Comparativa Suzuki GSX-R 1000, Suzuki GSX-R 600

Publicado el 17/02/2010


Vota

1 0

Una de las preguntas más frecuentes que se hacen los usuarios de motos deportivas de 600 cc llegado el día de cambiar su montura es ¿sigo con la 600 o doy el salto a una 1000?

Dar el salto

El paso más lógico para todos aquellos que les ha picado el gusanillo de las motos R ha sido empezar con una supersport (SSP) y luego, al coger más experiencia y conocimientos, dar el salto a una superbike (SBK). Pero si llegar a dominar una moto de 120 CV ya no es tarea fácil, con una de más de 170 CV la cosa se pone seria.

Por un lado, las supersport actuales están al mismo nivel técnico que las superbikes, además son más económicas y sus potencias son más que suficientes para ir muy rápido en circuito y disfrutar sobradamente en carretera. Por otro lado, las superbikes son el máximo exponente de la deportividad, muy potentes y rebosantes de par motor, además de ser la moto que todo motero R ha de tener por lo menos una vez en la vida.

Dudas como: ¿será demasiado para mí una mil?, ¿voy a poder aprovechar todo su potencial?, ¿realmente ya me he acabado mi seiscientos?, serán las tratadas en este artículo que coge como base dos de las mejores deportivas del momento, las GSX-R600 y GSX-R1000.

De aniversario

Dar el salto


Coincidiendo con el 25 aniversario del nacimiento de las siglas GSX-R, se han escogido para este enfrentamiento 600-1000 las más deportivas de las Suzuki, en sus versiones K9, es decir, últimos modelos de 2009.
La GSX-R600 estrenó su última versión en 2008; cambios sutiles pero muy notorios sitúan la pequeña de las GSX-R en una de las supersport preferidas por el gran público.

El modelo K8-K9 adoptó algunos cambios en el motor que mejoraron solamente en lo imprescindible. Algunas mejoras en la gestión de la inyección ayudaron a un notable aumento de la suavidad general. En esta última versión, el motor trabaja desde más abajo, prácticamente desde las 4.000 rpm ya empuja, aunque como seiscientos que es, la parte realmente buena empieza a partir de las 8.000 rpm. Comparado con el resto de SSP del mercado, la GSX-R600 es una de las más fáciles de manejar; con una entrega suave y agradable de la potencia, no peca ni de radicalidad, ni mucho menos de falta de personalidad.

La GSX-R1000 es novedad de 2009, al estrenar importantes cambios respecto al modelo precedente K7-K8. El motor ha sidoremodelado en profundidad, con nuevas cotas internas que hacen que el carácter final cambie bastante. El motor se ha vuelto más agresivo en la parte de arriba, y le gusta más girar alto de vueltas. Pero para nada ha perdido bajos, su cilindrada le permite tener potencia a cualquier régimen, pero con un marcado carácter a altas vueltas.

El par motor es muy generoso y fácil de gestionar desde la parte más baja del tacómetro. Si lo comparamos con el motor de la seiscientos, los bajos de la mil son mucho más poderosos, y es a partir de las 7.000 rpm donde la aguja se dispara para regalarnos una amplísima gama de caballería hasta casi las 14.000 rpm. Eso sí, se tiene que ir con cuidado si la intención es exprimir la zona alta, pues nada menos que 171 CV esperan ansiosos para catapultar a esta SBK. Si lo que te gusta es buscar el límite del cuentavueltas, mejor con la seiscientos que con la mil y, en carretera, mejor no intentarlo con ninguna de las dos...

En carretera

Dar el salto

El comparativo de estas dos superdeportivas se realiza en carretera, puesto que la gran mayoría de los usuarios las va a utilizar por este medio, con entradas más o menos esporádicas a los circuitos.

Las GSX-R, a pesar de ser motos diseñadas para ser llevadas hasta el límite en circuito, no dejan de ser bastante agradecidas en una conducción por carretera. Lógicamente, la posición de conducción es lo que más pesado se hace; los semimanillares bajos obligarán a soportar bastante peso sobre las muñecas. El asiento de la seiscientos es un poco más bajo que el de la grande, eso permite llegar mejor al suelo, pero también quedarán los estribos más cerca, con lo que las piernas irán más arqueadas. En los dos modelos se pueden variar la posición de los estribos, para ajustarlos al máximo de nuestras necesidades.

El motor de la mil es el más agradecido en carretera, gracias a que sus bajos son bastante más generosos y no se tendrá que jugar tanto con la caja de cambios. Muy precisa resulta la de la SBK, todas las velocidades entran fácil y silenciosamente a cualquier régimen que gire el motor. En la SSP, el cambio prefiere ser utilizado a altas vueltas, a bajas se comportará bien, pero cuanta más caña, más suaves entran.

En el apartado protección aerodinámica, la mil vuelve a ganar la partida, un frontal un poco más ancho y una cúpula más alta cubren mejor del aire, y la SSP también protege bien, pero tendremos que escondernos mejor detrás del carenado.

Donde sí gana la pequeña es en la manejabilidad. El menor tamaño de su motor y un solo escape por el lado derecho facilitan los cambios de dirección a alta velocidad, pero también al moverla en parado. La SBK se nota más grande toda ella. Al ser más alta, con el careado más ancho y las dos salidas de escape, la sensación es de moto mucho más voluminosa.

