Lugares y puntos de interés presentes en películas moteras


Vota

0 0

El cine y la moto: una pareja de éxito desde los años 50 hasta hoy.

La figura del motero en el cine ha sido el espejo de los diferentes clichés que se le han asignado a lo largo de la historia: rebeldes, malotes, románticos, hippies… muchos y muy diferentes estereotipos ligados por un único común denominador que ha aguantado el pasar de las décadas: el motero símbolo de independencia y libertad.

De una forma o de la otra la motocicleta siempre ha sido más glamourosa que el coche, sin lugar a duda por la cantidad de significados que se le asocia: no sólo un medio de transporte sino una autentica filosofía de vida, una forma diferente de verla y vivirla.

Gracias al cine hemos podido viajar sobre dos ruedas por la Ruta 66, por tierras australianas, en tiempo de guerra por las campiñas nazis alemanas, por ciudades futuristas y laberintos y muchos más lugares.

En este artículo vamos a explorar algunas de las localizaciones más famosas del cine a través de un recorrido histórico cinematográfico.

En el año 1947 la pequeña ciudad de Hollister en California (ver punto de interés) celebraba su rally anual, el Gipsy Tour Motorcycle Rally, pero vivió un 4 de julio bastante ajetreado debido a que varias bandas de “apenas” 4.000 moteros entraron en ciudad y la pusieron patas arriba causando estragos, irrumpiendo en bares y tiendas, destrozando propiedades y aterrorizando a los habitantes.

Este episodio llamó la atención del productor de cine Stanley Kramer que dio a luz la película “El Salvaje” protagonizada por Marlon Brando.

La imagen del actor entrando en la ciudad a bordo de su Triumph Thunderbird con sus RayBan y gorro es inolvidable.

¿Os recordáis de un fugitivo estadounidense impenitente obsesionado con la fuga? Un joven Steve McQueen, conocido no solo por ser un famoso actor sino también por ser un gran apasionado de motos, interpreta a un capitán de la fuerza aérea estadounidense, Virgil Hilts, que traía de cabeza al coronel Von Luger y los guardias con sus continuos y estrafalarios intentos en la película “La gran evasión” de 1962.

Mucho recordaréis la escena endurera más famosa del cine, acompañada de la música del gran Elmer Bernstein, en la que Steve McQueen, a bordo de una Triumph TR6 Trophy y vestido de soldado alemán, es perseguido por los soldados nazis que quieren evitar que llegue a la frontera con Suiza.

¿Sabéis dónde se rodó aquella escena?

Un indicio: No es Suiza. La respuesta aquí.

Después vino la época de los motoclubes violentos de los años sesenta en Estados Unidos, muchos entrevistaron al grupo motero por excelencia, los Hell’s Angels (famoso el libro de Hunter S. Thompson titulado: “Hell's Angels: The Strange and Terrible Saga of the Outlaw Motorcycle Gangs”) que se convirtió en icono de droga y violencia, anti-sistema reacios a todo lo que la sociedad era entonces.

En una de las primeras películas de la época, “Ángeles del infierno sobre ruedas”, año 1967, Jack Nicholson interpreta a un empleado de una gasolinera aburrido de la vida y en busca de emociones. Las encontrará uniéndose a una banda motera cuyos principios guías son representados por las ganas de fiesta, las motos y una vida disoluta. Guion sencillito. Algunos de los actores participantes en la película eran miembros del club de los Ángeles del Infierno, ¿Os suena Ralph “Sonny” Barger? Es el mismísimo fundador de los Hell’s Angel convertido en consultor para la película.

Muchas de las escenas se rodaron en Bakersfield (ver punto de interés). Desde la llegada de la banda a la ciudad por la 19th street, el party filmado en el Hart Memorial Park o la banda desencadenando el infierno en la ciudad antigua en el Pioneer Village.

Con los años’70 empezó la época dorada de los road-movies donde los moteros se han convertido en símbolo de libertad e independencia.

La película Easy Rider” de 1969 fue dirigida por Dennis Hopper, con el propio realizador, Peter Fonda y Jack Nicholson, como protagonistas.

Icono por excelencia del cine motero también por la archiconocida canción de Steppenwolf “Born to be wild”, la película está llena de alusiones y símbolos y llegó a convertirse en un modelo de la contracultura de los ‘60 y paradigma del movimiento hippie.

Los dos protagonistas viajan por Estados Unidos, de costa a costa, viviendo aventuras, descubriendo ciudades y comunas hippies con el objetivo de asistir al Carnaval de Nueva Orleans.

Como muchos ya sabéis las motos son dos Harley Davidson modelo Chopper (que significa desmembrar en español y que es justo lo que hacían los moteros de la época con estos vehículos), totalmente cromada con matrícula de California. Las dos motos fueron fabricadas por el mismo Peter Fonda (así cuenta la leyenda) que quiso hacer dos copias completamente idénticas de las que una acabó en llamas en la escena final de la película. Peter tuneó el depósito y la parte trasera decorada con la bandera de Estados Unidos, de ahí su nombre: “Capitán América”.

