Consejos para ahorrar gasolina en moto


Vota

0 0

Cambiando un poco los hábitos en la conducción y una correcta puesta a punto de la moto te permitirá ahorrar dinero cada mes.

Pilotar una moto es divertido y excitante, con lo que a veces nos olvidamos de lo que supone el coste en gasolina de este entretenimiento. Sí, es cierto que si se sale a hacer curvas un domingo uno no va a estar ahorrando porque sí, se asume que eso cuesta dinero de la misma manera que nos cuesta ir al cine o salir a cenar, por ejemplo. Pero en el día a día e, incluso, en los momentos de ocio, podemos llevar a cabo ciertos comportamientos que nos permitan ahorrar algo de dinero.

No pienses que lo vas a notar al instante, es un ahorro significativo al cabo de los meses. Pero si llevas la cuenta de lo que te dura un depósito ya verás cómo al final del año te llevarás una sorpresa si lo cumples a rajatabla.

Si usas la moto a diario y por ciudad sabrás mejor que nadie que el tipo de conducción relajada la tienes que dejar para el fin de semana. El tráfico diario provoca que vayas en tensión y en cierta manera agarrotado. Éste es el primer problema para realizar una conducción poco eficiente, como se dice actualmente. La mejor manera de ahorrar combustible conduciendo es hacerlo de manera suave, evitando los acelerones bruscos. Es tontería salir disparado en un semáforo si ya vemos que el siguiente está con la luz roja y vamos a pararnos unos cuantos metros más adelante. Es cuando se inicia la arrancada el momento en el que se consume más, pues el motor debe poner en movimiento todo el peso que arrastra.

De la misma manera que no debes llegar acelerando hasta el siguiente semáforo o retención y apurar la frenada, deja de acelerar antes y llega con la inercia, si llevas una marcha engranada y sin el gas abierto, el motor no consume nada. Por tanto, la previsión es el mejor arma en la ciudad. Tampoco apures las marchas, ni revoluciones demasiado el motor. Esto es en ciudad, si sales a la carretera, pues más de lo mismo.

Conduce con suavidad, con marchas largas y utilizando el freno motor en las bajadas. Los acelerones, sólo en casos de necesidad. No hace falta decirte que a mayor velocidad, mayor consumo. Mantén una velocidad crucero en vez de ir variándola.

Como te decimos, los acelerones son los mayores enemigos del ahorro, por lo que evita en la medida de lo posible los atascos. Los que viven en las grandes ciudades pensarán que esto es imposible, pero hay veces que no pensamos en los recorridos alternativos que igual son más largos pero permiten evitar las retenciones. Es preferible hacer unos kilómetros de más a una velocidad constante que estar acelerando y frenando, con el riesgo que ello conlleva además. Por cierto, ya que hablamos de retenciones, cada vez arranques suelta el embrague suavemente utilizando el acelerador lo menos posible, que la moto comience a moverse dando el menor gas posible.

Otro apartado a tener en cuenta es el del repostaje. Somos animales de costumbres y es probable que seas de los que echas gasolina en la misma gasolinera. ¿Has verificado cuánto cuesta el litro en ella? Pues deberías hacerlo, hay más diferencia de lo que te piensas. Revisa si en tu recorrido habitual hay otras gasolineras con precios más bajos. Es más, igual es el momento para cambiar el recorrido por ese otro que te comentamos que te conviene más a pesar de ser más largo.

El momento del repostaje también cuenta, pues solemos ir con prisa y a veces no nos quitamos ni los guantes ni el casco. Esto, además de poder mancharlos de gasolina puede que no veamos bien y desparramemos combustible. No es que vayamos a tirar unos litros fuera, pero también cuenta de cara a no desaprovechar este “oro líquido”.

No aprietes el grifo de la manguera hasta al máximo, vete reponiendo con un caudal regular pero sin que salga a mucha presión, para no convertir en vapor el combustible. De igual manera, te recomendamos que el repostaje lo realices por la mañana en vez de por la tarde. La gasolina fría es menos densa, por lo que un litro a primera hora es más que un litro cuando el calor aprieta.

Por cierto, ya que estás en la gasolinera, no te vayas de ella sin revisar la presión de los neumáticos, una tarea que se debe hacer de manera regular, una vez al mes está bien. Las ruedas bajas aumentan la superficie de rozadura, con lo que, además de más torpe, la moto se vuelve más gastona.

¿Qué pensabas, que el estado de la moto no afectaba al consumo? Pues sí, la presión de las ruedas es importante, pero hay otras tareas que son sencillas y que te ayudarán a ahorrar gasolina. Por ejemplo, el tensado de la cadena, que si la llevas destensa necesitará más energía para mover la moto. También debes revisar de manera regular el filtro del aire, cuanto más limpio mejor respirará el motor y menos combustible necesitará.

Además de la puesta a punto, hay un tema al que muchos usuarios no prestan atención, que es el de la aerodinámica y el peso. Se ven en ciudad muchas motos trail con las maletas puestas y no siempre van llenas, con lo que se aumenta el peso de manera considerable. Y por la carretera también se ven y es posible que tengan demasiada capacidad para un solo fin de semana, con lo que igual se podría prescindir de, por ejemplo, las laterales.

Por último, cada vez que eches gasolina apunta el consumo realizado. Esto te permitirá saber si lo que estás haciendo vale para algo o no. Pero además, te valdrá para picarte un poco e ir batiendo tu propia marca de mejor consumo. Insistimos, no te creas que con lo que ahorres podrás cambiar de moto mañana mismo, pero al final del año igual te has ahorrado lo que te vale el seguro de la moto. Que no está nada mal.

Fotos de 'Consejos para ahorrar gasolina en moto'

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"