Noticia

Mika Kallio, el enigma finlandésKallio encara su segundo años en Moto2 con el cambio de Suter a Kalex…

Publicado el 01/03/2012


Vota

0 0

Viendo su rendimiento en las dos últimas temporadas, cuesta recordar que Mika Kallio fue dos veces subcampeón del mundo de 125, el primer piloto en subir a un podio con una KTM, ganador de doce GGPP, siete en 125 y cinco en 250 y que durante tres GGPP en 2009 ocupó el sitio en Ducati fábrica del lesionado Casey Stoner.

2010 fue un año muy complicado para el finlandés, incluyendo una serie de problemas familiares que le tocaron moralmente y le convirtieron en una sombra de lo que fue. El año pasado bajó a Moto2, y no cumplió con las expectativas que su equipo tenía puestas en él hasta el final del curso, algo que le valió la renovación después de que su continuidad se hubiese puesto más que en duda. Terminó decimosexto de la general, y logró sus dos mejores resultados en los dos últimos GGPP, un sexto en Sepang y un segundo en el Ricardo Tormo.

El plan y el primer objetivo es regresar al podio, volver a ese grupo que pelea por las victorias”, comenta como perspectiva de un curso en el que su equipo, Marc VDS, ha pasado de Suter a Kalex. “Las sensaciones con esta moto son muy positivas en todos los aspectos. Para mí sobre todo es que los neumáticos, el chasis, me transmiten más. Es una moto muy equilibrada en todas las áreas. También me da la impresión de que es una moto muy fácil de poner a punto”.

Kallio sigue manteniendo ese aspecto gélido nórdico que siempre le ha caracterizado, un piloto que cambiaba poco su rictus de la victoria a la derrota. “Lo que pasó tanto el año pasado como en 2010 es que simplemente perdí la confianza, primero con la Ducati. En 2009 había ido bien, pero al año siguiente las cosas fueron moviéndose justo en el sentido contrario de lo que a mí me gusta. Y paso a paso fui perdiendo completamente esa confianza para pilotar una moto. Ésa creo que es una de las razones por las que el año pasado, sobre todo al principio de la temporada, no fue nada fácil para nosotros. Luego empezamos a comprobar que los resultados mejoraban poco a poco, y eso mejoró mis sensaciones y me permitió correr más riesgos; eso también hizo que creciese mi motivación. Me metí en el top diez, acercándome a los de cabeza. Pequeños detalles se juntan y eres capaz de volver a estar arriba; las cosas funcionan así. Espero partir este año desde el punto en el que terminé el pasado”.

Su rendimiento en las dos últimas temporadas le han sacado del foco del campeonato, y su nombre ha dejado de contar entre los favoritos o, simplemente, entre esos pilotos que tienen algo que decir. “No pienso en lo que desde fuera se opina de mí. Yo mismo me presiono, y esa presión sigue ahí, no la he perdido. Me da igual si nadie considera que pueda estar delante, lo importante es cómo te sientes tú mismo. Debes aprender a manejar la presión que tú mismo te pones. Por supuesto, hace doce meses, el plan era estar arriba, más viniendo de MotoGP, y obviamente yo confiaba en que eso iba a ser así. Si me hubieses preguntado hace un año qué iba a ser capaz de hacer, te habría contestado lo mismo que ahora, pero en estos momentos me siento totalmente diferente que entonces; tengo mucha más confianza. Espero regresar a esa época en la que estaba en KTM”. Un último comentario, el del recuerdo de su paso por la casa austríaca, que hace que se le escape una poco frecuente sonrisa.


Fotos de 'Mika Kallio, el enigma finlandés '

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"