Concentración Motauros 2018: Sol y victoria


Vota

0 0

Motauros ya ha terminado. En Tordesillas finalizó la tercera de las grandes concentraciones invernales, y allí estuvo Motofan para contároslo.

Viernes y sábado son dos días que marcan el éxito de una concentración y, en este caso, del 18 al 21 de enero Motauros tuvo mucha más suerte que sus dos contrincantes de la semana anterior, Pingüinos y La Leyenda Continúa. Motauros disfrutó de días perfectos, con sol y buena temperatura, perfectos para el mototurismo invernal y que te permiten disfrutar de cada kilómetro, frente a las lluvias, nieves y frío de las otras. Además, la gran mayoría de los asistentes ya conoce el área de Valdegalindo desde prácticamente los años 80 y es una zona excelente para llegar y donde acampar. Vamos, que a poco buen tiempo que haga es normal que los amantes de las concentraciones motoristas invernales asistan.

En cuanto a las actividades, que puedes consultar pinchando aquí, estuvieron realmente bien, y siempre sin saturar a los motoristas. Numerosos conciertos desde el viernes, sesiones DJ, rutas y las siempre excelentes y entregadas actuaciones del “stuntman oficial” de estas concentraciones, Emilio Zamora, al que ya entrevistamos la semana pasada. Por cierto, la actuación de Emilio el sábado por la mañana en Zamora (sí, es una casualidad) fue espectacular, en un sitio perfecto, lleno de gente y con una temperatura de anuncio publicitario. Perfecta.

Además, por otro lado hay que tener en cuenta la buena estructura de Tordesillas para el visitante, con excelente sitio donde comer, una estructura hotelera bastante decente y sitios de ocio. Vamos, lo que muchos motoristas ya conocimos hace décadas cuando aquí se realizaba Pingüinos sigue siendo igual de bueno.

Como sus competidoras, Motauros también homenajeaba a nuestro 12 +1 Ángel Nieto, para lo cual asistieron su hijo Gelete Nieto y nada menos que Jorge Martínez Aspar (que este año cambiará el nombre de su equipo por '12+1' como homenaje) a entregar los premios de la concentración. Por cierto, si quieres consultarlos visita su web pinchando aquí.

CONCENTRACIÓN MOTAUROS 2018: UNA ORGANIZACIÓN MEJORABLE

Como motorista disfrutaría Motauros muchísimo, pero como profesional y “detallista” del tema organizativo de verdad creo que todavía les queda mucho por mejorar. Cierto que a las organizaciones nuevas (ya sea de concentraciones motoristas, carreras de circuito, atléticas, de conciertos o cualquier otro evento) les perdonas muchas cosas, pero aquí ya llevan 18 años y hay muchas cosas que no deberían pasar.

De momento yo, como periodista que llevo algún año en esto, envío un mail para solicitar acreditaciones. La respuesta fue literalmente que “las acreditaciones de prensa están ya entregadas”, algo curioso cuando, sin ir más lejos, el año pasado llegué el mismo sábado le pedí allí mismo la acreditación, concediéndotela sin ningún problema siempre y cuando (lógicamente) comprueben que eres un periodista de verdad y no un aficionado con una cámara que quiere darse una vuelta. De todas maneras, ¿cómo que están entregadas? ¿Es que están numeradas o limitadas como en el mundial de MotoGP?

Pues, aparte esta respuesta por mail, al llegar allí y mientras vuelve el jefe o jefa de prensa que estaba no sé donde, me dicen que “entre usted por la entrada peatonal, que no tendrá ningún problema”. Entonces le pregunté que si cualquiera puede entrar sin la pulsera de inscrito o acreditación. Me dicen que sí… Y lógicamente era mentira. Para que no se cuele cualquiera que pasa por la calle, no se puede pasar porque necesitas la pulsera de inscrito o alguna documentación que acredite que vas allí a trabajar. Por lo tanto, volví un poquito -digamos- cabreado porque tenía cierta sensación de tomadura de pelo y ya habiendo perdido un largo, largo rato de trabajo. Todavía no había vuelto el jefe o jefa de prensa, y me concedieron la acreditación. La pregunta es, ¿no podía haber hecho esto mismo hace dos horas y había aprovechado el viaje?

