¿Cómo mejorar (¡de verdad!) tu moto con accesorios?


Vota

0 0

Os proponemos algunas recomendaciones para “accesorizar” vuestra moto con sentido..., y sensibilidad.

¿Quién, al llegar al final de tu tramo favorito, por detrás del “campeón del mundo de su barrio”, no ha pronunciado jamás una frase como ésta…?

- “Es que no te pude seguir porque, claro, tú le has puesto a la moto un nuevo esferulador positrónico en el portacárter”... Con el añadido entre dientes de…(¡Tengo que conseguir uno para el “finde” que viene...!).

Mejorar la moto no es sencillo, piensa que “miles de ingenieros” y miles de departamentos de desarrollo y pruebas no suelen equivocarse –mucho- al poner en el mercado un nuevo modelo.

Mejorar

Pero también es cierto que uno no se baja al garaje a observar qué tal le queda el nuevo filtro de aire que recién le has montado a tu moto.

Por contra, regalarle algún accesorio, como ocurre con esos detalles que deben tenerse para las personas amadas, pueden renovar la ilusión y romper la rutina. ¿En qué es mejor invertir esos ahorrillos?

Antes que nada debes valorar que, a diferencia de países como Francia o Alemania, donde la moda del “tuning” está muy extendida, casi todo lo que le pongas a tu moto nunca será recuperado en cuanto a apreciación de su valor al venderla de segunda mano.

Al contrario, a veces ocurre que una moto personalizada a nivel de pintura, por muy guapa que haya quedado, será calificada como “invendible”.

En este país se valoran más las motos completamente de serie que los “protos”, lo cual puede ser lógico a nivel de que los recambios originales suelen ser más caros, pero resulta injusto en ocasiones.

El mito del escape “ruidopovic”

En el caso de un buen sistema de escape, si realmente es bueno, será más ligero que el de serie, sí. E incluso es posible que ¡no empeore las prestaciones de tu moto y en lugar de mejorarlas, sencillamente meta más ruido!, como es habitual en los “ruidochinopovic” disponibles fuera de los catálogos oficiales de accesorios de la propia marca.

Además, no esperes que el comprador de tu moto a la venta acepte pagar por el espectacular conjunto de colectores y “silencioso de iridio-carburo”, esos miles de euros que te costó.

Piensa que en los modernos motores, la electrónica amalgama todo el funcionamiento de la compleja termodinámica que convierte una bien dosificada mezcla estequiométrica comburente de alrededor de “14 partes de aire por 1 de gasolina” en una buena respuesta de tu propulsor.

Una modificación del escape sin reprogramar el mapping o los modos de motor originales puede convertir tu inversión en una mala idea.

Cosas útiles

¿Qué tal, en cambio, unos buenos latiguillos metálicos Galfer, Frenokit o Goodridge? A menudo solucionan fácilmente problemas de frenada y suelen mejorar el tacto “flou” de motos no deportivas para conseguir un feeling mucho más preciso.

¿Y un amortiguador de calidad? Piensa que un Öhlins -vienen perfectamente puestos a punto, de manera que basta con “tirarlos dentro” de la moto para que vayan bien-, un WP, u otro buen amortiguador de calidad probada, puede convertir a tu “perro” en “otra moto”.

Es habitual andar quejándose de que “claro, es que mi moto me va blanda de suspensiones para mi ritmo infernal”, pero en el mercado hay soluciones.

Existen kits de hidráulico –y muelle- para las horquillas delanteras, como los Race Tech o los Andreani MHS, que combinarán perfectamente el tarado anterior con los nuevos settings traseros.

No toques si no es necesario…

Dicen en mi pueblo “no cambies el sabor del pastel si es el que te gusta”. El caso es que las motos de serie actuales son lo bastante buenas como para no deber meterse en otros berenjenales, como kits de potenciación, filtros y escapes abiertos y demás.

Sobre todo si incorporan ya diversos modos de motor, incluso customizables, control de tracción, o suspensiones adaptativas.

¿Has pensado en que te será más útil para el día a día una cúpula ligeramente sobre-elevada que cinco caballos más?

Busca en el catálogo de tu propia marca, o en el de especialistas como Puig o Givi, por poner un ejemplo…

Si tienes una naked, una semi cúpula transparente será también muy útil, y no la afea.

