Comparativa Suzuki GSX-R 1000, BMW K 1200 R, KTM Supermoto 950R

Publicado el 19/03/2010


Vota

0 0

Tres motos muy diferentes entre sí y que representan tres de las tendencias imperantes en el mercado. Aquí tenéis su inusual prueba comparativa...

Tres tendencias, tres carácteres

La segunda edición del Bike of the Year, organizado por la SuperTest World Association (SWA), ha consagrado a la poderosa Suzuki GSX R 1000 como mejor moto del año, con siete votos por encima de la segunda, una excitante fun-bike como la KTM 950 SM, y catorce sobre la tercera, la supernaked de BMW, la K 1200 R.

Tres máquinas muy distintas que representan conceptos muy diferentes, sobre los que vierten un gran número de ventas en todo el mundo, especialmente en Europa.

Tres categorías

Tres tendencias, tres carácteres

El mérito de la primera posición de la Suzuki es mayor, si cabe, que el de la KTM y la BMW, ya que ha sido la única RR votada, tanto superbike como supersport. La razón seguramente hay que buscarla en que las máquinas superdeportivas, antaño dominadoras del mercado mundial de la moto, hoy en día están reduciendo ventas por culpa, primero, de sus altos precios y, segundo, por la agresiva política sancionadora de todos los países.

Hasta en los típicos mercados deportivos como Italia, Gran Bretaña o España, sus ventas van a menos a favor de motos más polivalentes. Si la anterior GSX R 1000 ya fue la mejor hipersport del momento, la versión 2005 recoge todas sus excelentes cualidades y las aumenta. La Suzuki es mucho más que la deportiva más potente del momento: es la que tiene mejores medios, la más fácil de conducir, la más efectiva e, incluso, la más cómoda... como ya lo fueron las anteriores GSX R, en comparación con sus rivales de categoría.

En el caso de la KTM, el giro de la marca austríaca hacia el asfalto ha sido un acierto pleno, pues al éxito de la SuperDuke 990 (4ª moto más votada en el Bike of the Year) le precede el de esta excelente y excitante SuperMoto. La SM es menos radical que su hermana, tanto en potencia como en comportamiento, más cómoda y más versátil. Permite que te diviertas como un indio, ya sea en una pista de supermotard, en un circuito de karts o en una carretera de curvas, y siempre con una gran dosis de seguridad.

Es la última moda que nos llega del norte de Europa, donde se busca mucho divertimento en poco tiempo, ya sea por la corta duración de sus días o por los largos inviernos con carreteras prácticamente intransitables.
Motos hiperdivertidas, supermanejables, muy potentes y que transmiten grandes sensaciones a sus usuarios.

La BMW K 1200 R ha supuesto una auténtica revolución, y no por su evidente estética futurista y rompedora, sino por su elevada potencia al tratarse de una naked (la categoría más pujante en ventas en toda Europa) y por su efectividad en todos los campos, ya que tiene un comportamiento muy sano, más efectivo que el de su hermana S, más deportiva. Además, es, cómo no tratándose de una BMW, considerablemente cómoda.

La ganadora

Tres tendencias, tres carácteres

El Bike of the Year no es el primer trofeo que se llevó la GSX R 1000 el pasado 2005. Seguro que recordaréis qué moto fue la vencedora del pasado Supertest 1000 en Almería. Efectivamente, ya entonces la poderosa Suzuki se llevó el cetro entre todas las superbikes enfrentadas, y estaban todas, incluso la exclusiva MV Agusta F4. En circuito, la GSX R impone su caballería (¡más de 175 CV reales!), pero también su efectividad.

Es la más fácil de llevar rápido, la que menos esfuerzo requiere y la más noble de reacciones. Su motor es también el que tiene una mejor gama de potencia, con unos excelentes medios, muy útiles para salir con rapidez de los ángulos cerrados. La parte ciclo destaca por su equilibrio. Quizás no tenga el aplomo delantero de una CBR 1000 RR ni la precisión de tiralíneas de una R1 o la tremenda agilidad radical de una ZX-10R ni sus frenos sean los mejores, pero su conjunto es el más equilibrado de entre todas las superbikes.

La casi ganadora

Tres tendencias, tres carácteres

La llegada de KTM al mundo del asfalto ha sido todo un soplo de aire fresco, tanto por sus particulares diseños como –y sobre todo– por la cantidad de entretenimiento que nos llegan a proporcionar sus creaciones, pensadas al estilo de sus motos off-road, para dar siempre y en todo momento la máxima diversión a sus propietarios. Por un lado, la tremenda SuperDuke 990 es una potente naked que sólo quiere guerra, una deportiva sin muchos compromisos y para gente que sepa lo que se lleva entre manos.

Por el otro, esta 950 SuperMoto, menos radical aunque parezca lo contrario, con un motor contundente gracias a sus carburadores, pero menos rabioso, más cómoda y menos crítica. Una moto que puedes utilizar a diario sin problemas, pues sus mandos son suaves y tiene buena agilidad entre el tráfico. La SuperMoto es muy fácil de llevar en cualquier medio y siempre confiere una gran dosis de seguridad.

