Greta sin garbo


Vota

0 0

Que quede claro que no soy negacionista del cambio climático y que estoy de acuerdo en que hay que descarbonizar el planeta si queremos seguir conservándolo...

Es más, aunque no existieran el cambio climático y el efecto invernadero habría que seguir descarbonizando el planeta por puro sentido común.
Dicho esto déjenme decir también que me carga mucho toda esta especie de pseudo-religión laica que se está montando alrededor de la cuestión... comenzando por la veneración a su nueva santa; la repelente niña Greta, patrona de las adolescentes redichas y sobreactuadas.
Que digo yo que si esta niña sueca siente "que le han robado la juventud" ¿qué debería pensar un niño soldado ugandés o uno de esos críos que arrancan coltán con sus propias manos en el Congo o los chavales que viven entre la basura de los "slum" de Calcuta?
Claro que esos no hablan de cambio climático y no son rubitos y de ojos azules como Greta, que da mejor en pantalla. 

Lo malo de todo este tema de la lucha contra el cambio climático es que siendo -como digo- una causa muy loable están ejerciendo su defensa y representación mediática los elementos más radicales de la militancia. Y como ocurre casi siempre que los radicales se ponen a defender algo, a partir de ese momento ya no se permite la menor discrepancia; expresar el mínimo matiz al argumentario oficial ya te coloca inmediatamente en el bando de los tipos sin escrúpulos que quieren destruir el planeta. Hemos llegado a un punto, por ejemplo, en que cuando acudo a las radios o a las televisiones para hablar de motos siempre me sientan al lado a algún/a exaltado/a que se dirige a mí con esa antipática superioridad moral de quien tiene la razón absoluta y pretende castigar con su desdén a ese salvaje que defiende los motores de explosión y sin duda también llenar los océanos de plásticos.

Algo, lo de castigarme con el desdén, ya aviso que harto difícil teniendo en cuenta que la hiperventilación de los fanáticos -de la causa que sea- me la trae de natural bastante al pairo.

Y tampoco se crean que ando yo por esos medios de Dios defendiendo que hay que matar a las ballenas porque no dejan espacio a los petroleros...
Simplemente explico que si hay alguna industria que se ha esforzado y trabajado especialmente por hacer productos más sostenibles es la de la moto, que la Euro 5 -la normativa más restrictiva hasta la fecha- está ya a punto y que, por mucho que insistan en la electrificación, los vehículos eléctricos no son todavía una alternativa real... igual que un catamarán a vela tampoco lo es para cruzar el Atlántico, por mucho que Greta de los Mares pretenda colocarnos su aventura pirata de los clicks de progremobil.

Otro de mis anatemas suele ser poner sobre la mesa que las energías renovables también generan residuos tóxicos, cosa de la que -curiosamente- no suele hablarse desde el discurso oficial. Las baterías, los paneles solares... representan, al final de su vida operativa, un gran riesgo para el ecosistema. En China empiezan a tener ya serios problemas con ello. Y por último -y no menos herético para los talibanes del medio ambiente- suelo insistir en recordar cómo se produce, a día de hoy, la energía que carga las baterías de los vehículos eléctricos y que nace de las centrales nucleares. Unas instalaciones que, paradójicamente, no generan “efecto invernadero”... como se ha encargado de recordar la ONU.

Tres cuestiones clave -repito- que no restan valor al argumento de base de que hay que luchar contra el cambio climático y pensar en las energías renovables como el futuro... pero cuyos inconvenientes tampoco hay que ocultar malintencionadamente.

Fotos de 'Greta sin garbo'

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"