Peugeot P2X Café Racer & Roadster: “Le retour”


Vota

0 0

La marca francesa vuelve al mundo de las motos con estos dos concept.

Con un pasado como el de Peugeot, con 120 años de historia en el mundo de las dos ruedas, es una alegría ver como la marca francesa vuelve a la fabricación de motos, sin por ello abandonar su beneficiosa producción de scooters. Su objetivo es claro, apostar por las cilindradas medianas, que son el 30% del mercado europeo, siendo los dos prototipos P2X un aperitivo de lo que está por venir.

Un poco de historia

A pesar de que fue en 1898 cuando Peugeot empezó a incorporar motores a sus triciclos, no fue hasta 1901 que llegó la primera moto de dos ruedas y motor de combustión de 1,5 cv de la firma gala. Tras este hito, Peugeot se convirtió en todo un referente de las dos ruedas en el periodo de entre guerras, cosechando numerosas victorias como las de Gillard y su Peugeot 250 en los GP de Francia, España y de las Naciones de Monza (1923); y récords de resistencia y velocidad como los nueve conseguidos por una P515 en 1934 en Montléry.

Tras la II Guerra Mundial, a pesar de la victoria en el Bol d´Or de 1952, la marca fue abandonando la fabricación de motocicletas para enfocarse en el boyante mercado de los scooters. Situación que ha llegado hasta nuestros días y que ha puesto fin la nueva denominación de la marca como Peugeot Motocycles y los dos concept que os presentamos.

Diseño de las P2X

Los prototipos del P2X han sido diseñados por Damien Basset, Responsable del Departamento de Diseño de Peugeot Motocycles, apoyado por el equipo de Gilles Vidal, Director de Diseño de la marca. Un trabajo que ha supuesto miles de horas de trabajo utilizando las técnicas de diseño más vanguardistas combinadas con muchas dosis de tradición tomadas del Museo de la Aventura que la firma tiene en Sochaux. Todo ello para crear una moto de clara inspiración urbana presentada en dos versiones, una neo-retro roadster de 125 cc y una Café Racer de 300.

Motores y tecnología

Ambas propuestas montan modernos motores de cuatro tiempos de un solo cilindro y doble árbol de levas. Llevan refrigeración líquida y tienen cilindradas de 125 y 300 cc.

En la parte ciclo destaca la presencia en el tren delantero de una horquilla invertida con un disco de freno mordido por una pinza de anclaje radial y los dos amortiguadores traseros con depósito externo.

Los dos modelos incluyen ABS de última generación y sistema anti-deslizamiento; una óptica Full LED que recuerda a la del último concept-car de la marca, el Instinct; y apuestan decididamente por la conectividad gracias a su sistema i-Connect, que a través de su pantalla TFT, de cinco pulgadas a todo color, permite interactuar con el smartphone y controlar una aplicación GPS.

Diferentes personalidades, mismo ADN

La versión roadster de 125 se inspira en uno de los iconos del pasado, el modelo P515 de los años 30. Como ella, es de color azul eléctrico y su asiento de piel marrón. Monta llantas de radios cromadas y luce sobre su fino depósito de 12 litros el logotipo “Peugeot Motocycles Legend”.

Para la Café Racer de 300, se ha optado por una librea más deportiva, heredada del Peugeot 308 R-Cup. Que combina los tonos negro, gris y blanco con un ribete rojo. Incluye un sillín con tapa removible para convertirlo en monoplaza; llantas de aleación de cinco brazos en Y griega; una pequeña cúpula; y semi-manillares. Todo ello para darle un aspecto más agresivo.

Fotos de 'Peugeot P2X Café Racer & Roadster: “Le retour”'

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"