Las suspensiones WP son multiajustables y trabajan perfectamente en cualquier situación. Los frenos son muy potentes... incluso demasiado en firmes resbaladizos, ya que cargamos poco peso delante y es fácil bloquearlos si no se tiene cuidado.

La finalista

Tres tendencias, tres carácteres


La K 1200 R ha sido quizás la más sorprendente y agradable novedad de BMW en este pasado año. Es la BMW que se comprarían muchos... si olvidasen muchos de sus prejuicios y está siendo la moto más cotizada para probar en todos los Test Ride que organiza periódicamente la marca alemana, mucho más que otras novedades de 2005. Esta naked tiene exactamente lo que le falta a la más deportiva y carenada K 1200 S: personalidad e innovación.

La S te deja bastante indiferente, con una línea que recuerda demasiado a la Honda CBR 1100 XX y que, a parte de la suspensión Duolever, no nos muestra nada realmente nuevo. Por suerte, la R aporta frescura en el diseño, fuertes sensaciones, facilidad de uso y la novedad de ser la primera naked de serie que ofrece casi 160 CV. La más potente del momento.

Con la supernaked bávara tanto puedes irte de viaje con acompañante (cúpula imprescindible), sin renunciar a la habitual comodidad de la marca, como divertirte de lo lindo en curvas, merced a su buena estabilidad e incluso a la sorprendente agilidad que demuestra para una moto de su tamaño. Eso sí, sin olvidar nunca que estás manejando una bestia de 160 CV y más de 250 kg (con gasolina).

Un comparativo imposible

Tres tendencias, tres carácteres

De hecho, nuestra intención no es tanto la de comparar motos tan distintas entre sí como la de ver cómo se desenvuelven las tres en distintos medios y cómo justifican sus excelentes resultados en las votaciones. Por tamaño o filosofía, ninguna de las tres ha sido concebida como moto ideal para moverse en ciudad. Sin embargo, la versátil KTM es la más estrecha y la segunda más ligera del terceto, con 187,5 kg.

Gira notablemente bien entre coches y su manillar, aunque ancho, suele pasar por encima de los retrovisores de los coches. El suave tacto de sus mandos es también un buen aliado para movernos a baja velocidad. La BMW es muy voluminosa, pero no gira mal. Es suave a baja velocidad, aunque nunca podremos olvidar su peso y volumen a la hora de maniobrar con ella. Es muy ergonómica y su manillar plano da confianza entre coches.

La Suzi es la superbike más confortable que podemos encontrar, aunque siempre deberemos tener en cuenta que su posición de conducción es la menos indicada para moverse por la urbe. El hecho de que gire poco y de que su manillar quede justo a la altura de los retrovisores de los coches tampoco ayuda. Por suerte, tiene otras sobradas cualidades con las que deleitarnos.

Carácteres y caballerías

Tres tendencias, tres carácteres

Nuestra vencedora, la GSX R 1000, es la superbike más potente que habíamos probado hasta la llegada de la bestial Kawasaki ZX-10R 2006, que vence por muy poco. La diferencia con la Kawa es que, a pesar de su caballería, la Suzuki sigue siendo una moto fácil de llevar, nada crítica. En autopista, a parte de rápida, es relativamente cómoda y su carenado protege (si te agachas) mejor que el resto de superbikes. La Suzi no goza de la gran sensación de apoyo de rueda delantera que tiene la CBR 1000 RR, por ejemplo, pero sí que es superior a ésta en agilidad y equilibrio, en entrega de potencia (superior a todas las superbikes) y en facilidad de uso.

La GSX R tiene respuesta desde muy abajo y ésta sube lineal y sin cortes hasta sus 175,8 CV. Entra con gran facilidad en curva, nunca es crítica, a menos que le busques las cosquillas o sobrepases tus límites, y tiene una notable precisión en curvas rápidas, aunque algo menos que la CBR o la R1. Sin embargo, en conjunto es superior a éstas.

La KTM 950 SM es la supermotard más potente del momento –en espera de medirse con la Hypermotard de Ducati–, con una punta que supera los 220 km/h. Sin embargo, la autopista no es su fuerte, ya que vas realmente erguido y la protección aerodinámica es nula, lo que propicia meneos al transmitir mediante los brazos la fuerza del viento al manillar. No, lo suyo son las carreteras de curvas. No importa qué tipo de curvas ni qué condiciones de asfalto, la SM es un juguete, pero un juguete muy rápido y preciso con un rígido chasis multitubular, unas excelentes suspensiones multiajustables y un motor bicilíndrico carburado que empuja muy linealmente hasta alcanzar los 100 CV.