Y ya una vez dentro, un problema característico de Motauros es dejar acceder a la zona de acampada a todo tipo de furgonetas, coches, camionetas o básicamente cualquier vehículo. Desde luego, haciendo fotos tienes un gran problema porque prácticamente tomes el ángulo, la inclinación o la perspectiva que quieras, así siempre hay varios coches o furgones detrás, lo que a nivel estético es bastante molesto porque mando fotos a la redacción que parecen hechas en un aparcamiento. Por otro lado, estar lleno de coches falsea mucho el espíritu de una concentración motorista, y francamente resulta molesto.

Por último, también el tema de los quads (con todos mis respetos para los “quadtreros”, por supuesto) sí que supone un problema porque se les ha dejado circular sin problemas desde la primera edición. La tendencia al “escape libre” es bastante más acentuada en el mundo de la moto, y llega a ser muy molesto. Tanto es así que el propio organizador Juan Carlos Ruíz ha asegurado que el año que viene se limitará su asistencia y sobre todo en los desfiles. Literalmente ha dicho que “se va a prohibir desfilar a los quad, ya que han dado problemas”, entre otras cosas porque en el desfile de antorchas del sábado por la noche un quad arroyó a tres espectadores, uno de los cuales era una niña de 10 años. Y viendo lo que les dejan hacer en una reunión tan numerosa, la verdad es que no me extraña que no ocurran más cosas y bastante más graves.

Aparte, la numerosa concentración en la plaza de Tordesillas el sábado por la tarde para ver quién hace más ruido, el corte de encendido más molesto y los acelerones sin fin me recordaron a la época más macarra de las concentraciones allá por los 90. Puede que muchos vecinos les haga mucha gracia, pero os aseguro que a otros no. No obstante, todo depende de lo que la organización y el ayuntamiento permitan con tal de llenar el pueblo de visitantes y turistas de fin de semana.

Bueno, como anécdota podemos citar que numerosos carteles y monumentos que apoyan al famoso Toro de la Vega no son del agrado de cualquier asistente a la concentración que tenga un mínimo amor por los animales, pero eso es otra historia.

CONCENTRACIÓN MOTAUROS 2018: conclusión

Por carambolas del destino, Motauros se ha convertido, por cantidad de asistentes, en la “ganadora” de estas tres concentraciones de motos invernales ya clásicas en nuestro calendario con 16.212 inscritos.

Al igual que pasó el año pasado, resulta que una concentración que llegó a existir prácticamente de rebote, se convierte en la más veterana, la que está más asentada en el calendario y la que recibe más participantes reales. Resumiendo, resulta que cuando Mariano Parellada decidió llevarse de Tordesillas la gran concentración que era Pingüinos en el año 2.000 (después de que el ayuntamiento “pasara” olímpicamente de la ayuda logística que pedía como soporte para la concentración y evitar problemas en caso de mal tiempo… Que por cierto fue lo que ocurrió) las fuerzas vivas del pueblo se encontraron sin su mayor fuente de ingresos anual y de imagen. Así, tiraron de pequeños colaboradores para montar una concentración paralela aprovechando la estructura ya creada durante años con Pingüinos en la zona de Valdegalindo de Tordesillas.

Puede parecer muy nueva, pero lo cierto es que ya lleva 18 años, y aprovechando la broma ya podemos decir que es mayor de edad. Lo cierto es que siempre ha respetado unas fechas bastante fijas, y no ha pasado por la tormenta política de Pingüinos y la mala imagen que eso dejó en la comunidad motorista, aparte de tener que ser anulada dos veces. Por otro lado, La Leyenda Continúa puede ser un excelente concentración, pero lleva sólo tres años con lo cual le falta asentarse en el calendario.

Sin embargo, el principal triunfo de Motauros también ha venido impulsado por la suerte. Como decíamos, la semana pasada disfrutamos (o sufrimos, depende desde dónde viajases) de un sábado malo, frío, tormentoso y con nevada incluida, lo que delimita definitivamente el éxito de una reunión de este tipo porque, no nos engañemos, la gran mayoría de los asistentes se acercan el sábado, normalmente en grandes grupos y con aficionados de fin de semana. Se hace buen tiempo, se animan todos, y se hace mal tiempo, de un grupo de 10 sólo se acercan uno o dos. De esta forma, Tordesillas disfrutó de unos viernes y sábado absolutamente perfectos. De hecho, el mismo sábado podríamos decir que hubo momentos prácticamente primaverales con temperaturas de entre 10:14 grados, incluso por la noche yendo por la carretera disfrutabas de 7 u 8°, y allí mismo de unos 5 ¡De catálogo!

