Multas de tráfico en el extranjero


Vota

0 0

¿Llegan a casa? ¿Cuándo y cómo hay que pagarlas? ¿Cómo recurrirlas? Respondemos todas estas cuestiones sobre las infracciones de tráfico en el extranjero.

Son muchos los motoristas que en sus vacaciones deciden organizar un viaje en moto a algún país extranjero, quizás siguiendo algunas de las mejores rutas internacionales de las que os hemos hablado en alguna ocasión.
Pero, como sabemos, las normas de circulación no son iguales en todos los países y de ahí que sea importante extremar las precauciones y adecuar siempre la conducción a la normativa vigente en general y al país en particular (hay aplicaciones que permiten consultar las normas en cada país). Si bajamos la guardia y conducimos sin darnos cuenta que aspectos como los límites de velocidad máxima pueden variar de un país a otro en función del tipo de vía, no sólo pondremos en peligro nuestra seguridad sino que aumentará el riesgo de que recibamos alguna sanción.

La pregunta que se hace mucha gente llegado este punto es “¿me llegará a casa o es verdad ese mito de que nunca recibimos las multas de tráfico en el extranjero?”.

Desde la entrada en vigor en 2015 de la directiva de la UE (2011/82/UE) por la que se facilita el intercambio transfronterizo de información sobre infracciones de tráfico en materia de seguridad vial, las DGTs de los países de la Unión Europea comparten sus bases de datos para multar a aquellos conductores extranjeros que cometan alguna infracción de tráfico.

Sin embargo, no son todas las infracciones, sino sólo aquellas contempladas en dicha disposición, que son un total de ocho (las que tienen una especial incidencia en la seguridad vial pues son causantes de la mayoría de accidentes): exceso de velocidad; no utilizar el cinturón de seguridad o sistemas de retención para los menores; saltarse un semáforo en rojo o en el lugar prescrito por la señal de stop; conducir bajo los efectos de las drogas; conducir con una tasa de alcohol superior a la reglamentariamente establecida; no usar el casco si se va en moto; circular por carriles prohibidos (carriles de emergencia, reservados para transporte público, cerrados por obras…); y usar móviles u otros dispositivos similares mientras se conduce.

Según el Comisariado Europeo del Automóvil, CEA, las infracciones que más comenten los conductores españoles en el extranjero son las relacionadas con el exceso de velocidad.

Si cuando llega la multa a casa asumimos la infracción y decidimos abonar el importe, lo habitual es que en la propia documentación esté explicado el procedimiento y permitan hacerlo mediante tarjeta de crédito o transferencia bancaria. Debemos tener en cuenta que este tipo de multas recibidas en países extranjeros tan sólo implican una sanción económica y no la pérdida de puntos.

En el caso de querer recurrirla, el camino es más farragoso debido a la complejidad de la legislación de cada país, de ahí que lo más recomendable sea acudir a alguna de las empresas españolas especializadas en este tipo de trámites administrativos.

También es importante destacar que en algunos países, las multas de tráfico pueden tener repercusiones penales en lugar de administrativas, como conducir bajo los efectos del alcohol o de las drogas, y las consecuencias pueden ir más allá que una mera multa.

Fotos de 'Multas de tráfico en el extranjero'

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"