Comparativa Kawasaki ER-6 N, Ducati Monster 696

Publicado el 03/02/2010


Vota

0 0

El enfrentamiento entre el 'monstruo' de Ducati y la nueva Kawasaki ER-6n es inevitable. A la Monster le ha salido una rival que le planta cara sin miedo.

Retando al monstruo

Nada menos que 15 años le ha costado a Ducati dar el relevo a su archiconocida Monster. Después de casi 200.000 unidades vendidas de sus distintas versiones, en Borgo Panigale decidieron que ya tocaba una renovación del mítico modelo.

Por lo que respecta a la Kawasaki ER-6n, llega con mejoras importantes. Después de la creación de su exitoso concepto a finales de 2005, esta moto, nacida como modelo de iniciación de la marca verde, recibe un completo refinamiento en este 2009.

Son varios los puntos en común que comparten estas dos naked: motores bicilíndricos de similares prestaciones, ciclos capaces de transmitir unas buenas sensaciones y suficiente manejabilidad como para ser usadas a diario. Con todas estas aptitudes, no es de extrañar que sean superventas en la competida categoría de las naked.

Lavado de cara

Retando al monstruo

Tanto la italiana como la japonesa son modelos nuevos y estrenan apariencias, pero el cambio que ha realizado la Monster es el más impactante, ya que la estética de la italiana está gravada a fuego en la retina de todo motero. El faro clásico redondeado ha sido sustituido por uno dividido en dos partes, sin abandonar del todo el concepto original. El depósito de gasolina, también característico del modelo, ha sido renovado y ahora dispone de dos entradas de aire en la parte delantera, con la doble función de nutrir de aire el sistema de admisión y permitir un mayor ángulo de giro, punto crítico en las anteriores versiones de Monster. Se conserva la esencia de los tubos de escape laterales, ahora más elevados, cortos y gruesos.

La Kawasaki ya nació rompiendo moldes. Su doble óptica superpuesta se ha modernizado y, a diferencia de la Monster, cuenta con una carcasa que rodea el faro, y que junto con las tapas laterales –también estilizadas-, permite a la ER gozar de una mayor protección aerodinámica. Primer punto para la japonesa.

Ambos modelos optan por instrumentaciones colocadas encima de las ópticas en forma de cresta. La italiana monta un cuadro completamente digital, con el tacómetro como principal protagonista y con la información suficiente. Sólo se echa en falta el indicador de nivel de combustible. La Kawasaki combina el cuentakilómetros de gran tamaño analógico con el tacómetro digital –demasiado pequeño-, y ambas cuentan con los obligados parciales y totales. Un punto destacable son los retrovisores de la Monster, muy estéticos y originales, pero que no ofrecen una visibilidad del todo efectiva, aspecto que comparte con algunas hermanas de marca...

Ágiles y compactas

Retando al monstruo

Si por algo se han convertido en modelos superventas estas naked, es porque combinan la polivalencia del uso diario con unos rasgos suficientemente deportivos que permiten disfrutar de escapadas a nuestra carretera favorita.

Las partes ciclo han sido pensadas para ofrecer un buen nivel de sensaciones, además de eficacia. El chasis de la italiana es completamente nuevo, pero conserva la estructura tubular tipo Trellis característica de Ducati. Además, se ha modernizado combinándolo con un subchasis de aluminio y un generoso basculante también en fundición de aluminio. El nuevo diseño ha permitido incorporar un sistema de suspensión trasero sencillo pero muy efectivo. Igual que en su rival, se monta un amortiguador en posición transversal, uniendo el subchasis con el basculante. Con todo ello se ha ganado en agilidad en los cambios de dirección y una mayor estabilidad en los pasos de curva. Parte de la seguridad que transmite la Monster es gracias a un rígido tren delantero compuesto por una horquilla invertida Showa de 43 mm y unas robustas tijas de aluminio.

La ER-6n no se queda atrás gracias a un chasis tubular perimetral en acero que luce toda su estructura y abraza el compacto bicilíndrico paralelo. El gran basculante, también fabricado en acero, pasa ahora a tener sección transversal en forma de D. Estos dos elementos quedan unidos por el amortiguador trasero regulable en precarga, ubicado en el lateral derecho.

Se tiene que decir que la ER-6n fue la pionera en esta técnica, ahora tan extendida, de colocar el amortiguador en uno de los laterales.

Pero hay otro punto que juega a favor de la japonesa y que otras marcas aún no han explotado en modelos naked bicilíndricas, y que no es otra cosa que la ubicación de todo el sistema de escape por debajo del motor. Esto permite una centralización de las masas en la parte baja, con lo que la ER-6n tiene un comportamiento en carreteras de curvas realmente eficiente.

Ofrece un equilibrio muy neutral, y a los pocos minutos de subirte la notas como si fuera tu moto de siempre.

Control total

Retando al monstruo

Otro aspecto en el que vuelven a coincidir nuestras protagonistas es en presentar un manillar bastante ancho, cada una a su manera, eso si. La Monster lo monta justo encima de la tija superior, muy plano y abierto. La sensación es de cercanía con el tren delantero y obliga a tener el cuerpo bastante tirado hacia delante.