Muy equipadas

Dar el salto


Suzuki se caracteriza por ser el fabricante que más equipamiento monta en sus motos deportivas, y en éstas hay un elemento muy interesante para su uso en carretera. En ambos modelos podremos escoger mediante un pulsador la potencia entregada. El S-DMS de Suzuki permite elegir entre tres curvas de potencia: A, B y C. El programa A mantiene toda la potencia sin restricciones, para exprimir el motor hasta el límite. La B suaviza la entrega y reduce la potencia final cambiando el carácter deportivo por otro más dócil. La C es la menos potente y será de gran ayuda en situaciones delicadas como días de lluvia o incluso para que los menos experimentados hagan sus primeros pasos en moto deportiva.

Con el A en la pantalla y toda la potencia en el acelerador, la mil puede llegar a ser una máquina difícil de aprovechar. La aceleración es brutal y se tendrán que tener las cosas muy claras para acelerar a fondo. En la pequeña también pasan las cosas muy rápido, pero la sensación de aceleración es menos brutal. En carretera abierta es poco probable que se puedan ver los límites de motores de estas características, por eso es recomendable, por lo menos en la mil, circular con el mapa B o C, más que nada para evitar tentaciones...

Otro punto donde las Suzuki marcan la diferencia es en el completo cuadro de instrumentos. Indicador de marcha, luz de sobrerrégimen y regulador de intensidad lumínica. La versión de litro monta un amortiguador electrohidráulico que se endurece a medida que se gana en velocidad; en la seiscientos es el clásico hidráulico y sin regulación, pero funciona muy eficazmente.

Perfecto equilibrio

Dar el salto


Las partes ciclos de las protagonistas de hoy montan lo mejor de cada casa. La mil ha sido equipada con la nueva horquilla BPF de Showa, una nueva generación de horquilla que permite regular los hidráulicos desde arriba y la precarga desde la parte baja. El resultado es un excelente tacto de la parte delantera.

La pequeña monta horquilla invertida también de alta calidad y fácil regulación, lo que le da muy buenas sensaciones de estabilidad en el paso por curva y aplomo en las frenadas. La frenada es otro de los puntos donde las GSX-R sacan nota, pinzas monoblock de una sola pieza firmadas por Tokico para la mil, y de la misma marca y heredadas de la Hayabusa para la seiscientos, potencia y dosificación en ambas.

Sin duda alguna, estas dos motos son el reflejo de un trabajo de evolución bien hecho. Las dos han seguido caminos similares pero con objetivos diferentes: la mil ha sido evolucionada directamente para el circuito y, de esa manera, intentar reconquistar el Mundial de SBK que ya se llevaron en 2005 con Troy Corser. La seiscientos es una excelente supersport para todos aquellos que quieren combinar las salidas de fin de semana por carretera con las entradas a circuito o incluso alguna carrera de los diversos campeonatos que hay en nuestra geografía.

Lo que sí ha quedado claro es que Suzuki sigue ofreciendo productos de una elevada calidad y, sobre todo, eficacia, a un precio que resulta ser de los más ajustados de sus respectivas categorías. La mil cuesta 14.799 euros y la seiscientos, 10.399 euros, una diferencia sustancial entre ellas de 4.300 euros. Ahora te toca a ti decidir si estás a punto para dar el salto o no.


Edu Fernández
Fotos: Juan Pablo Acevedo


Concepto Suzuki GSX-R 1000Suzuki GSX-R 600
Marca SuzukiSuzuki
Modelo GSX-R 1000GSX-R 600
Año 20092008
Motor DOHC 4 cilindros, 4 tiempos, 16 válvulas refrigeración líquidaMotor de 4 tiempos, 4 cilindros, 16 válvulas, refrigeración líquida
Cilindrada 999 cc599 cc
Diámetro de carrera 74,5 x 57,3 mm67 x 42,5 x 4
Compresión 12.8:112,8:1
Potencia 191 CV125 CV
Par - -
Alimentación Inyección eléctrica SDTVInyección electrónica
Encendido Electrónico digital CDIElectrónico digital CDI
Arranque Motor eléctricoMotor eléctrico
Embrague Multidisco en aceiteMultidisco en aceite
Cambio De 6 relacionesDe 6 relaciones
Transmisión secundaria Por cadena selladaPor cadena sellada
Tipo chasis Perimetral en aluminioDoble viga en aluminio
Basculante Doble brazo en aluminioDoble brazo en aluminio
Geometría 23,8° y 98,3 mm de avance23,8° y 98 mm de avance
Suspensión delantera Horquilla invertida Showa 43/125 mm, multiajustable con sistema BPFHorquilla invertida 41 mm multiajustable
Suspensión trasera Sistema progresivo Link Type,monoamortiguador Showa de 130 mm con bieletas, ajustable en alta y baja velocidadSistema progresivo Link Type monoamortiguador 130 mm multiajustable, baja y alta velocidad
Freno delantero 2 discos de 310 mm, pinzas radiales monobloc Tokico de 4 pistones2 discos de 310 mm con pinzas radiales de 4 pistones
Neumáticos 120/70 ZR 17\" y 190/50 ZR 17\"120/70 ZR 17\" y 180/55 ZR 17\"
Peso en vacío 203 kg163 kg
Largo total 2.045 mm2.040 mm
Distancia entre ejes 1.405 mm1.400 mm
Altura asiento 810 mm810 mm
Depósito gasolina 17.5 l17.5 l
Precio 14.799 €9.399 €
Garantía 2 años en piezas y mano de obra2 años en piezas y mano de obra
Importador Suzuki Motor España, S.A.Suzuki Motor España S.A.
 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"