Noticia

Consejos de conducción en moto (III): Tumbar la motoInclinar para tomar una curva…


Vota

0 0

En el capítulo anterior comprobamos cómo se conduce una moto, pero… ¿cómo tomar una curva?

¿Cómo tumbar para encarar una curva? Ante todo, sin tensiones y de la manera más “natural” posible. Ya vimos en el capítulo anterior que basta un poco de “contramanillar” y colocar de manera adecuada el peso sobre manillar, estribos y asiento, para que la moto “caiga sobre sus perímetros interiores de los neumáticos y ¡gire! sin apenas mover los manillares”…

Para hacerlo de modo todavía más intuitivo, acude otra vez a tu pista de pruebas, un amplio espacio abierto con buen piso, como un parking vacío.

La mirada…, lejos

Un consejo que te será muy útil luego ya en carretera: si te miras los pies, pierdes el norte, así que “no mires donde pisas”: levanta la mirada, y dirígela siempre algo lejos de modo que tu conducción anticipará cada maniobra y la moto irá “sola” hacia donde mires…

Aplica lo aprendido en los ejercicios anteriores, desde una velocidad constante y, de momento, sin accionar los frenos para evitar la resistencia causada por el par de reacción de los anchos neumáticos actuales. Recuerda que basta una insinuación de tu peso hacia el estribo y mover el culo hacia la parte interior del asiento para que la moto “caiga y gire”.

Como habrás comprobado ya en tu pista de pruebas, si haces un ligero “contramanillar” inicial (tirar del puño exterior a la curva y presionar el puño interior, (al contrario de lo que sería “hacerlo girando el manillar hacia la curva”) basta para aumentar este giro natural…

Una vez en giro, deja que la moto se dirija “suelta” hacia el ápice de tu curva imaginaria, y mantenla girando en redondo, como en círculos. Te darás cuenta que la moto está en equilibrio, y que los neumáticos soportan apenas fuerzas: la moto se queda virando simplemente apoyada en el interior de los neumáticos, y seguirá la trayectoria escogida… por tu mirada.

Girar y tumbar

Una vez girando en círculo y con la moto equilibrada, y manteniendo el giro sin esfuerzo, haz el siguiente ejercicio: ¿Quieres girar más cerrado y cerrar la trayectoria? Pues para ello, como habrás comprobado ya, basta cargar un poco más de peso sobre el borde del asiento con el “interior de tu muslo”. La moto se inclinará más hacia el interior del neumático y, claro, ¡girará más! Si quieres aumentar este efecto, y después de que hayas efectuado antes el “contramanillar” indicado para inclinar la moto (es decir, para “meterla en la curva”), presiona ligeramente el estribo interior…

Y si quieres tumbarla aún más, bastará añadir una ligera presión sobre el puño interior… Para terminar, puedes practicar estas maniobras al contrario. Si “levantas” hacia fuera, verás que la moto abre la trayectoria (y con ello el radio de giro).

A menudo tenemos dificultad para “sentirnos cómodos” entrando en las curvas. Podrás hacerlo viendo que tu moto, simplemente, “gira” apenas la “inclinas”, y “se abre” apenas la “levantas”. Desde un radio de giro en redondo determinado, pues, “tumba y levanta la moto” alternativamente para variar el radio de giro de tu “curva”…

En carretera

Ya en carretera, pues, conduce de modo relajado, con la pierna interior ligeramente más abierta, y cargando y descargando el peso de tu cuerpo desde el “interior de tus muslos” sobre el lateral del asiento. Así “inclinarás la moto para tomar las curvas” sin tensión en los brazos y las piernas…

Descolgarse es correcto, pero buscar “tocar la rodilla como sea” es poco útil. Colgar el cuerpo hacia dentro, como hacen los pilotos, equilibra la fuerza centrífuga que saca la moto hacia el exterior de la curva, y permite mayor velocidad con la misma inclinación… Pero no te concentres en conducir como si te estuvieran “haciendo fotos”.

Para terminar, aunque te parezca mentira, siempre que no vayas a una velocidad desaforadamente fuera de todo límite, “no te caes por inclinar demasiado rápido una moto hacia el interior de una curva”. Así que puedes practicar a realizar la maniobra de “meter la moto”, citada en el texto anterior, haciéndolo ¡muy rápido!… Verás que la moto “entra en la curva” sin que por ello pierdas agarre en los neumáticos. Y, por supuesto, si crees que te pasas y que puedes “caerte hacia dentro al girar demasiado en corto”…, simplemente corrígelo levantando la moto hacia fuera.

“Gira” tu moto…

1.- Para girar de modo natural una moto evita tensiones innecesarias en brazos, cuerpo y piernas

2.- Practica en un parking vacío a girar en modo velocidad constante y en redondo

3.- Nunca mires donde pones las ruedas, sino a lo lejos: la moto irá de modo natural siguiendo tu mirada

4.- Recuerda que basta una insinuación de tu peso en el interior de los muslos para que la moto se incline y gire

5.- Para facilitar esta inclinación, puedes efectuar al tiempo un ligero contramanillar

6.- Una vez en giro e inclinado, puedes cerrar la trayectoria simplemente presionando hacia dentro

7.- Y, al contrario, abrirás la trayectoria simplemente “levantando” la moto aligerando la presión del cuerpo en los muslos, puños y estribos

8.- A velocidades lógicas, no te caes “simplemente por inclinar”: practica a “meter la moto” inclinándola “a la fuerza” desde un radio de giro medio, y a “sacarla” levantándola si ves que estás girando demasiado en corto

9.- Ya en carretera, conduce relajado, con la pierna interior algo más abierta para controlar el reparto de pesos con los muslos y sin agarrotar los brazos

10.- Descolgar el “culo” es útil para aumentar el ritmo a igual inclinación, o lo que es lo mismo, inclinar menos a idéntica velocidad, pero no busques prioritariamente “ir sacándote fotos”

Fotos de 'Consejos de conducción en moto (III): Tumbar la moto'

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"