Old Wine, la Harley-Davidson de Hard Rock Hotels


Vota

0 0

En la creación de este caferacer con motor Shovelhead han participado Revival of the Machine, Bolt Motor Co y Alberto Caimi

La Old Wine es fruto de la colaboración entre Harley Davidson y la cadena hotelera Hard Rock Hotels, una moto creada en el taller de Bolt Motor Company partiendo de un diseño del equipo de Revival of the Machine, que ha contado para la ocasión con la colaboración de Alberto Caimi. El resultado es un elegante Café Racer con un motor Shovelhead mejorado y una parte ciclo a la altura del proyecto: un auténtico gran reserva.

Una moto de exposición

La Harley Davidson Old Wine ha sido cosntruida para ser expuesta en distintos establecimientos de la cadena Hard Rock Hotels, empezando su periplo en Tenerife y acabando el próximo otoño de 2019 en Madrid, con la inauguración del nuevo Hard Rock Hotel de la capital. Con esta moto, la empresa hotelera y Harley Davidson reafirman su compromiso y devoción por el Rock & Roll, una música que ha sido la banda sonora de ambos iconos culturales durante las últimas décadas.

Sus creadores

Como os avanzábamos, la creación de este caferacer ha sido un proyecto coral que parte de un diseño del equipo de Revival of the Machine. Un grupo de amantes de las mecánicas antiguas y de las transformaciones que editan dos auténticas publicaciones de culto: Revival of the Machine y Revival Four Wheels; además de ser los responsables del Oldies but Goldies, un evento de obligada visita para cualquier buen aficionado a las dos ruedas con carácter. Junto a ellos, en el diseño de la Old Wine, ha participado Alberto Caimi, una de las jóvenes promesas italianas del sector, que es asiduo colaborador de Pepo Rosell en XTR Pepo y que trabajó en el pasado con Bultaco.

Por último, para llevar la idea del el papel a la carretera, se ha contado con la experiencia y saber hacer del taller valenciano Bolt Motor Company, unos auténticos especialistas en la creación de caferacers, que combinan como pocos la elegancia y sobriedad que debe acompañar a cualquier moto de estas características con una buena dosis de prestaciones, fruto de su larga experiencia con mecánicas de competición.

Un Shovelhead mejorado

La moto donante para este proyecto ha sido una Harley Davidson FXS con motor Shovelhead. Una americana con cuarenta años a sus espaldas que ha recibido un profundo repaso. Para empezar, su robusto bicilíndrico a 45 grados ha sido totalmente desmontado en Bolt Motor Company, tras lo cual se ha revisado y restaurado meticulosamente, montando nuevos retenes, casquillos, juntas, guías y levas. Después, se ha mejorado la combustión, incluyendo un sistema de doble bujía; una nueva programación del encendido; y ajustando la carburación. Para finalizar, con el fin de aprovechar todas las mejoras introducidas en el motor, se ha sustituido el cambio de cuatro velocidades por uno de seis; se ha instalado un sistema de embrague hidráulico, mucho más suave; y se ha montado un nuevo cableado eléctrico.

Parte ciclo muy sport

Para acompañar el trabajo realizado en el motor, se ha decidido montar una parte ciclo más efectiva que incluye mejoras en la amortiguación y frenos. En el sistema de suspensiones, destaca la instalación de dos amortiguadores Hagon hechos a medida, a los que se une una horquilla revisada; y en el apartado frenos se ha optado por un contundente equipo del especialista italiano Brembo con pinzas de anclaje radial.

Estética Old Wine

Aunque nos estamos refiriendo a la Old Wine como un Café Racer, en honor a la verdad su estética bebe de muchas tendencias, con claros guiños a los bobbers como son su sistema de escapes; el conjunto que crean sus torretas artesanales y el manillar plano Renthal; o las fundas de sus horquillas. Tampoco sus mandos avanzados, hechos también en Bolt Motor Co, ayudan a encasillar a la Old Wine. Aún con todo esto, su largo y delgado depósito de gasolina, proveniente de una BSA de los sesenta; su quilla de aire deportivo; y sobre todo su corto colín, con asiento monoplaza, nos inclinan a darle esta denominación.

Para acabar, queremos mencionar algunos buenos detalles de la Old Wine como son la discreta instrumentación firmada por MotoGadget, la llanta trasera lenticular y como no, el soberbio trabajo de pintura realizado por Rafel García-Cano, que ha combinado una base de negro y gris con numerosos detalles dorados a juego con muchas de las piezas metálicas.

Fotos de 'Old Wine, la Harley-Davidson de Hard Rock Hotels'

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"