Comparativa Suzuki SV 650, Suzuki SV 650S

Publicado el 19/04/2010


Vota

0 0

En Suzuki no creen en absoluto en aquello de: si algo funciona, déjalo como está. Afortunadamente. Porque gracias a eso han conseguido hacer todavía más atractivas las dos versiones de la SV.

Superdi Vertida

Cuando se popularizó de nuevo el concepto naked a mediados de los 80, lo hizo más como un criterio estético que funcional. La imagen minimalista de las nakeds enamoró al mercado en unos tiempos maniqueos estéticamente en los que se antojaba la máxima: si no tiene carenado, no es una moto. Además, se recuperó el look motociclista clásico que este boom de las deportivas había dejado algo arrinconado. Y el éxito fue inmediato.

Sin embargo, las marcas se dieron cuenta de que la mayoría de los clientes de sus nakeds acababan, inexorablemente y pasados los primeros días de novedad, instalando cupulines o semicarenados en sus máquinas.

Esencia inalterable

Superdi Vertida


Y es que las motos desnudas eran muy bonitas, pero, obviamente, cuando se trataba de un uso continuado diario, acababa echándose de menos un mínimo de protección aerodinámica. Los constructores reaccionaron inmediatamente poniendo en la calle versiones semicarenadas de los modelos desnudos, que respetaban en lo esencial las líneas originales pero venían dotadas ya de fábrica con el parabrisas de rigor, con las ventajas que ello comporta de acabado y estética. Las flamantes, potentes y deseadas Suzuki SV 650 representan perfectamente esta situación, al presentarse en dos formatos: la S (Sport), semicarenada y más deportiva, y la coquetona naked, más urbana y funcional.

Los experimentos, con gaseosa... no era cuestión de jugar con uno de los superéxitos de Hamamatsu, así que la nueva SV debía mantener los rasgos fundamentales de su antecesora para no defraudar a los incondicionales. Y eso implicaba no cargar demasiado las tintas en lo deportivo en detrimento de lo práctico, o al revés, descompensando un modelo que debía estar justo en medio y mejorando las prestaciones. La nueva SV 650 debía, en resumen, seguir siendo exactamente como la anterior -versátil- y, al mismo tiempo, renovar el concepto y darle un aire más actual. Todo un reto para la gente de Hamamatsu.

El resultado final ha sido un modelo quizás más agresivo de líneas –las tendencias del mercado ahora pasan claramente por las líneas angulosas y no por las redondeadas- que se presenta, como hemos dicho, en dos formatos: uno completamente naked y otro en versión S con semicarenado. En común tienen un novísimo chasis de aluminio extrudido, tres kilos más ligero respecto a la anterior, y un motor -también básicamente el mismo V-Twin de 645 c.c. que daba vida a su antecesora- dotado de inyección electrónica SDTV exclusiva de la marca y sistema PAIR de entrada de aire fresco al escape, que asegura el cumplimiento de la normativa Euro 2.

También encontramos como novedad la presencia de un radiador de aceite frontal que complementa al de refrigeración por líquido, más ancho en la N y más estrecho en la S, sin duda para posibilitar la instalación de un carenado completo en esta última. El V-Twin inyectado, por cierto, es casi 7 CV más potente que el carburado de las anteriores SV. Y, volviendo a la parte ciclo, el ángulo de lanzamiento de la horquilla se ha abierto también un poquito -de 24,8 a 25- y ha aumentado la distancia entre ejes –1.420 la anterior/1.435 la nueva- con el fin de darle algo más de aplomo al conjunto.

Más allá de éstas y de las obvias, las diferencias entre una y otra son mínimas; quizás la más señalable sea un diente más en la corona de la versión naked para acortar un poco el desarrollo, que ya resultaba de por sí algo largo. Como es de suponer, la carenada es también un poquito más pesada que la naked, concretamente 4 kilos. Por lo demás, en una y otra se ha subido considerablemente el listón de los acabados, con un espectacular faro posterior por leds electrónicos y un completísimo cuadro de instrumentos digital puro diseño en el que se da total preponderancia al cuentarrevoluciones. La naked luce un tradicional faro redondo y la vestida, un multirreflector dual.

