Comparativa Kymco Like 125, SYM Fiddle II 125 S, Daelim Besbi 125, Piaggio Vespa S 125

Publicado el 19/02/2010


Vota

0 0

Para hacernos con un scooter urbano, no debemos conformarnos con un modelo de estética simple y sin gracia. Os proponemos cuatro alternativas que os conquistarán por su diseño clásico y seductor.

Ciudadanos seductores

Tras la llegada del Kymco Like 125 a nuestro mercado, hemos creído conveniente dar un repaso a la categoría de los scooters urbanos de 125 c.c. de corte clásico. Como casi siempre, esta categoría tiene como referencia una Vespa. En este caso concreto se trata del modelo S, que
en breve llegará en la versión inyectada.

Junto con el taiwanés y la italiana, hemos reunido al ultraeconómico Daelim Besbi y la última versión del Fiddle de Sym, otros dos modelos que compiten por hacerse con un lugar destacado en un segmento que, a pesar de no contar con un número de ventas significativo en el global de la cilindrada, sí que disfruta de los favores de una clientela muy fiel.

Una opción diferente

Ciudadanos seductores

De scooters urbanos a buen precio hay muchos. Las listas de ventas están copadas de modelos que, por pocos euros, nos ofrecen todo lo necesario para desplazarnos por ciudad, sin lujos, pero también sin problemas.

Los scooters de hoy comparten muchas similitudes con los llamados económicos; tecnológicamente no se complican mucho la vida, ni emplean
soluciones carísimas que den como resultado un precio final desorbitado.
La gran baza de nuestros cuatro invitados es su particular estética. Todos ellos están inspirados en modelos del pasado y tienen en el estilo clásico
de sus formas el mejor aliado para seducir a la clientela. Estéticamente es difícil juzgar un scooter, y menos cuando se encuentra en medio de un
comparativo. Por lo que os dejaremos a vosotros esa tarea, y es que en cuestión de gusto...

Otra cosa son los acabados, que en el caso de la Vespa S y Like se encuentran a un nivel más que aceptable, sobre todo teniendo en cuenta el precio de este último –a nuestro parecer, la Vespa es un poco cara-. El Fiddle II y en especial el Besbi son algo más sencillos en este sentido: tienen detalles menos cuidados –ensamblaje de piezas y pequeños ruidos debido a ello- que les hacen estar un poco por debajo de los dos anteriores.

Marcaje férreo

Ciudadanos seductores


En comparativos como éste es fácil darse cuenta del marcaje que se lleva a cabo entre fabricantes, lo que habitualmente desencadena en una tremenda igualdad especialmente en apartados como el del equipamiento. Los cuatro nos ofrecen algo muy similar, aunque siempre se puede guardar un as en la manga para desmarcarse un poco de la competencia.

Ser el último en aparecer no siempre puede ser un inconveniente; suele ser una ventaja saber qué ofrecen tus competidores para sacar al mercado un producto más completo y a mejor precio que ellos. El Like ha sido el último en aparecer, y por ello cuenta con algunos detalles que los demás sólo pueden ofrecer como opción. Un buen ejemplo de esto es el baúl posterior de serie.

Por todos es sabido que normalmente este tipo de scooters no tienen un habitáculo bajo el asiento en el que podamos guardar un integral con holgura –es el caso del Besbi y el mismo Like-, por lo que el baúl será definitivo para que, una vez que lleguemos a nuestros destino, no debamos llevar el casco en la mano.

De cualquier forma, hay otros modelos como el Fiddle II o la Vespa en los que sí tenemos la posibilidad de guardar, aunque muy ajustadamente, un casco integral. Una ventaja importante que, por otro lado, no nos estropeará la armonía estética de nuestro scooter como sucede con el antiestético top case trasero.

Máximas facilidades

Ciudadanos seductores


Repasando el listado de equipamiento, observamos puntos en común como los caballetes laterales –el Daelim es el único que posee desconectador de seguridad-, pedales de arranque, ganchos portabolsas –el de mayor sujeción es el de tipo retráctil equipado por la Vespa S-, etc.

