, salvo el Sportcity, tienen.

Las posibilidades son muchas, algunas de ellas tan sorprendentes como que, en el caso del Honda, el Peugeot o el Sym, dispongamos de caballete lateral de serie, además del imprescindible central. No podemos olvidarnos del apartado de iluminación, con ópticas y bombillas de buena calidad capaces de ofrecernos la iluminación necesaria por ciudad, sistemas extras de seguridad tan prácticos como el desconectador de encendido del Peugeot o el Sym, estriberas escamoteables muy bien situadas como las equipadas por el Vision, el Symphony S o el Tweet, etc.

También hay cosas que se podrían mejorar, como por ejemplo los cuadros de instrumentos del Aprilia o el Honda, muy simples si los comparamos con los del Tweet o el Symphony S, que, sin hacer un despilfarro de información, con la ayuda de una pequeña pantalla digital multifunción nos ofrecen, por lo menos, un reloj horario.

Sea como sea, poco se puede criticar de nuestros invitados, al fin y al cabo estamos hablando de scooters de primeras marcas a menos de 2.000 euros; sería estúpido exigirles un equipamiento de GT.

Sinceramente, creemos que son una auténtica ganga, y eso que no hemos entrado a valorar las diversas promociones que algunos de ellos tienen en la actualidad, como importantes rebajas en el precio o un año de seguro gratis… Pedid información en el concesionario más cercano; ¡no os arrepentiréis!

Concepto Honda Vision 110Aprilia Sportcity One 125 4TPeugeot Tweet 125SYM Symphony 125 S
Marca HondaApriliaPeugeotSYM
Modelo Vision 110Sportcity One 125 4TTweet 125Symphony 125 S
Año 2011201120112011
Motor 1 cil. 4T SOHC 2 V1 cil. 4T aire SOHC 2V1 cil. aire SOHC 4V1 cil. aire SOHC 4V
Cilindrada 108 cc124 cc124 cc124 cc
Diámetro de carrera 50 x 55 mm57 mm x 48,6 mm - -
Compresión 9,5:111.1 :110.5:110.5:1
Potencia 8.4 CV10.6 CV8.5 CV8.5 CV
Par - - - -
Alimentación Inyección electrónica PGM-FI, 22 mm de diámetroCarburador Keihin 26 mmCarburadorCarburador
Encendido Electrónico digital CDIElectrónico digital CDIElectrónico Digital CDIMotor eléctrico y pedal
Arranque Motor eléctrico y pedalMotor eléctrico y a patadaMotor eléctrico y pedalElectrónico digital CDI
Embrague Automático centrífugo en secoAutomático centrífugo en secoAutomático centrífugo en secoAutomático centrífugo en seco
Cambio Variador automáticoVariador automáticoVariador automáticoVariador automático
Transmisión secundaria Por correa trapezoidalPor correa trapezoidalPor correa trapezoidalCorrea trapezoidal
Tipo chasis Simple cuna en tubo de acero redondoSimple cuna de acero de alta resistenciaSimple cuna desdoblada en tubo de acero redondoSimple cuna desdoblada en tubo de acero redondo
Basculante Grupo motopropulsor oscilanteGrupo motopropulsor oscilanteGrupo motopropulsor oscilanteGrupo motopropulsor oscilante
Geometría 26’5º y 83 mm de avance26.5º a 90 mm
Suspensión delantera Horquilla hidráulicaHorquilla telescópica hidráulica de 32/85 mmHorquilla telehidráulica, 30 mmHorquilla telehidráulica, 30 mm
Suspensión trasera 2 amortiguador hidráulicos no ajustables1 amortiguador hidráulico de 84 mm ajustable en precarga2 amortiguadores, sin regulación2 amortiguadores, sin regulación
Freno delantero Disco 220 mm, pinza de 3 pist.Disco 220 mm pinza de 2 pistonesDisco de 226 mm y pinza de doble pistón paralelo1 disco de 226 mm y pinza de doble pistón paralelo
Neumáticos 80/90 x 14 y 90/90 x 14120/70-14 14” y 120/70-14 1490/80-16 y 110/70-1690/80 x 16 y 110/70 x 16
Peso en vacío 102 kg110 kg109 kg109 kg
Largo total 1.845 mm1.950 mm1.986 mm1.986 mm
Distancia entre ejes 1.255 mm1.358 mm1.355 mm1.355 mm
Altura asiento 755 mm775 mm800 mm800 mm
Depósito gasolina 5.5 l - - -
Precio 1.999 €1.999 €1.899 €1.949 €
Garantía 2 años2 años2 años2 años
Importador Montesa-Honda, S.A. 902 026 100AWS (Aprilia World Services) 91 310 99 50Peugeot Scooters S.A 91 312 50 20Motos Bordoy, S.A. 902 125 100
 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"