Derroche de humanidad

Superdi Vertida


La presencia de la inyección electrónica siempre suaviza el tacto de un propulsor. Esto, unido al talante ya de por sí amable del bicilíndrico de Suzuki, hace que el motor de nuestras invitadas tenga ahora un tacto extremadamente eléctrico y lineal, casi de scooter de gran cilindrada. La ausencia total de vibraciones acrecienta todavía más esta sensación. Evidentemente, en Suzuki han preferido la suavidad a la mala uva, conscientes de que quien se compra una SV no quiere pelearse con ella sino disfrutarla sin problemas.

No encontraremos patadas bruscas ni empujones repentinos al llegar a un determinado régimen. Pero nos daremos cuenta de que corre muchísimo, de que la respuesta al gas es inmediata y de que el bicilíndrico nunca deja de tirar. Eso sí, de un modo predecible y neutro. Sus prestaciones son sorprendentes en altos, sin desfallecer ni siquiera cerca de la zona roja, y el V-Twin sube de vueltas desde abajo con mucha alegría, mostrándose muy lleno también en regímenes medios. Justamente aquellos en los que está más cómodo y en los que va a desenvolverse la mayoría de las veces... Se trata, en resumen, de un motor que permite tanto pasear tranquilo como buscarle las cosquillas a una carretera de curvas.

Supeditando, eso sí, esa flexibilidad y capacidad de adaptación al carácter. El matiz depende de las ganas del conductor. Y partiendo de esa premisa encontramos una versión S claramente enfocada a buscar más sensaciones. La diferencia entre la semicarenada y la no carenada es muy notable, pero se da sólo en postura de conducción, no en prestaciones. En la naked, diseñada para el confort, todo es natural, ergonómico y a mano. En la S, en cambio, nos encontraremos un estilo totalmente R, con postura más agresiva y dos semimanillares que cargan el peso en los brazos y obligan a flexionar más las piernas. Resulta, por tanto, notablemente más cansada y menos confortable en uso rutero. En contrapartida, ofrece una muy buena protección aerodinámica incluso a alta velocidad.

Buen rollito

Superdi Vertida

También dinámicamente una y otra se sienten muy diferentes. Lógicamente, la S se antoja mucho más pesada del tren delantero, ya que carga el peso sobre éste al ser eso, precisamente, lo que define el tacto sport. Quizás se siente menos ágil, pero también tiene mayor aplomo y, al enlazar curvas en zonas reviradas, transmite más seguridad. La naked juega la baza contraria; es muy ligera de delante y se conduce sin pensar, más desde el sillín que desde el manillar. Basta una leve insinuación de la cintura para que, instantáneamente, notemos desplazarse al conjunto.

Suzuki lo ha hecho así pensando en los cambios rápidos de dirección que se necesitan, por ejemplo, en la ciudad. Y eso nos lleva, de inmediato, a valorar las cualidades urbanitas de nuestras invitadas... Los factores que definen el carácter ciudadano de una moto son, esencialmente, la agilidad con que ésta se mueve entre el tráfico denso, la capacidad de su motor de cambiar en un instante los ritmos bajo cero de un atasco por los alegres de una avenida rápida y el confort general del conjunto para el continuo ir, venir, subir, bajar... que implica el día a día.

Son bajitas y los conductores de estatura media llegarán sin problemas al suelo, aunque la plaza trasera, por concesión a la estética, ha elevado un poco su altura. En ese sentido estamos ante dos modelos que en ciudad se desenvuelven muy bien, aunque la naked supera claramente y sin paliativos a la S. De hecho, a ésta podemos considerarla casi una moto urbana de libro... Su postura de conducción mucho más erguida y confortable y el estrechísimo manillar vuelven a ser determinantes y ponen en evidencia que ha sido concebida precisamente como una utilitaria.

Y aunque ambas disponen de buen radio de giro y permiten el ratoneo, la sport necesita más piernas por la posición más inclinada sobre el depósito. En cualquier caso, es hilar muy fino. Aunque la deportiva sea más carne de carretera de curvas, posee el maravilloso mismo motor que su hermana sin ropajes. Un bicilíndrico elástico que no protesta ni cuando lo sometemos a las peores perrerías en forma de cambios bruscos de ritmo, regímenes bajísimos mantenidos durante una eternidad tirando de embrague o reducciones salvajes tipo "¿qué narices hace ese autobús en medio del cruce? Hace un segundo no estaba ahí...".

