Noticia

'Garage Moto Guzzi'Customizar nunca fue tan fácil


Vota

0 0

Viajamos a la fábrica de Moto Guzzi, en Mandello del Lario (Italia), donde la marca del águila nos desvela su nuevo proyecto 'Garage Moto Guzzi'.

Moto Guzzi nos ha citado en Italia para que conozcamos de primera mano su nuevo proyecto, el ‘Garage Moto Guzzi’. Pocas veces tenemos la ocasión de ver cómo se cuece la idea de una marca desde sus entrañas. Y es que hemos estado, literalmente, en el garaje de la firma del águila de Mandello, que se esconde entre las paredes de su emblemática fábrica de Mandello del Lario, cuya actividad no cesa desde su inauguración en 1921. Si a principios de año pudimos probar la nueva V7 II (haz clic aquí para ver la prueba) -de la que nos fascinó su simplicidad y belleza, así como su equilibro entre producto y precio-, ahora la marca ha decidido convertirla en una moto que evoque a un lifestyle –sí, un estilo de vida, aunque queda mejor decirlo en inglés y con acento italiano- basado en la customización de la V7.

El ‘Garage Moto Guzzi’ gira en torno a dos versiones de la V7, la Stone y la Scrambler. A partir de estas dos, la marca propone cuatro customizaciones que pueden inspirar a los clientes a crear una V7 que case con su personalidad. Se trata de las Dapper, Dark Rider, Scrambler y Legend. Con ellas, Moto Guzzi nos quiere aconsejar, nos da un punto de partida sobre el que podremos "moldear" una V7 única y personal, que sea el reflejo de nuestra identidad. Para lograrlo, la casa de Mandello pone a nuestra disposición hasta 103 accesorios que se pueden montar en todas las versiones, así que ya podéis imaginaros que las opciones de customización son infinitas.

Este nuevo proyecto llega en un momento en el que los conceptos custom, vintage y hipster se han convertido en una de las mezclas más revolucionarias del mercado de las dos ruedas. Os lo puede confirmar mi compañero Iván Bolaño tras su experiencia en la pasada edición del ‘Wheels &Waves’.

Moto Guzzi ya se fijó en esa nueva tendencia y por eso fabricó la V7 II, pero ahora, con el Garage, su objetivo es cautivar los clientes que querían una custom vintage pero que hasta ahora no se lo podían permitir. En cambio, con este proyecto pueden montar las piezas de la Moto Guzzi poco a poco, lo que resulta más asequible para nuestros bolsillos. Por otro lado es interesante analizar el tipo de clientes al que están destinadas todas estas versiones, puesto que no sólo atrae a conductores de 40 años, sino que su mezcla entre lo clásico y la mecánica actual también gusta al público joven.

La casa de Mandello nos ha brindado la ocasión de probar las 4 customizaciones “de serie”: Dapper, Dark Rider, Scrambler y Legend. Y además en un entorno de postal como es el Lago de Como, por el que serpentean carreteras divertidas y que nos dejaron muestras de la manejabilidad de las V7 II. Sí, es cierto que su motor bicilíndrico en V de 48 CV no impone, como también lo es que el chasis y las ruedas de las Scrambler y Stone no son los idóneos para enlazar virajes al límite. Pero pensar eso ES UN ERROR. Y lo es por lo que he comentado al principio, se trata de un estilo de vida, de la manera de entender la moto y la carretera como una cuestión de elegancia, y en este escenario no queda ningún papel para las altas prestaciones, sólo para la seguridad ya que cuentan con ABS. Conozcamos, pues, a las 4 propuestas de Moto Guzzi que hemos probado:

Kit Dapper

Esta V7 II parte de la base de la Stone. Aquí la podéis ver con el kit al completo, del que destacan los guardabarros fabricados en aluminio y pulidos a mano, junto con un depósito de combustible de metal, que harán que sea imposible pasar imposible pasar desapercibido con la Dapper. Se ha dispuesto un semimanillar con el que el conductor adopta una posición más deportiva, que se acentúa con un sillín de una sola plaza y otros detalles como por ejemplo la placa para dorsal. ¿Qué pasaría si cambiáramos algunos materiales de esta versión por algunos de la Dark Rider? De ahí podría salir una “Dark Dapper” muy interesante…

Kit Dark Rider

Al igual que la Dapper, la Dark Rider nace de la Stone, aunque en este caso adopta un carácter más oscuro con sus acabados en negro mate en el depósito, la placa frontal y lateral, así como en los guardabarros. También monta un semimanillar que conjunta ese aspecto “siniestro” con una conducción más agresiva que la de las Scrambler y Legend.

Kit Scrambler

Más Scrambler que nunca. Así es esta versión de la V7, que cuenta con un escape doble con silenciador, guardabarros largos de aluminio pulido artesanalmente y diseñados para favorecer una conducción offroad, como también monta un manillar alargado para dicha función. A esta Scrambler no podía faltarle la placa para colocar el dorsal. El sillín es más largo que el de la Stone, por lo que cabe un pasajero. El espíritu aventurero de este kit Scrambler se ve reforzado con neumáticos de tierra, que nos permite conducir la moto por caminos de tierra.

Kit Legend

Aunque parte de la Scrambler, esta customización rinde homenaje a la antigua Moto Guzzi Alce de 1938, que fue creada para el ejército italiano y que fue apodada de este modo por ser, al igual que los alces, una moto de montaña ágil.  El color verde oliva militar de esta moto es inconfundible, aunque también se puede conseguir en acabados de camuflaje. Monta un escape doble con silenciador. Su aspecto militar no solo se hace evidente por el color, sino por las maletas traseras de cuero marrón.

El 'Garage' en España

En España, Grupo Piaggio se ha encargado de que toda su red de concesionarios oficiales cuente con varios kits para personalizar la V7 II como nos plazca. Cada concesionario dispondrá de una sola unidad de la Scrambler , cuya disponibilidad será limitada y que estará en promoción del 28 de septiembre al 3 de octubre por tan solo 9.999€. A continuación os facilitamos la lista de precios de todos los kits que podremos adquirir en nuestro país:

 
Da tu opinión

Comentarios (2)

  • Takashi
    Takashi 23-09-2015

    Muy buen trabajo chicos!
    Sin embargo, customizar las Guzzis es algo que... Son tan bellas que no las hacía falta modificar nada pienso yo.
    Sin embargo, está de moda customizarlas motos ahora (por fin en España y la gente no te mira raro, en Japón ya lleva unos 30 años siendo moda...)
    Viviendo en el barrio Poblenou de Barcelona, a veces veo unas bobber churisimas por la carretera. Hay gente con muy buen gusto customizando las motos.
    Así que hay que disfrutar!

  • LeMans
    LeMans 23-09-2015

    Muy chulas y buena idea lo de vender accesorios para customizar (aunque no nueva).
    Pero, ¿para cuando un modelo Guzzi 1000 S como el de los años 80?. Se echa de menos algo más de motor.

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"