Los mejores miradores de España


Vota

0 0

Conquistar la cima de una montaña y llegar a los miradores más aislados del país es una de las sensaciones más gratificantes que un motero pueda vivir.

Desde lo alto de un mirador nos sentimos muy pequeños y parece que la naturaleza nos engulle, al mismo tiempo nos sentimos como conquistadores que dominan el lugar y tenemos una visión a 360º de todo el panorama alrededor.

En España existen lugares que dejan una huella en nosotros; son paraderos desconocidos en algunos casos, y muy famosos en otros y representan auténticas joyas para el turismo local. Son metas muy atractivas para todo turista que quiera experimentar esa sensación de soledad única al tener delante paisajes tan majestuosos como sólo en España tenemos.

Os vamos a hablar de algunos de ellos, espectaculares tanto por el paisaje que se puede admirar desde la cima como por la carretera que nos lleva hasta ahí.

1. Mirador de la Antigua (Meandro Melero)

En la localidad extremeña de Riomalo de Abajo el río Alagón ha dibujado con el pasar del tiempo un trazado sinuoso dejándonos un pequeño islote lleno de pinos y unido a la tierra por un fino hilo de arena que se puede apreciar desde este mirador, la forma serpenteante que asume el curso del río podría parecer una serie de curvas encadenadas. Las Hurdes es uno de los lugares más bonitos de Extremadura y de España para visitar en moto así que os recomendamos daros un paseo en moto (os dejamos una sugerencia aquí).


Más detalles acerca del mirador de la Antigua

2. Mirador de Orellán (Las Medulas)

El mirador de Orellán es el punto más privilegiado para observar ese increíble espectáculo que son Las Medulas, una antigua explotación minera de oro romana situada en la provincia de León.

Paisajes de arenas rojizas son las características principales de este maravilloso enclave y desde lo alto del mirador tenéis la oportunidad de apreciar todavía el curso de los canales y las galerías excavadas en la pendiente de la montaña.

Las Médulas eran tierras de aluvión con polvo de oro y gracias a la conformación geográfica, caracterizada por la presencia de abundante agua y fuertes pendientes, los ingenieros de la época pudieron crear un sistema denominado Ruina Montium basado sobre el aprovechamiento de la fuerza del agua que derrumbaba amplias extensiones de montaña y arrastraba las tierras auríferas hasta los lavaderos.

Más detalles acerca del mirador de Orellán.

3. Ventano del diablo (Cuenca)

Una parada obligatoria si vamos a visitar Cuenca es el mirador del Ventano del Diablo, una cueva natural desde la que se puede admirar las hoces del río Júcar y al fondo el pueblo del Salto de Villalba.

Es muy fácil llegar a ello, ya que está situado al lado de la carretera en la localidad de Villalba de la Sierra, a unos 30 kilómetros de la ciudad de Cuenca.

Su nombre nace a raíz de una leyenda que cuenta que el diablo organizase aquí sesiones de brujería y arrojase al río todos los que se atrevían a asomarse por el balcón del mirador.

Más detalles acerca del mirador del Ventano del Diablo.

4. Mirador de Santa Catalina (Desfiladero La Hermida)

Los Picos de Europa. La Meca de todo motoviajero.

El desfiladero de la Hermida está situado en el sector occidental de Cantabria y es la puerta de entrada a la comarca de Liébana. Es el desfiladero más largo de España con sus 21 kilómetros, el lugar más sorprendente y agradecido para todos los moteros que quieran disfrutar de las características gargantas encadenadas que rodean la carretera.

Para llegar al mirador de Santa Catalina hay que tomar un pequeño desvío entre los pueblos de Cicera y Piñeres, rebasar un pequeño bosque y llegar a este balcón divino.

Desde aquí podéis admirar el pueblo de Tresviso acomodado mágicamente entre las peñas, la carretera hacia Potes y los vehículos que por ella transitan que parecerán juguetes vistos por un gigante.

Más detalles acerca del mirador de Santa catalina.

5. Mirador de San Frutos (Hoces del Duratón)

No existen muchos lugares en España como las Hoces del Duratón donde es posible ver sobrevolar enteras colonias de Buitres Leonados a tan pocos metros de distancia.

Las Hoces del Duratón se encuentran a unos pocos kilómetros del municipio de Sepúlveda, la carretera para llegar a ellas es impresionante y os recomendamos probarla (aquí tenéis una descripción detallada de la carretera).

Desde el pequeño pueblo de Villaseca sale un camino de tierra que os llevará hasta el aparcamiento donde tenéis que dejar la moto para andar un poquito (no son más de 15 minutos, un agradable paseo con vistas impresionantes). Según os acercáis al mirador de San Frutos, desde donde tenéis las mejores vistas panorámicas del meandro que el río Duratón forma en este enclave, la imagen de la ermita adquiere un gran protagonismo.

Tras descender por una suave senda llegaréis a la ermita, la cual se sitúa en un imponente emplazamiento en el meandro del río. En realidad se trata del antiguo Priorato de San Frutos, un antiguo conjunto monástico que fue construido en el año 1100 tras la cesión del rey Alfonso al monasterio de Santo Domingo de Silos.Se dice que el segoviano San Frutos, actual patrón de Segovia, vivió a mediados del siglo VI en una ermita que ya había en ese lugar.

Más detalles acerca del mirador de San Frutos.

Fotos de 'Los mejores miradores de España'

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"