V-Twin Fun

Superdi Vertida


El eslogan que acompaña a las nuevas SV 650 en los países anglosajones es el de Las VTwin Fun (‘Las V-Twin divertidas'). En España se definen como bicilíndricas para disfrutar. Está claro el mensaje que se quiere hacer llegar. No se venden prestaciones salvajes –por más que éstas son, repitamos, sorprendentes y basta echar un vistazo al recuadro técnico adjunto para corroborarlo-, ni se venden estéticas racing impactantes que obligan al contorsionismo. Se vende funcionalidad, una relación calidad-precio-prestaciones excelente y el ser motos de esas de las que uno se enamora al instante por su buen carácter, su talante divertido y su polivalencia.

Que sirven para todo y todo lo hacen bien. Realmente es así. Y son ideales tanto como primera moto de gran cilindrada para conductores noveles como para moteros ya expertos con ganas de volver al concepto más lúdico y humano de las dos ruedas. Porque, seamos sinceros, una superdeportiva de 200 CV se compra en el 99 % de los casos por estética, por la agradable sensación de saber que la potencia está ahí y por lo bien que le sienta al ego. Razones, por cierto, totalmente válidas... quien esté libre de pecado que tire la primera tuerca... Pero ningún motorista medio, ninguno, llegará a sacarle jamás ni el 50 % de sus posibilidades.

Para aquellos a quienes la cabeza empiece a pesarles más que el corazón, quizás haya llegado el momento de plantearse como alternativa sendas seis y medio bonitas, potentes y sorprendentemente eficaces. Y, probablemente, incluso se ahorren un buen dinero en esta particular transición a la madurez, ya que Suzuki ha colocado a sus criaturas en una franja de precios muy interesante.


Gonzalo de Martorell
Fotos: Félix Romero

Concepto Suzuki SV 650Suzuki SV 650S
Marca SuzukiSuzuki
Modelo SV 650SV 650S
Año 20042004
Motor 2 cilindros 4 Tiempos, refrigerado por líquido, DOHC, 8 Válvulas2 cilindros 4 Tiempos, refrigerado por líquido, DOHC, 8 Válvulas
Cilindrada 645 cc645 cc
Diámetro de carrera 81,0 x 62,6 mm x 281,0 x 62,6 mm x 2
Compresión 11,5:111,5:1
Potencia 80 CV80 CV
Par 6,3 kgm6,4 kgm
Alimentación Inyección electrónica 39 mm Inyección electrónica 39 mm
Encendido Electrónico digital CDIElectrónico digital CDI
Arranque Motor eléctricoMotor eléctrico
Embrague Multidisco en baño de aceiteMultidisco en baño de aceite
Cambio De 6 relacionesDe 6 relaciones
Transmisión secundaria Por cadena selladaPor cadena sellada
Tipo chasis Multitubular en aluminioMultitubular en aluminio
Basculante Doble brazo en aluminioDoble brazo en aluminio
Geometría 25° y 100 mm de avance25° y 100 mm de avance
Suspensión delantera Horquilla telescópica de 41 mm, ajustable en precarga Horquilla telescópica de 41 mm, ajustable en precarga
Suspensión trasera Sistema progresivo, amortiguador ajustable en precargaSistema progresivo, amortiguador ajustable en precarga
Freno delantero 2 discos de 290 mm,2 pistones2 discos de 290 mm,2 pistones
Neumáticos 120/70 x17”y160/60 x17”120/70 x17”y160/60 x17”
Peso en vacío 165 kg169 kg
Largo total 2.120 mm2.120 mm
Distancia entre ejes 1.435 mm1.435 mm
Altura asiento 800 mm800 mm
Depósito gasolina 17 l17 l
Precio 7.275 €7.775 €
Garantía 2 años piezas y Mano de Obra2 años piezas y Mano de Obra
Importador Suzuki Motor España, S.A.Suzuki Motor España, S.A.
 
Da tu opinión

Comentarios (1)

  • InvavaWeask
    InvavaWeask 12-09-2013

    バルセロナ高官イブラヒムは 私はスポーツアリーナと一緒にここにそれを停止してみましょう   ペアが新しいときに、人は足が靴に慣れるようにする彼らの時間を取る必要があります あなたの子供の靴のペアを取得するために探しているなら、あなたは失望することはできませ

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"