Marc Márquez, de nuevo ante su dilema, en Brno


Vota

0 0

El líder de MotoGP celebra su "carrera centenaria" el próximo domingo con todo a favor para conseguir una nueva victoria. ¿Todo?

Marc Márquez tiene que lidiar siempre con lo que le dicen por cada esquina del paddock: que tiene el título de 2018 en el bolsillo. Y sin dejar de exhibir su sonrrisa responde que aún quedan 10 carreras, que solamente han pasado nueve. Este domingo, cumple cien en la categoría reina, en teoría, con todo a favor para ganar de nuevo. Pero ojo, no es así; y él lo sabe. Hay rivales muy peligrosos, Lorenzo, Viñales y especialmente en este circuito, Rossi. Y tres carreras (ahora dos seguidas) en agosto. Un escenario peligroso para arriesgar más de la cuenta.

Este jueves, a casi cien años de la carrera del domingo, Márquez dice que se conforma con un podio. Que la efeméride de la centuria no le va a presionar para salir a ganar a cualquier precio. Y tiene razón: no va a ser la estadística, pero sí puede ser, su cabeza. Solamente hay que ver cómo lleva el año, con primeros o segundos y los dos ceros de Argentina e Italia. Marc reconoce que se convierte en un demonio en cuanto se calza el casco; y aunque eso es precisamente su mayor activo en competición es, a la vez, lo que le lleve a asumir riesgos que a veces paga muy caros.

El dilema al que se enfrenta Marc cada domingo es siempre el mismo, o sea, él mismo; pero en esta ocasión hay un detalle que puede condicionar el escenario final: la ventaja de casi dos carreras frente a Rossi; y más aún con el resto. Hoy, ante la prensa, en la tele, Márquez es comedido pero sonríe cuando habla de ese demonio que ni su madre reconoce (sus propias palabras) cuando pilota. O sea: avisa. Si lo ve claro lo intentará. Y hay algo en eso de mirar a través de esa visera del casco que le cambia la percepción de las cosas; porque él siempre lo intenta. Y casi siempre lo consigue. 

Hoy Marc dice que en 2015 aprendió a escuchar consejos pero a la vez a pasar de los comentarios de la gente. Hoy, insisto, hemos visto a un Marc Márquez reflexivo que insiste "quedan diez carreras, quedan diez carreras...". Pero el domingo será un caluroso (o lluvioso, ojo) día de carreras donde veremos a un Marc Márquez que volverá a querer ganar el título de la mejor manera que sabe hacerlo: sin pensar para nada en el campeonato. Y ganar una carrera más de la única forma que realmente le hace feliz: machacando a sus rivales.

Fotos de 'Marc Márquez, de nuevo ante su dilema, en Brno'

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"