Cómo preparar tu moto para el invierno


Vota

0 0

A punto de entrar en la estación más fría del año, repasamos los principales cuidados y precauciones necesarias para no 'constipar' nuestras motos.

Dentro de las precauciones mecánicas a tener en cuenta para afrontar el invierno sobre dos ruedas hablaremos de los neumáticos, el aceite, el radiador, las baterías, cables y mandos, y la preparación pre marcha.

Neumáticos

Lo ideal sería sustituir los neumáticos actuales por unos específicos de invierno, pero es algo que mucha gente no se puede permitir. Hay dos puntos a tener en cuenta: el estado del neumático (dibujo) y la presión.

En cualquier época del año es importante revisar el estado de las gomas pero en invierno más, ya que es una estación del año donde suele llover bastante. Como muchos ya sabréis, los dibujos del neumático sirven para desalojar el agua del asfalto por el que circulamos, por lo que tenemos que comprobar que los surcos tengas un mínimo de profundidad, especificada por el fabricante, para que puedan desarrollar su función correctamente.

Si el neumático es viejo (+5 años), aunque el dibujo esté bien, es aconsejable sustituirlo, ya que este puede estar cristalizado (la carcasa del neumático pierde elasticidad con el paso de los años y eso se refleja en perdida de agarre). Una señal muy clara de este fenómeno es cuando vemos que las bandas de rodadura de nuestros neumáticos brillan y tienen un tacto parecido al del plástico.

Radiador

Aquí el punto principal es el líquido refrigerante. Es posible que en su día alguien os dijera que en vez de usar líquido refrigerante podíais usar agua, eso es cierto si luego tienes un mantenimiento exhaustivo de la moto, ya que el agua deja cal en los manguitos de la moto. Pero en el tema de hoy lo importante es que el agua se congela a cero grados, y muchas provincias alcanzan esta temperatura por la noche.

El líquido refrigerante es una mezcla de agua destilada, diferentes alcoholes y aditivos antioxidantes. Podemos encontrar la mezcla hecha en botellas de diferentes colores dependiendo del rango de temperaturas que tenga que soportar. Por otro lado, sobre todo para la gente que hace mucha autopista, si os habéis fijado, la temperatura que os marca la moto en trayecto es bastante baja de unos 60ºC – 65ºC. Una moto 4 tiempos consigue su óptimo funcionamiento a una temperatura de entre 75ºC - 95ºC, así que un pequeño truco que podéis usar para ayudar al motor a llegar a esa temperatura es tapar el radiador con cinta americana.

La cinta se debe poner en uno de los lados, en tiras verticales que cubran el alto del radiador (con una o dos es suficiente). Si lo tapáis demasiado el problemas será un sobrecalentamiento del motor y todo lo que eso conlleva.

Batería

Las baterías y el frío no son muy amigos que digamos. Si la batería no está en perfecto estado lo más seguro es que muera durante el transcurso del invierno. Es importante tener en cuenta que una moto que duerme en la calle y no funciona diariamente a partir de los 2 años empieza el riesgo de quedarte sin batería y en 3 años es muy probable que te pase. Si este es tu caso la única prevención que puedes tener es estar preparados para cuando pase y tener unos cables a mano o una batería nueva preparada adecuadamente para el montaje. No obstante siempre es aconsejable engrasar los bornes de la batería y comprobar que los cables están bien colocados, sin formas raras o pliegues.

Aceite

El último día hablamos de la importancia de mantener un nivel correcto de aceite en nuestras motos, pues bien, otro factor a tener en cuenta es el grado SAE del aceite. El grado SAE no es más que un valor que te indica la viscosidad del aceite en función de la temperatura, para que este siga lubricando correctamente.

Si llevas el mantenimiento al día no tienes que tener ningún problema por este motivo, ya que los fabricantes ya cuentan que las motos funcionarán todo el año y por todo el mundo, con lo cual ya están preparadas tanto para temperaturas bajas como altas. No obstante no está de más comprobar que el aceite que ponemos a nuestra moto es el mismo que el fabricante nos recomienda en el manual, lo más normal para países como el nuestro sería un SAE 10, trabaja correctamente a partir de -20ºC hasta más de 40ºC. En la siguiente gráfica podréis ver hasta que temperatura aguanta cada tipo de aceite.

Consejos

Lo primero que os diría es que antes de salir dejéis calentar la moto, pero ¿quien no va con prisas a primera hora de la mañana? Para calentar la moto sin perder tiempo, encendedla antes de poneros el casco y los guantes. Esos 2 o 3 minutos son suficientes para que el aceite empiece a estar viscoso y circule por todo el interior del motor. Por otro lado también podemos engrasar los mandos y la cadena, y lubricar tanto el cable del embrague como los del acelerador y por último limpiar y proteger las partes metálicas y cromadas, incluso los faros, antes y después de la lluvia.

Fotos de 'Cómo preparar tu moto para el invierno'

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"