Consejos de conducción en moto (XIX): Conducción en grupo


Vota

0 0

Ya sabemos que montar en moto es lo más divertido que se puede hacer con la ropa puesta. ¿Y si es en grupo? Aquí unas normas básicas para hacerlo seguro...

Nada mejor que salir a dar una vuelta o disfrutar de una ruta que hacerlo en compañía. Si además vamos junto a otras motos, mejor que mejor. ¿Te gusta “ir primero” del grupo, o te gusta cerrarlo? En cualquier caso, conviene evitar que un simple incidente convierta el “pelotón” en lo que su nombre indica…

Unos primeros consejos: llega siempre puntual, con el tanque lleno, y con las presiones revisadas. Ya se sabe que los retrasos aumentan exponencialmente al crecer el número de participantes en una salida motera. Sobre todo si “te tocará ser el líder” prevé la ruta con antelación. No vamos a entrar aquí en si es mejor seguir mapas, gps’s o rutómetros, o si basta con “llevarlo en la cabeza”.

Sólo un aviso: el gps suele avisar con poca antelación ante un cruce, así que el cabeza de pelotón debe tener cuidado en anunciar la maniobra correspondiente sin frenar de manera brusca a quienes le siguen.

El más rápido... ¿O el más experto?

A menudo es cosa de gustos. Hay quien no soporta de ninguna manera el ir por detrás –aunque vaya sólo-, y otros, que van más cómodos rodando “el último de la fila”.

La primera constatación es que no siempre se cumple que sea el más experto el que abra la carretera a los demás. Normalmente, “gregarios somos y en el camino nos encontramos”, en los “grupos humanos” se producen las típicas “jerarquías”, así que quien va delante suele ser el más rápido, por no decir el más “machillo”.

¡Que no siempre es lo mismo que el que sabe más o más experto!

Lo lógico es dejar que asuma el mando quien mejores garantías ofrezca de llegar –todos- a buen puerto, más que poner por delante del grupo a un “líder” al que le guste poner a todos a jugar a “seguir al rey”.

A quien le toque ejercer de “cabeza de carrera”, debe utilizar precisamente ésta y no tirar “a muerte” para demostrar que puede dejarlos a todos atrás.

Debe ejercitar su responsabilidad de “jefemanada” y prever en lo posible problemas para los de detrás. Por supuesto, en el grupo debe haberse establecido un “pacto de caballeros interno”: nunca se debe usar el carril contrario ni para liderar ni para recuperar un ritmo que no puedes seguir. En el grupo, que quede claro, cada uno debe asumir su propia responsabilidad. Nadie, sino uno mismo, debe decidir el ritmo al que rodar. No vale decir... “me caí porque ibais muy rápido”.

Esto incluye responsabilizarse de los adelantamientos: nunca indiques adelantamientos a quienes te siguen, con el típico “pasa” gestual con la mano, ni te confíes por lo propio a adelantar “porque lo marca el de delante”.

No tomes la responsabilidad sobre la vida de los demás por si hay una “malinterpretación” de tus instrucciones. Ni ellos -ni tú- os lo perdonaréis jamás…

No radicalices las maniobras, ni los adelantamientos, no te pelees contra el tráfico... Pilla un ritmo alto, pero decente, que no cause caídas…, ni aburrimiento.

El “road-líder” sí debe observar los retros y marcar bien y con buena antelación los cambios de dirección.

¿Estamos de acuerdo en que “correr mucho en recta” no tiene nada de divertido, sino que aumenta innecesariamente el riesgo cuando, -¿este es nuestro objetivo, no?- vamos a disfrutar de las curvas?

El líder nunca debe aprovechar los tramos rectos para “escaparse”, al contrario: acelerará sólo lo justo para dejar que el grupo se reunifique, dejando espacio y tiempo a que la fila recupere metros perdidos.

Debe señalar con la mano o con el pie circunstancias como gravilla, aceite o demás.

Por supuesto, si el de detrás va más deprisa que tú, debe facilitarse la maniobra del adelantamiento cuándo éste te la “marque” mostrándote rueda en un punto preciso, en particular en una recta: apártate, porque luchar codo con codo sólo lleva a peleas gordas desde las respectivas camas de hospital…

El grupo, cuando no marche en fila en un tramo virado, debe circular “al tresbolillo”, manteniendo una formación en zig-zag que aumente la distancia de seguridad y facilita la visión a todos sus miembros.

Y quienes van detrás, ante todo, deben dejar una amplia distancia entre cada moto para evitar caerse en la caída de los demás.

Nunca vayas “metiendo rueda”.

Si resulta que eres más rápido, o bien debes tomar el mando del grupo con antelación, o adelantar con seguridad en una recta. No vale “tocar los colines” al de delante poniéndole nervioso y forzándole a un error.

Para terminar, para no perderse cuando el ritmo os lleva a separaros, se pueden establecer dos sistemas.

Uno: cada integrante debe esperar en los cruces la llegada del siguiente para señalar la carretera correcta, éste ocupará su plaza y así sucesivamente.

El otro, el de “guardias”, es más arriesgado, pero permite que cada uno escoja su ritmo: el “road-lider” marca con la mano al segundo del grupo el “cruce” donde debe esperar e indicar la dirección al paso de todo el grupo... Ello le permite, si está “inquieto”, ir recuperando posiciones hasta volver a su puesto natural...

1.- Es mejor que el road líder sea “el que sabe más y más experto” antes que el “fredispenser” del grupo. El guía debe ejercitar la responsabilidad que da el ser “cabeza” de carrera en sentido literal…

2.- Montad un grupo de wasap o de agenda telefónica para todos los miembros de la ruta...

3.- Nunca marques con la mano “se puede adelantar”: no tomes la responsabilidad de otra vida a costa de una mala interpretación de tus gestos… Cada uno es responsable de su propio ritmo.

4.- El “jefe de grupo” sí debe marcar con antelación los cambios de antelación, los problemas en la pista –aceite, gravilla, barro, objetos-…

5.- Al circular en grupo en recta, debe establecerse una formación en zig-zag o “tresbolillo” que mejore la distancia entre las motos y favorezca la visibilidad al todo el grupo.

6.-Debe dejarse siempre una buena distancia de seguridad si se va detrás para evitar problemas de caídas en grupo. Y aprovechar las rectas para reagrupar.

7.- Si vas más deprisa y quieres adelantar posiciones, marca con claridad la maniobra: el previo acuerdo entre caballeros indicará que debe cederte el paso de manera gentil…

8.- El carril contrario “no existe” ni siquiera para poder seguir el ritmo que marcan los de delante y así recuperar unos metros perdidos.

9.- Sé puntual y llega con depósito lleno y presiones comprobadas, y todos los “deberes hechos”...

10.- Estableced previamente un sistema de “guardias” para evitar quedarse “cortado” en semáforos o por diferencias de ritmo...

Fotos de 'Consejos de conducción en moto (XIX): Conducción en grupo'

 
Da tu opinión

Comentarios (1)

  • manitas
    manitas 18-11-2018

    Después de muchos viajes en grupo, he aprendido algo importante que nadie suele pensar: Después de un adelantamiento hay que pegarse a la derecha para que la moto que viene detrás, si adelanta, tenga sitio donde meterse.

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"