Pero también faltan, sólo en algunos, detalles que son prácticamente imprescindibles en scooters de su cilindrada y filosofía, como por ejemplo una guantera tras el escudo –Fiddle II y Besbi carecen de ella-, una toma de corriente para el móvil – disponible sólo en el Kymco- o un tablier de mandos bien equipado. Ninguno es especialmente detallista en este aspecto, ya que sus instrumentales nos aportan poca cosa más que un velocímetro, el indicador analógico de nivel de gasolina y un puñado de testigos luminosos.

Pocos se escapan de estos tres o cuatro detalles; como máximo, la Vespa S que incluye un testigo luminoso de reserva –el único-, o el Kymco y el Sym, con sus relojes horarios digitales.

En general, todos tienen una buena visibilidad, aunque si tenemos que decantarnos por alguno de ellos, lo haríamos por el Fiddel II –con diferencia el más grande- y el Besbi. Esto no significa que Vespa y Kymco nos ofrezcan unas malas opciones, pero su menor tamaño -y en ocasiones su
confuso fondo- hace que los elementos que los forman queden un poco difusos.

EN COMPAÑÍA

Ciudadanos seductores

A pesar de sus argumentos estéticos, nuestros invitados son en líneas generales scooters pensados y diseñados para circular casi exclusivamente por ciudad, es por ello por lo que, al contrario, por ejemplo, de los scooters GT 125 c.c., sus cotas se han contenido para favorecer la conducción y la agilidad de movimientos. En todos podemos sentirnos bastante cómodos, sin los lujos de un GT, pero también sin estreches cuando circulamos solos.

En un primer momento será en el Fiddle II y la Vespa S en los que más a gusto nos encontraremos. La triangulación entre manillar, plataforma
y asiento es bastante buena, y al mismo tiempo, su mayor tamaño nos permitirá disfrutar de una habitabilidad superior a la de sus rivales.

Daelim y Kymco presentan un tamaño inferior, lo que reduce el espacio, en especial cuando viajemos con acompañante. Existen mejores opciones para circular en compañía, pero a pesar de ello sus creadores han sabido aprovechar el poco espacio disponible para que al circular dos sobre el scooter lo hagamos con las máximas garantías de comodidad. En este aspecto se agradece que modelos como el Kymco o el Besbi lleguen con estriberas abatibles, un elemento que no nos obligará a compartir el poco espacio que, por lo general, tiene la plataforma.

Por último, tampoco debemos olvidarnos del baúl que monta de serie el Like, ya que si bien es cierto que resta un poco de espacio para el pasajero, también lo es que le sirve a este último como respaldo -por cierto, bastante cómodo-, lo que acaba compensando.

En buena forma

Ciudadanos seductores


Dejando de lado las pocas ocasiones en las que viajaremos con pasajero, por lo general, los Vespa- serán las claves para que incluso en las horas punta podamos colarnos entre el tráfico sin preocupaciones. Todo sea dicho, no nos encontramos ante unas partes ciclo que destaquen por su tecnología, en todos se opta por componentes muy sencillos, pero su funcionamiento es del todo correcto.

Uno de los puntos más flojos es el de frenada. La combinación más extendida en este comparativo es la de un freno delantero de disco y un tambor trasero, suficiente, sino fuera porque el Kymco Like, con sus dos discos de 220 y 200 mm –con pinzas de dos pistones en cada eje-, nos demostrará las muchas ventajas de disfrutar de dos discos.

El taiwanés no sólo goza de la mejor potencia del comparativo –sin realizar mucho esfuerzo podemos incluso bloquear sus ruedas-, sino que también nos obsequia con un tacto más preciso y menos esponjoso que sus oponentes. La única que es capaz de disputarle un poco su situación de privilegio en lo referente al freno anterior es la Vespa S, que también disfruta de un tacto y potencia de calidad.

En el extremo opuesto encontramos el scooter de Daelim, cuyo freno de disco delantero está acompañado por una pinza de un solo pistón con un mordiente muy discutible y que nos obliga a emplear, siempre, ambos frenos a la vez para obtener unos resultados que en la mayoría conseguiremos
usando únicamente el freno delantero.

