Bultaco Press Day 2017: ¡Arriba esos dedos!


Vota

0 0

Volvimos, 2 años después, a la fábrica de Bultaco en Montmeló, que va aumentando sus instalaciones y producción, y a probar en ruta la divertida Brinco...

A mediados de 2015 tuvimos el privilegio de asistir a la presentación de la nueva Brinco, la moto-bike eléctrica con la que Bultaco resucitaba tras muchos años de inactividad.

Fue una jornada en la que los nuevos responsables de la marca del dedo rampante nos abrieron las puertas de su estrenada factoría, en Montmeló, para descubrir los cuidadosos procesos de producción que estaban arrancando en su interior y, de paso, conocer las ambiciones de una iniciativa tan innovadora como de naturaleza cuestionada.

Las dudas sobre un proyecto decantado hacia una especie de bici eléctrica en lugar de una moto convencional sobrevolaban el techo de las nuevas instalaciones de la marca de Don Paco Bultó. Sin embargo, dos años más tarde de su puesta en marcha, las Brinco siguen saliendo de la cadena de montaje barcelonesa hacia todas partes del mundo en lo que sus responsables califican como “todo un éxito”, ya que en 2016 han despachado un total de 1.500 unidades, la mitad de ellas en España, superando sus propias expectativas.  

Así nos lo hicieron saber el pasado mes de abril, cuando asistimos nuevamente a la convocatoria de Alessandro Bifano, del departamento de marketing y comunicación. Bajo el título “Bultaco Factory Tour & Brinco Experience 2017”, la invitación implicaba regresar a la fábrica Bultaco Motors para descubrir cómo los procesos de desarrollo, fabricación y distribución habían sido optimizados en este tiempo transcurrido, escuchar a su presidente Gerald Poellmann hablar sobre el entusiasmo y profesionalidad que sigue moviendo a todo el equipo detrás de este proyecto, y, finalmente, disfrutar de una ruta de montaña a lomos de la Brinco R para conocer más en profundidad sus cualidades técnicas y dinámicas. Pero sobre todo “para vivir la experiencia”, nos comentaba Alessandro, el gran argumento comercial de la Brinco. “Hay gente que dice si Don Paco levantara la cabeza...

Yo les sigo que en el año 58 Bultaco apostaba por los motores de 2 tiempos cuando el mercado tiraba de 4 tiempos, y siempre hablaba de motor eléctrico. Tuvimos una reunión muy emotiva el 28 de abril de 2014 antes del lanzamiento industrial, una reunión con los fundadores de Bultaco, y cuando presentamos el primer boceto de la Brinco teníamos miedo, pero nos dijeron que esto es lo que Don Paco hubiera hecho si estuviera en vida.

La filosofía y el alma que Bultaco siempre ha trasladado al mercado, ha sido la razón de decir vamos a por ello, una apuesta grande y arriesgada”.

Actualmente Bultaco, que da trabajo directo a 50 personas e indirecto a unos 200, dispone de una línea de montaje con una capacidad de producción de 20.000 unidades al año, distribuida en tres turnos, aunque en a día de hoy nacen en estas instalaciones unas 2.400 uds. anuales, y Gerald se enorgullece de utilizar un 80% de componentes de proveedores españoles.

“Montar la fábrica en otro sitio hubiera costado mucho menos -nos explicaba-, estamos en un coste de trabajo bastante alto. Pero aquí hay una cercanía de proveedores que evidentemente consideremos un valor, porque cuando trabajas con un producto totalmente nuevo es importante que la cadena sea corta, y tener capacidad de reacción, que nos está permitiendo alcanzar buenos resultados”.

Los últimos añadidos a esta factoría de 2.000 metros cuadrados (ubicada en calle CaRonda del Pedregar, 9. 08160, Montmeló. Barcelona) han sido una nueva línea de pre-montaje y una segunda sección de control unitario de calidad, que deja constancia de la gran importancia que en la marca del dedo rampante le otorgan a la calidad de fabricación. 

Test Bike en La Sorrera Bike Park de la Garriga

Nuestra visita a la fábrica, que nos permitió constatar que el arriesgado e innovador proyecto nacido hace 3 años continúa su andadura con más ilusión y motivación que nunca por parte de sus responsables, dejó paso a una prueba de producto o, según Alessandro (palabras que ahora subscribo), una jornada de disfrute y diversión a bordo de la Brinco R. Nos desplazamos hasta La Sorrera en la Garriga para, acompañados por otros periodistas y un guía de lujo como el exdakariano Marc Guasch, recibir las pertinentes explicaciones técnicas sobre su funcionamiento, recorrer una ruta off-road y comprobar que la citada moto-bike se convierte en una aliada para alguien que, como el que escribe estas líneas, no dispone de mucha experiencia sobre pedales y fuera del asfalto. Hace dos años le habíamos podido realizar una primera toma de contacto en un circuito cerrado de escasa dificultad (enlace a la prueba), sin embargo, en esta segunda ocasión, el recorrido programado requería una mayor actitud y dominio para sobrepasar obstáculos, pendientes y zonas abruptas de toda índole.  

La Brinco, gracias a la posibilidad que ofrece de pedalear, dar gas al estilo moto o ambas cosas a la vez, permite no sólo dosificar el esfuerzo en las subidas, si no que ayuda, incluso a un inexperto como yo, afrontar cualquier tipo de zona casi como un ciclista ducho en la especialidad. Así fue como, con la ayuda del motor eléctrico y mis piernas, pude seguir el ritmo del grupo y disfrutar del deporte al aire libre a bordo de un vehículo que hace fácil lo difícil. Al principio de la ruta no tenía claro si estaría en condiciones de pasármelo bien...

Requiere un breve proceso de adaptación sobre todo para alguien habituado a conducir motos. Ahora os puedo decir que, pasada una hora y unos cuantos kilómetros en el circuito preparado, sentí pena cuando la jornada llegaba a su fin.

La Brinco es un híbrido que permite abrir una nueva casilla en la mente de la gente, enseñar un camino desconocido para muchos, que permite disfrutar en compañía (“El cliente brinco arrastra automáticamente a otro comprador, amigo, pareja, familiar... pues todo el mundo prefiere salir a rodar con alguien”, explicaba Alessandro) y que, sobre todo, invita a integrarse en la naturaleza con placer: su fisonomía y ligereza de bicicleta pasa por todas partes, otorga manejabilidad y eleva la diversión, mientras sus posibilidades de propulsión eléctrica ofrecen ese plus enérgico que, una vez aprendes a combinarlo eficientemente con tu pedaleo, consiente mantener la velocidad e inyectar más adrenalina a la experiencia. Toda su tecnología (podéis descubrirla en el siguiente enlace) se pone al servicio de todo tipo de personas para que experiencia, sostenibilidad y funcionalidad comulguen como nunca.  

Fotos de 'Bultaco Press Day 2017: ¡Arriba esos dedos!'

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"