¿Os recordáis la escena inicial donde Billy y Wyatt se encuentran con Jesús para comprar una buena dosis de coca? Ellos no eran los consumidores finales, más adelante descubrimos que las dos cajas negras eran para un hombre muy adinerado que encuentran en el aeropuerto de Los Ángeles para venderle las dos cajas a un precio muy superior, así vamos conociendo a los dos protagonistas. El bar La Contenta(ver punto de interés), el lugar donde los dos moteros se fueron de compras, se encontraba en un pequeño pueblo de New Mexico, El Prado, y ahora se llama “The Red Arrow Emporium”.

En otra escena emblemática de la película después de haber recaudado el dinero necesario para comprar las dos motos y dirigirse al carnaval de Nueva Orleans tira su reloj al suelo, un gesto que simboliza el despojarse de cosas superfluas ya que, a partir de entonces, lo único que contará será el viaje. Y arranca la música de Steppenwolf.

La escena se rodó en Ballarat, en el Valle de la Muerte, ahora es una ciudad fantasma pero al principio del ‘900 era un lugar construido para dar cubijo a los mineros de la zona que contaba con más de 500 habitantes y con 7 saloons, 3 hoteles, una escuela, un cementerio y una cárcel. Ver punto de interés.

Otro grupo musical, The Who, es protagonista de una obra rock del ’73, “Quadrophenia” a la que se ha inspirado la homónima película de 1979.

Corre el año 1964 y en Londres los Mods, jóvenes a lomo de Vespa y Lambretta que escuchan música Mod, se enfrentan a los rockers que escuchan rock and roll, visten de cuero y llevan grandes motocicletas. Otra película icónica que habla de una generación rebelde apasionada de música y anfetaminas. Como muchos sabéis la música está presente no sólo en la banda sonora sino también en los actores protagonistas: Sting aparece en la película con el nombre de “As de Oros”, líder de una banda mods e icono mods por excelencia que se descubrirá, con gran decepción del protagonista Jimmy, ser sólo el botones de un hotel.

¿De qué hotel estamos hablando? El hotel de cinco estrellas De Vere Grand se encuentra en Brighton, costa sur de Inglaterra (donde está rodada la mayor parte de la película) en King’s Road y domina el paseo marítimo de la ciudad. El hotel sigue existiendo y ahora se llama The Grand.

A partir de esa decepción Jimmy decide robar la Vespa de As de Oros para desenmascarar el engaño y tirarla al vacío en la escena final de la película.

El lugar elegido para esa escena fue Beachy Head, un promontorio situado en la costa sur de Inglaterra junto a la ciudad de Eastbourne. Está tristemente conocido por los lugareños por el número de suicidios que han ocurrido a lo largo de los años y por eso también fue elegido para rodar la última escena en la que nos queda la duda de si Jimmy se suicida o sobrevive y sólo lanza la Vespa al vacío. (Ver punto de interés)

ersonalmente creo que la Kawasaki KZ 1000, también conocida como “Kwaka”, de Goose, el amigo policía de Max en la película “Mad Max” de 1980, es la más bonita de la historia del cine. Los carenados de la moto fueron suministrados por una empresa de Melbourne, La Parisienne, que poco más tardé quebró.

La película se rodó enteramente cerca de Melbourne, en la ciudad de Victoria.

Los rectilíneos australianos deben de ser ideales para tomarse la libertad de dar gas, eso era lo que pensaba Goose al lanzarse a la carretera con su Kwaka en una escena de la película rodada en Point Wilson Road (ver punto de interés), escena en la que vemos a tres bunkers, antiguos depósitos de municiones que siguen en pie, protagonistas también de la escena inicial donde vemos a Roop sentado encima a uno de ellos y en otra escena de la persecución inicial.

En los años siguientes los moteros se han visto implicados en papeles más suaves convirtiéndose en románticos como Tom Cruise en “Ídolos del aire” o Richard Gere en “Oficial y caballero” y con la aparición del cine de acción moderno la motocicleta se ha convertido en ícono de velocidad como la Ducati 996 que conduce Trinity en “Matrix Reloaded” o la Triumph Speed Triple conducida por Tom Cruise en “Misión Imposible II” para citar algunos.

Hay muchos más ejemplos de papeles que se han dado a las motos y a los moteros a lo largo de la historia del cine pero me gusta subrayar ese denominador común de ícono de libertad, rebelión e independencia que ha perdurado a lo largo de todo el siglo pasado y el actual. Los moteros éramos, somos y siempre seremos aventureros, libres de tomar la senda que elegimos, en la vida y en la carretera.

Fotos de 'Lugares y puntos de interés presentes en películas moteras'

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"