En lo que respecta al freno trasero, no hay discusión posible. Como ya hemos visto, el Like dispone de prácticamente los mismos materiales que encontramos en el eje anterior, por lo que podéis imaginar la gran diferencia que hay entre él y el resto, que se tienen que conformar con un espartano freno de tambor.

¿Agilidad o comfort?

Ciudadanos seductores


En lo que respecta al apartado de suspensiones, encontramos un poco de todo. Por un lado, los dos scooters taiwaneses, que emplean las soluciones más convencionales; con una horquilla telehidráulica delante y un amortiguador hidráulico –dos en el Kymco- detrás. En el otro extremo, el Daelim y la Vespa, con un horquilla con bieletas el primero y un mononobrazo, también con bieletas, la segunda.

En los dos primeros apreciaremos las reacciones más habituales, con un comportamiento más consistente en el Like y algo más blando en el Fiddle II. La Vespa se comporta de forma similar, con una respuesta muy buena en lo que se refiere a los cuartos traseros y algo más fofa por lo que respecta a la horquilla monobrazo.

El Besbi es el que llega con el tarado de suspensiones más débil del comparativo. Su horquilla por bieletas es excesivamente blanda y en el amortiguador trasero, el único sin posibilidad de reglaje en precarga de muelle, se aprecia una importante ausencia del hidráulico.

El comportamiento general que más gusto fue el del nuevo Like; es cierto que en general sus suspensiones pueden ser las de tacto más duro del comparativo, pero se agradece ya que nos proporciona el paso por curva más rápido y estable de todos.

A pesar de sus carencias, la Vespa S se mantiene junto con el Fiddle II en muy buena posición. El punto más complicado de la italiana es el eje anterior, mientras que en el scooter de Sym es el amortiguador trasero, muy blando, su punto débil.

Por último, el Daelim, al disponer del material más sencillo, se encuentra un poco por detrás del resto. Aunque es cierto que en recta se comporta de forma intachable, es sobre todo en curva donde se muestra un poco inferior a los demás y no invita a alcanzar unas inclinaciones tan importantes como por ejemplo en el Like.

Ante todo, fiabilidad

Ciudadanos seductores


Para terminar echaremos un vistazo a sus motores. Los cuatro tienen en común que sonlas mecánicas menos complejas de cuantas ofrecen sus fabricantes en la cilindrada. Todos son monocilíndricos de cuatro tiempos con culata SOHC de dos válvulas; en el Sym, como es ya una particularidad de la marca, es de cuatro.

La refrigeración es por aire, y la alimentación, por carburador. Los fabricantes anuncian unas discretas potencias que se sitúan entre los 8 y
10 CV, que les proporcionan unas prestaciones discretas pero suficientes para el medio urbano.

Piaggio tiene en su conocido Leader un excelente propulsor con unas aceleraciones y recuperaciones importantes. También es bastante suave de
funcionamiento, aunque en este aspecto no lo tiene tan fácil con la oposición del Like –tiene unas recuperaciones un poco lentas- y el Fiddle II –su propulsor es muy efectivo a alto régimen.

En este apartado, el Besbi no le pierde la cara a sus rivales. Daelim tiene una competitiva mecánica a su disposición, aunque resulta un poco ruidosa y su transmisión no es tan efectiva como la del resto.

Por otro lado, el Besbi es, junto con el Fiddle II, uno de los que menos consumen. Ambos tienen un consumo medio inferior a los 4 litros, lo que les permite compensar de algún modo la poca capacidad de sus depósitos de gasolina (5 litros) para ofrecer una autonomía teórica digna, aunque se encuentren a distancia del Like y la Vespa S, que, aunque gastan más, tienen una autonomía teórica mayor gracias a la superior capacidad de sus depósitos.

Estética a buen precio

Ciudadanos seductores


Los scooters que forman parte de este comparativo tienen una particularidad comparados con otros 125 c.c. tecnológicamente similares, y
es que lo que verdaderamente importa en ellos es su estética. Ante una futura compra, poca importancia tiene que los motores tengan uno
o dos caballos más, lo que verdaderamente motiva al tipo de usuario al que van destinados es la calidad y originalidad de sus diseños y, por supuesto, el precio.

