Comparativa Yamaha MT 01, Harley Davidson XR 1200

Publicado el 03/02/2010


Vota

0 0

Parece mentira que de una custom pueda fabricarse algo con aire racing, pero tanto Yamaha como Harley se han empeñado en demostrar lo contrario. A su manera, claro...

Grandes latidos: deportivas con herencia custom

Debemos a Yamaha y su MT-01 la creación de este impresionante tipo de moto con parte ciclo de deportiva y alma de custom, la primera de las llamadas muscle sports -motos como la V-Max, Rocket III o V-Rod no pueden considerarse deportivas-. Por su parte, la nueva Harley XR 1200 quiere recuperar el espíritu de la laureada XR 750, vencedora antaño en múltiples campeonatos de los EE.UU.,
especialmente de dirt-track.

La Yamaha no es ningún restyling de antaño u homenaje: es un nuevo concepto –minimalista, eso sí- de moto. La americana, por su parte, usa como base el chasis y el motor de la Sportster 1200 (1.202 cc), al que se ha añadido un vistoso radiador (de aceite), pero todo ha sido trabajado y modificado en aras de la deportividad, con un motor que rinde cerca de 85 CV sobre las 7.000 vueltas.La japonesa parte del bicilíndrico refrigerado por aire de la Drag Star (1.670 c.c.) remozado interna y externamente, que ofrece 94 CV a tan sólo 4.500 rpm. Pero lo que más las distingue es, motivado por la diferencia de cilindrada, el par motor: mientras la Harley eroga 9,6 kgm a 4.100 vueltas, una buena cifra, la Yamaha ofrece nada menos que ¡17,3 kgm a tan sólo 1.925 rpm! Estas diferencias marcarán el carácter de una y otra.

En cuanto al chasis y suspensiones, la MT-01 usa un dimensionado doble viga, con un par de vistosas tomas del filtro de aire que lo atraviesan, mientras que la XR opta por un más tradicional doble cuna en tubo de acero. En las horquillas
se parecen más: ambas usan unas invertidas multiajustables, pero atrás vuelven las diferencias, ya que mientras la Harley adopta un par de clásicos amortiguadores (por lo de recordar a la XR 750), la Yamaha coloca un monoamortiguador horizontal bajo el motor, por lo de ahorrar espacio (es que el motor es enorme).

Y en cuanto a frenos, van bien surtidas, aunque también hay diferencias. Por un lado, la americana opta por discos delanteros de 298 mm y pinzas convencionales de 4 pistones. La japonesa toma los equipos frenantes de las R1, siempre con pinzas de anclaje radial: si hablamos de la versión 2006 (que aún se vende), los discos son de 320 mm con pinzas de 4 pistones; por el contrario, si se trata de la 2008, los discos son de 310 mm y las pinzas tienen 6 pistones.

Yamaha bautizó esta categoría como muscle sports, deportivas musculosas, y ya van por ahí los tiros... De hecho, siempre he imaginado a tipos como Stallone y Schwarzenegger como ideales propietarios de estas contundentes motos. Sobre la americana se llega fácilmente al suelo, con sus 742 mm de altura de asiento. Las estriberas, si se viene de otra Harley, las buscaremos más delante de donde están, pues se han retrasado a niveles más deportivos, pero el manillar aún es relativamente alto y ancho. Sobre la Yamaha se está situado bastante más arriba, con el trasero a 825 mm del suelo, con una ergonomía más habitual y un manillar de dimensiones más estándar, aunque dada la altura del depósito, quedas más encajado en la moto que sobre la XR 1200.

Al poner primera, el gran par motor de la MT-01 sorprende; no en vano al ralentí ya está entregando ¡12 kgm! y poco después eroga más de 17 kgm. Vivir para ver... Esto hace que se tenga la sensación de recibir una patada en el trasero cuando se abre el gas, de que la moto te empuja en vez de tirar de ti. La Harley tiene un comportamiento más normal y previsible, con una entrega más dulce.

En marcha el ancho depósito de la japonesa permite sujetarse con las rodillas mejor que el fino tanque custom de la americana. Y hablando de sujetarse, si se nos ocurre llevar a nuestra pareja en esta última para un viaje más largo que ir al cine, es probable que sea el último que realicemos a dúo... El asiento del segundo es minúsculo, las estriberas están elevadas y no hay asas donde sujetarse, ni siquiera sobre el estrecho depósito. No, la XR 1200 es para hedonistas solitarios. En la Yamaha no se puede decir que el pasajero/a vaya a disfrutar, pero hay más asiento para él/ella, las estriberas están situadas más abajo y el ancho depósito es un buen punto de anclaje.

En ciudad ninguna se sentirá demasiado a gusto... ni sus conductores. Ambas son grandes, largas y pesan, y en maniobras, si bien la Harley dispone de un asiento más bajo que la Yamaha, también gira bastante menos que ésta. Luego, las dos se calientan notablemente en el tráfico urbano, con niveles de barbacoa en el caso de la XR 1200. O sea que.. ¡vayámonos fuera!

