Comparativa Husaberg TE 250, KTM EXC 250

Publicado el 07/01/2012


Vota

0 0

<div>El motor KTM que equipan nuestras dos invitadas es de los que no te dejan indiferente. La rápida respuesta y su contundente patada a medio régimen sirven para elevar al máximo nuestro grado de excitación.</div>

La pasada temporada fue la primera de las Husaberg equipadas con motor 2T, ya que el primer año las denominadas TE 250 compartían bastidor y propulsor con las KTM. En 2012, la marca austríaca ha desarrollado una nueva parte ciclo para sus EXC, por lo que con el presente comparativo podremos comprobar cuáles son las diferencias entre el nuevo bastidor de la moto naranja y el anterior, que siguen equipando las Husaberg de 2012.

Un paso más

KTM ha dado un paso al frente al renovar por completo la parte ciclo de sus motos de enduro. El bastidor es totalmente nuevo, y aun siguiendo la misma configuración de simple cuna en acero del anterior, su geometría es muy diferente. El amortiguador trasero va colocado en una posición diferente, y anclado por su extremo superior en una estructura de acero independiente del tubo central del bastidor. La carrocería es totalmente nueva, sigue las esbeltas líneas que ya habíamos visto en la gama SX de cross 2011, con un aspecto moderno que la diferencia claramente del modelo anterior. Destaca la nueva caja de filtro por su fácil acceso, por el mayor volumen y por que en cada modelo la tobera que la conecta al carburador tiene unas secciones específicas. Elementos como el basculante, las ruedas o bien el mismo bastidor consiguen un notable ahorro de peso en el conjunto, que se deja notar claramente en el pilotaje. Con todos estos cambios se han tenido que desarrollar nuevos reglajes para la horquilla delantera, con la intención de adaptarlos al comportamiento de la nueva geometría del PDS trasero.

Los cambios en la Husaberg no son tan profundos. En el apartado estético destaca la coloración amarilla del chasis, que junto con el nuevo depósito en material traslúcido y la plática trasera negra dan un toque renovado a la TE. La tija superior de la horquilla es más flexible y mejora la sensibilidad sobre el tren delantero. Se han incorporado unos nuevos paramanos más robustos, protectores de chasis y unos excelentes neumáticos Michelin Enduro Competition en ambas ruedas.
Por lo que respecta a los propulsores, ambos incorporan una nueva caja de láminas que aporta una mejor respuesta. En la Husaberg se ha sustituido el voluminoso conmutador de los mapas de potencia por uno de reducidas dimensiones que va colocado en el soporte de la bomba del embrague.

¡Rabioso!

El motor 250 2T de KTM destaca por su carácter agresivo, es rápido de respuesta y tiene una fuerte patada a medio régimen, justo en el instante de apertura de la válvula de escape. Éste es el elemento diferencial frente al 300, no tiene sus mismos bajos y por ello el momento la apertura de la válvula es más marcada. Los bajos son una ventaja en determinadas condiciones, pero también pueden dificultar la apertura del acelerador en determinadas condiciones, es en estas últimas donde la 250 cobra sentido. La respuesta a bajo régimen es buena, muy buena para un 250, y nos permite abundar en él, para conseguir una mayor tracción en la salida de los virajes. Hasta que alcanzamos la zona de medios, donde se produce la antes citada apertura de la válvula, en éste la respuesta se convierte en brutal, y la potencia llega por doquier. Lo bueno del motor KTM es que el regulador de precarga nos permite adaptar la respuesta a nuestro estilo de pilotaje, pero con el 250 tienes que estar atento de no pasarte aumentándola, porque los bajos no son muy brillantes, y el motor se torna lento de respuesta. Para nuestro gusto, el muelle intermedio de color amarillo que viene montado de origen es el idóneo: el rojo hace que el motor sea excesivamente agresivo, mientras que el verde lo hace muy lento y dificulta mucho alcanzar el régimen de potencia máxima. Precisamente, en altos el nivel de potencia es excelente, lo mismo que la capacidad de estirada, donde brilla sobremanera frente a los motores de la competencia.

