¿Has decidido entrar a un circuito con tu moto? Prepárala mínimamente…


Vota

0 0

No es conveniente entrar en circuito sin adecuar tu moto, sobre todo si deseas iniciarte en competición.

Ante todo, antes que el rendimiento puro, deberás privilegiar la seguridad propia y la de los demás. Hacerlo de modo seguro es, sin duda, la mejor forma de disfrutar en circuito…

Antes de entrar en circuito una recomendación. Busca ayuda especializada antes que el “entendido de turno” que quizás sólo sepa lo que ha leído en revistas o aprendido de esos youtubers que cuelgan conocimientos que se reducen a “como mola, colegas, ya lo he colgado en instagram”…

Tu taller especializado, tu concesionario favorito, sobre todo si han estado involucrados en competición, te darán las indicaciones oportunas para no pecar de pardillo…

Frenada

El “mecanismo” más potente o poderoso de tu moto no es el motor… son los frenos. Por ello, si vas a entrar en circuito, éstos van a sufrir unas exigencias mucho más duras que en carretera. Aunque la consolidación de los sistemas ABS hace complicado efectuar “trucajes” al equipamiento de serie, sí puedes cuidar de los elementos básicos.

Por supuesto, no te puedes permitir quedarte sin frenos… Las pastillas se van a calentar mucho al ser sometidas a apuradas continuadas y fuertes.

Montar en tu moto unas más específicamente adecuadas a uso en circuito impedirá que se vengan abajo. Consulta a tu especialista, como decíamos, incluso sobre encontrar la manera de “desconectar” el ABS eliminando ciertos fusibles…, aunque siempre teniendo en cuenta que en las motos de hoy todo está interconectado y no siempre es sencillo hacerlo sin afectar otros sistemas eléctricos…

En todo caso, unos latiguillos metálicos inextensibles mejorarán y estabilizarán el tacto de la maneta y el pedal… Será conveniente cambiar también el líquido de frenos, probablemente no te valdrá el de serie, que busca y encuentra otras especificaciones y usos.

Tarjetas de crédito

Para montar en moto te hacen falta tres. Una, la del banco. Las otras, son las huellas de neumático con apenas este tamaño que aseguran el contacto de la moto con el asfalto.

En primer lugar, piensa que los neumáticos de calle están preparados para este uso: deben entrar de modo rápido en temperatura de uso, tener suficiente dibujo para terrenos en malas condiciones, y aceptar los requerimientos de ser utilizados en condiciones de mucha carga (pasajero, equipaje…), etc.

Los de competición, en cambio, ya sean slicks o con dibujo, como los de la clase “superstock”, están preparados para dar su máximo rendimiento a temperaturas altas.

En este sentido, cabe desmentir que “en mi moto de calle un amigo que corre me ha vendido unos neumáticos de carreras que me permitirán ir más rápido en carretera”…

Eso suele ser mentira: en abierto no es posible llevar a estas gomas a su temperatura óptima, estarán fríos, y el agarre seré irremediablemente más precario…

Cuando salgas a pista, ten esto en cuenta, caliéntalos bien y dispón, en lo posible, de fundas calentadoras… Por cierto, los neumáticos no se ponen en temperatura “haciendo eses a poca velocidad”, esto sólo “quita” la cera superficial de los neumáticos nuevos, sino en las aceleraciones progresivas que fuerzan los rozamientos internos de las carcasas…

Suspensiones

Ten en cuenta que los neumáticos forman parte del la suspensión: sus carcasas son también “muelles” que deben acordarse con la regulación de la horquilla y el amortiguador.

En este sentido, en todo caso, el mejor conjunto de suspensión y neumáticos favorece la estabilidad en curva y frenada…

En una moto de serie las suspensiones deben cubrir amplias posibilidades: con pasajero, en tiempo frío, sobre diferentes tipos de asfalto no siempre en suficientes condiciones de estado o calidad del asfalto, así que buscan un compromiso.

Además, los reglajes (precarga, alturas…) de las suspensiones afectan las geometrías básicas de la moto, y en los equilibrios y balances dinámicos en aceleración y frenada, y entrada en curva.

Por supuesto, debe conseguirse unas suspensiones equilibradas, que trabajen de acuerdo con tu estilo de conducción y condiciones físicas, y por supuesto con el trazado del circuito y sus características técnicas.

Sería prolijo citar aquí un completo manual de cómo poner a punto este conjunto, en todo caso, huye del “hay que ponerlo todo muy duro” de algunos youtubers indocumentados: recurre mejor a un especialista como Andreani o Race-Tech…, y a los consejos de tu especialista.

Desarrollos

La relación entre las rpm del motor y la velocidad de la moto se realiza mediante las diferentes relaciones de cambio… y el “desarrollo” final, el que establecen mediante la cadena (por supuesto, ¡ésta debe salir a pista con la tensión y cuidado adecuado!) el piñón de salida de cambio y la corona trasera.

Una moto de calle busca obtener una velocidad máxima “abierta”, en recta pura.

En circuito, por el contrario, la velocidad de la moto debe adecuarse a la longitud de la recta: de nada sirve un desarrollo más largo si la moto no acelera lo bastante como para llegar a alcanzarla a su tope de vueltas.

Así, normalmente debe instalarse una relación más corta, con una corona más grande, de modo que la moto “llegue a la zona roja justo en el momento de cortar a final de recta” para que esté siempre acelerando y aprovechando al máximo la potencia del motor. También, claro, debe elegirse la corona trasera de modo que se evita el quedarse corto de desarrollo para no hacer entrar al motor en sobre-régimen. Esto deberá hacerse para cada circuito…

Aerodinámica y peso… y ¡precio!

Las motos en circuito mejoran su rendimiento puro si eliminas peso: además, en caso de caída eliminar elementos innecesarios evita que se destruyan. Es este sentido, pues, es aconsejable antes de entrar en circuito, quitar faro, pilotos, estriberas para el pasajero, espejos… Un silencioso más ligero, siempre que no perjudique la “carburación” y el rendimiento motriz, significa unos buenos kilos menos…

Lo mejor es desmontar todo, incluso la carrocería y-o carenado de serie, y guardarlo en una caja, para montar uno de fibra específicos para circuito que, además de baratos y reparables, son más ligeros.

Así, la moto inevitablemente corre más… y se mejora la posición de conducción y la aerodinámica al incorporar una cúpula más escueta.

Complementos

Además, puedes montar en la moto protectores laterales “pelacrash” fijos al chasis que protegerán al propio bastidor y a la mecánica de daños sufridos en caídas.

Busca unos caballetes específicos para carreras para levantar la moto y realizar todas las intervenciones mecánicas con comodidad.

Ya hemos citado la oportunidad de usar calentadores para los neumáticos, que permitirán aprovechar al máximo el tiempo, siempre escaso, en pista y no perderlo en vueltas de “calentamiento” innecesarias.

Te irá bien un transponder que te informe de tus tiempos, una pizarra para que tus “mecas” te indiquen “vas el último, estamos en el bar”… y una buena silla para descansar en el box…

¿Y el piloto?

En este sentido, aprovechemos aquí las posibilidades que nos da un simple click en esta web: en esta misma sección encontrarás cómo mejorar al máximo tanto tu seguridad en marcha como tu eficiencia como piloto…

Así que… volviendo a lo de los clicks, te remitimos de nuevo a Motofan para animarte con la relectura del tema “Echa a correr”. 

Fotos de '¿Has decidido entrar a un circuito con tu moto? Prepárala mínimamente…'

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"