Eso ha propiciado esa asistencia tan abultada y que, desde luego, parece muy cercana a la real, desde luego infinitamente más que esos más de 28.000 participantes declarados en un ataque de optimismo lisérgico por los organizadores de Pingüinos. No había más que acercarse por la zona de acampada, una de las mejores que puedes encontrar, o simplemente por el pueblo y no digamos la clásica plaza de Tordesillas absolutamente abarrotada, para comprobar que si había bastantes asistentes, aunque desde luego sin abarrotar ni saturar la zona de acampada. Fueron inscritos o no, lo cierto es que hubo un excelente flujo de asistentes “reales”.

Esperemos que para el año que viene se tomen medidas reales para controlar el “macarrismo” que arrasa el pueblo en momentos como el sábado, porque a estas alturas del siglo XXI queda como un reducto bastante paleto del pasado. También, si mejora la organización y no dan respuestas del tipo “ya están todas las acreditaciones entregadas”, como si fuera un Congreso de la ONU, pues tampoco estaría de más.

Mientras tanto, esperemos que por estas fechas en el año 2018 podamos seguir disfrutando la que, hoy por hoy, es la mayor concentración invernal de España, la que por unos motivos o por otros es la que más disfrutan y la que más gusta a la comunidad motorista, que somos todos nosotros.

Fotos de 'Concentración Motauros 2018: Sol y victoria'

 
Da tu opinión

Comentarios (4)

  • f
    f 23-01-2018

    Me parece que te has olvidado hablar de algunas cosas muy importantes de Motauros, como es el desfile de antorchas, que lo pasas de puntillas. Y la gran diferencia con otras concentraciones... Una fuerte apuesta por la música en directo en la gran carpa...

  • Alvaro
    Alvaro 23-01-2018

    Me parece que usted se esta aprovechando de el puesto que tiene como fotografo o periodista por llamarlo de alguna manera,para sacar defectos a una gran concentracion como es motauros,mejor deje de hablar de suerte y hablemos de que ahora mismo es de las mejores concentraciones invernales,no entiendo que se hable de el toro vega cuando esa pancarta esta todo el año puesta ahi,dediquese a hablar de motos y deje esos temas si no tiene informacion,por lo demas el año que viene pida su acreditacion antes y asi no tendra que esperar,cada dia es peor el periodismo lo tengo clarisimo.
    Un saludo

  • 23-01-2018

    Me da la impresión que no tenemos muchos la categoría, la imparcialidad y quizás la decencia para escribir ciertas cosas.Cualquiera que haya estado, a veces por duplicado, en lso últimos 35 años de cncentraciones por aquí se quedara perplejo de lo que oye en este articulo.Solo entendiendo que algunos llevan poco tiempo en este mundillo y probablemente no les corra la sangre o la afición por las venas, pueda perdonarse algún detalle que usted comenta. A algunos nos sonroja.Pero ya nos paso en el anterior articulo de pingüinos. Me parece poco profesional, y así lo considero porq usted se llama periodista (???) decir que el éxito de Motauros es durante 18 años el tiempo. Y que el desastre de otras es la nieve. Sabemos que ha habido años de éxitos con nieve en Tordesillas? o no nos acordamos. Aunque se llamara de otra forma. Es solo el tiempo garantía de éxito? si asi fuese alguna concentración debería celebrarse en agosto para asi garantizar el éxito. Ya sabemos de que hablamos..................

  • 23-01-2018

    ........de verdad podemos hablar de mala o buena concentración por un pase de prensa o porque las furgonetas quedan mal en una foto? o por una pancarta sobre toros que lleva en un balcón ni se sabe el tiempo? yo ni la vi mira por donde. Un evento como este son mas cosas y solo el partidismo explica que no se consideren. ¿El éxito de motauros es heredar una estructura ya existente y abandonada por Pingüinos? me temo que no conocemos el paño señor. El éxito se ve enseguida estando allí cada año y muchas horas. Y para hablar de porq se abandono Tordesillas hace años por los Piguinos habría que oir mas versiones que la suya y q no es la que yo conozco. Que mala suerte es que no salga el sol, eh?. Lavese la mente porq es to es una afición de muchos muy limpia y no una competición a ver quien tiene mas inscritos o la cartera mas llena. Quizas es ese el problema que usted no ve ni comenta pero que muchos entendemos y por eso vamos a Motauros. Suerte al año q viene amigo.Y buen tiempo

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"