Las 5 claves del GP de España de MotoGP


Vota

0 0

Cuarta cita del año, la primera en Europa y todas las clasificaciones provisionales en un puño.

1.- Españoles por los suelos en Moto3

Un día más de locura en la categoría pequeña y los nuestros como principales damnificados, salvando a Canet que (excepción a la regla) sale de Jerez líder provisional de la clasificación general. Masiá llora por la leche derramada del liderato perdido y habla con Dirección de Carrera porque le han golpeado de nuevo. Marcos Ramírez se juega el pellejo y cae en la trampa del freno prematuro de Antonelli, mientras Raúl Fernández se lleva puesto a Sergio García en lo que Crivi ha bautizado, a su manera, como "la frenada Dani Pedrosa de la curva Dry Sack".
Jaume se queda al borde de la lesión y Raúl escayolado con una fractura no desplazada en la base del tercer metatarsiano del pie izquierdo. Dicen que a aprender se va a la escuela, pero es que Moto3 no es un colegio, sino la guerra.

2.- Susto en Moto2

Otro campo de batalla esta categoría intermedia que en Jerez nos dio un susto con bandera roja incluida. A Moto2 hay que llegar "aprendido" y formas de pilotar como la de Gardner, provocando un accidente en el que él mismo se jugó la vida, deben sancionarse. No puedes salir de la parrilla como si detrás de la siguiente curva estuviese la meta, sin tener en cuenta que sois treinta locos los que vais juntos y a saco en el inicio de la carrera.
Álex Márquez vio arruinado su fin de semana y tuvo que salir del pit lane mientras su hermano mayor le decía de lejos y con gestos: "usa la cabeza". Después, Balda hizo lo que tenía que hacer y dos españoles le acompañaron en el podio. Me quedo con una frase que me dijo Jorge Navarro: "cómo se nota cuando estás en un equipo que quiere ganar".

3.- La determinación de Márquez y Rins

Marc Márquez quería ganar en Jerez y quería ganar así; precisamente por haber perdido como lo hizo, en Austin. Estaba exultante. Sabe que el  tiempo pasa y que los nuevos pilotos llegan. Salir con Franco y Fabio a su lado en la primera fila de parrilla fue sin duda una motivación especial; diferente a la que siente cuando los que le acompañan delante del semáforo son Lorenzo y Rossi, pongo por caso. En el podio era el más veterano de los tres: "un viejo de 26 años", bromeaba Valentino por la tarde hablando con la prensa inglesa.
Álex Rins está listo para el combate. Lo dice la prensa, lo avisó Marc en pretemporada y él recoge el guante con una sonrisa: "todos me hacen candidato para el título, lo que significa que trabajamos bien". La moto está a punto desde el año pasado. Suzuki va en serio. Solamente queda una incógnita: cómo tiene previsto Márquez plantar cara a este rival (más allá de ser más rápido) con el que es tan difícil pelearse fuera de pista. Está claro que tendrán que hacerlo algún día, dentro de ella.

4.- El efecto de la presión en Viñales y Lorenzo

Maverick Viñales se sobrepuso a la adversidad y a las malas sensaciones de viernes y sábado. Pudo concentrarse, salir bien y conseguir un podio. Por contra, la decepción de Jorge Lorenzo es indiscutible; y el piloto no se esconde. Sabe (y lo dice) que debe trabajar más y mejorar, porque está en el equipo que está y tiene delante de sí la penúltima oportunidad de su carrera deportiva. Ambos llegaban con presión a la carrera de casa; y ambos reaccionaron de forma diferente.

5.- La encrucujada de Yamaha

El podio de Mack tapa la realidad de la fábrica de los diapasones. Los zagales del Petronas han estado más regulares que los pilotos de fábrica. Valentino tiene "bula papal" en Iwata y se quedará hasta cuando quiera y le dejarán elegir su sustituto para su M1 cuando se retire. Pero Viñales no goza del mismo rango en Yamaha. Este domingo, al finalizar la carrera, ha dicho algo en el corrillo de prensa española que ha pasado desapercibido: "yo soy más de parar la moto y acelerar después". Traducción: está llamando a las puertas de Borgo Panigale; está diciendo que le iría genial encima de una Ducati. El jueves tenía un pie fuera de su M1. El lunes de test parece que ya lo vuelve a tener dentro.
Yamaha debe hacerlo bien en Le Mans. Pero ahora sabe que, aunque solamente sean dos los que deban estar delante, tiene cuatro pilotos que pueden hacerlo. Y uno de ellos es francés.

Fotos de 'Las 5 claves del GP de España de MotoGP'

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"