Es aquí donde el Daelim Besbi no tiene rival, pues su importador le otorga un interesantísimo precio de 1.299 euros que bien puede compensar las debilidades de su parte ciclo. Tras él, a un precio de 1.699 y 1.899 euros, se sitúan los dos scooters taiwaneses; sin duda, los que mejor
relación calidad-precio nos ofrecen. Por último, a mucha distancia, encontramos la exclusiva Vespa S a un precio de 3.200 euros. Es la más
cara, cierto, pero Piaggio juega con la baza de ser el modelo con más personalidad y solera de los cuatro. ¿Vale la pena pagar más?


J. Hernández
Fotos: Santi Díaz
Con la colaboración de Jordi Mondelo, Tono García y Juanan Martín.


Concepto Kymco Like 125SYM Fiddle II 125 SDaelim Besbi 125Piaggio Vespa S 125
Marca KymcoSYMDaelimPiaggio Vespa
Modelo Like 125Fiddle II 125 SBesbi 125S 125
Año 2009200920082009
Motor Motor monocilíndrico de 4 tiempos, 4 válvulas, refrigeración por aireSOHC monocililíndrico, 4 tiempos, 2 válvulas, refrigeración por aireSOHC, 1 cilindro, 2 valvulas, 4 tiempos, refrigerado por aire.
Cilindrada 124 cc124 cc124 cc124 cc
Diámetro de carrera 52,4 mm x 57,8 mm x 152,4 x 57,8 mm52,4 x 57 mm57 x 48,6 mm
Compresión 9.6:1 - 10,6:1 -
Potencia 9.38 CV - 8.95 CV10.3 CV
Par - - 0,95 kgm -
Alimentación Carburador1 carburadorCarburadorCarburador
Encendido ElectrónicoElectrónico digital CDIElectrónico digitalElectronico Digital CDI
Arranque ElectrónicoMotor eléctricoMotor eléctrico y pedalMotor eléctrico y pedal
Embrague Automático centrífugo en secoAutomático centrífugo en secoAutomático centrífugo en secoAutomatico centrifugo en seco
Cambio Variador automáticoVariador automáticovariador automatico
Transmisión secundaria CorreaPor correa trapezoidalPor correa trapezoidalPor correa trapezoidal
Tipo chasis Tubular de aceroEstructura monotubo de acero redondo desdobladaEstructura tubular en aceroAutoportante, chapa de acero estampada
Basculante MotorGrupo motopropulsor oscilanteGrupo motopropulsor oscilanteGrupo motopropulsor oscilante
Geometría N.D
Suspensión delantera Horquilla telescópica de 31 mmHorquilla convencionalHorquilla con bieletas, dos amortiguadores hidráulicosMonobrazo con monoamortiguador de 100 mm
Suspensión trasera Doble amortiguador de 75 mmAmortiguador concecional, ajustable en precarga1 amortiguador ajustable en precarga de muelle1 amortiguador de 95 mm, ajustable en precarga de muelle
Freno delantero Kymco doble piston de 220 mmDisco de 190 mm con pinza de 2 pistonesDisco, pinza de 1 pistónDisco de 200 mm, pinza 2 pistones
Neumáticos 120/70-12 12" y 130/70-12 12"110/70 x 12\" y 120/70 x 12\"3,5 x 10” y 3,5 x 10”110/70 x 11” y 120/70 x 10”
Peso en vacío 121 kg109 kg96 kg110 kg
Largo total 1.925 mm1.870 mm1.810 mm1.800 mm
Distancia entre ejes 1.325 mm1.325 mm1.300 mm1.280 mm
Altura asiento 790 mm740 mm770 mm785 mm
Depósito gasolina 7.5 l - 5 l -
Precio 1.949 €1.699 €1.299 €3.100 €
Garantía 2 años2 años en piezas y mano de obra2 años de piezas y mano de obra
Importador Kymco Moto EspañaMotos Bordoy, S.A.Daelim IbéricaPiaggio España S.A.
 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"