Marc no pide perdón y seguirá sin pedir permiso


Vota

0 0

El "trance de carrera" de Alcañiz ha llegado a Buriram con las mismas opiniones, enfrentadas, de sus protagonistas.

Hay una cosa que acepto, en la aparente necesidad de equidistancia que tenemos los que opinamos de "la cosa" y es el respeto debido a la opinión, encontrada, de ambos campeones. Lo que no se puede decir es que los dos tengan razón. Y ahí hay que dejar el caso en manos de los árbitros que para eso están (y bien que lo cobran) en cada deporte de competición.

La acción de Marc Márquez en la salida no obtuvo sanción alguna ni durante ni después de la carrera del GP de Aragón. Y, ojo, tampoco fue registrada reclamación oficial alguna por parte de Jorge Lorenzo; lo que deja todo el debate posterior en el limbo de las redes sociales y las declaraciones a la prensa. Mientras Marc defiende que las carreras son así ("cada uno tiene su visión de lo que pasó, yo creo que no hice nada mal, nada del otro mundo que no pase en las carreras") Jorge no se corta y en la tele ha vuelto a sentenciar la acción ("pienso igual, se podía haber evitado y fue una maniobra irresponsable e imprudente") y por el camino, las instituciones de MotoGP están al margen del debate.

Por poco tiempo. Este próximo viernes el tema será presumiblemente tratado por los pilotos en la Comisión de Seguridad, a la que Lorenzo no suele asistir. El que siempre está al tanto es Ezpeleta. Y la FIM, escuchando. El "trance" de Motorland ha puesto sobre la mesa una cuestión importante: el uso de los límites de la pista. Ahí está la clave. El asfalto verde, donde está prohibido pisar, es un avance en la seguridad de los circuitos. Antes había césped, después el "astroturf" o hierba de plástico, peor aún: caída asegurada. Pero los pilotos lo aprovechan como un recurso más en las situaciones límite de carrera. Y tal vez sea necesario (opinan algunos de Dorna, IRTA o FIM) endurecer las sanciones por pisarlo.

Marc Márquez es un revolucionario de MotoGP, un fuera de serie que exprime todas las posibilidades que tiene a su alcance. Y el asfalto verde, con un grip aceptable en seco, es un recurso más. Ya demostró su creatividad competidora en "el salto de la rana" de las carreras "Flag to Flag" y ya pretendieron legislar "antiMarc" con lo del punto muerto. Marc dio una vuelta más de tuerca: mecánico con embrague apretado y él metiendo la marcha al aterrizar.

Era todo un espectáculo, hoy en día extinguido: se cambió el procedimiento para defenestrar definitivamente el "salto de la rana marquiano" y ahora, con un criterio similar, se estudia equiparar las consecuencias de pisar en el asfalto verde a las que tenía cuando era hierba o grava: arruinar la carrera del piloto. Y eso, sin una caída de por medio, puede hacerse con un castigo severo como un paso por el pit lane. Es una idea que circula entre los legisladores de MotoGP para el futuro. Y el debate está en el aire. Porque mientras la norma siga así; Marc (como es lógico) no pedirá perdón por ganar las carreras dando el máximo espectáculo; ni pedirá permiso para usar todos los recursos que estén en su mano para conseguir la victoria.

Fotos de 'Marc no pide perdón y seguirá sin pedir permiso'

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"