Para una turística, un buen juego de maletas, un top case… Para el frío, unos puños y asientos calefactores, o unas manoplas rígidas…

Y, desde luego, si lo tuyo es una custom, la lista de material es inacabable. Además, luego quedan esos detalles estéticos, como intermitentes pequeñitos, láminas de carbono salvadepósitos...

Todos pueden hacer que tengas mayor ilusión por reencontrarte con la moto al día siguiente.

Electrónica

Un buen accesorio para tu moto, si no lo lleva de origen, es una toma de corriente para cargar en marcha tu móvil, y hasta para alimentar tu “esmartfone” o navegador/GPS que guiará tus pasos como el mejor copiloto. Uno de buena calidad, como un Tom-Tom o un Garmin será una buena solución.

Por supuesto, existen en el mercado soportes específicos que podrás fijar en manillar o tablier, para sujetar bien a la vista este dispositivo.

También, claro, es una buena idea añadir una funda impermeable protectora que te garantizará su salud ante inclemencias meteorológicas.

¿Y qué tal una cámara “go-pro” con su soporte correspondiente? Los hay para el casco, para el pecho, y también fijos para la propia motocicleta.

Otro buen regalo será un par de luces led antiniebla supletorias… Existen kits “todo completo” en el mercado que pueden hacer que las noches en la carretera se vean mucho más claras.

Puedes también complementar tu moto con aparatos específicos como indicadores de marcha engranada, indicadores multifunción de voltaje, temperaturas, ordenadores de a bordo, relojes, pilotos de matrícula e intermitentes –mas relés- para LED, luces flash que indiquen los cambios de marcha y, claro, si vas a circuito, hasta un trasponder que te indique tus tiempos por vuelta…

Seguridad

Y ya se sabe que el sentirse a gusto con la moto es bueno para mejorar tu “confort” mental hasta convertirse en mayor seguridad de marcha.

Así que, ante la rutina, “regálate” algo.

En resumen: Unos buenos latiguillos metálicos solucionan fácilmente problemas de frenada, y existen en el mercado en kit para cada moto.

Estos kits de freno son fáciles de instalar, pero no juegues con el tema de los frenos y acude antes a un buen mecánico que al enteradillo de turno... El mejor regalo accesorio que le puedes hacer a tu moto es un buen mantenimiento en los puntos básicos, como el del estado de los neumáticos y las pastillas de freno.

Cuidado con los accesorios, casi nunca podrás recuperar al vender tu moto lo que invertiste en ellos: considéralo como parte del “alquiler” de tu moto.

Ese pequeño detalle que le da otro aire a tu moto puede renovar durante unos días el placer del reencuentro diario.

Pero no conviertas tu moto en un carro de feriante ni en uno de esos coches “Gti Special Turbo” que vemos aparcados ante las discotecas. ¿Qué tal mantenerse dentro de los límites de la utilidad y el buen gusto?

Un nuevo -pero bueno- amortiguador puede convertir tu moto en otra de comportamiento completamente diverso y mejorado.

Huye de los escapes “meterruido”: no sólo hacen que la moto vaya peor, sino que la convierten en un vehículo asocial. La imagen de todo nuestro colectivo depende de todos…

En los catálogos oficiales de la marca se ofrecen escapes ¡“siempre homologados!” salvo que sea para circuito o competición, con las debidas instrucciones, si ello es considerado oportuno, para su instalación y buen acuerdo con la electrónica e inyección de la moto.

No olvides que una mejor protección aerodinámica, conseguida con una cúpula específica, puede conseguir un mayor confort de marcha, y ello es sinónimo de seguridad y confianza. Igualmente, en tiempo frío… el mejor accesorio pueden ser ¡unas manoplas o unos puños eléctricos!

Sin embargo, antes que nada, recuerda que es primordial un correcto mantenimiento, y que por mucho accesorio que tenga tu moto, si lleva neumáticos muertos, estará “idem”...

Y que por mucho que mejores las prestaciones de la moto, el mejor accesorio posible… ¡será siempre un buen control del acelerador...!

Fotos de '¿Cómo mejorar (¡de verdad!) tu moto con accesorios?'

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"