Noticia

Consejos de conducción en moto (X): Ciudad, primer capítulo…¡Seguridad!


Vota

0 0

Conducir de modo seguro en ciudad nunca puede responder a seguir unas normas, sino una actitud.

Para sobrevivir, dos reglas: 1ª: piensa siempre que, por mucho que tengas «razón», el vulnerable eres tú... Y, 2ª: conduce pensando siempre que los coches…, ¡van a por ti!

Máxima atención

Ya más de un 50% de la humanidad vive en ciudades. Un 75% «de todo» pasa ya en ellas, y un 53% de los accidentes se producen en vías urbanas... En coche, la posibilidad de fallecer en un accidente urbano a velocidades inferiores a 50 km/h se acerca a cero, por ello en las cifras de siniestralidad urbana, lógicamente, los protagonistas somos los más vulnerables, y “las motos” los que alimentamos las estadísticas que salen en titulares.

Pero montar en moto en ciudad no es “peligroso”: el peligro no somos “los de las motos”. No causamos daños a otros.

Es, en todo caso, arriesgado: en 7 de cada 10 accidentes con una moto involucrada, ¡la culpa es del vehículo contrario… casi siempre un cuatro ruedas!

Sin embargo, está claro que lo que es simple “chapa y pintura” en un choque entre dos automóviles es casi siempre una lesión grave para el conductor vulnerable, el “dos ruedas”, así que, ante todo, ten claro que siempre hay que conducir una moto pensado que “tener razón no es pa’tanto”…

En todo caso, escribir sobre cómo montar de modo seguro en dos ruedas en ciudad –también en bicicleta- no puede resumirse en citar muchas maniobras “peligrosas”, sino en plantear claramente que al montar en moto entre el tráfico nunca se puede aplicar el «buenísimo»: «seguro que me han visto, y aquel taxi va a respetar mi preferencia” o que “aquel coche seguro que no va a girar sin poner el intermitente”...

Al contrario, conduce siempre pensando que «van a por ti». Piensa siempre lo peor previendo continuamente, y con máxima atención, mecanismos, maniobras o vías de escapada.

Por ejemplo: al circular en fila, piensa siempre que el automóvil que te precede «va a frenar» o «va a girar» de manera inopinada, y deja una distancia de seguridad y ten preparada la maniobra para escapar... 

Velocidad, atención, y prisa

Lo más peligroso a la hora de circular por ciudad es hacerlo con una velocidad relativa distinta a los demás vehículos. Ello puede causar situaciones arriesgadas. Nunca tengas prisa. En moto «estás ahí mismo», en cualquier caso, mucho más rápido que con todo lo demás que se mueva a tu alrededor, así que batir unas décimas un récord en tu recorrido prescindiendo de la mínima prudencia que te puede hacer sobrevivir nunca puede ser una verdadera ganancia.

Y siempre, máxima atención. Para los de los coches –ya sabes, responsables de dos de cada tres accidentes urbanos “con una moto”- distraerse un momento con el móvil o el navegador es un simple parte amistoso.

Está claro que en moto uno no puede permitirse este lujo... ni tener que padecer los suyos. En los cruces, “ten por seguro” que aplicarán la «razón de peso» antes que la «razón de paso»...

Deja siempre una distancia de seguridad mínima que te permita «escaparte entre carriles» cuando delante frenen -¡que lo harán!- de golpe. Fíjate en la actitud dubitativa de alguien que está buscando aparcamiento y por tanto va a girar a por él sin contar contigo. En los días lluviosos, ten en cuenta que esos cristales empañados impiden que te vean… Nunca circules situándote en el ¾ trasero sin visibilidad posterior de los coches, fuera del alcance de sus retrovisores…

Ya sabes que las líneas pintadas por el ayuntamiento en el suelo deslizan mucho ante el riego o el rocío matutino, y más en caso de lluvia. ¡No lo olvides y nunca las pises!

Mientras nuestros ediles no entiendan que las «baterías» deben estar alineadas al sesgo contrario a la marcha para que los coches salgan de cara en vez que de culo..., los automovilistas siempre sacarán el maletero y dirán «que no te habían visto». ¡Será verdad! Pero ello no impedirá que invadan tu línea con el trasero de su coche...

A todo esto nos referíamos a que “circular en moto en ciudad debe responder más a una actitud que a un dictado de normas”…

Conducción en ciudad

1.- En 7 de cada 10 accidentes “con moto involucrada en ciudad” el culpable es el vehículo contrario: sin embargo, quien “lo sufre” eres tú

2.- La siniestralidad porcentual de los conductores de moto de 125 cc procedentes de la “equivalencia de carnet B-A1 125” es ¡menor que la del resto de conductores de motos de esta categoría y del resto del parque motociclista!

3.-Hay que conducir siempre con la máxima atención, ¡y sin miedo!, pero con la prevención de pensar que “van a por ti”: nunca te fíes de tu prioridad de paso, o de que te hayan visto…

4.- Mantén siempre un mínimo de prudencia y no realices maniobras que impliquen una velocidad relativa muy superior a la del resto de vehículos, causa de buena parte de los incidentes

5.- Prevé las maniobras de los otros vehículos, y ello incluye la de los que quedan ocultos

6.- Evita circular en el punto de “no visión” ¾ posterior de los retrovisores

7.- Prevé siempre vías de escape o maniobras evasivas

8.- Evita las prisas innecesarias: ganar unos segundos en un trayecto que ya será mucho más rápido en moto no justifica sufrir peligros añadidos

9.- Nunca creas que nuestra facilidad para maniobrar entre el tráfico nos hace inmune a nuestros errores… y a los de los demás

10.- Y piensa que “ellos” aplicarán antes la “prioridad de peso” que la de “paso”

Fotos de 'Consejos de conducción en moto (X): Ciudad, primer capítulo…'

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"