El arma secreta de Yamaha para volver a la victoria


Vota

0 0

La presentación del Monster Energy Yamaha MotoGP Team dejó flotando en el ambiente la incógnita sobre su futuro rendimiento. Nosotros sabemos cuál es.

Puedes ponerte boca arriba, boca a bajo o de perfil; pero la verdad flota como la caca de un bebé en una bañera de plástico: MotoGP necesita tanto como la propia Yamaha que el equipo de la fábrica de los diapasones, patrocinado ahora por un "partner" muy especial para Dorna, esté peleando por ganar carreras, lo antes posible.

Y si quieres, también, puedes quedarte (y regodearte) en las declaraciones de Valentino Rossi:

"Es la moto más chula que he visto nunca. Me gusta porque tiene los colores de mi equipo: el Inter de Milán. Por desgracia hace demasiado tiempo desde mi último título. Aquella temporada 2009 estuvo muy bien..."

Hace diez años de eso. Sobre si la moto es bonita y fea, me remito a una cita del mejor arquitecto de la historia de este arte mayor, Frank Lloyd Wright: "...eso es una cuestión de gustos; y el gusto es siempre una cuestión de ignorancia". Para que quede claro, uno: la moto es horrible; y dos: lo que importa es que sea competitiva. Y en eso estoy, ahora. Toca que lo sea. Vamos a la clave, Lacave.

Me gusta leer entre líneas; me gusta escuchar silencios, frases que encierran un sentido doble; o tal vez triple. Y por eso me quedo con un recado de Lin Jarvis:

"La pasada temporada siempre nos faltó algo, pese a estar cerca. Estoy convencido de poder usar la experiencia del pasado para mejorar y el equipo debe ahora aprovechar al máximo el de Sepang. Confiamos además en la efectividad de los cambios internos, como la nueva organización en Japón que lidera Tsuji San, y la importante interacción entre Japón y Europa, con la novedad de que el equipo de electrónica y el de test se ubicarán en el Viejo Continente."

Ahí está la clave: en Europa no solamente están Dorna y MotoGP; también la FIM. Y que el equipo de electrónica esté en la sede europea es vital para Yamaha. Porque la regulación de la IMU única y el "corte del grifo" a las ventajas de Ducati (que gente muy importante de HRC llamaba, directamente, trampas) es la oportunidad que tienen en Iwata para no hacerse un nuevo "hara-kiri" en 2019.

Maverick Viñales lo tiene muy claro:

"He aprendido mucho de estos dos años. El principal objetivo es ser constante en cada carrera. El año pasado sufrimos mucho debido al motor. Veremos si tomamos la decisión correcta. Va a ser muy difícil estar en el podio en cada carrera. Esperemos estar al menos a mismo nivel que Honda y Ducati. Seguro que no vamos a cometer los mismos errores dos años. Para mí el test de Sepang es realmente importante. La moto ya es bastante buena. Hay que mejorar un poco la potencia y el agarre. Al final la degradación de las gomas será la clave y es en lo que hay que centrarse."

Todo esto se traduce en una sola cosa: la electrónica. Y el motor adecuado para esa electrónica es lo que debe definir el nuevo plantel de Yamaha, en Europa. Sepang será determinante porque la decisión final estará condicionada por las vueltas que den los pilotos, allí. Todos, parece, reman finalmente en la misma dirección. Y no me refiero a los pilotos, sino a las instituciones del campeonato. Las mismas que necesitan, tanto como la propia Yamaha, que Rossi y Viñales visiten los cajones del podio todos los fines de semana que sea posible.

Fotos de 'El arma secreta de Yamaha para volver a la victoria'

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"