UMC-063 Zero XP, Lienzo en blanco y eléctrico


Vota

0 0

Esta moto eléctrica artesanal toma como base la nueva Zero SR/F, una Streetfighter con 190 Nm de par motor.

La UMC-063 Zero XP es un trabajo encomendado a Untitled Motorcycles, por la californiana Zero Motorcycles. Una transformación construida sobre la base de la recién presentada Streetfighter (SR/F) de esta firma especializada en la fabricación de motos cero emisiones. Un ejercicio de estilo que ha supuesto a su creador, Hugo Eccles, enfrentarse a un auténtico lienzo en blanco dada la idiosincrasia de la tecnología que acompaña a las motos eléctricas, donde la ausencia de distintos elementos propios de los motores de explosión aumenta considerablemente las posibilidades a nivel creativo.

Lienzo en blanco

La mayor diferencia que existe entre la construcción de una moto tradicional, con motor de explosión, y una eléctrica es la mayor libertad que ofrece esta última a nivel diseño. Esto es debido a que en una moto eléctrica la larga lista de elementos relacionados con el propulsor, indispensables para su correcto funcionamiento, se reduce drásticamente respecto a las primeras.

En una moto cero emisiones, no existe el hándicap de posicionar de una manera eficiente el depósito de gasolina, el sistema de inyección, las tomas de aire ni el embrague, elementos que ocupan mucho espacio y que ofrecen pocas opciones de improvisación en su localización. Todo se reduce a unas baterías, quizás el mayor problema; un sistema de recarga; un motor de pequeñas dimensiones; y poco más.

Confianza total

A diferencia de otras motos artesanales, la Zero XP tiene su génesis durante la última fase de la puesta en producción del modelo que le sirve como base. Es en este periodo, normalmente rodeado de cierto secretismo, cuando los responsables de Zero Motorcycles le encargan a Hugo Eccles la creación de este ejercicio de estilo, dándole además acceso a gran parte de la información y pormenores de los últimos estadios del lanzamiento de la Zero SF, así como el apoyo de sus ingenieros para el desarrollo de esta moto.

Apostando por el minimalismo

Para este proyecto, el 63 de esta pequeña empresa, el equipo de Untitled Motorcycles apostó decididamente por el minimalismo más extremo aprovechando las posibilidades que da la tecnología de propulsión eléctrica. Por ello, el proceso comenzó con el desmontaje y la eliminación de todo lo superfluo o estéticamente recargado, dejando solo lo indispensable y sustituyendo aquellas piezas menos acertadas por otras más limpias y discretas.

Un buen ejemplo de ello es la escueta carrocería de la Zero XP, toda ella creada mediante mecanizado con control numérico por computadora (CNC), y que está compuesta por un lado de unos paneles laterales que fluyen hacia una superficie superior transparente que permite ver el tren motriz; y por otro, de tres piezas también artesanales: el guardabarros delantero, la bañera y un colín. Esta última rematada con un asiento personalizado tapizado en gamuza sintética a juego con el color Ghost Grey aplicado en toda la moto.

Ergonomía acertada

Uno de los puntos que no generó grandes problemas al equipo de Eccles fue el ergonómico. La Zero SR/F ofrece un buen compromiso entre comodidad y eficacia dinámica y se decidió cambiar solo lo justo para mejorar la experiencia de conducción.

Entre estos cambios, destacan unos reposapiés mecanizados a partir de un bloque de aluminio 6061, con protecciones de ABS para los talones; y la inclusión de unos semi-manillares con puños también de aluminio, modelados artesanalmente. Donde además encontramos integrado un acelerador electrónico en el lado derecho, acompañado de una exquisita bomba radial de freno ISR con botonera incluida; y un joystick proporcionado por el especialista norteamericano Ruffy Controls INC. en el lado izquierdo.

Unas exquisitas piezas que van acompañadas en el tren delantero por unas tijas para la horquilla fabricadas en CNC, donde la superior además hace las veces de habitáculo para una parte de la instrumentación, compuesta por un display con matriz de puntos y un velocímetro de Motogadget Motoscope Mini a base de LEDs

Todo bajo control

Volviendo al joystick, con este se puede gestionar la mencionada instrumentación de la tija y otro display situado esta vez donde debería estar el depósito de gasolina. A través de este último, como en el caso de la Zero SR/F, se puede interactuar con el sistema Cypher III, que permite una constante comunicación entre moto y conductor, teniendo acceso a información importante como la carga restante de las baterías, alertas, estado de la moto, etc.; o a la personalización de los modos de conducción, básicos para aprovechar la todavía corta autonomía de este tipo de motos, entre 130 y 260 kilómetros en este caso.

Tren motriz

En cuanto a su motor, se trata de un Zero ZF75-10. Un moderno propulsor eléctrico sin escobillas e imanes internos permanentes que ofrece una potencia de 110 caballos con un par de 190 Nm, lo que se traduce en una aceleración de 0 a 100 km/h en tan solo 3,5 segundos y una velocidad punta superior a los 200 km/h.

Para alimentarlo, este motor va acompañado de un pack de baterías ZF14.4 con una unidad de carga Zero 3.0 kW personalizada y reposicionada. Todos estos elementos, motor, baterías y unidad de carga junto a otros componentes van alojados en el denominado “Tren o Planta Motriz”, un núcleo fabricado como muchas otras piezas en aluminio aeroespacial mediante mecanizado.

Un buen soporte

Si como decíamos al principio, existen claras diferencias en cuanto a sus propulsores entre las motos eléctricas y de combustión, esto no sucede en sus partes ciclo, como demuestra la Zero XP. El cuadro que soporta a esta cero emisiones es una adaptación del montado en la SR/F, un multitubular que va acompañado de unas suspensiones Showa totalmente regulables compuestas de una horquilla SFF-BP, con barras de 43 mm, y un amortiguador GK01 con piggy-back.

Junto a las que tenemos unas llantas de aleación de aluminio de 17 pulgadas, con neumáticos Pirelli Diablo Superbike con medidas: 180/60 y 120/70, sobre las que actúan un eficiente equipo de frenos de la española J.Juan con pinzas radiales de cuatro pistones delante. Una solvente parte ciclo que debe lidiar con un peso 218 kg concentrados en una longitud total de poco más de dos metros (204 cm).

¿Futurista o no?

Para acabar, quiero reproducir unas palabras de Hugo Eccles que describen muy bien el aspecto de esta su última creación: “La XP puede ir de cero a 200 km/h sin un solo cambio de marcha, y esa aceleración se parece mucho a pilotar un jet. Comencé a pensar en términos de superficies de control, tanto humanas como mecánicas, y todo encajó en su lugar desde ese momento (…) Esta moto no supone una novedad por el bien de la novedad, o alguna idea nostálgica del futuro. El objetivo de esta moto es celebrar esta experiencia de conducción única a través de una estética completamente nueva dirigida por funciones. Si la Zero XP parece futurista, es porque las motocicletas eléctricas como la Zero SR/F son el futuro ".

Fotos de 'UMC-063 Zero XP, Lienzo en blanco y eléctrico'

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar

Añadir un comentario

  • * Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Motofan utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"