Comparativa Yamaha MT 01, MV Agusta Brutale 910 S

Publicado el 16/03/2010


Vota

0 0

Bajo el mismo concepto naked, estas dos palabras definen la diferencia de comportamiento entre la moto italiana y la japonesa. Radical en la MV y efectivo y pausado en la MT-01.

Arriba y abajo

El mundo de la moto está cambiando, y las tendencias parece que van más encaminadas a un tipo de motos preparadas para disfrutar, sin la necesidad de que las grandes prestaciones sean lo más importante.

En ese sentido, todas las marcas importantes están trabajando para sacar modelos al mercado que aporten una gran personalidad, un alto grado de calidad en sus componentes, un uso versátil, un comportamiento deportivo y una estética exclusiva.

Cambio de tendencia

Arriba y abajo



El objetivo es disfrutar de la conducción sin tener que ir al límite y tomar grandes riesgos... tanto para nosotros mismos como para nuestro carné de conducir. De hecho, rodar por una carretera de curvas con una naked como la MV o la MT-01 posiblemente hará que andemos más rápidos y con más capacidad de reacción que con cualquier RR.

Pongamos de moda este tipo de motos y todos saldremos ganando; dejemos las superdeportivas para los circuitos y disfrutemos de la esencia y del placer de la moto.

Personalidad y diseño

Arriba y abajo



El concepto básico de las dos protagonistas de este comparativo es muy similar filosóficamente y, al mismo tiempo, enfrentado tecnológicamente. Las dos son motos con un excelente diseño, derrochan exclusividad y sus componentes son de extremada calidad. El modo de conducción o posición es parecido; las dos carecen de componentes aerodinámicos de protección, y el usuario tiene un mismo perfil.

No obstante, y aun siendo dos motos del mismo estilo, resultan dos mundos diferentes en cuanto a configuración, funcionamiento y forma de conducción. La Brutale monta un moderno motor de cuatro cilindros en línea de 750 c.c., mientras que la MT-01 funciona con un clásico dos cilindros en V a 48º y 1.670 c.c.

La MV desarrolla su mejor potencial a partir de la 4.500 rpm, cuando en la Yamaha éste es su techo. El chasis es multitubular en acero en la Brutale y de doble viga de aluminio en la MT-01; además, se establecen unas dimensiones de habitáculo y distancias muy distintas. Entre el manillar y el asiento de la MV hay poco espacio, y éste, a su vez, es muy reducido.

Por el contrario, la MT-01 goza de una distancia mayor entre manillar y asiento, y sus dimensiones permiten más libertad de movimientos. En las dos, la horquilla es invertida y de una calidad similar, y sólo hay una diferencia de pocos milímetros de diámetro entre ellas. En cambio, el amortiguador presenta configuraciones muy distintas; la posición de trabajo en la Yamaha es horizontal, a diferencia de la Brutale, que es de inclinación convencional.

El basculante también marca diferencias; doble brazo de aluminio con refuerzo y anclaje inferior para la Yamaha, y monobrazo de aluminio con anclaje superior al amortiguador en la MV. Otras divergencias son la capacidad del depósito de combustible (en la Brutale de 19 litros y en la MT-01 de 15); la salida de los escapes (laterales paralelos en la MV y uno a cada lado del colín en la Yamaha); un compacto, redondo y claro cuadro de relojes en la Yamaha, y menos claro, ovalado y aerodinámico en la Brutale.

También las geometrías de chasis son distintas, más cerrada en la Brutale y más abierta en la Yamaha. El diseño es elegante y deportivo en la italiana, que se ha cuidado al máximo y se han incorporado detalles, tapitas y mil cosillas para ver, descubrir y disfrutar con sólo contemplarla. La japonesa no es para menos, más masiva, mayúscula, enorme, alta... También se ha mimado mucho, pero en comparación con la MV no se nota tanto el esmero con el que se ha finalizado la angulosa Brutale.

Correr y controlar

Arriba y abajo


Todas estas diferencias se traducen, lógicamente, en la forma de conducción y en el comportamiento. Por la ciudad y cuando maniobramos en parado, resulta más fácil mover la MV que la MT-01 por la diferencia de peso, aunque en marcha es más cómodo el movimiento en espacios cortos con la Yamaha que con la MV, por el mayor ángulo de giro y anchura del manillar de la japonesa.

La italiana, dado el nulo comportamiento en bajos del motor, es difícil de poner en movimiento con soltura en los semáforos, mientras que con la Yamaha resulta una tarea mucho más llevadera y excitante; la aceleración es instantánea y fulgurante. La maniobrabilidad general se decanta a favor de la japonesa como moto polivalente para todo uso. Ya en la carretera, el pequeño volumen de la Brutale parece tener más ventaja sobre la MT-01, aunque la escasa libertad de movimientos del conductor la limita en acometidas radicales.

En ese sentido, la Yamaha se le avanza en la entrada de las curvas. La ligereza y geometrías de la Brutale son claramente superiores a la Yamaha, que para seguirla necesita mucha decisión en la maniobra, ya que tenemos que tirarla al vértice de la curva sin contemplaciones, como buena deportiva que quiere ser. La estabilidad sorprende, pero el volumen e inercias que movemos intimidan un poco.

Para entrar en curva, el cambio de marchas también marca diferencias importantes. Con la Yamaha tenemos que engranar casi siempre marchas largas, puesto que si cortamos el gas de golpe o si llevamos una marcha corta retendrá tanto el motor, que se nos invertirá la trazada con el correspondiente susto. Por el contrario, con la Brutale deberemos llevarla siempre acortada de marcha al máximo en cuanto a revoluciones, porque si la dejamos caer, la recuperación será lenta a la salida del viraje.