La ER-6n no tiene una posición tan forzada como su rival, ya que su manillar es más alto y cercano al conductor que en la italiana. El asiento es más estrecho en la parte donde se une con el depósito, bastante más que la versión anterior, y permite cambiar muy fácilmente de posición, además de proporcionar un mayor control de la moto con las piernas. La parte trasera también ha sufrido cambios ergonómicos, con el espacio del asiento más amplio y las asas de aluminio, con lo se gana en comodidad y estética. El pasajero de la Ducati estará un poco menos cómodo. No hay dónde sujetarse y el asiento es bastante minimalista.

En el apartado de frenos, la Ducati está por encima de la Kawasaki, al disponer de pinzas radiales Brembo y discos de 320 mm con latiguillos metálicos, y aunque la ER-6n consigue una buena frenada con sus pinzas Tokico de dos pistones y discos lobulados de 300 mm, la potencia de la italiana es digna de moto hiperdeportiva, pese a disponer de una bomba más sencilla.

En cuanto a los embragues, también encontramos disparidad. La Monster monta un antirrebote APTC de accionamiento hidráulico, mientras que la ER-6N se conforma con uno convencional, aunque, eso sí, con regulación de maneta.


La madre del cordero

Retando al monstruo: Basculante Monster 696

Pero si por algo se comparan estas dos motos, es porque ambas montan motorizaciones de dos cilindros y similares potencias, aunque ahí quedan todas sus similitudes técnicas.

El motor japonés es de 649 cc en paralelo, con cuatro válvulas por cilindro y refrigeración líquida, con una potencia de 73 CV. Por su parte, la italiana equipa un motor en configuración en V a 90° de refrigeración por aire y dos válvulas por cilindro con el que consigue una potencia en banco de 76 CV.

La nueva inyección de la ER-6n ha cambiado el carácter y, sobre todo, la entrega de potencia. El motor, más progresivo, permite ir con una marcha más, ya que es suave a cualquier régimen. Además, las vibraciones han desaparecido gracias a unos nuevos anclajes del motor al chasis.

El de la Monster ofrece una buena respuesta a bajas vueltas, con un par considerable, pero lo mejor, definitivamente, está al final. El veterano propulsor consigue, en su enésima revisión de cilindrada, un carácter deportivo que gustará a los más racing.

El motor de la japonesa podría definirse como amable y servicial, útil y cómodo para el día a día y válido para disfrutar de su respuesta en carreteras de montaña muy reviradas. La italiana, en cambio, es más incómoda de gestionar en ciudad, pero disfrutaremos de lo lindo enroscando el puño en zonas más rápidas, en las que, además, su parte ciclo acompañará a la perfección.

Dos bicilíndricas naked con componentes de calidad suficientes como para convencer a los más exigentes y con comportamientos realmente satisfactorios en la mayoría de los escenarios. Los precios son un tanto dispares: 5.599 para la ER-6n y 7.495 para la Monster... ¡Tú eliges!


Eduard Fernández
Fotos: Juan Pablo Acevedo y Santi Díaz

Concepto Kawasaki ER-6 NDucati Monster 696
Marca KawasakiDucati
Modelo ER-6 NMonster 696
Año 20092008
Motor Motor de 2 cilindros, 4 tiempos, 8 válvulas, refrigeración líquidaLTWIN
Cilindrada 649 cc696 cc
Diámetro de carrera 83 x 60 mm88 mm x 57,2 mm x 2
Compresión 11.3:110.6:1
Potencia 72 CV80 CV
Par 6,7 kgm -
Alimentación Inyección electrónica Keihin, 36 mmInyección electrónica Siemens con cuerpos de 45 mm
Encendido Electrónico digital CDIElectrónico C.D.I.
Arranque Motor eléctricoElectrónico C.D.I.
Embrague Multidisco en aceiteMultidisco en baño de aceite
Cambio De 6 relacionesde 6 relaciones
Transmisión secundaria Por cadena selladaCadena
Tipo chasis Tipo diamante en aceroMultitubular de acero
Basculante Doble brazo en aceroDoble brazo de Aluminio
Geometría 24,5° y 102 mm de avance
Suspensión delantera Horquilla convencional con barras de 41/120 mmHorquilla hidráulica invertida Showa de 43 mm
Suspensión trasera Amortiguador lateral de 125 mm, ajustable en precargaMonoamortiguador progresivo Sachs de 148 mm
Freno delantero 2 discos lobulados de 300 mm con pinzas de 2 pistones, ABS opcionalBrembo de anclaje radial y 4 pistones de 320 mm
Neumáticos 120/70 ZR 17\" y 160/60 ZR 17\"120/60 ZR17 17" y 160/60 ZR17 17"
Peso en vacío 200 kg161 kg
Largo total 2.100 mm -
Distancia entre ejes 1.405 mm1.450 mm
Altura asiento 15,58 mm770 mm
Depósito gasolina 15.5 l15 l
Precio 6.150 €8.490 €
Garantía 2 años en piezas y mano de obra
Importador Kawasaki Motor EuropeDucati Ibérica
 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"