Comparativa KTM Duke, Honda CBR 125 R

Publicado el 16/02/2012


Vota

0 0

<p>Cada vez hay más entre lo que elegir en el segmento de las convalidadas. Esto por sí solo es una buena noticia, pero en realidad lo mejor de todo es que cada vez se hacen más motos de 125 cc perfectamente válidas en todos los terrenos. Aquí tenemos dos pruebas.</p>

Todo esto es muy sencillo. Si las 125 son las motos que más solicita la gente, entre la que se encuentran además muchos jóvenes, las marcas deben de tener claro que es necesario ofrecer modelos competentes con esa cilindrada. Los jóvenes son el futuro, se escucha a diario, por lo que hay que cuidarlos. Si los cuidas, los fidelizas, se hacen de tu marca, y cuando son adultos es más que probable que no se desvíen y continúen, así, fieles a un determinado fabricante.

Por eso es indispensable producir motos pequeñas atractivas, de calidad y a buen precio, para que surja la pasión a los 16 años y se mantenga más allá de los treinta. Por eso, Honda y KTM, en este caso, saben lo que hacen cuando lanzan modelos como estos dos.

Las dos marcas han sabido además hacer un buen trabajo con el diseño de estas motos, cada una con su estilo propio.

La Honda CBR 125 R tiene la apariencia de una sport-touring de ciudad, es decir, la de una deportiva moderada. Si se llama CBR, es por algo, y en algo se había de notar, y para empezar, el diseño hace honor a estas siglas. Las dimensiones son reducidas, es una 125, aunque esto no ha impedido a los diseñadores ponerse manos a la obra y realizar una moto muy atractiva, con un frontal que recuerda al de la VFR 1200 F y unas fibras sencillas pero tan o más resultonas.

La KTM 125 Duke es una naked, por lo que ofrecía menos posibilidades para explayarse en materia de diseño. Sorpresa: el resultado es impactante. Hacer de un continente tan pequeño una moto tan llena de contenido no es sencillo, y los diseñadores de la marca austríaca lo han conseguido. Esta Duke para adolescentes es toda una streetfighter, con detalles de calidad como por ejemplo la quilla, que le aporta una imagen todavía más desafiante.

Es cierto, por otra parte, que las dos tienen buenos referentes dentro de la marca. En el caso de la Honda, las CBR de mayor cilindrada e incluso la propia VFR 1200 F. Y en el de la KTM, el parecido con la Super Duke es innegable... Pero es que de eso se trata, de fijarse en los mayores y aprender de ellos.

Equipadas a su manera

Sigue la sorpresa cuando nos fijamos bien y apreciamos qué es lo que traen consigo, sobre todo en el caso de la europea. La Honda es más sencilla en este sentido, aunque luego también nos deja casi con la boca abierta al ver lo bien que se comporta siendo, eso, tan sencilla.

La KTM no viene equipada con materiales de primer nivel, pero sí de calidad. Para empezar, la frenada delantera es la de un modelo cien por cien deportivo, con un disco de 280 milímetros de diámetro y una pinza radial de cuatro pistones opuestos. La Honda, más sencilla, lleva un disco de 276 mm con pinza convencional de dos pistones paralelos.

La horquilla de la KTM tampoco es cualquier cosa, sino que es una invertida con barras de 43 mm de diámetro, muy robusta. Y aquí es donde más se desmarca de la CBR 125 R, que lleva una convencional de 31 mm, bastante más urbana. Ninguna de las dos es regulable.

El chasis de la pequeña Duke es de acero, como el de su competidora, pero en su caso es multitubular (más moderno), mientras que el de la Honda es un doble viga de sección pentagonal. Y el amortiguador trasero de esta KTM, firmado por WP, como la horquilla, tiene un recorrido de 150 mm, con basculante de aluminio. El de la CBR es un Monoshock de 126 mm, con basculante de acero.

Vemos que al menos en cuanto a frenos y suspensiones, la naked de Mattighofen está un paso por delante de la Honda, una moto la japonesa, que es, repetimos, de concepción más ciudadana.