Dentro del paso de curva, las dos motos muestran un aplomo y estabilidad increíbles, y dan mucha confianza. Frenando, y aunque, a priori, la Yamaha lleva pinzas radiales, es superada en tacto y efectividad por las pinzas convencionales de seis pistones de la Brutale. En la Yamaha tendremos que anticiparnos un poco para poder parar tanto volumen (250 kilos en seco comprobados), mientras que con la MV podremos radicalizar esta maniobra con menos riesgos, gracias a sus 193,5 kilos de peso reales.

Si hacemos caballitos, veremos claramente la diferente respuesta del propulsor de cada una. Si lo intentamos con la japonesa, con tan sólo acelerar, cortar en la "estirada" a 2.500 vueltas y volver a acelerar con decisión, se levantará suavemente para llevarla en el ángulo de suspensión con comodidad. Por su parte, con la Brutale engranaremos segunda, porque en primera la podríamos volcar con facilidad, y cuando nos estire el motor, se levantará bruscamente llegando al ángulo de suspensión con demasiada rapidez.

Con esta prueba se pude ver la respuesta del propulsor llevada al extremo. La palanca del cambio y su funcionamiento son radicalmente diferentes entre las dos. Por una parte, la Brutale tiene un escaso espacio para colocar el pie, pero se acciona con sincronización y suavidad. En cambio, en la MT-01 este espacio es óptimo, aunque el cambio es más vetusto, lento (denota su procedencia custom) y con demasiado recorrido.

Para viajar un poco

Arriba y abajo



En autopista es donde se pone de manifiesto la nula protección aerodinámica que ofrecen ambas al conductor, ya que las dos no cuentan con carenado o pantallita. Sin embargo, en la Yamaha, al tener más asiento y más distancia hasta el manillar, se puede agachar el cuerpo sin forzarlo demasiado para perder resistencia al aire y ganar estabilidad y velocidad.

En cambio, en la MV Agusta, llevar a cabo esta maniobra es muy difícil por ser todo lo contrario, pequeña y recogida en cuanto a la posición de conducción. En distancias largas y a más velocidad, la MT-01 es claramente superior. Los depósitos de 19 y 15 litros durarán 182 km en la italiana, que eleva su consumo medio por encima de los 10 litros, mientras que en la japonesa está en los 7,4 y una autonomía sobre los 200 km.

Si queremos llevar a un pasajero en el espacio que han dejado los diseñadores detrás del lugar del conductor (las dos compiten por el primer puesto en cuanto a incomodidad del segundo de a bordo), mejor será que le avisemos de que no tendrá dónde agarrarse. Irá en una posición elevada, con los grandes silenciosos de la Yamaha rodeando sus posaderas y un escaso acolchado y espacio en ambas. No obstante, puede que aguanten un recorrido corto, aunque mucho ojo con perderlo en cualquier aceleración.

Difícil elección

Arriba y abajo



Para terminar, y bajo mi punto de vista, si quieres revoluciones y acciones rápidas con fuertes sensaciones deportivas recorriendo pocos kilómetros a alto rendimiento, tu moto es la Brutale. Si por el contrario quieres una más cómoda y con más suavidad para recorrer ocasionalmente distancias más largas, la tuya es la Yamaha.

De todas formas, las dos son motos de diseño capaces de aportarnos grandes sensaciones deportivas y muy exclusivas, con un valor para toda la vida para quienes buscan monturas diferentes y muy personales.


Albert Escoda
Fotos: Francesc Montero

Concepto Yamaha MT 01MV Agusta Brutale 910 S
Marca YamahaMV Agusta
Modelo MT 01Brutale 910 S
Año 20052008
Motor OHV 2 cilindros en V a 48°, 4 tiempos, 8 válvulas, refrigeración por aireDOHC 4 cilindros, 4 tiempos, 16 válvulas, refrigeración líquida
Cilindrada 1.670 cc909 cc
Diámetro de carrera 97,0 x 113,0 mm x 276 x 50,1 mm x 4
Compresión 8,38:113:1
Potencia 90 CV139 CV
Par 15,3 kgm9,8 kgm
Alimentación Inyección electrónicaInyección electrónica Weber-Marelli
Encendido Electrónico digital CDIElectrónico digital CDI
Arranque Motor eléctricoMotor eléctrico
Embrague Multidisco en baño de aceiteMultidisco en aceite
Cambio De 6 relacionesDe 6 relaciones
Transmisión secundaria Por cadena selladaPor cadena sellada
Tipo chasis Doble viga en aluminioMultitubular Trellis CrMo, pletinas de aluminio
Basculante Doble brazo en aluminioMonobrazo de aluminio
Geometría 25° y 103 mm de avance24,5° y N.d.
Suspensión delantera Horquilla invertida 43/120 mm, multiajustableHorquilla invertida de 50/126 mm, regulable en compresión, extensión y precarga del muelle
Suspensión trasera Amortiguador horizontal 117 mm, multiajustableMonoamortiguador de 120 mm, regulable en compresión, extensión y precarga del muelle
Freno delantero 2 discos de 320 mm, radiales 4 pistones2 discos de 310 mm, pinzas de 6 pistones
Neumáticos 120/70 ZR17\" y 190/50 ZR17\"120/65 ZR 17\" y 190/50 ZR 17\"
Peso en vacío 240 kg185 kg
Largo total 2.185 mm2.020 mm
Distancia entre ejes 1.525 mm1.410 mm
Altura asiento 825 mm810 mm
Depósito gasolina 15 l19 l
Precio 13.999 €17.300 €
Garantía 2 años piezas y mano de obra2 años piezas y mano de obra
Importador Yamaha Motor España S.A.Motos Bordoy
 
Da tu opinión

Comentarios (1)

  • Fristytron
    Fristytron 17-03-2010

    Brutale, no hase falta que digas nada mas.

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"