Ambos propulsores son idénticos, pero está claro que los reglajes de carburación influyen de manera determinante en su funcionamiento. En esta ocasión nos ha gustado especialmente el motor de la Husaberg, se nota más lleno y, a raíz de ello, más progresivo. La carburación de la KTM es algo más corta en la unidad de pruebas, y por ello, el carácter del motor, un poco más arisco.

Los reglajes del cambio son muy correctos. Con la caja de cambios de seis velocidades, el salto entre las primeras marchas es más corto que antaño, y por este motivo no tenemos que estar tan atentos a la elección de la marcha al entrar en curva. Puedes girar en segunda sin temer que el régimen de giro decaiga al poner tercera, y además, la sexta consigue una velocidad suficientemente alta para las pistas rápidas.

Con un motor con tanto carácter resulta clave el funcionamiento del embrague. El mando Brembo ofrece una respuesta progresiva y un tacto muy suave, que nos sirven para dosificar la potencia en el momento de arrancar en las trialeras. La rápida respuesta del motor lo hace muy indicado para los que gustan del enduro radical. Junto con la ligereza de la parte ciclo hacen que en las trialeras se encuentre en su hábitat, superando los obstáculos con facilidad. En las especiales con buen agarre es una auténtica gozada; puedes abrir gas a fondo y el fuerte empuje te saca lanzado de los peraltes. Eso sí, sobre terreno resbaladizo el KTM 250 requiere diligencia con el gas para no ir perdiendo tracción de manera irremediable.

¿Iguales? No, parecidos

La evolución del bastidor KTM hace que, aun conservando rasgos similares, el comportamiento de ambos bastidores sea diverso. El primer análisis lo centramos en el peso. La diferencia en la báscula es de 3,4 kg a favor de la nueva KTM, que ha registrado una cifra de 102,7 kg por los 105,1 de la Husaberg. Parte de la diferencia se debe a la cura de adelgazamiento que ha experimentado la moto naranja, pero también a que la Husaberg equipa componentes diferentes como el depósito con 11 litros de capacidad, además de algunos adicionales como el protector de cárter, etc. Aun con ello, ambas cifras nos parecen sensacionales, sobre todo si tenemos en cuenta que los dos modelos equipan de serie el preciado arranque eléctrico.

El chasis de la KTM es más ligero, y no lo decimos sólo por el peso, sus reacciones son más rápidas. El de la Husaberg, por el contrario, parece más asentado, con una pisada más firme y un plus de estabilidad. La razón de esta diferencia la encontramos en la geometría, pero también tiene mucho que ver el diferente equipamiento en la horquilla. La WP de KTM es de hidráulico convencional, mientras que la de la misma marca de la Husaberg es de cartucho cerrado. Teniendo en cuenta la diferencia de rendimiento entre ambos equipos, y lo crucial que resulta el funcionamiento de la horquilla en una moto de enduro, está claro que ésta es una característica fundamental en el comportamiento de los bastidores. Puestos a elegir, nos costaría: en uno encontramos ligereza, pero en el otro un plus de estabilidad, y puesto que el bastidor no lo es todo y el comportamiento de la WP de la Husaberg es mucho mejor, seguramente esta última sería nuestra elección.

La posición de conducción es impecable en ambos modelos. En la KTM, el beneficio de la nueva plástica es claro; tienes la sensación de llevar una moto más pequeña, que te facilita mucho los movimientos. Sus únicos hándicaps son la posición del manillar algo adelantada y el espumado del asiento un tanto blando. En la Husaberg, el volumen del depósito de 11 litros no afecta para nada en la posición de conducción, y todos los mandos se encuentran perfectamente colocados.

