Triumph Street Scrambler Dirt: Patinando sobre arena


Vota

0 0

Durante los pasados Oldies but Goldies se pudo ver esta preparación de Triumph Madrid.

Que el mundo de las preparaciones está en auge no es ninguna novedad, cada vez más propietarios quieren hacer más suyas sus motos. La novedad, es que la Triumph que hoy nos ocupa se aleja de la pura transformación estética para enfocarse en una auténtica preparación deportiva, en la que solo tiene cabida un objetivo: la eficacia en los óvalos. Puro Flat Track.

Esta disciplina, típicamente norteamericana, se disputa en circuitos de tierra. La versión más popular es la que se corre en el sentido contrario a las agujas de un reloj, en un óvalo con sus curvas con cierto peralte.

Entre las características principales, está la ausencia de freno delantero en las motos, lo que unido a la deslizante superficie sobre la que se corre ofrece carreras realmente divertidas, con las motos derrapando gran parte de la carrera.

Una colaboración exitosa

La creación de la Street Scrambler Dirt es fruto de la colaboración del concesionario de la capital de España, Triumph Madrid, y del piloto Diego Grande, todo un especialista en la disciplina del Flat Track, que aporto todos sus conocimientos en puesta a punto de suspensiones y otras necesidades, sobre todo ergonómicas, para poder hacer de la Scrambler de Triumph una moto realmente adaptada a esta disciplina.

En cuanto al concesionario, se concentró en llevar a la práctica todo aquello que les indicó Diego Grande, aportando su larga experiencia en la transformación y mantenimiento de motos de la marca inglesa, para conseguir esta impactante moto de Dirt Track que deleitó al público que asistió al autocine de Madrid, durante el pasado Oldies but Goldies.

Ajustes en el propulsor

En una categoría como el Flat Track un exceso de potencia es contraproducente. Por ello el motor de la Scrambler, con sus 55 caballos de potencia y un par de 80 Nm, se quedó original. A pesar de ello, se hicieron algunos retoques como la sustitución del escape por uno con una única salida, más corto y ligero, de la americana Vance & Hines; la eliminación de su dB-Killer; y la necesaria reprogramación de la centralita (ECU) para rascar algunas vueltas más al bicilíndrico de la inglesa.

Mejoras en la parte ciclo

Siguiendo las recomendaciones de Diego Grande se hicieron algunas mejoras en la parte ciclo. Se sustituyeron los muelles de la horquilla por unos más rígidos y se instalaron unos amortiguadores regulable FOX Racing, con botellas separadas (piggy back), que al igual que el escape Fox Racing vinieron del catálogo de Triumph específico para este modelo.

Otros cambios no supusieron ninguna mejora, solo una adaptación a la disciplina, como la retirada del freno delantero y la anulación permanente del ABS y el control de tracción.

Adaptación ergonómica

Por último, se optimizó la posición de conducción, buscando la máxima efectividad para su uso en el Flat Track. Se instaló un manillar de motocross, tipo Fat Bar, que se tuvo que adaptar a las torretas originales; se reposicionaron los reposapiés y palancas de freno y cambio, manteniendo una altura suficiente para alojar una bota de Dirt con su protección de hierro; y se retiraron todas las piezas que no fueran estrictamente necesarias.

Fotos de 'Triumph Street Scrambler Dirt: Patinando sobre arena'

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"