Muscle sports

Grandes latidos: deportivas con herencia custom

En autopista sorprende que la Harley vibre menos que su rival. Los tiempos en que las motos de Milwaukee hacían caer los empastes son cosa del pasado. La Yamaha emite unas vibraciones, quizás incluso buscadas (los japoneses saben hacer motores finos como nadie), que no son molestas por ser de baja frecuencia,
redondas. A ritmos normales o legales se pueden hacer millas con las dos sin problemas, y ambas transmiten una gran sensación de aplomo y seguridad. El consumo medio es superior en la Yamaha, pero tampoco es elevado, y ambas superan holgadamente los 200 km de autonomía.

Pero llega la hora de saber si realmente se las puede considerar motos deportivas o no. Sobre carreteras rápidas y en buen estado, la de Iwata se muestra más sólida y estable que la de Milwaukee, por una superior rigidez de la parte ciclo. La ocasión de la XR 1200 aparece cuando las curvas se cierran más; tiene una entrada más pronta en curva y más natural. A la Yamaha le cuesta más inscribirse dentro, requiere de mayor esfuerzo sobre el manillar y de ayudarse con el cuerpo. También influyen sin duda los deportivos Dunlop Qualifier que monta la XR, por unos más turísticos Michelin Pilot Road de la MT-01. Por otro lado, la japonesa manifiesta cierto desfase entre la horquilla y el horizontal amortiguador trasero. Si bien la primera está tarada algo blanda (de muelle), el amortiguador peca de seco, especialmente con el asfalto bacheado. La Harley está más equilibrada, aunque los dos amortiguadores hagan topes de vez en cuando.

La entrega de par de la MT-01 propulsa adelante desde muy pocas vueltas. No vale la pena estirar las marchas: no se gana nada y sí en cambio sale a cuenta utilizar la potencia disponible a pocas revoluciones. El motor de la Harley muere casi 2.000 vueltas más tarde de donde lo hace el de la Yamaha, pero tiene bastante menos pegada a pocas vueltas. Cuando se siente más a gusto es entre las 3.000 y 5.000 rpm, y allí le sacaremos el mayor partido.

Los frenos de la Harley son potentes para lo que es habitual en las motos de la marca, pero quedan algo justo si se juega a conducirla deportivamente. No sucede igual con la Yamaha, especialmente si se está sobre la 2008 con pinzas de 6 pistones. Siempre hay potencia y tacto para cada ocasión.

Si tuviéramos que dar una vencedora final, nos inclinaríamos, aunque no de manera clara, por la Yamaha MT-01, por su terminación superior, su omnipresente motor, su mayor frenada, superior estabilidad y mayor confort. La Harley es un gran paso adelante de la firma americana, que ha conseguido una moto de excelente comportamiento general (incluso en pista, con unos pocos retoques), si bien peca un poco de moto blanda enfrentada a la tremenda MT-01, todo carácter. Sin embargo, es una moto bastante más económica que la japonesa y que gustará sin duda a muchos moteros, y no hablamos exclusivamente de fans de la marca...


Jordi Aymamí
Fotos: Eloy García y Santi Díaz
Con la colaboración de Juanan Martín y Toni Boquet

Concepto Yamaha MT 01Harley Davidson XR 1200
Marca YamahaHarley Davidson
Modelo MT 01XR 1200
Año 20052008
Motor OHV 2 cilindros en V a 48°, 4 tiempos, 8 válvulas, refrigeración por aireOHV V-twin Evolution 2 cilindros en V a 45º, 4 tiempos, 4 válvulas, refrigeración mixta por aire y aceite
Cilindrada 1.670 cc1.202 cc
Diámetro de carrera 97,0 x 113,0 mm x 288,9 x 96,8 mm x 2
Compresión 8,38:110,0:1
Potencia 90 CV91 CV
Par 15,3 kgm10,2 kgm
Alimentación Inyección electrónicaInyección electrónica secuencial ESPFI
Encendido Electrónico digital CDIElectrónico
Arranque Motor eléctricoMotor eléctrico
Embrague Multidisco en baño de aceite8 discos en baño de aceite
Cambio De 6 relacionesDe 5 relaciones
Transmisión secundaria Por cadena selladaPor correa dentada relación 68/28
Tipo chasis Doble viga en aluminioDoble cuna completa tubo de acero redondo
Basculante Doble brazo en aluminioDoble brazo de fundición de aluminio
Geometría 25° y 103 mm de avance27,8°
Suspensión delantera Horquilla invertida 43/120 mm, multiajustableHorquilla invertida Showa 43/120 mm no ajustable
Suspensión trasera Amortiguador horizontal 117 mm, multiajustable2 amortiguadores ajustables en precarga
Freno delantero 2 discos de 320 mm, radiales 4 pistones2 discos de 292 mm, pinzas Nissin de 4 pistones
Neumáticos 120/70 ZR17\" y 190/50 ZR17\"120/70Z R18 y 180/55Z R17
Peso en vacío 240 kg250 kg
Largo total 2.185 mm2.195 mm
Distancia entre ejes 1.525 mm1.515 mm
Altura asiento 825 mm742 mm
Depósito gasolina 15 l13.3 l
Precio 13.999 €11.300 €
Garantía 2 años piezas y mano de obra2 años
Importador Yamaha Motor España S.A.Harley-Davidson España
 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"