Dos niveles

Ya lo hemos comentado al valorar los bastidores, la diferencia entre el rendimiento de las horquillas es muy marcada, con dos niveles muy diferenciados. Es la causa de que la ventaja en el apartado de las suspensiones sea para la Husaberg. La horquilla de cartucho cerrado no tiene nada que envidiar a la convencional en el tacto del primer recorrido, sensible y progresivo, y a ello le tenemos que añadir una capacidad de absorción muy alta cuando se utiliza todo su recorrido. En las recepciones de los saltos, y en las zonas con baches pronunciados, no se produce el menor descontrol en la dirección, por lo que podemos atacar a fondo con confianza. Tras el impacto, el rebote es progresivo, sin que su velocidad supere a la capacidad de retención del hidráulico. El tren trasero trabaja de manera conjuntada con la horquilla, con tacto y aportando una alta capacidad de tracción en el momento de acelerar. Uno de los aspectos que han mejorado respecto al modelo anterior es la entrada en las curvas más cerradas, las tijas mecanizas de la horquilla con el offset de 22 mm se han modificado, y parece que al ser la superior algo más flexible no sentimos tanta dificultad al meter la moto en curva.

En la KTM, las suspensiones trabajan bien conjuntadas, pero sus reacciones son mucho más directas. La capacidad de retención del rebote en la horquilla no es tan alta, y por ello en las zonas rápidas sentimos un cierto descontrol. Es una horquilla cómoda, y efectiva para pilotar por caminos y senderos, pero los que busquen el límite en las especiales tendrán que trabajar en ella para mejorarla.

El amortiguador se encuentra a un nivel parecido al de la Husaberg; es posiblemente el PDS más progresivo, con una buena capacidad de tracción y reacciones muy nobles en los obstáculos.

Los equipos de frenado son los Brembo de última generación en ambos casos. La potencia del freno delantero es ejemplar y su tacto progresivo nos permite dosificarla con una precisión muy alta. Los frenos traseros son igualmente potentes, y además disponen de la capacidad de resistencia en los momentos de máxima exigencia.

La elección entre nuestras dos invitadas no va a resultar fácil. Si quieres ir a la última, la KTM es tu moto; su estética es rompedora, y seguramente marcará el camino a seguir a sus competidoras. Si las modas no te importan y lo que buscas es rendimiento, escoge la Husaberg; su horquilla es de gran nivel y con ella sentirás que puedes buscar los límites con confianza. El precio juega a favor de la KTM, aunque la diferencia de tan sólo 128 euros está plenamente justificada por la mayor calidad de equipamiento de la Husaberg.
Concepto Husaberg TE 250KTM EXC 250
Marca HusabergKTM
Modelo TE 250EXC 250
Año 20112011
Motor
Cilindrada 249 cc249 cc
Diámetro de carrera 66,4 mm x 72 mm x 166,4 mm x 72 mm x 1
Compresión - -
Potencia - -
Par - -
Alimentación Carburador Keihin PWK 36S AGCarburador Keihin PWK 36S AG
Encendido KokusanKokusan
Arranque KokusanKokusan
Embrague Multidisco en baño de aceiteMultidisco en baño de aceite
Cambio de 6 relacionesde 6 relaciones
Transmisión secundaria CadenaCadena
Tipo chasis Simple cuna desdoblado 25CrMo4Simple cuna desdoblado en acero 25CrMo4
Basculante Doble brazo de AluminioDoble brazo de Aluminio
Geometría 63,5º63,5 º
Suspensión delantera Horquilla invertida WP de 48 mmHorquilla invertida WP de 48 mm
Suspensión trasera 1 amortiguador PDS con carga de gas WP de 335 mm1 amortiguador PDS con carga de gas WP de 335 mm
Freno delantero Brembo de 2 pistones de 260 mmBrembo de 2 pistones de 260 mm
Neumáticos 90/90-21 21" y 140/80-18 18"90/90-21 21" y 140/80-18 18"
Peso en vacío 102.9 kg103 kg
Largo total - -
Distancia entre ejes 1.475 mm1.475 mm
Altura asiento 985 mm925 mm
Depósito gasolina 11 l9.5 l
Precio - -
Garantía
Importador KTM Sportmotorcycle EspañaKTM Sportmotorcycle España
 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"