Ligeras, manejables y también divertidas

Con un peso en seco por debajo de los 130 kilogramos, es de lo más sencillo moverlas en cualquier tipo de situaciones. En ciudad es donde mejor se encuentran porque, primero, son de una altura accesible para todo el mundo, y también porque por radio de giro y ancho frontal caben por cualquier sitio. El motor de la KTM trabaja mejor entre coches, no por la suavidad (la Honda es prácticamente insuperable), sino por el empuje desde parado. Y es la KTM también la que mejor se maneja gracias a la posición de conducción.

En autopista resulta bastante mejor la Honda por tres motivos fundamentales: por la protección aerodinámica, por la ergonomía (es sorprendentemente muy cómoda) y por la velocidad punta, que está en torno a los 135 km/h.

Y en carretera, por donde se puede transitar con ellas con total confianza, las dos están a un gran nivel. La KTM es más divertida que la Honda porque es más excitante, es decir, su motor empuja mejor a bajo y medio régimen, aunque luego de ahí para arriba se apaga. El monocilíndrico de la Honda, algo menos potente, funciona con mayor suavidad y donde mayor rendimiento se le puede sacar es en la zona media del tacómetro, que es en la zona en la que mejor responde.

También por parte ciclo y, otra vez, por posición de conducción, la pequeña Duke es una moto que habría de ser muy preciada por los jóvenes. Es fácil de llevar gracias a su manillar más o menos ancho, algo que la hace muy intuitiva a la hora de entrar en las curvas, como también es sencillo rectificar si nos equivocamos.

Aunque no nos cansaremos de decir que la CBR 125 R es pura ergonomía y comodidad, la posición es la de una deportiva o pseudodeportiva. Echados ligeramente hacia delante, con el manillar más alejado del cuerpo que en el caso de la KTM, cargamos peso delante sobre la pequeña horquilla, que, a pesar de su diámetro, no se comporta nada mal y se muestra firme en curvas (aunque no llega al nivel de la Duke).

En cuanto a frenos, la Duke tiene muy pocos rivales en este segmento, y si los tiene, son modelos deportivos y bastante más caros. El tacto de la frenada es muy bueno, pero es que el mordiente es todavía mejor, impecable. Y gracias a esa horquilla invertida tan robusta, la moto acepta tanta potencia de frenada y no se descompone, por ejemplo, en las apuradas.

La Honda no frena tanto, pero no lo hace mal. El tacto es bueno y cuando no es demasiado lo que hay que frenar, está a la altura (por ejemplo, al encarar las curvas), pero si hay que tirar de frenos ante una emergencia, se hace preciso apretar con decisión para detenerla en el espacio previsto. 

Fotos de la comparativa "Lo justo y mucho más"

Fotografías por: Juan Pablo Acevedo y Santi Díaz
Concepto KTM DukeHonda CBR 125 R
Marca KTMHonda
Modelo DukeCBR 125 R
Año 20112011
Motor
Cilindrada 124 cc124 cc
Diámetro de carrera 58 mm x 47,2 mm x 158 mm x 47,2 mm x 1
Compresión - 11 : 1
Potencia 15 CV12.7 CV
Par 12 kgm10,1 kgm
Alimentación Inyección electrónica BoschInyección electrónica de gasolina PGM-FI
Encendido BoschDigital transistorizado con control computerizado y avance electronico
Arranque BoschDigital transistorizado con control computerizado y avance electronico
Embrague Multidisco en baño de aceiteHúmedo, multidisco con muelles helicoidales
Cambio de 6 relacionesde 6 relaciones
Transmisión secundaria CadenaCadena
Tipo chasis Tubular en aceroDoble viga de acero
Basculante Doble brazoDoble brazo
Geometría 65 º
Suspensión delantera Horquilla invertida WP de 43 mmHorquilla telescópica de 31 mm
Suspensión trasera 1 amortiguador WP de 150 mm1 amortiguador Monoshock de 126 mm
Freno delantero Bybre de anclaje radial y 2 pistones de 280 mmNissin de 2 pistones de 276 mm
Neumáticos 110/70-17 17" y 150/60-17 17"100/80 17 M/C 17" y 130/70 17 M/C 17"
Peso en vacío 118 kg136.9 kg
Largo total - 1.946 mm
Distancia entre ejes 1.350 mm1.313 mm
Altura asiento 810 mm793 mm
Depósito gasolina 11 l13 l
Precio 3.999 €3.379 €
Garantía
Importador KTM Sportmotorcycle EspañaMontesa Honda, S.A.
 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"