La KTM es muy noble y segura y, a pesar de sus 200 kg, se balancea con mucha facilidad, ayudada por su ancho manillar. Los frenos son tremendamente potentes, incluso excesivos para una moto que carga poco peso delante. Hay que tratarlos con mimo, en especial en firmes resbaladizos. Los más expertos disfrutarán deslizando la SuperMoto antes o después de la salida de los virajes, al más puro estilo supermotard.

La BMW nos sorprendió a todos, ya no por su brutal estética, sino por su comportamiento, tremendamente efectivo. Con la enorme y potente naked bávara te puedes mover con gran agilidad, ya que la ergonomía está bien estudiada y puedes desenvolverte fácilmente encima de la moto. El ancho manillar permite balancear cómodamente la moto de lado a lado y, hombre, no diremos que se mueva con la agilidad de una Monster o una Speed Triple, pero sí que te va a sorprender, simplemente porque no te esperas ese carácter que posee, quizás por ser una BMW.

Y es que es la BMW grande más divertida. De todas maneras, os recordamos de nuevo la singular potencia y el peso de la K 1200 R, ambos bastante por encima de lo habitual en una naked. La precisión es muy elevada y la suspensión Duolever, que no se hunde prácticamente nada al frenar, funciona perfectamente. Los frenos Evo, asistidos por servo y con ABS, son muy potentes y conviene cogerles el tacto, así como tener en cuenta que a motor parado prácticamente no actúan (el trasero, nada).

Luego están las típicas cosas de la marca, como los peculiares intermitentes o la disposición de los mandos... a los que debes acostumbrarte para encontrarlos.

Tres motos diferentes

Tres tendencias, tres carácteres


En definitiva, tres estilos diferentes pero que proporcionan altas dosis de sensaciones en la carretera. Decántate por la BMW si buscas mucha potencia a la vez que estabilidad y posibilidades ruteras, la GSX-R si tu ambiente favorito tiene curvas con bordes blancos y rojos, o la KTM si no sabes ir de un punto A al B en línea recta. Ninguna te defraudará.


Jordi Aymamí
Fotos: Félix Romero, Santi Díaz (Estudio)

Concepto Suzuki GSX-R 1000BMW K 1200 RKTM Supermoto 950R
Marca SuzukiBMWKTM
Modelo GSX-R 1000K 1200 RSupermoto 950R
Año 200920072007
Motor DOHC 4 cilindros, 4 tiempos, 16 válvulas refrigeración líquidaDoblo viga de luminioDOHC 2 cilindros en V a 75º, 4 tiempos, 8 válvulas, refrigeración líquida
Cilindrada 999 cc1.157 cc942 cc
Diámetro de carrera 74,5 x 57,3 mm79 mm x 59 mm x 4100 x 60 mm x 2
Compresión 12.8:113 : 111,5:1
Potencia 191 CV163 CV98 CV
Par - 127 kgm9,59 kgm
Alimentación Inyección eléctrica SDTVInyección electrónica BMSK2 carburadores Keihin CVRD de 43 mm
Encendido Electrónico digital CDIEléctricoElectrónico digital CDI
Arranque Motor eléctricoEléctricoMotor eléctrico
Embrague Multidisco en aceiteMultidisco en baño de aceiteMultidisco en aceite
Cambio De 6 relacionesde 6 relacionesDe 6 relaciones
Transmisión secundaria Por cadena selladaCardanPor cadena sellada
Tipo chasis Perimetral en aluminioDoble viga aluminioMultitubular Trellis en CrMo, subchasis aluminio
Basculante Doble brazo en aluminioMonobrazo de AluminioDoble brazo en aluminio
Geometría 23,8° y 98,3 mm de avance64,6° y 110 mm de avance
Suspensión delantera Horquilla invertida Showa 43/125 mm, multiajustable con sistema BPFBMW DuoleverHorquilla invertida WP de 49/200 mm, multiajustable
Suspensión trasera Sistema progresivo Link Type,monoamortiguador Showa de 130 mm con bieletas, ajustable en alta y baja velocidadBMW Paralever.1 amortiguador de 135 mmMonoamortiguador WP directo al basculante de 210 mm, multiajustable
Freno delantero 2 discos de 310 mm, pinzas radiales monobloc Tokico de 4 pistonesBMW de 4 pistones de 320 mm2 discos Brembo de 305 mm, con pinzas radiales de 4 pistones
Neumáticos 120/70 ZR 17\" y 190/50 ZR 17\"120/70-ZR 17 17 y 180/55-ZR 17 17120/70 ZR 17\" y 180/55 ZR 17\"
Peso en vacío 203 kg - 191 kg
Largo total 2.045 mm2.228 mm -
Distancia entre ejes 1.405 mm1.580 mm1.510 mm
Altura asiento 810 mm820 mm865 mm
Depósito gasolina 17.5 l19 l14.5 l
Precio 14.799 € - 11.995 €
Garantía 2 años en piezas y mano de obra2 años en piezas y mano de obra
Importador Suzuki Motor España, S.A.BMW Motorrad EspañaKTM Sport Motocycle
 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"